Luigi_sentencia
Rango6 Nivel 29 (1293 ptos) | Novelista en prácticas
#1

Antes de empezar a leer esta historia quiero decir que va a ser una historia de solo 7 episodios (Se puede leer antes de leer el Ojo de Ra o leerla después). La historia transcurre a finales de los 90 ( 17 años antes de los eventos que ocurren en "El Ojo de Ra")

 He decidido colgar está novela ( que escribí mucho antes que su continuación) ahora para dejarlo todo más claro. Conocereís a la família Luna (personajes de los que se habla en "El Ojo de Ra") 

Podríamos decir que es el episodio 1 de la historia de Vampire Killer. ¡Espero que os guste!. (Es solo un especial de 7 episodios)

Hace 7 meses Compartir:

0

4
#2

PRÓLOGO

- Delania era una ciudad costera a las orillas del mediterráneo, era principalmente turística, miles de personas pasaban el verano, sus playas con arena blanca y sus aguas cristalinas eran reconocidas en toda España, era un lugar idílico. Los jóvenes tenían su diversión por las noches en los numerosos locales de ocio y discotecas.

Las personas mayores paseaban por el paseo principal tomándose un helado, o cenando a la luz de las estrellas. Era Mayo y el calor comenzaba a dar entender que un nuevo verano se acercaba, dos jóvenes salieron de uno de los locales de moda no antes de beberse unos cuantos chupítos y copas.

Apenas podían mantenerse en pie se acercaron a la playa, y comenzaron a besarse entonces la chica de pelo castaño y largo se giró y vio alguien entre las sombras, el chico comenzó a reírse y a decirle que no había nadie. Pero ella estaba muy nerviosa sentía que algo no estaba bien.

El joven al ver a su novia en ese estado fue al rincón oscuro donde la muchacha había visto a alguien, entonces hizo como si algo le cogiese, ella asustada gritó su nombre, y entonces el comenzó a reírse. Ella le insultó por asustarla, de repente algo lo empujó a las sombras violentamente, la muchacha intentó correr pero también fue empujada.

LA VUELTA A CASA (CAPITULO 1)

Santiago llegaba a la ciudad en tren, estaba contento de volver al lugar donde había nacido y vivido. Después de muchos años sin tener vacaciones debido a su trabajo de inspector Santiago Cuesta tendría 3 meses de vacaciones en el que se relajaría o al menos intentaría hacerlo.

Su jefe le había dado un premio por resolver el caso de un asesino serial en la gran ciudad
Su jefe le había dado un premio por resolver el caso de un asesino serial en la gran ciudad.

El tren le anunciaba que ya había llegado a su destino, cogió sus maletas y bajó. Pudo notar el calor que hacía pero no le importó y comenzó a andar, la capital no se podía ir sin un autobús o un coche, en cambio se acordó que de pequeño podía ir a cualquier sitio andando.

Paró un momento, sacó un pañuelo se quitó las gafas y se secó el sudor, y otra vez comenzó a andar. Todo le era tan familiar, las veces que había estado simplemente era en ocasiones especiales y enseguida tenía que marcharse a trabajar.

Todo le era tan familiar, las veces que había estado simplemente era en ocasiones especiales y enseguida tenía que marcharse a trabajar

Santiago se fijó mientras andaba por el paseo con sus numerosas tiendas de ropa, heladerías, salas de juego en una joven de pelo oscuro y largo que vestía con un polo de color amarillo y estaba atendiendo a una señora, era una joven atractiva, con una vitalidad desbordante, él la conocía después de todo fue su antiguo amor Julia.

Se acercó a la tienda, y ella cuando lo vio comenzó a sonreír, al principio le costó pero luego lo reconoció. Él le explico que estaba de vacaciones y que se quedaría unos meses en la casa de sus padres. Mientras hablaban un coche descapotable que hacía mucho ruido aparcó cerca de ellos, del coche bajó otro joven que llevaba ropa a la ultima moda.

Ella le comentó que era Gabriel Luna, había cambiado, apenas se parecía al de la adolescencia, entonces él joven del coche se acercó.

Gabriel saludó a los dos y les comentó que había decidido volver al "Pueblo" de vacaciones, les comentó que trabajaba de comercial de una empresa muy importante vendiendo unos productos financieros.

-¡No pareces tú!- le dijo Santiago, el otro chico le contestó que sí. Les pidió sus números de teléfono para salir y recordar viejos tiempos, Julia se excusó que no podía porque esa noche tenía una cena importante con su novio, pero igualmente le dio el numero de móvil, poco después Gabriel se despidió y marchó.

Santiago le preguntó por su prometido y ella le explicó que se llamaba Andrés que llevaban 3 años y que vivían juntos que trabajaba en la empresa de su padre. El chico le dio la enhorabuena ,poco después se despidió y le comentó que al día siguiente volvería y seguirían charlando, ella asintió.

Lejos de allí en uno de los chalets un hombre de pelo canoso aparcaba su coche un Ford de color azúl oscuro, y se fijaba que había un coche descapotable de color negro aparcado allí. Entró dentro de casa y pasó a la sala de estar donde había una televisión encendida, estaban pasando un documental sobre un tigre comiéndose a su victima, se fijó que en el sillón había alguien.

-¡Hola Papa!- dijo divertido, el hombre cambió su cara al verlo -¡Gabriel- exclamó asustado, y preguntó "¿Que haces aquí?". Entonces el joven se levantó y se acercó a su padre.

-He venido a quedarme-contestó le dio a entender que estaba contento de tenerle. El chico tiró el mando encima del sillón -Voy a tomar el aire un rato- entonces salió de la casa. El hombre cogió su móvil y comenzó a teclear ... pero de repente Gabriel apareció delante de él sus ojos marrones cambiaron al color sangre, lo cogió del cuello y lo levantó varios metros poniendo su espalda contra la pared .

-¿Ya estabas apunto de llamar a Ana ¿verdad?, error - al oír que alguien estaba fuera soltó al hombre, la puerta se abrió y una mujer madura pero atractiva de cabello rubio, rizado, estatura pequeña, con ojos de color verdes delgada y un niño de que le acompañaba le saludaron.

- ¿Como es que no me has dicho nada que venias?- le dijo la mujer él le respondió que quería darle una sorpresa, se acercó al niño

- ¿Que pasa colega como va todo?

Santiago llegó a casa y saludó a sus padres Angela y Antonio ella era un mujer de pelo dorado, ojos verdes de estatura no muy alta que aparentaba mucho menos de los que tenía, y él era un hombre de pelo canoso, ojos marrones, de estatura normal y de complexión ni muy grueso ni muy delgado. Estaban ilusionados porque su hijo había decidido pasar las vacaciones con ellos, en ese instante por las escaleras bajó un joven de pelo oscuro, ojos marrones, castaño, delgado pelo corto y liso los dos se dieron la mano, era su hermano pequeño Lucas. Los cuatro se sentaron en la mesa que había en el salón y después de contar como le estaba yendo en su trabajo se dirigió al chico.

-¿Como va todo?- le preguntó a su hermano y el le contó que el instituto le estaba yendo genial,sus padres lo corroboraron. Después de cenar los dos subieron a sus habitaciones, siguieron hablando, el más mayor le preguntó por las chicas , él le contesto que no tenía novia, pero que había una chica que estaba conociendo , su hermano mayor le dio varios consejos mientras metía la ropa que tenía en sus maletas en los armarios.

Al mismo tiempo la familia de Gabriel también estaba cenando pero sus platos estaban llenos de una sustancia rojiza, los cuatro absorvían el líquido con ímpetu, Gabriel se limpió los labios con una servilleta de papel y preguntó a su madre sobre la sangre que estaban tomando. Ella le contesto que era una de las bolsas del del hospital donde trabajaba. El joven miró su teléfono, y se disculpó ,salió fuera de casa donde aparecieron dos jóvenes un chico y una chica, sus nombres eran Roberto y Alba eran los mismos chicos que habían sido atacados hace unos dias en la playa. Se acercó a ellos --"¿Teneís claro lo que hay que hacer?, ellos asintieron y desaparecieron. Cuando estaba apunto de meterse dentro de la casa sintió una presencia detrás de él se quedó parado -"Hola hermanita"- detrás de él se reveló como una chica de pelo oscuro y largo, ojos marrones, de complexión normal bastante atractiva y con una cara angelical

-Hola Gabriel- contestó ella.

Entraron en casa, ella saludó a sus padres y les comentó que tenía que estudiar subió las escaleras y se sentó en su silla, sacó los libros pero le temblaban las manos, en ese instante miró detrás de ella y apareció su hermano mayor mirándola, ella se asustó. -Hermanita espero que no este haciendo cosas extrañas. Nadie tiene que saber el secreto de nuestra familia". -Ella asintió.

Gabriel se quedó mirando la televisión estaba viendo una película de romance mientras se reía sarcásticamente y se burlaba de los actores, entonces su padre se acercó detrás de él

- ¿A que has venido Gabriel?.

- He venido a ver mí familia. ¿No lo ves? - le contestó-

-He visto a esos dos chicos fuera, sabes que esta prohibido crear vampiros sin que ellos lo sepan, son las reglas. -Su hijo se levantó del sillón y se puso delante del hombre -"¡No me importan las reglas! he acabado harto de ellas.

-Haré lo que me plazca cuando me plazca y no se te ocurra ponerte en contra mía Padre-

-¿De donde has sacado esa fuerza?- su hijo contestó -Se la robé a Marcos, acabé con él, y luego me encargue de la bruja que hizo el hechizo- dijo amenazante

-Su padre se apartó -¡Así que es verdad! ¡es cierto Marcos murió! Tú no eras así, ¿En que te has convertido?-.él joven se levantó y se marchó sonriendo de manera maliciosa.

él joven se levantó y se marchó sonriendo de manera maliciosa

CONTINUARÁ

#3

EL SUCESO (CAPÍTULO 2)

Santiago apenas podía pegar ojo solo podía pensar que Julia aún estaba más bella que cuando era joven, no había dejado de pensar en ella en ningún momento desde que rompieron y él se fu a la gran ciudad, muchas veces se preguntó a si mismo si hizo lo correcto, sus ojos negros le atrapaban tanto como años atrás, se podía perder en ellos, no solo era una belleza sino que era una persona amable, simpática y buena.

Él cerraba los ojos podía sentir aquel día en que los dos estaban bailando abrazados en el local más importante de la ciudad, eran los 80 ella llevaba el pelo rizado y con unas pequeñas mechas rojas como se llevaba en esa época, una camiseta rosa y una falda del mismo color y unos zapatos rojos, él en cambio llevaba una camisa de botones azules, el pelo lo llevaba más largo de lo que llevaba ahora, el pantalón era un jean (vaquero) de color claro y unas zapatillas blancas, las luces de los flashes iluminaban el techo con formas diferentes, mientras las parejas bailaban abrazados.

-No quiero que este momento acabe nunca- dijo ella mirándole a los ojos

- Yo tampoco

En la habitación de al lado alguien soñaba también despierto, Lucas su hermano pequeño estaba tendido en la cama mientras sonreía y miraba hacia al techo, mientras en la radio sonaba uno de los éxitos de la temporada. Era una canción principal de una película romántica cantada por una chica rubia en ingles no paraban de ponerla en los programas de música, cuando miraba los vídeos se imaginaba a él siendo el protagonista besando a la chica que estaba enamorado, y no podía dejar de sonreír después de todo hoy mismo se habían dado un pequeño beso, entonces sacó su móvil Nokia negro y le mandó un mensaje deseándole buenas noches.

Susana recibió el mensaje y su Motorola de color gris avisó de que alguien le había mandado un mensaje con un leve sonido, entonces dejó de estudiar y se acercó a su teléfono abrió la tapa y vio que era un mensaje de él deseándole buenas noches, ella se puso mucho feliz y se tiró a la cama y extendió sus brazos sobre ella, mientras no paraba de reír, entonces el sonido de la música rock de su hermano le cortó la sonrisa, su hermano estaba allí y no dejaría que se enamorara de un humano, salió de la habitación, y vio que la puerta estaba entre abierta y observó a Gabriel poniéndose una camiseta negra y una chaqueta y unos pantalones oscuros y pasándose gomina para el pelo, y echándoselo hacia atrás entonces comenzó a hablar.

-¿Que haces hermanita?- preguntó Gabriel, ella le contestó que la música le molestaba porque estaba estudiando y no podía concentrarse, él apagó la música y le volvió hablar -No te preocupes. Ya me voy.- Ella volvió a su habitación y siguió estudiando, escuchó a Gabriel desde la habitación y bajar las escaleras, cogió otra vez el teléfono y le contestó.

Santiago tenía demasiado calor y no podía dormir, se levantó y cambió y se fue a dar una vuelta y fue paseando por el paseo y vio el mar, se reflejaba la luna llena en el, entró en la arena y se sentó, hacía una brisa muy agradable entonces se fijó en uno de los chiringuitos una pareja que se besaba entonces ella gritó y él alertado fue a ver que estaba pasando, entonces vio que eran dos mujeres una estaba ensangrentada y la otra lamía su cuello, sacó la pistola, la joven de pelo liso y castaño se acercaba llevaba un vestido muy sugerente, y aun le caía sangre de sus labios, entonces asustado él la disparó pero las balas no le hicieron ningún efecto.

Ella se acercó cada vez más entonces se quedó petrificado no sabía porque no podía moverse en ese instante, ella puso su mano sobre su cara , ella lo observaba mientras sonreía y se lamía los labios que aún tenía sangre entonces ella puso su otra mano en el hombro y lo movió ligeramente.

El joven no podía hacer nada para evitarlo ninguno de sus músculos le respondía entonces la mujer acercó su boca a su cuello y sintió un leve pinchazo y comenzó a notar como cada vez se sentía más cansado parecía que la vida se le acababa. Pero entonces ella paró, y se puso delante de él.

-Tienes suerte de que ya estoy saciada muñeco-.Se desmayó y poco después sonó un despertador, abrió los ojos asustado, se dio cuenta que era de día y que estaba en su cama.

 Se levantó y salió de la habitación, observó a su hermano que estaba a punto de marcharse al instituto, se despidió y se fue al baño para ducharse, se quitó la ropa y la tiró al suelo, se metió en la bañera y comenzó a caer agua sobre su cabeza y entonces vio una pequeña gota de sangre salió de la ducha aun mojado se miró y tenía dos pequeñas marcas de colmillos, entonces se dio cuenta que no era ningún sueño había ocurrido de verdad, se cambió se puso la ropa, bajó las escaleras y salió de casa y mientras andaba se fijó en la portada de un periódico local que estaba en uno de los kioscos del paseo "Muerte en Delania".

Esta noticia sacudió el pueblo cuando amanecía un nuevo día, todos estaban realmente consternados, en el colegio Herreros unos niños de 10 años no paraban de comentarlo entonces un grupo de 5 amigos todos chicos menos una chica estaban realmente interesados, miraban la foto en la primera página y podía verse una mujer muerta, la investigación estaba en curso no se sabía nada solo que había una persona fallecida. David, Elena, Marcos, Mario, José Luis y Eric estaban realmente impresionados por las noticias, Mario apartaba su cabello rubio porque con el mechón que llevaba apenas podía ver, sus ojos azules estaban abiertos mirando toda la información que ponía.

Elena se quitó las gafas negras que llevaba y se las limpió , Marcos había dejado de comer y con lo que le gustaba hacerlo esa noticia le había impactado mucho.

Eric comenzó a hablar y con lo imaginativo que era siempre le había gustado escribir historias de ciencia ficción y de suspense incluso había ganado varios concursos de relatos dejó llevar su imaginación y empezó hablar de la posibilidad de que hubiera sido un asesinato y que esto solo fuera el principio.

Jose Luis el más centrado de los chicos le cortó enseguida explicándole que una posibilidad que se fuera a bañar porque esa noche hacía mucho calor y tener la poca fortuna de que una corriente de agua la arrastrara y se ahogara y al no haber socorrista murió. Entonces todo el mundo asintió de qué esa podría haber sido una posibilidad, esa idea no le gustó a Eric que él esperaba algo como las series o películas de misterio que veía por las noches en la televisión.

En ese instante el hermano pequeño de Gabriel saludó al grupo y al ver sus caras les preguntó que pasaba, en ese momento le enseñaron el diario y vio la noticia, Eric le comentó que había sido un asesinato y José Luis volvió a explicar su versión de los hechos, el pequeño rey de la fantasía como lo llamaban sus compañeros recriminó que era más divertida su propuesta y comenzaron todos a reír .

Oliver, se quedó mirando la foto y con su vista de vampiro que era 100% veces más nítida que un humano pudo fijarse que la mujer tenía dos pequeños agujeros en el cuello, sonó la campana y todos los niños entraron en la escuela.

La familia estaba en la cocina desayunando habían varias bolsas de sangre que había sacado la madre Gabriel, todos bebían de sus vasos entonces Susana terminó rápidamente su desayuno y salió corriendo despidiéndose de su padre y su madre.

Entonces cuando llevaba recorrido la mitad del camino Lucas el hermano pequeño de Santiago estaba allí, con una camiseta azul, unas zapatillas blancas y unos jeans oscuros ella se sorprendió al verlo y sonrió mostrando su hermosa sonrisa mientras le preguntaba lo que hacía allí, él le respondió que estaba esperándola, ella asustada miró a su reloj y le comentó a su compañero que si no se daban prisa llegarían tarde.

Lo que no sabía es que Gabriel se había levantado temprano y estaba cerca de allí observándo todo, su cara se puso seria y frunció el ceño. Comenzó andar a un descampado, allí estaban el chico y la chica que había convertido hace poco tiempo hizo una pregunta sobre la muerte de la chica en la playa, muy enfadado se movió a una velocidad fuera de lo normal cogió del cuello al joven y levantó con su fuerza manteniéndolo en el aire.

La muchacha le explicó que no habían sido ellos que quizás otro vampiro había aparecido en el pueblo. Ante lo que decía Alba el creador de los dos se quedó pensando y lo bajó a tierra, se disculpó por ser tan impulsivo entonces les ordenó que se fueran, pero antes de marcharse les habló y los dos pararon en seco

- ¿Vais al mismo instituto que mi hermana Susana?, ¡vigilarla!"- ordenó el vampiro

Roberto contestó que eran de su mismo curso y que así lo harían en cuestión de segundos los dos jóvenes desaparecieron a gran velocidad. Cuando estuvieron lejos de allí se sorprendieron que Susana su compañera una chica inocentona y mosquita muerta como decía Alba fuera uno de ellos.

Hacía poco que se habían transformado pero se sentían afortunados porque podían hacer lo que quisieran, además ahora serian eternamente jóvenes, y además todo lo que sabían de los vampiros era erróneo porque podían caminar por el sol y no morían por la exposición a él. Solo que  cuando estaban en el sol sus capacidades se reducían al 50% pero aun eran mucho más fuertes y rápidos que un humano común. Con gran velocidad se dirigieron al instituto.

CONTINUARÁ 

#4

LUCES Y SOMBRAS (CAPITULO 3)

Santiago intentó informarse hablando con la policía local pero no le dejaron inmiscuirse, el llamó a su jefe y le preguntó si podía investigar el caso.

-¡Estas de vacaciones descansa!, si quieres haré mis averiguaciones- Contestó su superior.

El joven tuvo que acatar lo que le decían pero aun así intentaría averiguar por su parte todo lo que pudiera, todo había sucedido como en su sueño tenía que averiguar que ocurría, salió de la comisaria y cuando estaba andando por el paseo, sintió unas ganas irrefrenables de ver a Julia.

No había pasado ni un solo día que no pensará que habría pasado si eligiese su amor en lugar de su sueño de toda la vida. Para poder olvidarla se metió de lleno en el trabajo, intentando eliminar de su mente y corazón aquél amor, lamentablemente nunca lo consiguió.

Ya lo tenía superado o eso creía él pero al verla todo volvió a salir ni siquiera el paso del tiempo pudo acabar con lo que sentía por ella, en ese momento cuando estaba ensimismado en sus pensamientos y recuerdos una llamada le hizo volver a la realidad.

-Diaz soy Gómez hemos intentado averiguar algo sobre la muerte de la joven, pero nos han dicho que ha muerto por un simple ahogamiento y por lo que hemos podido constatar así ha sido de todos modos cualquier cosa que indague te seguiré informando. -Explicó

- Gracias por la información dale las gracias al jefe- se despidió, cerró su móvil y se lo puso en su bolsillo derecho. Esta llamada le hizo centrar toda su atención en el caso. Algo estaba pasando y él llegaría al fondo de la cuestión, estaba decidido a ello.

Miró el periódico y se fijó en que la noticia estaba escrita por Miriam Casanova, así decidió que iría a la sede a localizar a la periodista.

Gabriel por su parte estaba intranquilo tenía que encontrar al vampiro que había matado a esa chica, o sus planes se desmoronarían, y es una cosa que no podía permitir se sentó en una silla con sus poderes se concentró para localizar al que habitaba en su pueblo y no había sido creado por él. Cerró los ojos con la mente localizó a su hermana, su hermano pequeño a Alba, Roberto y sus padres pero no pudo hallar la presencia de otro vampiro.

Eso quería decir que ya no estaba en Delania o ese ser tenía un poder mental igual o superior a él, eso quería decir que entonces esa persona era un verdadero peligro, decidió que esa misma noche iría de caza.

Susana salió del instituto acompañada de Lucas que le preguntó si le apetecía ir a la fiesta que se organizaba en la playa esa noche , ella le contestó que tenía que estudiar para los exámenes finales y que él también tendría que hacerlo.

El chico se quedó algo desilusionado por la contestación, ella al ver su cara cambió de opinión

-¡Vale de acuerdo!, pero tienes que estudiar. ¡Acuérdate que quedamos que iríamos a la misma universidad!- mientras sonreía

-¿Te recojo?

-No, quedamos allí ¿vale?- (No quería que su hermano supiera nada)

-Vale.-

Los dos se despidieron y se marcharon por direcciones opuestas, ella cuando vio que no había nadie se metió en un callejón y salió corriendo con una velocidad sobrehumana llegando a casa en cuestión de segundos. Entró en su cuarto y dando un pequeño salto se tiró a la cama.

En otro lugar al mismo tiempo alguien miraba viejas fotos que no había podido ni romper, ni tirar aunque lo había intentado durante mucho tiempo, no podía aunque estaba a punto de casarse Julia nunca pudo olvidar su gran amor.

Aún estaba más guapo que cuando era joven, pero aún siendo más mayor era él. Su forma de hablar, su forma expresarse no había cambiado, seguía siendo aquel chico que la enamoró. Aunque al principio estuvo enfurecida cuando decidió marcharse para seguir su sueño, luego comprendió que el amor era sacrificarse por el ser amado.

Estuvo esperándolo durante años a que regresará pero nunca volvió, se cansó de esperar y encontró a alguien que la protegía y se portaba bien con ella, y ahora cuando estaba tan cerca de casarse aparecía él y cosas guardadas en lo más dentro de su corazón volvían a inundar todo su cuerpo de sensaciones, sentimientos y recuerdos.

En la casa de la familia Luna todos hablaban de la fiesta que se celebraba por la noche sobre todo Oliver. Susana decía que ella no iría porque tenía mucho que estudiar mientras comían Gabriel no podía parar de pensar en el vampiro que estaba suelto por su pueblo y no hacía caso a lo que decían sus hermanos pequeños.

La madre le dio autorización para ir al pequeño. Los padres no irían. Uno porque tenía que presentar un proyecto y la mujer porque lo tocaba el turno de noche en el hospital donde trabajaba. El hermano mayor terminó de comer, se despidió de sus padres y se marchó rápidamente.

Susana cuando vio que su hermano se había marchado decidió que sí que iría a la fiesta, Oliver también se puso feliz podría salir con sus amigos y divertirse no salía normalmente tan tarde.

Los dos subieron a sus cuartos a terminar los deberes que le habían mandado. Mientras los padres comenzaron a conversar.

-¿Crees que es seguro dejarlos ir con todo lo que ha ocurrido?- Dijo preocupado el padre

- Los chicos necesitan divertirse creo que no hay ningún peligro, ella es más fuerte de lo que parece- contestó ella tranquilizándolo.

Santiago consiguió localizar a la periodista pero ella le comentó que era mejor ir a otro sitio hablar, el joven accedió y los dos fueron a un bar lejano ella encendió un cigarrillo y le explicó que el ayuntamiento estaba presionando a la redacción para que dejará el caso de la joven muerta.

Le contó que no le dejaron acercarse al cadáver de la chica por eso hizo una foto tan lejana, y que le pusieron miles de inconvenientes.

-Tienen miedo de que afecté a la campaña de verano, por eso nos están presionando para que lo dejemos estar-

- ¡Espero que solo sea eso!- comentó él

- Yo también- Apagó el cigarro en cenicero que había en la mesa.

Miriam era una joven de pelo largo y rojizo, estatura normal, complexión delgada, ojos verdes y con pequeñas pecas en la cara, era su primer trabajo de periodista desde que se sacó la carrera de periodismo en la gran capital que encontró la oferta en anuncio de empleo y decidió trasladarse a Delania.

-¡Oye ¡he oído que esta noche hay una fiesta en la playa ¿te apetece ir?. No conozco mucha gente y creo que sería divertido.

- Mmm no sé, no me apetece mucho

- Vamos será divertido señor policía no sea aburrido-

Él aceptó los dos quedaron que se verían en la playa, se despidieron y cada uno se fue por su camino.

Pasaron las horas sol había desaparecido, Susana estaba mirándose en el espejo había estado horas cambiándose y volviendo a cambiar, su hermano estaba esperándola desde hacía 20 minutos, el llevaba una camiseta negra con un dibujo de un dragón y unos pantalones cortos azules, le recriminó que estaba tardando mucho, finalmente después de cambiarse dos veces más eligió un vestido rosa y unas zapatillas cómodas del mismo color.

Después de tardar unos 10 minutos llegaron al lugar allí estaban los amigos de Oliver y los compañeros de Susana, cada uno fue a su grupo pero antes la hermana mayor le ordenó que no se alejara mucho.

Santiago y Miriam habían quedado antes de entrar a la playa ella llevaba una camiseta blanca y unos pantalones cortos debajo se podía ver que llevaba el bañador. Él en cambio vestía con una camisa gris de botones de manga corto, unos pantalones oscuros y zapatos.

-¿Llevas un bañador debajo?-

- ¡Claro hace mucho calor igual me doy un chapuzón!

Los dos se metieron en la playa y allí había montado un pequeño escenario encima de la arena, donde un pinchadiscos ponía los hits actuales y clásicos, le preguntó si quería que fuera a por unas copas ella asintió con la cabeza.

Fue a la barra y le pidió un vodka con refresco de limón para ella y un ron con coca cola para él entonces la música cambió y pusieron esa canción que le hacía recordar tantas cosas y como si fuera algo mágico apareció ella la acompañaba una amiga. Vestía con un vestido negro que resaltaba todavía más su belleza, los dos cruzaron miradas.

Julia se acercó a la barra y empezó hablarle.

-¿Recuerdas esta canción?-

-¡Claro la recuerdo!, ¡era nuestra canción!

-¿Y tú prometido?-

- Ha tenido que irse de viaje de negocios y he venido con una amiga-

- ¡Estas muy guapa-

- Tú también-

En ese instante la amiga de la chica cortó la conversación, y la cogió de la mano mientras decía que sus amigas estaban en el otro lado.

-Lo siento luego hablamos-

- Vale-

Santiago se acercó dónde estaba Miriam le dio su copa y los dos comenzaron hablar

-Esa chica te tiene enamorado ¿ verdad?

-¿Cómo?-

- Tengo un sexto sentido para eso

- Tanto se me nota

- No te preocupes yo es que me fijo mucho en los detalles por eso soy periodista- contestó burlonamente.

Susana y Lucas estaban cerca de la orilla se habían sentado en la arena y miraban la luna llena mientras el chico intentaba acercarse a ella, pero en ese momento alguien les interrumpió.

-Hola hermanita- Era Gabriel estaba delante de ellos de pie, ella miró a su hermana y le dio la mano al chico presentándose como el hermano mayor de la joven, apretando con fuerza la mano del compañero de clase de la muchacha para hacerle daño.

Sintió dolor en la mano y la apartó, el vampiro se disculpó diciendo que no controlaba su fuerza, y explicó que al principio no tenía pensado estar en la fiesta pero luego cambió de opinión (la verdad es que Alba y Roberto que estaban en la fiesta le habían avisado)

En ese instante se escuchó un grito que alertó a todo el mundo, Gabriel fue a ver que sucedía y encontró el cuerpo de un chico ensangrentado. La gente aterrorizada empezó a correr y una niebla gris hizo perder visibilidad. Júlia y su amiga se marcharon.

#5


Parte 2

Miriam se quedó muy asustada al ver que delante de ella había otro cuerpo cubierto de sangre.

La pandilla de Oliver se acercó y quedaron totalmente petrificados, Santiago los ordenó que fueran a sus casas, se acercó y hizo lo mismo con su hermano Lucas que se despidió de su compañera y salió corriendo. Susana le preguntó a su hermano que estaba pasando

-¡Vete a casa-

-¿Pero qué está pasando?

-¡Vete a casa!- Gritó enfadado

-Susana hizo lo que su hermano le había dicho, la niebla se había disipado pero habían más de 7 muertos incluido un presentador de una televisión local. El policía fue a ver como estaba Miriam que estaba en estado de shock y la abrazó.

Gabriel siguió la niebla que se deslizaba lentamente hacia la parte de detrás de un chiringuito que estaba cerrado, la niebla desapareció y apareció una mujer de pelo oscuro, liso y largo ojos negros, de estatura normal y una bonita figura tenía la boca sucia de sangre, el vampiro estaba asustado.

-¿Sonia?

Hola Gaby - sonrió

CONTINUARÁ

#6

EL RETORNO (CAPITULO 4)

Gabriel la miró era una joven de pelo oscuro, ojos marrones,

-¿Me echabas de menos?

-Pensé que...

- ¿Qué? ¿estaba muerta?.

Gabriel aún no se había recobrado del impacto y apenas podía hablar.

- No he muerto. Pensabas que estaba acabada, pero te equivocaste pude escapar. Tengo que reconocer que la idea de robarle el poder a Marcos fue buena.

-¡Maldita sea!.

-Marcos era un estúpido incluso me hiciste un favor, estos años con él han sido muy aburridos.

El joven estaba petrificado sabía que no era rival para ella. Después de todo llevaba siendo vampiro más de 500 años. Aun así se enfrentaría a ella moriría luchando y se puso en posición de atacar.

-¡Tranquilo no voy a matarte pollito!.

- Conociéndote no si eso es bueno o malo

- ¿Cómo has osado traicionarme? . ¡Voy hacer que lo lamentes!.

Entonces el vampiro se lanzó sobre la mujer pero esta desapareció y no pudo dañarle, se quedó durante unos minutos sentado en la arena sin saber lo que hacer. Él la conocía, sabía cómo era, lo psicótica y sádica que podía llegar a ser. Sus planes se habían torcido no solo los habitantes del pueblo investigarían sobre los muertos, si no que "ellos" también lo harían.

Al mismo tiempo Santiago después de hablar con la policía de lo sucedido acompañó a Miriam a su casa aún estaba en shock, temblaba, caminaba muy lenta, cuando llegaron a su casa que se encontraba a la otra parte de la playa, él se brindó a pasar la noche con ella.

-¿Quieres que me quede?

- Me harías un gran favor.

- Me quedaré entonces

-Muchas gracias –respondió ella agradecida

Entraron dentro de la casa, ella se dio una ducha, y él le pidió permiso para utilizar su ordenador de sobremesa que estaba en el salón y mientras la chica se relajaba el buscaba información por internet sobre sucesos ocurridos con la niebla, lamentablemente no halló nada importante.

Miriam apareció con el pelo mojado, una camiseta negra, con un caballo rosa en el centro y un pantalón de pijama rosa y con pequeños puntos blancos.

-¿Quieres un café?

- Si me vendría bien.-Contestó el agente de policía.

En la casa de los Luna, Gabriel entraba en casa sus padres había salido del trabajo por la noticia de los asesinatos, estos ordenaron a los más pequeños que subieran a sus habitaciones al ver que el hermano había vuelto.

-¿Qué es lo que ha pasado en la playa?- Preguntó la madre preocupada

- Era un vampiro – Contestó Gabriel

- ¿Acabaste con él?- Preguntó el padre

- No.

- No estoy a favor de la muerte de los de nuestra raza, pero lo que ha hecho está prohibido, será un novato creado hace poco y no será consciente de las leyes. Lo lamento mucho pero tendremos que acabar con él, si no puede ponernos en peligro.-dijo el padre pensativo.

-Ya estamos en peligro.

- ¿De qué hablas?- la madre estaba nerviosa

-Es Sonia-

Sus padres se quedaron helados al conocer la noticia, no sabían que decir se sentaron en las sillas de la cocina.

-¡Tenemos que irnos de aquí!- el padre gritó asustado

- ¡Pensaba que te habías deshecho de ella!- comentó la madre

-Yo también pero de alguna manera ha escapado y ahora está aquí en Delania.

-¡Tenemos que irnos!-repitió

- ¡No!. No me iré, me encargaré de ella.

-¡Hijo ella es más fuerte que tú!

-¡No soy tu hijo!

-¡Basta!- Cortó de raíz el enfrentamiento de los varones.- Yo tampoco quiero huir este es nuestro pueblo, aquí es donde nacimos. ¡Si ella viene a por nosotros lucharemos!.

El hombre salió de la cocina visiblemente enfadado, mientras su madre habló con su hijo.

-Sé lo que has hecho por la familia, te fuiste con ella para poder salvarnos. Sé que no es tu padre pero mientras tú no estabas él nos ha cuidado y protegido, y aunque creas que no siempre se ha preocupado por ti como si lo fuera.

- Odio que mi padre no haya sobrevivido y el sí. ¡Lo odio!.

En las habitaciones de los más pequeños Oliver estaba durmiendo, mientras Susana estaba hablando con Lucas por mensajes y preguntándose mutuamente hasta 10 veces si estaban bien.

Elena después de llegar a casa habló con su abuela que estaba sentada en el sillón de la sala de estar esperándola.

-¿Estas bien?, he visto lo que ha pasado - Le preguntó su abuela

- Sí ha aparecido una niebla, y la gente ha muerto

- ¿Una niebla?

-Si densa y gris no se podía ver nada. Era igual que en las historias que me contabas. ¡Por favor abuela enséñame!, sé que he renegado con eso de ser bruja. ¡Pero si es lo que creo que es no puedo dejar que haga daño a mis amigos!. ¡Tengo que protegerlos!.

La mujer de pelo canoso, ojos marrones y de una edad aproximada a 76 años se levantó y un minuto después volvió con un libro. Se lo acercó a su nieta, la niña se quedó mirando la portada del libro que ponía Hechizos.

-De acuerdo a partir de mañana te enseñaré!

-¡Gracias abuela!.

En el escenario del crimen alguien estaba observándolo todo, escondido. Era un hombre de pelo castaño, corto, ojos marrones, llevaba una pequeña barba de 3 días, delgado 1,80 de altura y vestía de forma informal estaba hablando por teléfono móvil con alguien.

-¡Ha sido ella, ¡estoy seguro!. ¡Yo me encargo!

CONTINUARÁ

#7

OSCURIDAD (CAPITULO 5) PARTE 1

Andres había llamado a Julia después de enterarse de lo que había sucedido en Delania, pero ella le comentó que se encontraba bien y que ya estaba en casa, él le dijo que en cuanto pudiese iría, después de terminar la conversación telefónica, se metió dentro de una sala.

Habían varios hombres más vestidos con traje negro, camisa blanca y corbata de mediana edad, entre ellos estaba un hombre alto pelo castaño, corto, ojos marrones, llevaba una pequeña barba de 3 días, delgado 1,80 de altura y vestía de forma informal se le presentó como Jason Jeffries Sargento del ejército de los Estados Unidos de América que comenzó hablar en español con su acento americano.

-Como ustedes saben estamos interesados en esa sustancia que han creado, su jefe Keith Williams ha trabajado en numerosas ocasiones para el ejército de Estados Unidos, sabemos que aquí en España han desarrollado una sustancia para potenciar las habilidades de un hombre más allá de lo sobrehumano- explicó

-Como le dije al señor Williams la sustancia aún no está acabada, necesitamos más tiempo para investigarla para poder determinar si es éxito- cortó al militar Andres.

-Lamentablemente no tenemos tiempo como todos sabrán hay una raza de no muertos que se alimentan de la sangre de la gente inocente. Los acontecimientos en Delania nos hacen pensar que uno de ellos, alguien terrible se encuentra allí y que si no hacemos nada convertirá el pueblo en escombros y continuaría en otros pueblos o ciudades de España.- Volvió a hablar Jeffries,

-En efecto sabemos que existen esos seres de hecho la sustancia tiene que ver algo con ellos, hemos experimentado con ellos- dijo Andres.

Los hombres vestidos con trajes se metieron en la conversación uno de ellos era un hombre de color, con el pelo rizado, delgado y bastante alto. El otro era de altura más baja, pelo corto, liso y rojizo comenzó hablar.

-Como bien ha dicho el sargento Jeffries hemos trabajado en numerosas ocasiones en diferentes países con el ejército de Usa. Esta empresa es propiedad del señor Williams y se encarga de construir armas y experimentos para vender al mejor postor.

-Pero aún no sabemos cuándo se podrá utilizar-Contestó Andres

El sargento miró al empresario – ¿Usted vive en Delania verdad? . Si es la mujer que creo que es la que está en el pueblo arrasará todo por su paso, no dejará nada. Yo mismo y mis hombres nos enfrentamos a ella en la selva de Tailandia hace unos años arrasó a todo mí pelotón en cuestión de segundos, más de 200 hombres murieron incluido los de un pequeño pueblo cercano. Yo sobreviví.-

-¡Entiendo sargento Jeffries!- contestó Andrés sus ojos marrones se abrieron de par en par al escuchar la historia y se le erizó la piel.

-¡Me he enfrentado contra chupasangres durante mucho tiempo pero nunca he visto algo como eso!. Ella al principio mata a uno o dos, luego va aumentando el número 5 o 6 y luego de repente origina una matanza. En Estados unidos lo llamamos Vampire Killer porque no solo absorbe la sangre sino que también se divierte asesinando a la gente. ¡Necesitamos esa fórmula cuanto antes!.

Andres aceptó terminar la sustancia en 1 día y los dos acordaron el pago y la operación. Se despidió de ellos no antes de preguntar un hotel en el pueblo donde hospedarse.

El sol daba la bienvenida a una nuevo día Gabriel estaba en un descampado allí aparecieron Roberto y Alba y tres personas más: una mujer, un joven y un hombre habían sido transformados por los dos. El líder enfadado les ordenó que convirtieran a más necesitaba un ejército de vampiros para derrotar a Sonia. En cuestión de segundos los cinco se marcharon.

Oliver y Susana se marchaban a clase habían encontrado algo raros a sus padres esta mañana, estaban nerviosos y como escusa les habían dicho que eran por sus trabajos que tenían cosas importantes que hacer pero los dos más jóvenes sabían que era algo más.

El hermano pequeño vio a Lucas allí delante y se despidió de su hermana, ella se puso muy contenta al verle y comenzó a sonreír cuando estaba con el todos sus problemas desaparecían, sentía que flotaba. Los dos comenzaron a andar y de repente un golf negro paró delante de ellos.

La ventanilla del vehículo se bajó y apareció un hombre que les preguntó por el hotel más cercano en el pueblo, Lucas se lo explicó, se despidieron y se marchó. Susana comentó el acento inglés y los dos se comenzaron a reír.

Gabriél estaba sentado en una cafetería tomando algo, cuando se sentó Santiago.

-Lo siento Gabriel, me porté como un gilipollas.

- ¿Te refieres a que me dieras palizas simplemente porque fuera "el rarito" de clase?. No te preocupes eso está superado.

- Era joven no sabía lo que hacía perdóname.

-¡No te preocupes!

-¡Quiero que sepas que he cambiado!, ahora protejo a la gente. Me preocupé cuando no te vi ayer.

- Me asusté y me marché

- No sé qué ocurre en este pueblo, pero te prometo que no te va a pasar nada. Voy averiguar lo que ocurre.

El policía se levantó de la silla y se marchó. Mientras Gabriel lo miraba, frunció el ceño y apretó el vaso que tenía en la mano y estalló en mil pedazos.

Santiago salió de la cafetería y conectó el contestador tenía una llamada y en ella le decía que había encontrado una mujer que sabía lo que sucedía en el pueblo y que habían quedado a las 17:00 en el puerto, miró su reloj y se fijó que habían pasado diez minutos desde que habían quedado, tuvo una sensación extraña y comenzó a correr hacía el puerto.

Cuando llegó observó un grupo de gente mirando al mar, sabía que algo no estaba bien y cuando se acercó vio el cadáver de la joven periodista flotando en el mar, su piel estaba blanca tenía los ojos cerrados , parecía un ángel, apretó los puños con rabia.

Estaba enfurecido con el mismo si tan solo hubiera conectado el móvil ella no estaría muerta quizás la habría podido salvar, preguntó a la gente si alguien había observado algo pero todos le contestaron que no. A plena luz del día y nadie había visto nada.

Susana y Lucas había decidido ir al cine como habían quedado había una gran cola era una de las películas del momento y la banda sonora sonaba en todas las radios del país, se sentaron y empezaron a comer palomitas era una comedia romántica de las que tanto se llevaban, el intentaba poner el brazo sobre ella pero le daba un poco de vergüenza y después de dos intentos lo consiguió.

Ella sonrió y le miró el lanzó una sonrisa burlona, y continuaron viendo la película hasta el final donde comenzó a sonar el tema principal, los dos se levantaron y salieron del cine, aún era de día aunque ya eran las 21:00 de la noche ella subió detrás de la moto y se marcharon.

Habían tenido que ir a un pueblo cercano para que su hermano no les viese, y 15 minutos después enteraron en el pueblo y en la entrada vieron numerosas cadenas de televisiones esta vez hasta extranjeras. Los dos comentaron que algo había sucedido ella le pidió al joven que no la acercara a casa sino que la dejará por allí.

Cuando estaba bajándose de la moto se fijó que su hermano mayor estaba en una acera cercana, se despidió de él y se marchó. Parecía no la había visto y decidió irse.

Lucas aceleraba para llegar a casa de repente frenó porque había un hombre que había aparecido delante de él, comenzó a insultarle y se fijó que se moviá a una gran velocidad, lo cogió del cuello.

Ese hombre tendría unos 50 años, tenía el pelo completamente blanco, era de complexión gruesa y ojos verdes, entonces apareció un coche, y de el bajó el hombre que hace unas horas le había preguntado por la dirección del hotel.

Es mí día de suerte- gritó el hombre pensando que se alimentaría de dos.

Lo siento pero no- Y en ese instante Jeffries sacó una ballesta y disparó una estaca de madera sobre el vampiro directo al corazón, que murió en el acto convirtiéndose en cenizas.

El chico calló al suelo, el hombre se acercó para ver si se encontraba bien.

-¿Estas bien?- mientras sonreía.

- ¿Qué coño era eso?- Gritó el joven

- ¡Un vampiro!

-¿Un vampiro?-dijo sorprendido 

-Así es y menos mal que tengo esto si nos habrías sido la merienda cena de él- mientras enseñaba un pequeño aparato.

- ¿Qué es eso?

-Un localizador de vampiros

-¡Estoy alucinando!

- Estos aparatos sirven para localizarlos, mediante que a los humanos se les puede encontrar mediante el calor a ellos se les encuentra mediante el frió. Tú moto ha quedado totalmente estropeada ¿quieres que te acerque a casa?.

- ¿Podías explicarme más de ellos? -El joven subió al golf negro y se marcharon de allí.

El sol comenzaba a desaparecer y las primeras estrellas se podían ver en el cielo. Gabriel esperaba de nuevo a Alba y a Roberto más los tres que habían creado, pero solo aparecieron 4.

-¿Dónde está ese hombre?- Preguntó Gabriel

-No lo sé tendría que estar aquí, pero la verdad es que...- contestó Alba

-Habrá muerto. Seguro que Sonia acabado con él. Necesito que me traigáis a la bruja –Cortó el vampiro.

-¿Una bruja?-Cuestionó Roberto

- Exacto. El plan se adelanta antes de lo esperado, la bruja que maté me dijo que en Delania había una descendiente de las Sinclair. ¡Haced lo que sea pero traérmela!- Ordenó

Susana entró dentro de su habitación dejo el pequeño bolso marrón que llevaba cuando en cuestión de segundos su hermano con una gran velocidad se puso delante de ella.

-¡Gabriel!

- ¿Creías que no te había visto? ¡aléjate de él!

- ¡No eres mí amo!, ¡haré lo que quiera!

- ¡Pones en peligro a esta familia, no puedes fiarte de los humanos!.

- ¡Déjame en paz!- contestó enfadada

- Morirá al igual que su hermano mayor. ¡No dejaré que una estupidez acabe con la familia!.

-¡No se te ocurra tocarlo!

- Yo no voy hacer nada pero no sé si mis creaciones pensarán lo mismo. (sonrió maléficamente)

El joven salió de la habitación tan rápido como había entrado, entonces Susana dio un salto por la ventana y se marchó.

#8

PARTE 2

Mientras Jeffries acercaba a Lucas a su casa, en el transcurso del trayecto le contó la historia de los vampiros.

-¿Entonces el ajo, el sol y todo lo que sabemos no sirve contra ellos?

-¡No chico! Eso no les hace absolutamente nada, el sol solo limita sus capacidades al 50%, las cruces tampoco sirven, ni el agua bendita ni nada de esas tonterías que dicen en la televisión. Solo se puede acabar con ellos atravesando su corazón.

- ¡Gracias por la explicación señor Jeffries ¡ Ahora ya sé quiénes son los causantes de todo.

-¿Podría darme una estaca?

- Puedes llamarme Jason y llamarme de tú. ¡Ten chico!. –Le lanzó una estaca de madera y una extraña piedra de cristal que según él era mágica y evitaba que los vampiros jugaran con su mente.

-Quizás podrías enseñarme algún día a defenderme

-¡Quizás!. Tengo que marcharme (recibió un mensaje de Andrés en el móvil diciendo que habían terminado la formula antes de lo previsto y que estaba en las a fueras de la ciudad le mandó la dirección).

Santiago había pedido a su jefe, volverse a reincorporar al trabajo y además ocuparse del caso con la ayuda de la policía local estaba acompañado de Rodolfo un joven agente de 19 años que acababa de ser trasladado a Delania en ese instante apareció una niebla gris y densa que hizo que pararán.

Había una mujer delante de ellos, era la misma sus mismos rasgos que aquella vez en la playa bajó inmediatamente del vehículo, sacó la pistola y ordenó que se quedara quieta pero desapareció enseguida, él intentó acercarse a ver si podía verla y la niebla todavía se hizo más densa. Escuchó unos disparos detrás de él y corrió todo lo rápido que pudo pero el joven policía estaba muerto cubierto de sangre.

Santiago gritó y disparó a todos los lados estaba totalmente asustado, no sabía que pasaba en cuestión de segundos ella apareció delante de él.

-Hola Santiago- dijo la chica

-¿Quién eres?

- Sé cosas de ti. Aquella chica que me comí me lo reveló todo.

- ¿Miriam?

-¡Eso!

- Desde el momento que te vi quise saber más cosas, escuché que conseguiste detener a un asesino serial ¡enhorabuena!. (Aplaudió)

-Ella se acercó se puso delante de él y le miró a los ojos.

-¡Perfecto! ¡Ya tengo a mi juguetito!, algunos vampiros pueden leer la mente de los humanos yo soy de esa clase.

-¿Qué quieres?

- Quiero que mates a la mayor gente posible incluido al amor de tú vida.

- ¿Qué estás diciendo?

- Me encanta jugar con los humanos, no sabes las veces que lo he hecho incluso he provocado guerras importantes, y lo que más me gusta es manipular a los que están perdidos. Así que haz lo que te ordenó

Con sus poderes Santiago estaba bajo el hechizo de Sonia que le dio un cuchillo, el joven asintió se marchó cogiendo el coche, mientras Sonia se reía.

La pandilla de niños estaban a punto de irse a sus casas con sus bicicletas cuando la niebla comenzó a tapar toda visibilidad .Elena se puso delante y Oliver no podían ver nada, la chica sorprendió a todos cuando levantó su mano y se iluminaron y la niebla se disipó.

-¿Qué ha sido eso?- Gritó Mario

- ¡Luego os lo explico! ¡Cogeros de la mano! ¡tenemos que ir a mí casa!

Los niños dejaron sus bicicletas y siguieron a la chica, todos estaban asustados y aun lo estuvieron más cuando se dieron cuenta que habían dos muertos delante de ellos. De repente apareció Sonia delante de ellos.

-Elena llévatelos a tú casa. ¡Yo me ocupo!- Gritó Oliver

-¿Eres uno de ellos?

- ¡Y tú una bruja!

- Otro amante de los humanos- Se burló la mujer

- ¡No te dejaré aquí!- se negó la chica

- ¡Haz lo que te digo!, ¡sálvalos!- suplicó el vampiro

La vampiresa empezó a relamerse la boca mientras miraba a los niños, entonces el pequeño saltó sobre ella tirándola a tierra. Todos se dieron cuenta que Oliver no era un niño normal, sus amigos estaban asombrados tanto de esta revelación como la de Elena. Finalmente comenzaron a correr.

Sonia cogió al muchacho y lo lanzó como basura y cuando se disponía a salir lanzada contra las niños el pequeño volvió a golpearla, pero esta enfurecida lo lanzó contra un árbol con tanta fuerza que lo destrozó.

La mujer se puso delante de los niños, mientras sonreía maléficamente. Los niños estaban tan asustados que hasta el rey de las historias se orinó encima, mientras la vampiresa se reía a carcajadas. Elena solo sabía algún hechizo de principiante para nada podía enfrentarse a un vampiro y menos contra alguien tan poderoso.

Y cuando estaba preparada para lanzarse sobre ellos una fuerza la tiró hacía atrás, apareció una señora de pelo canoso y medio rizado de ojos marrones.

-¡Abuela!- dijo sorprendida Elena

- ¡Niños poneros detrás de mí!

-Eso hicieron, mientras la chupasangres se levantó.

-¡Una bruja!- dijo Sonia

-¡Así es!

- ¡He matado a muchas!, ¿crees que vas a detenerme vieja?. He vivido durante más de 500 años me he enfrentado a humanos, brujas e incluso a los de mí raza. ¿Qué te hace pensar que vas a poder detenerme?.

-Los ojos de la vampiresa cambiaron a color sangre, y sus uñas crecieron como garras estaba dispuesta atacar, mientras la abuela de Elena recitaba a unas palabras en un idioma desconocido, ella se lanzó sobre ellos pero una luz lo iluminó todo y la malvada mujer salió disparada contra el suelo dejándola K.O.

-¡Soy una Sinclair!

- ¡Abuela!

-¿Estáis bien?

-¡Si!-Gritaron todos

La señora y los niños estaban dispuestos a marcharse para dirigirse a la casa de Elena cuando aparecieron en cuestión de segundos una mujer de unos 45 años de pelo rojizo y un joven, todos se dieron cuenta que eran vampiros.

La mujer se apartó de los niños y levantó los brazos, cuando alguien le golpeó por detrás y a traición quedó noqueada y fue al suelo. Los niños empezaron a gritar y tres sombras más se revelaron a la luz de la luna. Eran Alba, Roberto y Gabriel que sujetaba a su hermano pequeño que estaba sin sentido.

-¡Comencemos con el plan! (Mientras lucía una sonrisa diabólica)

CONTINUARÁ  

#9

DOLOR (CAPÍTULO 6)

Susana corría a gran velocidad tenía tantos sentimientos dentro de ella y siendo vampiro eran aumentados casi 100 veces amor por su compañero, odio por su hermano, miedo y terror por si le había ocurrido algo, cada vez que lo pensaba aceleraba un poco más.

Finalmente llegó a la casa de Lucas, se fijó que no había pasado nada, entonces ella dio un salto y se subió a un árbol trepó un poco y llegó a la ventana se quedó embobada mirándolo. Estaba bien no había ocurrido ninguna desgracia.

Él estaba mirando la televisión tirado en la cama, Susana pensaba esperarse y ver si alguno de los hombres de su hermano lo atacaba. Pero tenía algo que le quemaba por dentro, así que se armó de valor dio un pequeño golpecito a la ventana sobre el cristal.

Lucas se levantó extrañado y cuando la vio su boca se abrió de par en par, mientras mostraba sus bonitos dientes blancos sonriendo.

-¿Qué haces aquí?

- Tenía que pasar a verte

- Ahora mismo estaba pensando en ti.

- Yo igual además quería hacer esto.

La chica se acercó por sorpresa y sus labios fueron a parar a los labios del joven, que se dejó llevar, los dos se fundieron en un cálido beso, se separaron un momento y se miraron a los ojos.

-¡Nunca pensé que el primer paso lo darías tú!, siempre has sido tan tímida.

- ¡Me gustas!, ¡siempre me has gustado!.

- Tú a mí también, estaba decidido a dártelo mañana

Volvieron acercarse los dos y se besaron de nuevo, esta vez fue mucho más largo que el anterior, el primero fue algo cándido, el segundo el tipo de beso del final de una película romántica.

En ese instante la muchacha sintió algo extraño, cogió a Lucas de la mano y le dijo que le siguiera, el chico no sabía que pasaba pero a ella se le veía algo incomoda por lo que le hizo caso.

Los dos salieron por la ventana y bajaron por el árbol cuando se escucharon gritos.

-¡Esa es mi madre!

- ¡Maldita sea! (Se sentía mal porque al estar besándose con Lucas se había dejado llevar tanto que no había sentido el peligro hasta que había sido demasiado tarde)

Entonces una sombra con ojos rojos salió de la casa y tiró el cuerpo de un hombre era el padre Lucas.

-¡Papa! - gritó

-Estaba delicioso- la voz salió a la luz y se reveló como un chico de su clase Daniel. Era un chico conflictivo expulsado del instituto varias veces en 2 años, fumaba y bebía, se divertía robando la comida a los pobres que no podían defenderse.

Lucas lo conocía muy bien era un chico terrible, tuvieron una pelea hace unos días después de que ayudará a uno de los estudiantes más listos del instituto, incluso hizo que lo detuvieran. Estaba claro que sus amenazas antes de entrar en el coche de policía eran ciertas.

-¡Te dije que me las pagarías!- gritó burlonamente

- ¡Daniel!

-La sangre de tus padres estaba mejor que la de mí familia eso hay que reconocerlo

Entonces salió disparado contra el chico pero Susana se movió a una gran rapidez y se puso delante de él.

-¡Enfréntate a mí!

- ¿Por qué le ayudas?, es un simple humano nosotros estamos por encima de ellos

- ¡Tú también eres un vampiro!

Susana miró triste a Lucas, pero en ese instante Daniel comenzó atacar ella paró el golpe con su mano derecha y con rapidez movió su otra mano impactado en el estómago del enemigo impulsándolo varios metros.

-¡Tú también lo eres!

- Te lo quería explicar

Daniel se levantó y comenzó hablar

-¡Eres una traidora! ¿ayudando a los humanos?

- ¿Te crees por haberte transformado ya sabes todo sobre nosotros?

En ese instante Lucas comenzó a correr en dirección opuesta había pasado demasiadas cosas sus padres habían muerto, la chica que él quería era una vampiresa y otro de ellos estaba intentando asesinarlo, en su mente solo le venía escapar y eso es lo que hizo.Ella intentó ir tras él pero, Daniel la golpeó.

En una vieja casa deshabitada estaban los niños atados con unas cuerdas, mientras en el suelo estaban la abuela de Elena y Sonia sin conocimiento, su hermano pequeño en una cama muy antigua que había en el piso superior y Gabriel estaba en el centro.

Se acercó a la señora y le dio unos golpecitos en la cara para que se despertará.

- Tengo una cosa que pedirte

- ¡No voy hacer nada por ti!

-¿Estas segura?

Chasqueó los dedos y aparecieron Roberto y Alba en cuestión de segundos detrás de los niños, uno se puso detrás de su nieta.

- Si no me ayudas les daré la orden de que maten a todos los niños, incluida tu nieta.

- ¿Qué quieres?

- ¡Eso está mejor!. Sé que eres una descendiente de los Sinclair los brujos y brujas más poderosos. Vine aquí por ti. Mi plan original era utilizarte como mí esclava, teniendo una bruja como tú podría evitar muchos problemas, crear un ejército de vampiros y llevarme a mí familia conmigo. ¡Tarde en encontrarte supongo que porque hiciste algún hechizo para evitar ser localizada!.

- ¡Estás loco!

- Pero con la aparición de Sonia que creía encerrada, capturada o asesinada las cosas han cambiado así que quiero que transfieras todas sus capacidades a mí.

- ¡Es imposible son más de 500 años!

- Tú nieta tenía este libro supongo que en el habrá alguna especie de hechizo para hacerlo. (Se lo entregó).

- ¡Pero dejaras a mi nieta y a los niños tranquilos!

- De acuerdo, pero no intentes nada raro, si veo algún atisbo de traición, morirán ¿me oyes?

-¡Esta bien!

- Primero de todo quiero que inmovilices a la vampiresa no quiero que cuando despierte nos mate a todos.

La señora empezó a recitar unas palabras en un idioma extraño "Salum terkis" repitió dos veces, y donde estaba Sonia apareció una luz brillante convirtiéndose en una barrera.

-¡Muy bien!. Ahora comienza con lo que te he pedido.- ordenó el vampiro

- ¡No lo hagas abuela!, ¡no lo hagas! (Gritaba desesperada)

Los niños estaban muy asustados Eric estaba deseando que fuera un sueño todo lo que estaba pasando, esta aventura no le gustaba nada, después de tanto tiempo deseando tener algo excitante que hacer, esto no se parecía a las películas o series que él veía.

Sonia se despertó intentó salir pero no pudo, miró a Gabriel que también le miraba.

-¿Una barrera de luz?- dijo la mujer

-Así es

- Y una bruja también ¿que estas planeando Gaby?

- ¿No te lo imaginas?

- Si salgo de esta voy a matarte a ti y a toda tu querida familia.

- No creo que puedas

- ¡Tú familia es tu debilidad! Con ellos nunca podrás hacer lo que pretendes

- ¿Cállate!

-Aun me acuerdo cuando te transformé eras un 0 a la izquierda tú de pequeño recibías palizas, de adolescente no te fue mucho mejor y de mayor no tenías ni trabajo, ni dinero, ni amor.Te convertí porque eras manipulable y todo sea dicho eras bueno en la cama después de todo. Pero tuviste que convertir a tú familia en vampiros ¡no querías estar solo!

-¡He dicho que te calles!- gritó enfurecido Gabriel

- Y "Ellos" se enteraron y quisieron mataros por que no estabais dentro de la normas, y para salvar a tú familia hicisteis un trato. Os dejarían vivir si me entregabas y eso hiciste. ¡Me vendiste!

- ¡Si lo hice!

- Yo quedé atrapada en una prisión bajó de la tierra sin una gota de sangre y queriendo morir, estaba en el infierno, hasta que vinieron por mí.

-Alguna de tus tantas manipulaciones viniendo de ti- se burló el joven

-Puede...

- Si lo pienso bien tendría que habérmelo imaginado.

- Me enteré que conocisteis a un vampiro que se hizo muy amigo de tú padre ¿es ahora el que esta con tú madre no?.

Gabriel se acercó a la barrera con rapidez y la miró con furia.

-Te enamoraste de una humana a la que confiaste tu secreto, ella era una cazadora tu no lo sabías ¡pobre infeliz! .

- ¡Te arrancaría la cabeza sin dudarlo!

- Te engañó y fue con un grupo de cazadores , os atacó. Tú padre murió y su amigo quedó muy herido al punto de casi morir pero no lo hizo. Fuiste a los antiguos y les pediste que te ayudaran a vengarte de los cazadores pero ellos no quisieron hacerlo porque había una tregua entre humanos y vampiros durante mucho tiempo y eso para "Ellos" había sido un hecho aislado.

Gabriel la miraba con mucho odio mientras ella seguía hablando.

-Conociste a Marcos te contó que yo lo había transformado, fue tu jefe durante un tiempo y luego lo traicionaste.

- Estas muy enterada

-Ya me conoces, ¡soy algo cotilla!. Querías formar un ejército para derrocar a los Antiguos eso lo tenía claro.

- ¡Touche!.

-Pero también tengo claro que tú familia es tú debilidad.

Gabriel se separó de la barrera y se acercó dónde estaba Alba.

-¿Habéis transformado a más?

- Cinco más

- Diles que transformen el pueblo y lo arrasen, ya me he hartado de él.

- ¡Si!- contestó la chica

La joven salió afuera de la casa.

Al mismo tiempo Jeffries llegaba a una casa a las afueras de Delania, era una casa de madera casi prefabricada entonces dio un golpecillos a la puerta hasta cinco veces como le habían mandado el mensaje de móvil. Le abrió Andrés los dos llegaron a una pequeña sala de estar había un líquido de color azul en un frasco.

-La operación se ha ido al garete la CIA ha hecho una operación y han detenido al señor Williams, a mí padre, y sus superiores, no tardarán en ir a todas las ciudades donde tienen empresas.-explicó Andrés.

-Lo siento

- He podido terminar antes de tiempo, lo suficiente para huir

-¿ Lo ha probado?.

-No he tenido tiempo, no sé si su funcionará, no sé si su cuerpo lo aguantará.

- No se preocupe yo mismo lo haré.

- Ahora tengo que marcharme, ir a por mí prometida y huir de aquí

- De acuerdo. ¡Ha sido un placer! (Se dieron la mano)

Andres se marchó. El militar se quedó mirando el frasco azul cogió fuerzas lo abrió y tragó hasta la última gota de repente cayó al suelo desplomado mientras tenía convulsiones.

#10

Santiago se movía por la calles de un terrorífico pueblo lleno de muertos con un cuchillo en su mano y con solo un pensamiento matar a Julia, no podía pensar en otra cosa, aunque no quería hacerlo algo más fuerte que él mismo le movía a eso, era realmente irónico el que había capturado a un asesino serial, estaba a punto de convertirse en uno.

Entonces la vio corriendo hacia él tenía cara de asustada más bien aterrorizada, intentó con todas sus fuerzas luchar contra aquello que le movía pero no podía hacer nada, dentro de él algo en su corazón se estaba rompiendo por lo que estaba por suceder.

Ella al verlo cambió su cara a una más feliz, y le abrazó.

-¡Mí amiga ha muerto la han asesinado!. ¡Menos mal que estas aquí!

- No tienes que tener miedo

- Sé que no es el momento pero quiero decirte que...

La mano del inspector estaba empezando a levantarse para acuchillarla, no podía hacer nada. Su dolor era inmenso.

-Nunca te he olvidado- dijo ella abrazándolo

Santiago entonces paró y comenzó a recordar la primera vez que la vio, la primera cita, el primer beso, la primera vez que hicieron el amor, su sonrisa, sus ojos, su boca. Entonces guardó el cuchillo y él también la abrazó.

-Yo también te he echado de menos. ¡Ahora tenemos que irnos aquí!. (Su fuerza de voluntad había conseguido doblegar la orden de un vampiro de 500 años)

Gabriel estaba en el centro de la casa dando prisa a la abuela de Elena cuando se giró y detrás de él estaba su hermano pequeño.

-¡Hola hermanito!

- ¿Qué haces?

- ¡Salvar a la familia!

- ¡Deja a mis amigos en paz!

- ¡Los humanos nunca serán tus amigos!

- ¡Déjalos!

- Dentro de unos años me lo agradecerás.

Oliver se lanzó contra su hermano pero este le golpeó con fuerza contra la pared.

-No lo entiendes, ¡por culpa de los humanos papa murió!

-¡No todos son así! (Contestó el pequeño)

Los dos empezaron a golpearse pero el pequeño no era rival para el mayor.

-¡Te traicionarán ellos son así!

- ¡Son mis amigos!

Entonces Gabriel se movió a gran rapidez y golpeó a su hermano por detrás este cayó al suelo.

-Lo siento pero me lo agradecerás. Roberto llévate a mí hermano a mí casa.

El joven cogió al pequeño en brazos y en cuestión de segundos desapareció. La abuela de Elena que estaba hablando en una lengua extraña veía como el líder vampiro se acercaba a ella.

-¡Me estás haciendo perder el tiempo!.

- ¡Ya falta poco!

- Te dije que no me tomarás por tonto. ¡Matad al rubio!.

-¡Ya está!

-¿Ves no era tan difícil no crees?. No siento nada especial

Y una luz roja salió del cuerpo de Sonia hacía el joven.

-¡Lo siento! ¡Siento el poder! - Decía extasiado

De repente se movió a una velocidad sobrenatural y se puso detrás de la mujer mientras le sujetaba el cuello.

- Ya no necesito a los niños

-¡Dijiste que no les harías daño!

-¡Mentí!. Pero no te preocupes tengo planes para tu nieta. Adiós

El vampiro le rompió el cuello a la mujer que cayó sin vida. Su nieta  rota de dolor gritó muchísimo mientras lloraba. Gabriel se fijó que la barrera se había disuelto con la muerte de la abuela de Elena y había salido huyendo aprovechando el desconcierto.

-¡Interesante! Me voy de caza, ¡matadlos a todos menos a la brujita! (Salió disparado de allí)

Loca de rabia destrozó las cuerdas y  la niña se empezó a iluminar,  la luz era de un color amarillento en ese instante levantó las manos y los vampiros salieron disparados.

-¡No dejaré que hagáis daño a mis amigos!

CONTINUARÁ

#11

VICTORIA (CAPÍTULO 7) (Parte 1)

Sonia estaba corriendo por el pueblo, habían cuerpos en el suelo y la niebla hacía que apenas se pudiese ver, después de tanto tiempo siendo siempre la que controlaba la situación, ahora lo había perdido completamente.

La vampiresa recordaba que ella misma hizo lo mismo con Gabriel solo para demostrar que ella era quien mandaba se divertía haciéndole sentir mal, quizás porque a ella también se lo había hecho su creador, un hombre tenebroso y sádico que la volvió loca.

Por eso sentía satisfacción en infligir dolor a los demás sobre todo con los varones, pues con ella alguien lo hizo mucho antes. Lo que nunca se imaginó que ella misma crearía a un ser tan terrible como él.

Siguió corriendo mientras notaba que Gabriel estaba cerca, se sentía indefensa como tiempo atrás y es algo que odiaba profundamente. No paraba de pensar en que tenía que haber acabado con él cuando tuvo la oportunidad, la única oportunidad era ir a por su familia después de todo era punto débil.

Santiago y Julia comenzaron a correr por el pueblo con la niebla apenas se podía ver nada, los dos pararon al ver dos luces rojas, que eran claramente unos ojos estar delante de ellos. El joven cambió de cara al notar con su olfato que era el perfume que Miriam siempre llevaba y en efecto era ella.

El agente de policía no podía creerlo el mismo la había visto muerta sobre el mar, pero ahora estaba delante de él. Estaba claro que esto estaba fuera de lo natural, sus ojos eran rojos y sus colmillos crecían era igual que aquella vez que le mordió esa mujer.

Entonces la no muerta volvió a su apariencia normal, mientras miraba a triste a Santiago que no sabía muy bien que es lo que estaba ocurriendo.

-Santiago ¡por favor mátame!

- ¡Tú ya estás muerta!

-¡Tengo mucha hambre! No puedo parar incluso he matado a una señora mayor ¡por favor hazlo!

- ¡No quiero hacerte daño!, pero esto me consume

- ¿Qué eres?

-¡No lo sé! Absorbí su sangre, ¡no puedo parar!

- ¿Su sangre?

- ¡Creo que soy un vampiro!

- ¿Un vampiro? - Contestó Julia

- ¡No puedo aguantar mucho! ¡Corred!

Miriam se cogió la cabeza mientras gritaba se notaba que sufría estaba luchando contra ella misma y su nueva naturaleza. La pareja hizo caso a la chica y comenzaron a correr lo más rápido que podían mientras la joven apretaba los dientes y su hacía fuerza con los brazos.

Elena estaba totalmente iluminada y una señal de una luna apareció en su frente los vampiros salieron disparados contra la pared saliendo de la casa.

-¡Maldita niña! - dijo enfurecida Alba

Los otros vampiros saltaron sobre ella pero ella levantó las manos y varios trozos de madera que habían en la casa mientras flotaban en el aire automáticamente se convirtieron en una especie de estacas que se clavaron en los corazones de los vampiros que se convirtieron en ceniza rápidamente.

Alba estaba realmente asustada nunca se había enfrentado a una bruja, y sabía que si luchaba contra ella tenía todas las papeletas para morir, así que quiso escaparse pero la niña volvió a levantar su mano y otra estaca acabó con ella igual que sus compañeros.

Los niños que habían visto todo lo que había sucedido estaban vitoreándola, ella rompió las cuerdas mientras se abrazaba a ella, miró donde su abuela había fallecido pero su cuerpo no estaba, había desaparecido, cogió el libro de hechizos y mientras las lágrimas caían de sus ojos se armó de valor salió de la casa.

Los niños preguntaban qué es lo que harían, entonces la chica los miró levantó la mano otra vez y apareció un circulo de luz debajo de ellos que se convirtió en una barrera muy parecida a la que había estado Sonia hace unos minutos.

-¿Que haces?- Los niños preguntaron

- ¡Voy a terminar esto!

- ¡Por favor salva a nuestros padres!- Gritaron los dos

Comenzó a andar dejando a sus amigos protegidos en esa barrera, estaba dispuesta acabar con lo que estaba pasando con Delania, era extraño pero sentía que su abuela estuviera dentro de ella.

Donde Elena andaba la niebla desaparecía varios vampiros la atacaron pero rápidamente acabó con ellos como con los de antes y consiguió a salvar a los padres de los niños siguió andando, entonces vio a Susana la hermana de su amigo Oliver la conocía y ella no haría daño a ni una mosca, no sabía como pero con ella no sentía esa sensación de peligro que sentía con su hermano mayor o con los otros vampiros.

Era como si pudiese sentir la oscuridad de estos seres en cambio el otro joven tenía mucha oscuridad dentro de él, así que se acercó dónde estaban ellos.

-¿Elena?

- Hola Susana

- ¡Comida! -Gritó Daniel

Cuando estaba a punto de atacarla, volvió a levantar su mano mientras decía una palabra extraña y el vampiro comenzó arder con mientras gritaba de dolor, aprovechando eso Susana se movió a una velocidad sobrenatural y se puso detrás y atravesó con su mano el corazón manchándose la camiseta blanca que llevaba.

-Este desgraciado me había dicho que os habían atrapado con mi hermano

-Sí, pero ya está solucionado.

- ¿Has conseguido vencerlas tú sola?

- Sí y voy a salvar al pueblo

- ¿Y mi hermano?

-Se lo llevaron.

- ¡No te preocupes sé que vosotros no sois malos!, en cambio vuestro hermano mayor es otra cosa. Ahora tengo que irme es hora que acabe con esto.

-Elena se fue corriendo en dirección sur, mientras Susana se fue a la zona norte estuvo buscando a Lucas sin poder encontrarlo.

La niebla se estaba evaporando y la luna llena resplandencía Julia y Santiago corrían sin rumbo mientras Míriam había perdido el control y lo perseguía sedienta de sangre, entonces vieron en el suelo una especie de estaca de madera muy rudimentaria. Entonces comenzó a pensar que igual eso lo había utilizado alguien para defenderse, y recordó que de pequeño le gustaban las historias de terror cogió la estaca y en ese instante Miriam se abalanzó sobre él .

Julia estaba detrás aterrorizada y suplicando para que no le pasará nada a Santiago, Miriam abrió su boca y cuando estaba muy cerca de él, el joven clavó la estaca en su corazón, la joven sintió el impacto y comenzó a sonreír y a darle las gracias mientras poco a poco se deshacía convirtiéndose en cenizas.

La pareja se abrazó entonces el policía se fijó que la mujer que le mordió estaba corriendo y decidió seguirla, la chica acompañó a Santiago.

-¡Parece que va en dirección de la casa de los Luna!

- ¡Tenemos que detenerle!

Sonia llegó a la casa de los Luna pero Gabriel apareció delante de ella.

-¿Qué pensabas hacerle daño a mí familia?

- ¡Maldita sea!

- ¡Prepárate!

La vampiresa se quedó mirando al fondo asustadísima, Gabriel al ver el gesto de su creadora se giró y vio los cuerpos de sus padres en el suelo.

Jeffries estaba allí estaba sujetando a su hermano pequeño, que gritaba piedad pero el cazavampiros no escuchaba, Gabriel se movió rápidamente hacía el pero no pudo hacer nada para evitar que el atravesará el corazón de Oliver y cayera en el suelo sin vida.

-¡Déjalo por favor!

- Menos mal que recibí un chivatazo de donde habían vampiros. Se lo tengo que agradecer a ese chico ¿Cómo se llamaba Lucas?

-¡Por favor!

El hermano mayor se quedó con la mirada perdida mientras su familia se convertía en cenizas, estaban muertos, al instante gritó de dolor se escuchó por todo el pueblo, se cogía la cabeza mientras lloraba, era como si le hubiesen roto a el mismo el corazón, se quedó parado con los ojos cerrados mientras estaba arrodillado.

Sonia miró horrorizada como los gritos de dolor cambiaban a una risa histérica imperceptible que poco a poco se empezó a escuchar más, Julia y Santiago llegaron y vieron al joven arrodillado y riéndose.

-¡Ja, ja! Gracias humano, ahora ya no tengo ninguna debilidad, ¡no tengo miedo a nada!-Gritó enloquecido.

- ¡Esos ojos!, ¡se ha convertido en un monstruo como nunca había visto! ¡no hay humanidad en él!- decía asustada Sonia.

Jeffries bajó los escalones paso a paso acercándose a Gabriel.

-¡Voy acabar contigo chupasangres! Y luego acabaré con ella. Ahora que he bebido la formula del super soldado estamos mucho más igualados.

- ¿Tú crees?

El vampiro se movió rápidamente y se puso detrás de él atacándolo pero este esquivó el golpe, y los dos empezaron a golpearse.

-¡Vaya no esta mal!

- ¡Mierda la fórmula solo dura unos 25 minutos!, ¡tengo que acabar con esto ya!

Jeffries lanzó su estaca a distancia para clavársela al vampiro pero este movió con su mano la desvió.

-¿Soy yo o estas empezando a perder la fuerza? (Mientras sonreía maléficamente)

- ¡No!

-¡Ah no!

Gabriel volvió atacar al cazavampiros pero este consiguió evitar el ataque, pero de repente el enemigo apareció detrás el poniendo sus manos en la cabeza.

-¡Gracias por todo cazador!

- ¡No!- Gritó dolor

Cuando el villano le rompió el cuello y moría en el acto, y su risa maléfica inundaba el ambiente. Santiago y Julia estaban impresionados, asustados y aterrorizados. Sonia intentó huir pero el Gabriel le cortó el paso la cogió con la mano y la levantó varios metros.

-¡Siempre me decías que mí familia era mi punto débil!, ahora ya no me importa nada.

- Déjame por favor, por favor

- Mírate ya no eres la misma que aterrorizaba y disfrutaba ahora solo eres una mujer asustadiza. Adiós Sonia.

Entonces con su mano atravesó el cuerpo de la joven y sacó el corazón de la vampiresa mientras lo explotaba con sus manos y miraba a Santiago y a Julia que no sabían que hacer, intentaron correr pero con su velocidad sobrehumana se puso delante de ellos.

-Tenemos cosas que resolver ¿no te parece?

- ¡Tú eres uno de ellos!

- ¡Yo soy el que ha creado todo esto Santiago! aquél a quien pegabas de niño, aquél que te divertía verle sufrir. ¿Has visto mi poder?. ¡Ahora voy hacerte sufrir!

-¡Mataros entre los dos! Clavaros las estacas en el corazón.

#12

Parte 2

(Cogió dos estacas que seguramente habían servido para atravesar a sus familiares o Roberto del que no podía notar su presencia)

Gabriel utilizó su poder vampírico para que hiciesen lo que él ordenaba, pero estos se negaron.

-¡Mataros!- ordenó gritando

- ¡He dicho que no! -Gritaron los dos

- ¡La quiero más que nada el mundo!

-¡Y yo a ti!

- He sido tan infeliz sin ti siempre te he amado, aun pasando tantos años- le dijo llorando la mujer.

Entonces de la sombras apareció Andres que lloraba porque el de verdad la amaba, era su prometida se había portado siempre bien con ella, y ahora se daba cuenta que nunca le había querido como a él.

-¿Por qué Julia? ¡lo he hecho todo por ti!, incluso me enfrenté a mis padres. Lo primero que he hecho es venir a salvarte, ¿Por qué?

- Esto se está volviendo demasiado melodramático para mí - Protestó Gabriel

- Lo siento Andres- contestó Julia

El vampiro se fijó que Gabriel que el prometido de Julia llevaba una pistola en su bolsillo, se movió rápidamente donde estaba el hombre llorando y comenzó a susurrar a su oído entonces como si ellos mismos lo supieran se cogieron de las manos y se miraron a los ojos.

-¡Te quiero!

-¡Te quiero!

Los dos cerraron los ojos y comenzaron a recordaron cuando estaban abrazados bailando aquella noche donde bailaban acurrucados, y la noche donde fueron uno en la casa de los padres de ella la primera vez que hicieron el amor y supieron que su amor sería para siempre.

Finalmente cayeron al suelo por el disparo de Andres a ambos por orden de Gabriel y murieron aunque lo hicieron felices al estar con la persona amada. Poco después el tirador se suicidó volándose la cabeza y cayendo muerto.

-Ja, ja se ha acabado- dijo burlonamente

Entonces alguien lo tiró contra contra la casa, pero enseguida salió enfurecido y preguntandose quien había sido, entonces vio que era Elena.

-¿Tu niña?

-¡Voy acabar contigo!

- ¡No me hagas reír!

El vampiro se movió rápidamente y golpeó a la muchacha cogiéndola de la cara y golpeándola contra uno de los árboles.

-¡Que hayas podido vencer a los otros. No significa que puedas conmigo!

- ¡Ah! -Gritaba de dolor

- Ja, ja, ja, ¡sufre!

Entonces alguien le golpeó y cayó al suelo, pero se levantó de un brinco fijándose que era su hermana Susana.

-¡Vaya! ¡Vaya!. Hola hermanita

- ¡Déjala en paz!

- ¡No te parece raro que no esté nuestra familia!

-¿Qué has hecho?

- ¿Yo?, el humano a quien protegías le dijo a un cazador que eras una vampiresa, y supongo que averiguaría que tu familia también.

-¿Cómo?

- Gracias a ti soy libre para hacer cualquier cosa, como para matarte sin remordimientos

Se lanzó contra su hermana pero esta esquivó el golpe moviéndose rápidamente, Elena movió la mano y intentó impulsarlo pero esto no se movió ni un solo centímetro.

-Te dije que yo no soy igual que los otros. ¡Estas luchando con un vampiro de más de 500 años!

- ¡Maldita sea!

Susana intento golpearle pero este paró todos los golpes con suma facilidad, entonces la niña volvió a levantar los brazos y las estacas del suelo comenzaron a flotar en el aire y salir disparadas contra él pero lo volvió esquivar, primer golpeó a su hermana y luego se movió a gran velocidad donde estaba Elena a la que dio un puñetazo en el estómago y cayó en el suelo.

-¡Niñatas soy invencible!

- No puedo moverme...

- Yo tampoco mi hermano es demasiado fuerte.

Se acercó y empezó a golpear a su hermana en el suelo que apenas se podía mover mientras se reía de una manera histérica, la joven bruja se levantó tambaleándose abrió rápidamente el libro y comenzó a decir unas palabras en una lengua rara.

Y de sus manos salió una luz blanca como si fuera un relámpago, el vampiro sintió algo extraño y quiso esquivarlo pero su hermana le agarro de la pierna y el rayo le dio de pleno, toda la parte de arriba había quedado destrozada y tenía heridas por el cuerpo pero aún estaba de pie y de una pieza.

-¡Malditas niñatas! ¡cuando acabé con vosotras iré a por los Antiguos!

- ¡No me queda casi poder! Respiraba entrecortada Elena

- Yo estoy al límite- contestó a Susana

-¡No lo podemos matar!, pero tengo una idea tienes que entretenerle al ser un vampiro de tantos años, necesito un tiempo

-¡Yo me encargo!

Susana se lanzó contra su hermano que intentó golpearla pero esta lo evitó.

-¡Estúpida!, ¡por tu culpa nuestra familia está muerta!, ¡tú tienes la culpa!

- ¡Es culpa tuya! Nosotros no queríamos hacer ningún daño a nadie, ni Oliver, ni mama ni papa queríamos ser lo que tú nos convertiste. ¿Y vivíamos tranquilos sin hacer daño a los humanos, hasta que viniste tú!. ¡Siempre me has asustado! Ahora ya no. ¡No te tengo miedo!

Susana sacando fuerzas donde no las había golpeó a su hermano en la cabeza impulsándole contra unos árboles cercanos que se encontraban allí. Elena no paraba de decir palabras en otro idioma, el vampiro enfurecido se levantó del suelo y salió disparado contra su hermana.

Pero de repente debajo del vampiro apareció un circulo en el suelo que se convirtió en una luna que comenzó a brillar, Gabriel comenzó a gritar de dolor sus brazos no le respondían en ese instante empezó a flotar en el cielo.

-¡Bruja! ¿qué me has hecho?

- ¡No puedo matarte pero si puedo hacer que te quedes sin energía y sangre

Elena sentía que la fuerza de su abuela estaba dentro de ella, y en efecto Susana vio el espíritu de la abuela de la niña con ella. Gabriel comenzó a marchitarse.

-¡Malditas niñatas!.

El vampiro quedó totalmente disecado y cayó al suelo. Elena estaba agotada al suelo pero feliz, Susana también estaba agotada pero lloraba desconsoladamente por la muerte de su familia.

-Lo hemos conseguido

-¡A qué precio!

El sol empezaba a salir la noche de pesadilla había acabado, mientras Elena recobraba sus fuerzas, Susana entró en su casa abrió la nevera y bebió la sangre que les dejaba en bolsas, no paraba de llorar mientras bebía poco a poco.

-¿Estas bien?

-Si tranquila

-Tenemos que arreglar al pueblo.

A los sobrevivientes con el poder vampirico de Susana les borraron la memoria y les cambiaron los recuerdos borrando cualquier atisbo de los muertos, y del sufrimiento de ese día.

-

No me gusta que no se acuerden de sus familiares, es como si nunca hubiesen existido- dijo cabizbaja Susana

- Es mejor de que sepan la verdad

Elena se encargó de reconstruir los destrozos con sus hechizos. La vampiresa pensaba en su amado Lucas al que no había visto entre los sobrevivientes seguramente su hermano lo habría asesinado.

El pueblo había quedado reconstruido y a los últimos que les borraron los recuerdos fueron a la pandilla de Elena que con lágrimas en los ojos.

-Bórralos

-¿Seguro?

-Sí

Entonces la única de la familia Luna que estaba en pie les borró los recuerdos y implantó unos nuevos, en el fondo había una coche de funeraria apreció un joven y una mujer trajeada con el pelo castaño y rizado, ojos marrones no muy alta y delgada, no era ni muy guapa ni muy fea era una chica normal como las que se encuentra uno o una por la calle.

-Tengo que marcharme, debo llevar a mi hermano con los Antiguos

- Gracias por ayudarme Susana

-¡Gracias a ti!, solo tienes 10 años y eres tan fuerte no quiero imaginarme cuando seas más mayor.

-Solo quiero ser un poco de la mitad de lo que fue mi abuela.

-Espero que nos volvamos a ver.

-Las dos se abrazaron durante unos minutos y después la vampiresa se subió al coche y se marcharon de allí. La mujer le preguntó por la niña.

-¿Y esa niña ha podido vencer a un vampiro de 500 años?

- Esa niña Ana será la bruja más poderosa, ya lo verás.

Mientras en una carretera del pueblo de al lado, Lucas andaba, tenía la ropa ensangrentada había tenido que matar a sus propio padre y su madre estuvo a punto de acabar con él si Jeffries no le hubiese salvado. Él le dijo que fuera a una antigua cabaña a afueras del pueblo y que esperará hasta que amaneciese y que si no había regresado cogiera los informes que habían encima de la mesa y se marchará de allí.

Los abrió y vio muchas fórmulas y una hoja rosa que ponía clasificado y en grande "Súper soldado!

Después de ver que todo estaba en su lugar Elena,salió a las afueras y la niña con lágrimas en sus ojos se marchó del pueblo no antes de lanzar un hechizo para que ningún vampiro, ni ningún ser maligno se acercara allí.

FIN DE LA PRIMERA PARTE

¡Muchísimas gracias por seguir la historia!, os espero en Vampire Killer: El Ojo de Ra donde volveremos a ver a Susana y Elena y nuevos personajes.