MulinariLuciano
Rango3 Nivel 14 (175 ptos) | Cuentacuentos freelance
#1

Comenzó como un juego. Un reto para las personas más curiosas del pueblo.
Nadie sabe cómo llegó a nuestras manos, ni de dónde provino. Había sospechas, sin embargo, de todo tipo. Algunos decían que era un experimento del gobierno, otros que era obra de extraterrestres y tampoco faltaban los que responsabilizaban a alguna corporación misteriosa.
El único hecho irrefutable es que el día 1 de enero de 2019, la aparición de un misterioso objeto con forma de huevo en el jardín trasero de los Parker cambiaría para siempre la historia de nuestro pueblo. Y no precisamente para bien.
Sin embargo, no han logrado tapar todos los hechos ni silenciar a todos los que participamos sin saberlo de unos de los momentos más importantes de la historia. Todavía estoy yo. Y no pienso callarme. Escribo esto con la esperanza de que se sepa la verdad, lo que en realidad sucedió en este lugar, alejado de todos y de todo.
Mi nombre es Cristian Maldonado y sé que es lo que pasó aquí. Lo sé porque soy el último que queda, el último del pueblo, el último de ellos.

Hace 11 meses Compartir:

2

4
Don_Diego
Rango13 Nivel 61
hace 11 meses

A canijo me encantan este tipo de historias. Animo! Sigue escribiendo que estare atento a leerte 😁


#2

Todo sucedió muy rápido. La mañana del descubrimiento fue una como cualquier otra. Recuerdo que el sol brillaba en el firmamento sin ninguna nube que se lo impidiera. Bien temprano, como todos los días, me levanté a prepararme mi café matutino y un desayuno acorde a la necesidad de alimento que tenía. Una vez terminado de preparar la comida, me senté a disfrutarla en el jardín de mi casa. En ese momento fue cuando comenzó todo.
De repente, vi una luz que brillaba fuertemente en el cielo, que iba creciendo a medida que se acercaba a nosotros. No pude observar que era, pero sí noté claramente como cayó a tan solo unos metros de mi casa, en el jardín de los Parker. Inmediatamente, salió de la casa el padre de la familia a observar qué era lo que había caído. Recuerdo que no alcanzó ni a tocar el objeto. Antes de que lograra acercarse, éste empezó a emitir un ruido horroroso, insoportable. Recuerdo que el objeto se abrió a la mitad y del centro emergió un rayo de luz, que luego se expandió y formó un círculo perfecto.
Para este momento, toda la familia Parker ya estaba en su jardín, observando el comportamiento extraño de ese misterioso objeto. Ahora que lo pienso, quizás si no hubieran salido, se habrían salvado. O quizás no.


#3

Caos.
Es la palabra que me viene a la mente cuando rememoro lo que sucedió. Muchas veces me despierto en medio de la noche, cubierto con un sudor frío, con la boca seca y preso de un terror indescriptible cuando sueño con eso. Y sé que nunca dejaré de tener pesadillas con lo que ví. Me dicen que es importante que recuerde cada detalle.
Como si hubiera sido ayer, veo a la familia acercarse lentamente al círculo de luz. Fue entonces cuando, desde dentro del círculo, se escuchó una especie de rugido. La familia me miró. Nunca olvidaré esas miradas. Reflejaban el miedo más profundo que puede tener una persona. El miedo a morir. Yo estaba paralizado. Como detenido en el tiempo.
Repentinamente, salió del círculo una criatura como nunca nadie había visto antes. Un monstruo completamente terrorífico. Tenía forma de pez, pero eso era lo único que conservaba de este animal. Poseía una enorme y aterradora fila de dientes, dispuestos a destrozar cualquier cosa que viera. Unos ojos rojos y brillantes como si viniera desde el mismísimo infierno. Caminaba sobre cuatro patas del tamaño de un león o una pantera. En su conjunto, era más grande que un elefante, pero se movía más rápido que una gacela. En un abrir y cerrar de ojos, despedazó a toda la familia y se los tragó como si fuera solo el aperitivo. Luego se giró y posó su mirada en mí. Hicimos contacto visual. El pavor que recorría mi cuerpo impedía que yo realizara cualquier movimiento. Lo escuché rugir y se encaminó lentamente hacia mí, relamiéndose, saboreando lo que sería su siguiente comida.

#4

Justo en el momento en que veía lo veía acercarse, sonó algo dentro del círculo, que obligó al monstruo a volver, se metió dentro y el círculo se cerró.
Así se sucedieron las noches y los días. Nadie se atrevía a acercarse a la casa de los Parker. Los rumores y especulaciones estaban a la orden del día y circulaban en cada bar y taberna que poseía el pueblo. Los jóvenes se desafiaban a ver quién podía acercarse más al objeto, pero incluso ellos eran reacios a tocarlo.
Hasta que una mañana el objeto volvió a activarse.
No podría decir a qué hora fue, ya que estaba durmiendo. Solo recuerdo que los gritos de terror me despertaron. Salí afuera y lo que ví era una escena digna de una pesadilla. Salían muchas criaturas desde adentro del círculo, rugiendo, furiosas, listas para destrozar todo a su paso. Antes de que me diera cuenta, observé que varias de las criaturas se voltearon hacia donde estaba y comenzaron a acercarse a mí.

Don_Diego
Rango13 Nivel 61
hace 11 meses

Pero acaso no pudieron llegar antes las autoridades? O irse lejos los habitantes? Para que esparar a que volviera a pasar lo mismo?


#5

- ¿Por qué? – Me preguntaron.
- No lo sé, no tengo ni idea – Respondí.
Es verdad, desconozco la razón. Por más que piense y repiense, por más que fuerce la imaginación, no sé por qué sucedió. Lo único que sí sé es que los animales (si es que se le puede llamar así) me ignoraron completamente. Como si no existiera.
Vi las fauces de las criaturas cada vez más cercanas y, cuando ya me había despedido de este mundo, vi que estas me evitaban completamente. En cambio, se dirigieron hacia la casa de mis vecinos, que rápidamente huyeron, pero no había lugar posible en donde pudieran esconderse, ni podrían correr a una velocidad suficientemente rápida para dejar atrás a las bestias.
Mientras los animales daban cuenta de mis vecinos, se escuchó otra vez ese sonido espantoso y comenzaron a salir del círculo aún más ejemplares de esa criatura. Conté hasta cinco que salieron a sembrar el terror en mi pueblo. En ese instante, sentí como si el alma me hubiera vuelto al cuerpo e hice lo único que sabe hacer un ser humano cuando está muy asustado y se enfrenta a algo mortífero y desconocido, ocultarse. Lo sé, no suena muy heroico, ¿Verdad?, pues no lo fue. Solo atiné a esconderme dentro de mi casa y escuchar horrorizado los gritos de todos mis vecinos, sintiéndome impotente, pero a la vez demasiado asustado como para intentar hacer algo en contra de esas criaturas.
Y entonces, cuando el sol estaba en su punto más alto, todo se detuvo. Pararon los gritos. Pararon los rugidos. Solo había silencio.
Mansamente, todas las criaturas, como si fueran una sola, atravesaron otra vez el círculo y desaparecieron. El objeto emitió por última vez otro ruido y se cerró.

#6

Esa fue la historia del fin de Sibadar. Nunca nadie se enteró. Así que siéntete afortunado. Eres de las pocas personas que sabes lo que ocurrió realmente. Es una lástima que no puedas contárselo a nadie más.
Nunca supe (ni ellos tampoco) por qué las criaturas me habían evitado. Quizá por eso me trajeron aquí. Quizá por eso escribo estas líneas en esta habitación sin ventanas, vigilada las veinticuatro horas.
Te deseo suerte, quienquiera que seas. Aunque, si estás leyendo estas líneas, no creo que la necesites. De todas maneras no podrás salir de aquí.

FIN

PD: Si te ha gustado, recuerda darle like a la historia. Esto me ayudaría a seguir escribiendo. Déjame un comentario de lo que te ha gustado (y de lo que no). Gracias por seguir la historia hasta el final!