Miguel_Arevalo
Rango3 Nivel 11 (108 ptos) | Cuentacuentos freelance
#1

Todo el mundo pinta de color San Francisco, pero si vives como yo, siempre lo ves gris.
Todos los días son lo mismo, levantarse de un colchón duro y frío, hacer el mismo avituallamiento de todos los días, e ir al trabajo y del trabajo, a la habitación del hotel.
Siempre, de camino me tomó un café en un Deli y mientras me lo tomó habló con el dependiente. Varios fines de semana, hemos quedamos para tomar Sourdough Bread. Hemos congeniamos tanto que ahora somos amigos, por cierto, se llama Chris.
Aun así, mi camino hacia el trabajo me resulta agotador, ya todo el mundo me conoce, siempre me dicen lo mismo, “Eddie disfruta del día”.
Nadie conocía tan bien a Eddie, como Nadia, su mejor amiga. Se conocieron a la edad temprana de los 13 años. Justamente cuando Eddie se mudó con sus tíos a San Francisco.
Nadia, siempre se preguntaba cuál era la razón para que Eddie viviera con sus tíos, pero a la edad de los 17 años, Eddie se armó de valor para contárselo.
La historia fue que sus padres murieron el once de septiembre de dos mil uno, justamente el día que las Torres Gemelas cayeron, que extraño. Nadia en duda le miro y Eddie como respuesta cerró los ojos y bajó la cabeza.
Pasó el tiempo, y en dos mil siete murieron sus tíos, en un accidente de tráfico. Eddie por tal palo y sin dinero, dejo los estudios. La única persona que le apoyaba en esos momentos difíciles fue Nadia, dejándole vivir en su casa, pero con la condición de que llevara a casa dinero.
Eddie consiguió trabajo en una gasolinera. Llevaba trabajando allí ya desde dos mil ocho, justamente hace tres meses mi jefe, Allan, me ha hecho empleado del mes y me ha subido el sueldo.
Hoy es un día normal como todos, pero no me he levantado por iniciativa propia, alguien ha llamado a mi puerta.

Hace 11 días Compartir:

0

0