Sometimescallmecherry
Rango7 Nivel 30 (1563 ptos) | Autor novel
#1

Está llorando, y ella nunca lloraba, esta deteriorada, como nunca me atreví verla, a pesar de la silla de ruedas o que no pudiera ver, yo jamás logre verla como una anciana.

No puedo hacerlo, no quiero hacerlo, no quiero llorar yo también, no quiero escucharla llorar desde mi cuarto porque aunque no sabemos como o cuando, ella ha envejecido más de la cuenta.

"Los robles no envejecen". Me lo digo desde el espacio entre el baño y la puerta del jardín, tirada en el suelo, descalsa y con la pijama azul que siempre uso, sin casi nada en el estómago, me lo digo, ella no debería envejecer.

No quiero llorar, no mas, no quiero creer que sus historias irán dejándose de contar, yo tengo mala memoria, que seria de mi sin ti. No quiero que lloré, no quiero ser débil y llorar yo también.

Por eso Dios, si existes y si no te molesta, no dejes que lloré, no dejes que siga apagándose, no me la quites aún, no me castigues otra vez y permiteme recuperar con ella todo el tiempo que perdí.

Hace 8 meses Compartir:

4

7
Ed_Venaplus
Rango6 Nivel 29
hace alrededor de 1 mes

Hola WhatsErName_24, somos editorial Venaplus. Una nueva editorial que publica a escritores noveles que escriben en sttorybox,y/o redes sociales. Querríamos llevar sus escritos a librerías físicas sino lo has publicado ya en librerías o te hayas autopublicado. Ya que publicamos las obras inéditas. Si nunca antes, has publicado nada y tus escritos que escribes en sttorybok son inéditas en papel nos gustaría el poder publicarte. Totalmente financiado por nosotros al 100%. Sabemos que al ser un autor no conocido, tienes muchas trabas y zancadillas a la hora de publicar. No tienes la oportunidad de que te financien en librerías, ya sea por el desinterés de las editoriales, que sólo publican a autores conocidos o consagrados en ventas, o bien, porque sólo encuentras indeseables que quieren sacarte tu dinero con la auto o coedición. Donde además de gastar su dinero, tendrás muy mala imagen de cara a los libreros y lectores. Con ediciones Venaplus, no tienes que pagar por publicar tu libro. Nosotros te financiamos. Somos una editorial convencional. Ya es hora de dar el salto en papel.
Envíame un email a @gmail.com">editorialvenaplus@gmail.com y hablamos de ver tus escritos plasmados en un libro y expuesto en las librerías, totalmente financiado por nosotros y dando una buena imagen como autor.
Ofrecemos asesoramiento gratuito, asumimos los costes de las facturas de imprenta, mensajería, gestión e inscripción de ISBN, firmas de libros, pondremos un equipo de profesionales a su servicio, diseñadores, maquetadores, contactos con librerías, asesoramiento, etc.
Sólo publicamos a escritores residentes en España. ¿Tendrías más escritos terminados?
Muchas gracias y cualquier consulta me tiene a su disposición.
Atte. Lara Gómez.
Visita nuestro twitter;
https://twitter.com/EVenaplus

Ed_Venaplus
Rango6 Nivel 29
hace alrededor de 1 mes

Aún así, escríbenos si te interesa y envíanos tu biografía literaria y país de residencia. Muchas gracias.

Ed_Venaplus
Rango6 Nivel 29
hace 4 días

Lo siento, no publicamos allá todavía. Escríbenos al email por si existiera alguna posibilidad en algún sello editorial de nuestro grupo y mi compañera puede guiarle. Gracias.


#2

Las llaman las amazonas, mujeres sin hombres de los cuales depender, árboles de raíces profundas y madera dura, criandose entre ellas porque no tienen nadie mas de quien depender.

No tienen.

No deben tener.

Yo soy la más pequeña de nuestro hogar, y la que menos se parece a ellas, no soy fuerte como un sauce, mis raíces son frágiles como mi convicción, no he madurado y aun lloro por todo, mientras que las demás se mantienen firmes y ocultan las lágrimas en lo más profundo de su pecho.

Quisiera poder haber sido como ellas, como mi madre, independiente y fuerte, viviendo su vida en la eterna pelea de un trabajo de hombres.

Respetada.

Odiada.

Temida.

Y yo.

Débil.

Dependiente.

Insegura.

No soy como ellas, no puedo, no tengo el temple, aun sigo llorando entre la puerta de patio y el baño, y veo como se escapa la vida, entre las paredes blancas y vacías.

Tan vacías como mi existencia.

#3

La abuela murió una tarde de un miércoles, y las Amazonas la vimos partir dando gracias y acallando su respiración hasta que solo hubo un murmullo sin palabras.

Casi todas lloramos, expuestas al dolor de que nuestra matriarca había partido para nunca volver.

Ya no habría bendiciones, ni sonrisas, ni gritos... los gritos, eso creo que es lo que más extrañamos.

Mi madre se regocija en el hecho de que no pudo verla partir, ella es una amazona débil, al igual que yo, sabe que no hubiese podido soportar ese momento, yo me he dado cuenta que no soy tan débil como crei, lo soporte, lo vi, y aunque morí por dentro soporté no llorar cuando las personas me veía.

La fuerza no es heredada, pero he aprendido a actuar con dicha fuerza aunque realmente no la sienta, no llorar, no reír, no sentir.

Yo espero ya no sentir.

Hace alrededor de 1 mes

0

0
#4

En la situación en la que me encontraba, vi su despedidas justo como un funeral; no podía dejar de encontrar las similitudes entre la partida de la madre de David a otro país y los sentimientos que te llenan cuando alguien querido muere.

Confirme mi teoría 4 meses después, cuando mi abuela murió en su cama, y luego de mis lágrimas desconsoladas recordé las de David cuando llegó a su casa y la encontró sola.

Hasta ahora supe que eso se llama duelo migratorio.

Mercedes es una amazona, justo como mis mujeres, mujer solitaria que trabajo desde los 8 años de edad para llevarse el pan a la boca, criando luego a tres hijos, solo con su madre, sin nada más que su esfuerzo y ganas de hacer que sus hijos siguieran sus sueños.

Mi abuela siempre se enorgullecía de este tipo de personas, es una lástima que cada día que paso en este recuerdo, me hundo más en la Soledad y el desespero que me trajo su partida.

No tengo lucha, me he quedado sin fuerzas, y solo sigo llorando detrás de la puerta con la certeza de que pude haberlo hecho mejor.

#5

Hubieron situaciones qué me hicieron darme cuenta de la fortaleza de mis Amazonas.

Una de esas ocasiones fue la fugaz vida de Angela a nuestro lado.

Pero, ¿por donde empiezo?, ¿cómo contar algo tan triste sobre alguien tan dulce?, me gustaría contarlo todo y acelerarme en el proceso, pero ya no esta mi abuela para tranquilizarme si entro en llanto por la pena; ya es imposible para mi no romper a llorar de todas formas.

Mi memoria es frágil, y no puedo recordar todo al primer momento, aunque me sobren detalles también me faltan agallas para traerlos de vuelta a mi cabeza, por eso lo contaré tan lentamente como pueda.

Ángela se nos fue luego de 4 años de llegar, nuestra última Amazona, ese soplo de alegría que solo un niño puede traer, y esa desesperanza que solo su partida nos pudo dejar.

Solo jugué con ella una vez, y luego vi su ganas de vivir irse en cada bolsa de sangre durante sus transfusiones y en las oraciones que clamaba mi abuela por su mejoría.

La veía allí, acostada en su cama de hospital, mientras ella mantenía su inocencia, y yo me destrozaba el corazón justo detrás de la puerta.