Rjmc98
Rango11 Nivel 52 (7777 ptos) | Artista reconocido
#1

-"De vez en cuando, el mundo le regala a la humanidad una gran persona" - dijo el maestro al niño.

-"Al parecer el mundo últimamente ha estado de buenas, ya hay muchas de esas. Hoy en día hay grandes artistas, deportistas, celebridades, en todos lados."- replicó el niño.

-"Niño, te equivocas. Has confundido, como muchos otros, el significado de una gran persona."- respondió el maestro.

El niño hizo una mueca para que prosiguiera con la explicación que lo sacaría de su error.

-"Una persona reconocida únicamente por sus logros propios es una persona famosa pero no necesariamente una gran persona. ¿Cuántos grandes deportistas, estrellas de cine, músicos has visto que alcanzan el cielo de tanta fama que tienen y aún así son terribles personas? De nada sirve, todas las medallas, álbumes, películas sí con ellas solo han logrado agrandar su ego." - le dijo el maestro al niño.

El niño que aún seguía confundido, veía al maestro, como esperando recibir una gran verdad.

Hace 10 meses Compartir:

0

9
#2

-"Una gran persona es aquella que en su vida y con todos sus logros y batallas ha hecho del mundo un lugar mejor."

-"Parece difícil ser una gran persona, el mundo es muy grande y mejorarlo requeriría demasiado." - dijo el niño, algo decepcionado.

-"Otra vez estás equivocado. Tienes razón al decir que el mundo es un lugar muy grande. Pero, he aquí un secreto que todos conocen y, sin embargo muy pocos entienden: el mundo mejora una persona a la vez. Las grandes personas, esas que mejoran el mundo, muchas veces pasan desapercibidas. Porque no hacen las cosas por aplausos, lo hacen porque saben que es lo correcto. Este mundo ha sido injusto con ellos, pues muchos mueren en anonimato. Las personas equivocadas se vuelven famosas."

-"¿Por qué casi nadie conoce a las grandes personas?" - preguntó el niño.

#3

-"Por culpa de nosotros. Nosotros volvemos famosas a las personas. Estas personas batallan contra verdades incómodas de nuestro mundo, verdades que nos dan vergüenza y es más fácil voltear la cara que hacerles frente. Nos recuerdan que este mundo está lejos de ser perfecto y, nadie quiere oír eso. Nadie quiere cambiar. Siempre es más fácil fijarse en los que venden humo que en los que luchan de verdad." - respondío triste el maestro.

Se hizo un silencio en la sala.

-"¿Te digo otra cosa sobre las grandes personas?" - preguntó el maestro al niño.

-"Sí"

-"Solo a las grandes personas se les ve caer... Casi nunca verás que alguien famoso deje que lo vean en el suelo, derrotado, prefieren esconderse hasta que todo pase. Las grandes personas por otro lado, saben que el éxito está construido con miles y miles de fallas y derrotas. Por lo que no le temen sino lo respetan, ya que saben que si no se dan por vencidos, algún día triunfarán y mejorarán el mundo. El hecho de que los veas fracasar, es lo que los hace grandes, así los que los rodean comprenden que son tan humanos como todos los demás y que cualquiera pueda llegar a ser grande. Esa es la mejor de las cualidades que poseen las grandes personas, poder inspirar a los demás. Ahora ya sabes, aspira a la grandeza y no a la fama. Sal y haz de este mundo un lugar mejor y, siempre intenta que otro tenga el mismo deseo, tan solo de verte a ti." - dijo el maestro.

TealOxen_98
Rango11 Nivel 54
hace 8 meses

Por ello @Rjmc98 esta historia pasa desapercibida para tantos que hablan sobre la vida, mas no caerá se mantendrá entre palabras que esconden grandes derrotas por mostrar la mentira. A excepción de palabrería donde predomina la sátira disfrazada y repleta de corazones de humo mueren por ser todas iguales ilusiones con grandeza pero sin nobleza. Sin embargo, estas quedan escondidas y mientras permanezcan erguidas alguien las leerá... y se dice que una palabra cambia el curso por dar impulso y grandeza a quien en el anonimato no es recordado pero deja huella, para hacer de este mundo un lugar un poco mas justo. Hermosas palabras las del maestro que conoce la miseria del poder y la grandeza del querer.


#4

Luego de oir esto, el niño salió corriendo hacia el mundo. Sabiendo que nunca se cansaría sin importar lo que pasará, porque al fin tenía algo por qué luchar, una meta grabada en la mente y palpitante en el corazón. No moriría sin antes hacer este mundo, aunque sea, un poco mejor.