Placebo
Rango7 Nivel 30 (1402 ptos) | Autor novel
#1

Bienvenidos a mi nota de suicidio. Aquí no hay nada que no esté premeditado, cada una de las situaciones y personas que integran éste relato —a excepción de dos— están conectadas por la misma razón en particular: Tener parte y arte dentro de mis últimos días de vida, los cuales fueron un infierno de principio a fin. Aunque los más cercanos a mi ya saben la causa principal de mi muerte, hubo una serie de situaciones desgraciadas las cuales fueron llevadas acabo en cadena y que llevaron a que llegara a la conclusión más oscura, mi muerte.

No tengo la intención de justificar mis errores, mucho menos de causarles remordimiento. Hay quienes vendrán para entender lo que pasa por la mente de quien ya sólo ve la muerte como una profunda puerta en la cual detrás sólo existe paz y descanso, otros para escuchar mi verdad acerca de los relatos falsos en los cuales fui acusado dentro de mi juventud, causa de mi exilio social y mancha que me dejó marcado hasta el final de mi vida.

Hace 11 meses Compartir:

2

14
Placebo
Rango7 Nivel 30
hace 11 meses

@Don_diego de a poquito la voy a continuar, ya está una segunda parte, por si querés pasarte


#2

CAPÍTULO 1 - Acostados en la mierda.

Podría comenzar por contar las desgracias que ocurrieron en mi adolescencia. Empezando por crecer ligado de forma obligatoria a la creencia de un «Dios» supremo—que luego empezaría a odiar—y las limitaciones económicas de mis padres. Pero no tiene sentido hacer más largo éste relato, así que iremos un año hacia atrás.

Octubre siempre es motivo de festejo, sin embargo hoy era una noche especial.

Tocaba junto a mi banda—de amigos más que músicos—en un festival. A dos cuadras de la Avenida Pellegrini; por la calle Corrientes todavía funcionaba el mítico «Pugliese» que unos meses luego sería clausurado.

Victoria era una ex compañera de mi secundaria, una secundaria que torturó mi adolescencia. Dentro de aquella fuimos muy amigos, ahí sólo se beneficia a quienes son verdaderos creyentes de Cristo, los más idiotas y sumisos. Victoria no era una de ellos, al igual que yo odiaba tanto a los profesores como también a los directores y compartíamos las puteadas hacia éstos inútiles luego de cada clase.

Miré por un momento al público y ella estaba ahí, increíblemente voluptuosa, un cuerpo que hacía mirar a cualquier gil que andaba por el bar. Realmente ya no era esa adolescente que conocí a los 14 años. Estaba enamorado de su sonrisa y había quedado como un imbécil, idiotizado ante tanta hermosura.

Bajé del escenario luego del show, buscando aquella mujer. Habíamos tomado mucho esa noche, me acuerdo de una promoción 2x1 en Fernet con Coca a cien pesos, habré tomado dos vasos y me metí entre la gente a bailar junto a mis compañeros. Ya algo ebrio—bastante para lo joven de la noche—empecé a buscarla, en un grupo de amigas estaban: Ana, Mailen, Nahir, Micaela y por su puesto la mujer que más distinguía en el lugar.

—¿Como va todo? Tanto tiempo, mirá donde te encuentro—le dije haciéndome un poco el boludo.

—Tampoco es tan inesperado, me encantó el recital, la pasé muy bien.

—Me alegra mucho que haya sido así, che ¿tomamos algo?

—Ya tomé bastante, mejor tendrías acompañarme a bailar.

No es de tanta importancia, pero entre mis más oscuros secretos adolecentes estaba mi amor por ésta muchacha. Recuerdo que más de una vez hizo temblar mi pensamiento, la había amado poco tiempo, pero la había amado al fin.

Y ahora ella estaba ahí, bailando como ninguna y yo ahí totalmente idiotizado, derramando sudor y ganas de besarte hasta el ombligo ¿mi suerte había cambiado? eso creía yo. Admito que te habia dedicado más de una película en mi cabeza, imaginándole mil finales a una historia de amor que todavía no era real, pero yo la amaba, amaba ese cuerpo de mujer. Todo el mundo era amable conmigo, mucho alcohol corría y vos, vos me dabas esa intriga momentánea de pensar que quizás, sólo quizás podría tenerte esa noche.

Expresé mi efusión por su figura, le comenté que me encantaba su sonrisa, que daría lo que fuera por uno de sus besos y que no podía más.

¿Que podía perder?

—Ya estamos muy ebrios ¿me vas a negar un beso?

—Sos un boludo, está bien pero no acá.

La llevé del brazo hacia el camerino como si fuera un niño con su juguete nuevo, esperando a llegar a su casa para poder jugar en su habitación sin que nada ni nadie lo moleste. Una vez adentro cumplí el grán objetivo. Mientras mi mano bajaba por su espalda sentía sus labios moverse en sincronía con los míos, su lengua bailoteaba y sus dientes empezaban a estrellarse en mi boca. Yo sentía ese alivio, parecido al que uno siente cuando tiene muchas ganas de orinar y por fin encuentra un baño en algún bar abierto. Logré lo que por tanto tiempo había buscado y lo que todos en ese lugar querían, besarte hasta no poder más.

Don_Diego
Rango13 Nivel 61
hace 11 meses

Va bien la historia aunque avecz me pierdo un poquillo entre lineas.

Luka
Rango4 Nivel 16
hace 11 meses

Te juro que me hiciste llorar de risa, apoyo tu historia!

Sarym
Rango16 Nivel 75
hace 11 meses

Me gusta mucho la manera sincera en que describes cada vivencia y vas dando detalles de una vida pasada. En cuanto a la estructura del texto me parece que está muy bien, solo te recomiendo que para los diálogos utilices el guión largo para dar mejor efecto visual y no olvides colocar los puntos finales. Me va gustando la trama, sigo leyendo, cariño. ;)


#3

La noche avanzaba y con ella terminaba el festival. Ya después de tantos tragos no había mucho para hacer, sólo quería acostarme en mi cama y llegar a mi casa feliz de haber concluido un día espectacular. Lastimosamente no fue así.

Nahir—la muchacha ya antes mencionada en el grupo de amigas— accedió a darme un lugar en su casa esa noche. Yo sabía que ésto concluía fácilmente en una buena mamada y que haríamos el amor toda la noche, pero no fui realmente con esa intención. Mi cuerpo estaba muy alcoholizado y pedía a gritos un lugar para descansar.
Finalmente llegamos a su casa y ocurrieron algunos diálogos que confirmarían lo que traía en mente.

—¿De verdad te vas a dormir? Dale no seas cagón, tenés que festejar lo buena que estuvo ésta noche—me dijo ella acariciándome la entrepierna de manera abrumadora.

—Admito que no vine por ésta razón—le contesté—pero la verdad es que me merezco que me chupes la pija un rato ¿no?

—Acá me tenés, mi madre se va en unas horas, pero podemos calentar las cosas hasta el momento en que eso ocurra.

Y así fue como Nahir empezó a besarme el cuello hasta bajar hacia el ombligo, para empezar a acariciar mi zona erecta hasta chuparlo sin parar. La situación se volvió muy caliente y la verdad era bastante morboso saber qué su madre estaba detrás de la puerta, pero eso me exitaba mucho más.

—¿Así te gusta? A mi me encanta, extrañaba tenerte así

—Nadie la chupa mejor que vos, te lo dije en más de una oportunidad y lo sabés

—Y me encanta que me lo recuerdes

Entre beso y mamadas empezamos a hacer el amor contra su cama, sus gemidos me hacían palpitar el corazón, la forma en la que decía mi nombre, con esa manera sensual y exitante.

Así estuvimos varios minutos, entre vueltas y besos, chupadas y gemidos. Amaba esa forma en la que me hacía el amor.

De pronto se escuchó un portazo, alguien había abierto la puerta de la habitación.

—¡Que mierda estas haciendo!—Gritó su madre enardecida—¡Zorra, en mi propia casa! Ya te vas de acá—dijo señalándome con furia, cerrando de un portazo la habitación.

Sarym
Rango16 Nivel 75
hace 11 meses

Jajajaja, la escena me resultó graciosa por lo real, me hubiese gustado, ya que tocaste el tema erótico, que describieras un poco más detallado el acto. Noto que cambias la estructura del diálogo en esta caja, cosa que me parece excelente, otro punto a mejorar sería abrir los signos de interrogación y de exclamación, solo los usas al final y no al inicio. Espero por la continuación, querido.

Placebo
Rango7 Nivel 30
hace 11 meses

@Sarym muchísimas gracias por tomarte el tiempo de leerme y darme algún consejo. El guión largo lo empecé a implementar mejor en la última historia pero por alguna razón cuando quiero editar las anteriores desde la aplicación no me lo permite, pero es algo que estuve aprendiendo a utilizar. Una vez más muchas gracias.

Luka
Rango4 Nivel 16
hace 11 meses

No esperaba este desarrollo, me gusto :D


#4

CAPITULO 2 - Una rubia y dos idiotas.

—¡Imbéciles! Solo son eso, imbéciles— gritaba parado sobre una mesa, intentando que la gente del bar me prestara atención.
—Dale Pablo, baja de ahí
—No Mauro, los odio y lo tienen que saber.
—Sos un pelotudo, baja dale.
—Está bien, perdón amigo. Ya bajo de la mesa, sos lo mejor. Te juro que no se que te trajo hasta acá.
—No seas puto, estas muy en pedo.
—Chupame la pija, estoy bien.

Eran las 00:34 del sábado 16 de diciembre, Mauro quería ir por una bolsa de merca, yo estaba muy ebrio pero no podía dejar de mirar a la moza del bar, una rubia terriblemente hermosa. Muy "millenial" para mí, septum y gorra puesta al revés. Seguro en su perfil de Twitter tenía algo como "La colina es cuesta arriba, pero la vista es genial" o alguna de esas frases del idiota de Paulo Coelho o John Green. No sé por qué la estoy juzgando sin conocer, ya me hice tres películas en mi cabeza, todas con el mismo final. Posiblemente la idealizaba de un mal modo. No tenia pinta de leer a Shakespeare o Bukowski, tampoco de escuchar buena música, pero era una mejor elección sacarme la duda.

—¿Tomamos algo?— Le dije a la rubia.
—Acá no funcionan las cosas así.
—De donde soy respondemos con más gentileza, soy Pablo ¿y vos..?
—¿Vas a tomar algo o no?
—Tu nombre primero.
—Te vas a quedar con las ganas.
—Entonces una birra más, si es posible.
—Por supuesto.

No era lo que esperaba, pero estoy satisfecho. No tenía una moneda encima, Mauro moría de la manija y no conseguía un tranza en la zona.
Se hacían las 03:00 y jugamos un pool más. Nuestra ebriedad hacía que las partidas duraran más de lo normal, entre puteadas y escupitajos seguimos adentro hasta terminar el juego. Salimos con la idea de ir para el centro de la ciudad y el colectivo pasaba en un rato, nos aseguramos que no nos olvidáramos nada y decididos arrancamos a caminar. Mauro me pidió unos segundos para ir a mear antes de salir.
Preferí esperarlo afuera, prendí un cigarrillo y escuche una voz suave y aguda diciéndome:

—Micaela, me llamo Micaela
—Tenías cara de tener un nombre más peculiar. Natasha, Almendra, Rosaura, no sé.— Le conteste a la rubia.
—Opto por cualquier cliché a llamarme Rosaura, lo juro ¿Ya se van?
—Era la idea, mi amigo quiere conseguir un polvo mágico.
—¿Una mujer?
—No exactamente, viene picado y en bolsa.
—En ese caso yo los puedo ayudar a conseguir algo. Mi padre es el dueño del lugar y toma de la rica.
—¿Porque tendría que creerle a una mujer que conocí hace menos de 3 minutos? No soy tan fácil.
—Sos un pelotudo ¿Quieren una bolsa o no?
—Por mi no hay drama— Dijo mi amigo levantándose el cierre del pantalón.
—Cerra el orto Mauro.
—Tu amigo ya lo dijo, vengan por acá.

phangoria
Rango7 Nivel 33
hace 10 meses

O0la wapo.
¿Khomo andaz?
♬♫♪◖(●◡●)◗♪♫♬

XD jajaajajaja.
Cosa bonita ❤❤
Espero andes muy bien, portate bien < n< (?)
Y ten bonita semana , o lo que queda de ella .
c⌒っ゚Д゚)っ

phangoria
Rango7 Nivel 33
hace 10 meses

When se me corta el mensaje........
: /
Decia yo que...
¿Cómo estás?, espero que muy bien X/D y no te he agregado porque sabes que fail con el Telegram.
</3
@Placebo