NOVACHEK
Rango11 Nivel 52 (7440 ptos) | Artista reconocido


SOBERANOS

Representando de ante mano que esta historia sería el llamado de una nueva etapa. Un comienzo nuevo y fresco para mí mundo, "El comienzo de un nuevo pueblo" sera nada más y nada menos una pequeña parte del mundo Soberanos.

Espero les guste...

Hace alrededor de 1 año Compartir:

2

18
NOVACHEK
Rango11 Nivel 52
hace alrededor de 1 año

Estoy probando... probando

Don_Diego
Rango13 Nivel 62
hace alrededor de 1 año

Esperando ansioso.


#2

El comienzo de un nuevo pueblo

Sinopsis

Novela: Soberanos
Parte: 1

 Al noroeste del Walferhad de brazzells habiataba antes una cuidad prospera y fructífera, que con el caos y la constantes amenazas de los reinos y cuidades vecinas. Esta se desmoronó, obligaron a la gran mayoría de la poblacion para que abandonaran su amada cuidad, y así fué, un día muchos de los valientes hombres dieron sus vidas para retener los días de las invasiones enemigas. Mientras tanto la otra midad se esforzaban por costruir sus barcos y escapar lo antes posible de sus tierras natales, el día llego... Los que ya estaban dentro de los barcos dirigiéndose hacía el sur, veían desde lejos su cuidad siendo conquitada sin fuego alguno sino que sus banderas dejaron de ser un sol radeante para luego ser una espada flameante. Simbolo que representa el reino de los Brazzells.

Despues de que hallan pasado tres días de viaje recorriendose los oceanos del Maraan, pudieron llegar a nuevas tierras desembarcando en nuevas costas que pertenecen a un continente sin nombre.

Miller de aragh el líder de la población era el que más se conocía el lugar donde habian desenbarcado, y su deber era guiar al pueblo de Aragh en la búsqueda de un nuevo hogar.

Aquí es donde la gente de Aragh iniciará desde cero para convertirse en una gran cuidad tal y cual como alguna vez lo fué...


#3

— ¡¡Bladfer necesito que vengas aquí!!— gritaba desde la lejania mientras hacía un esfuerzo para sostener unas cajas de maderas que eran bastantes pesadas.

— ¡Sí ya voy, aguanta un poco más!— se acercaba lo más rapido posible para ayudar a Mark con las cargas del barco.

— Oh gracias, si no venías antes terminaría bajo esta cosa muchacho.

— No se haga problemas Mark yá estoy aquí para ayudar— mostraba una breve sonrisa mientras terminaba de colocar la pesada caja en la arena.

— ¡Bien vamos sigamos con las demas muchacho!— exclamó Bladfer sin aire y casi sin fuerzas.

Muchos de los hombres habian descargado sus pertenecias de los barcos transportandolos hacia la costa, tomandole todo el día. El sol bajaba poco a poco y la oscuridad tomaba su lugar.

Miller dió una orden para que todos eligieran un lugar para levantar las tiendas y pasar la noche allí dentro. Mientras que él y un grupo de hombres irían a inspeccionar los alrededores de la zona y que tambien pondrian por turnos a treinta soldados para vigilar el lugar.

Muchos de ellos se dormían con la espada en la mano

RedWerewolves_97
Rango9 Nivel 42
hace 10 meses

@NOVACHEK 😍😍❤
Me encantó pero espero la continuación quiero saber que hay en esas cajas pesadas

NOVACHEK
Rango11 Nivel 52
hace 10 meses

Intentaré subir nuevas partes más seguido, un saludo presiosa 😉😁


#4

— ¡Pss... Hey Miller! Ven aquí—. Lo llamaban en voz baja. A lo que él se acerca lentamente y con mucho cuidado, ocultandose entre los bosques y arbustos.

— ¿Si? Dime.

— Mira allí, es una aldea—. mientras señalaba el lugar — ¿Que hacemos?

— Hmm... Será mejor volver a la costa e ir cuando salga el sol, sería peligroso adentrase ahora somos muy pocos.

— Esta bien, sí tú lo dices.

Miller y su grupo de expedición regresaban a las tiendas. Mientras que en las orillas del mar donde habían estacionado sus barcos, Bladfer y Mark cuidaban de los barcos.

— Oye muchacho si estas cansado puedes ir y descansar un poco, yo me encargo de vigilar por un tiempo la costa.

— ¿Que? No, no hace falta Blad... Estoy bien puedo aguantar aún mucho más y si quiere puede ir usted y descansar, su edad lo amerita.

— Jajaja ¡Quee! ¿Me estas diciendo viejo, niño?

— ¡No señor! No quise decir...

— ¡Jajaja tranquilo muchacho sé que lo quisiste decir de una buena manera. Y puede que no haga las cosas tal y como lo hacía antes pero aún puedo seguir moviendome, Já eso creería.

— Yo creo que hay algo en su cuerpo y que lo puede resistir, beberse un barril entero de vino sin problemas hahaha.

— ¡¡Oh en eso tienes muchaa razón muchacho!! Mucha.

— ¡Mira blad ya regresaron, es Miller y su grupo!

— ¡Oh maginifico! Ahora esperemos a que vengan nuevas ordenes.

— Hmm que habrán descubierto, regresaron antes de que saliera el sol.

#5

Cuando Miller regresó informó a los demas lo que habían encontrado, una aldea bastante desolada estaba situada al suroeste, cerca de donde estaban y siendo la mejor opción intentar dialogar y ser amigos.

— Miller nosotros tenemos soldados, podriamos quedarnos con sus tierras y usarla como nuestra principal ciudad ¡aprobechemos esta oportunidad de atacar lo antes posible! Ademas... Cuantos podrian ser ¿diez, u once? Nosotros somo mas de docientos y sin contar con los mas jovenes.— exclamó un anciano de pelo canoso, alto y corpulento, siendo él uno de los últimos generales de guerra que tiene el grupo de Aragh.

Miller lo mira y se cruza de brazos.

— Es una opción pero no es la correcta, ya que si hicieramos eso a la hora de atacar uno se escaparía para avisar a los pueblos, aldeas y hasta ciudades vecinas y de no ser así. Los comerciantes sospecharian de nosotros y los rumores de que un nuevo grupo de rebeldes estan atacando las aldeas haría que muchas aldeas cercanas se alzen a las armas impidiendo nuestro avance, yo no quiero que ningúno de nosotros muera por una pelea insignificante. ¿¡Esta bién!?

— Tiene razón en eso, no lo había pensado de esa forma. ¡Pido mis disculpas!.

— No, no hace falta que te disculpes lo que hiciste estubo bién, recuerden que nuestro rey nos dejo un objetivo. El objetivo de que nuestras familias progresen, reconstruir nuestro emblema. ¡Nuestro sol debe estar flameante como antes! Entre todos tenemos que hacer lo correcto.

El grupo que acompaña a Miller se alzan y miran con firmeza, lo que había dicho su lider les había conmovido.

— ¡Al salir el sol visitaremos a la aldea, y no falta nada, miren el mar!

Todos miran el horizonte para ver como en las aguas se tintan de un color anaranjado, lentamente el día comenzó a amanecer y el sol una vez más demuestra su luz para comenzar.

#6

Miller movilizó bajo su mandato cincuentas de sus mejores soldados para que lo acompañen hasta la aldea.
El sol comenzó a iluminar los campos y los extensos bosques del sur.

— Cuando nos adentremos al lugar no quiero que asusten a su gente ¿¡ Escucharon!? Tenemos que ser pacifistas—. mientras caminaba hacia el frente guiando a los demás para caminar.

Los hombres aceptaron el desafío de no asustar a nadie.

No más habían pasado quince minutos desde que el grupo de Miller había partido, a lo lejos se veía el humo de una chimenea y en las lagunas cercanas a la aldea. Habían tres ancianos pescando tranquilamente, uno de ellos se percata de los movimientos. Y se levanta para observar mejor de los que sus ojos veían.

— ¡Sera mejor que te despiertes, un ejército se avesina! — exclamó el viejo pescadero pero su compañero hacia caso omiso a su aviso, ya que estába profundamente dormido.

Un soldado se les acerca.

— ¡Hola! No, no tranquilos no se asuten. No vinimos a hacerles daño, solo estamos buscando al lider de la aldea. ¿Saben donde puede estar? Solo queremos negociar...

— ¿Eh? Y ¿Como se yo que no nos aran daño?—. Respondio el anciano asustado y alejado del soldado, intetando despertar a su amigo con una patada—¡¡Levantate inútil!!.

El soldado ve que un tercer anciano se dirige corriendo hacia la aldea.

—¡No Espera! Noo te vallas...

El otro anciano corria lo mas rapido que podía para avisar en la aldea de que venian atacarlos, él toma los caminos más cortos para llegar mas rapido.

Darkmyself
Rango4 Nivel 16
hace 10 meses

Muchos soldados para tratar de mostrarse amistosos


#7

El anciano llega cansado, y sin energias cae al suelo y le cuesta mucho respirar.
Se recuesta para descansar pero es alcanzado por un soldado Aragh.

— Por como te ves amigo, creo que tomaste una mala decisión haber corrido de esa forma... Sabiendo que uno de mis compañeros les aviso de que no les haríamos daño.

—¡¡Todos... Ustedes, son unos farsantes!!—. Le gritaba con sus pocas energías.

— Si mueres aquí sera tú culpa. Y serás una vergüenza para tú gente, que te recuerden de tal manera... Sería mucho mejor si te levantas del suelo, estando ahí tirado cometeras un suicidio—. Se inclina para extenderle la mano y ayudarlo para que se levantara.

El anciano extiende su mano, da su confianza hacia él.
— ¿entonces no me matarás?

— No... Aun no me dieron esa orden.

— Entonces ¿ Ah que vinieron aquí?

— hasta donde yo sé, estamos buscando un hogar.

— Aah... Y ¿son todos?

— No...

— ¿no.. cuantos son?

— Somos muchos más, ¿para que quieres saber eso aún te quedaste con las ganas informar algo a alguién?

— ¿Que? no, no no...

— Bueno espero que sea así viejo, ahora quiero que me hagas un favor. Guiame hasta donde está tú lider.

—Sí, enseguida ven vamos, ya estamos cerca.

Cuando el soldado Convenció al anciano para que lo llevara a la aldea y así poder hablar con el líder.

Miller ya estaba en las puertas de una cabaña, dentro había mujeres y niños. Un hombre se atrevió a salir y a preguntar del por qué había tanta gente armada rodeando la aldea.

— ¿¡No hemos venido hasta aquí para hacerles daño. Sino que he venido porqué estoy buscando al lider de este lugar, alguien sabe donde está!?

— ¡Estas hablando con él ahora mismo!— exclamó el jóven.

— ¿Entonces eres tú el lider?

— ¡Si, así es! ¿¡Que es lo que quieren y que buscan!?

— ¿¡Que queremos!? ¡¡Fácil, queremos unirnos, y establecer nuestra base aquí y también estamos buscando buenos amigos con quién podamos comerciar!!

— ¿Q... Que? (En voz baja) ¿eso buscan?.

— ¡Mira! ¿¡Puedo acercame para charlarlo mejor!?

— ... ¡Está bien!... ¡Pero sólo... Y sin armas!

— ¡Bien!—. Miller mira su general a lo que él general pone una mirada de desconfianza.— tranquilo, no creo que me hagan algo. Ten confianza Richard.

Richard toma la espada que le da Miller para poder acercase con el lider de la aldea.

#8

— Bien ya estoy aquí, solo y sin armas. Ahoa solo nos queda hablar con tranquildad y con confianza ¿esta bién?

— Sí... Ya podemos comenzar.

— Bien, eres un buen lider. Quisiera saber tú nombre ¿me lo dirias?

— Brand de Hollyns.

— Bien brand es un gusto conocerte, el mío es Miller de Aragh. Y como veras ahora mismo somos cincuenta aquí, pero mas al éste en las orillas del mar tenemos a mas nuestra gente. Niños, mujeres, ancianos. Lo único que estámos buscando es un lugar donde podamos virvir y descansar. Todos queremos un hogar... ¿Si? Nosotros no estamos buscando ningún conflicto, y mi idea era que podamos unir nuestras gentes y unificar este lugar convirtiéndolo en un pueblo, ¡o hasta incluso un reino! ¿Que dices? ¿Podrias ayudarnos?

Miller lo mira a los ojos fijamente.

— Está bien, solo... Solo dejame hablarlo con los damas ¿esta bien? Esperame aquí.

—Bién vé tranquilo...

Pasaron cinco minutos y brand salió para afirmarle con un rotundo Sí

Y así fue como todos los ciudadanos de Aragh se mudaron hacía la aldea. La gente comenzaron a levantar sus tiendas cerca de las casas y de los lagos.

Esa noche se hizo una gran fogata y celebraron juntos la aceptación y la bienvenida a su gente.

La aldea tiene una bandera naranja que en su centro porta el simbolo de una media luna de color amarillo. Cuya bandera representa a la familia Hollyns.

Y ahora a su lado la acompaña una nueva bandera, una bandera celeste con un sol en su centro. Los Aragh ya tenian un hogar... Solo les quedaba mejorar el lugar y seguir hacía adelante.


#9

Mientras tanto minutos atrás... Bladfer y Mark charlaban entre sí sobre su pasado. Ambos reían y se divertían mucho, y se preguntaban.

— Já ¿sabes qué? Creo que enviaron a demasiados hombres como para ser amigables—. Se teorisaba Blandfer.

— Hmmm... puede que sea una mala idea, pero si los utilizan bien puede que funcionen como una buena defensa, jajaja de seguro la idea fue de Richard. Ese viejo barbudo solo piensa en armar hasta los dientes cualquier objeto o lugar.

— ¡Jajajaja es verdad!... Aún así espero que nos acepten. Y de no ser así. Creo que Miller no se quedaría de brazos cruzados.

— No muchacho, ese hombre siempre tiene un segundo plan y desde que lo conozco nunca lo ví rendido ante nadie. En su cabeza solo hay progreso y más progreso.

A lo lejos un jinete los obsveba desde la lejanía, llamándole la atención a Blandfer.

— Hey mira hacia allá, ya parecía raro de que nadie nos hallan visto—. Indicaba con su mirada al jinete, Mark se da media vuelta y logra ver al sujeto. Por lo que el espia se retira del lugar.

— ¡¡Por los mares azules será mejor informarles a los demás!!—. Exclamó Mark.


#10

Ambos se dirigieron hacia las tiendas para dar el aviso de que ya los estaban espiando. Miller minutos antes de que se fuera hacia la aldea dejó acargo a uno de sus mejores soldados... Verne de Aragh.

Verne sale de su carpa para responder al llamado.

— Ir tras el sería en vano. Perderiamos tiempo hasta incluso podriamos perder a un hombre... Lo mejor será esperar a que venga Miller con sus hombres. Pero mientras-tanto pondremos patrullas por la zona ¡necesito que estén alerta de cualquier movimiento!

Minutos despues vuelve Miller con sus buenas noticias por lo que todos levantaron sus tiendas para moverse a un nuevo lugar.

Aldea de las lagunas verdes un lugar donde la familia Hollyns estableció una pequeña cantidad de gente. De tal forma para ocupar la mayor parte del territorio.

Pero con el transcurso de los años los hombres salvajes aparecieron con sus barcos de madera, saqueando a cada uno de los pueblos y aldeas del sur. Se dice que viven mas allá del mar de Mir con sus castillos de madera ubicados en grandes islas con muy pocos recursos.

Teniendo como resultado los saqueos, la poca población que hay dentro de las aldeas es porque, muchos de ellos fueron asesinados por intentar defender sus hogares.

Los barbaros suelen saquear cuando llega el invierno en sus tierras. Por lo que el reino de los hollyns suele estar en plena primavera.

Y los Aragh llegaron a establecer su nuevo hogar cuando las flores ya comenzaron a despertar.

#11

Parte 2

SOMOS UNO...

Ciudadela de las piedras naranjas uno de los territorios más importantes de la familia Hollyns. Establecida por el primer rey Ángelo Hollyns, y la ciudadela fue construida sobre los simientos de la antigua mina en la cual sacaban y siguen sacando piedras preciosas que contienen un color anaranjado.
Luego de la muerte del rey Ángelo, su hijo mayor Mandes Ángelo ll de Hollyns decidió ampliar la ciudadela, levantando murallas para que defendieran a sus minas y por supuesto a su gente que vive allí dentro.

Hoy en día dentro de la ciudadela viven el rey y los hijos de Mandes.

Un guardia entra apresurado abriendo las puertas del palacio con desespero.

— ¡¡Mi señor, los Dayaks movieron sus tropas hacia el sur y tomaron el pueblo de los desiertos!!

El pueblo de los desiertos estaba ubicado hacia el norte del reino Hollyns. Anteriormente pertenecía a los Dayaks pero con el tiempo aquel pueblo sin conflictos algunos decidieron pertenecer independientemente a la família Hollyns. Y ahora los dilemas politicos y militares que acuden en el norte, especificamente en el reino de los Brazzels incitaron a que los Dayaks comenzaran a expedirse por la fuerza en los territorios vecinos. Metiendo forzadamente a las aldeas y ciudades de los reinos como la familia Tinears y la familia Hollyns.

Pero aún el guardia que había entrado al palacio, todabia le faltaba decir otra cosa más

— y también mi señor escuchamos rumores de que un nuevo pueblo llamado Aragh llegaron desde el norte de Brazzells hasta aquí. Al parecer no an hecho nada malo solo se unieron con uno de nuestras aldeas. Por lo que tampoco sabemos muy bien con exactitud del porque están aquí.

— ¡Sera mejor comenzar con los preparativos para nuestros ejercitos!—. Accedió el hijo mayor del Mandes. Eldar Ángelo lll.

— Y... ¿Podrias decirme con cual de nuestras aldeas se unieron los Aragh?—. Exclamó el rey Mandes.

—¡Si mi señor! Con la aldea de las lagunas verdes.

— ¿Sabes cuantos son en total aproximadamente?

—¡No mi señor, por ahora no tenemos esa información! ¡Mis disculpas señor!

—¡No, está bién!, quiero que mandes una expedicion por aquella aldea. ¡Busquen información toda la necesaria para no dudar de ellos!.

CozyRabbyt
Rango6 Nivel 28
hace 9 meses

El reino de "Brazzels" me gusta mucho. Ya me imagino de donde pudo venir ese nombre, cochino jajajaja

Don_Diego
Rango13 Nivel 62
hace 9 meses

Siguiendo tu historia aqui. 😁👍


#12

Habían pasado tres días desde que los los Aragh se establecieron en la aldea de las Lagunas Verdes.

Gracias a ellos la aldea comenzó levantar poco a poco murallas de madera, y la expansión de las granjas comenzó a crecer. Y aprobechando de que tenían mar y lagunas cercas, no tardaron en levantar un muelle en las orillas del mar.

Pezca, trigo y madera era lo que comerciaban con las aldeas cercanas o eso era lo que tenian pensado hacer. Para obtener oro de la corona.
También se levantaron nuevas cabañas de madera, el beneficio de aquello era para guardar los granos y la comida.

Los pueblerinos de Hollyns estaban contentos, y complacidos de haber aceptado a los Aragh de contribuir con las nuevas mejoras que tenía su hogar.

Poco a poco su fama comenzó a crecer en las aldeas vecinas, ya sabían de cuan poderosa se había volvido la aldea de las lagunas.

Que hasta una pequeña cantidad de personas se aproximaron al hogar para proponer sus meritos de politicas, religiosas y hasta comerciales.

Prosperidad y abundancia era lo que tenía la antigua ciudad de los Aragh. Y hoy se veia en la aldea aquello que les arrebatado.

Miller el grande le decían...

El siguiente paso ahora era expandirse más hacia el sur.

Miller y su general Richard tenian ya planificada sus estrategias, solo quedaba hacer causas sobre ellas.

#13

Doce caballeros y veinte soldados Hollyenses se colocaron en las puertas de la aldea, buscando al lider de esta.

Miller se dirige hasta el porton de madera y da la orden para que la abriesen.
Detrás de él lo acompañaban treinta de sus mejores hombres.

El caballero con armadura se acerca con su caballo lentamente y pregunta.
— ¿Es usted el lider de este lugar?—. Levanta la mascarilla de su yelmo.

Aquellas preguntas eran bastante recordatorias, tal y cual como el dijo. Hace tres días atrás.

—¡Digamos que sí! Soy el segundo a cargo de este pueblo.

—¿Que pasó con brand, está aquí?

— ¡Sí... Está adentro!

— ¡Muy bién, nosotros hemos venido hasta aquí por la orden del rey ¿Usted sabe que este territorio le pertenece a la familia Hollyns, no es así?

—¡¡Sí así es, por sus leyes y por sus estructuras politicas no tienen el derecho de expulsarnos. No cometimos ningún crimen a lo contrario, lo mejoramos!!

—Sí Lose, quédese tranquilo... ¿Su... Nombre?

—Miller de Aragh...

— Miller, es un bueno hombre. No haremos algo semejante. Pero... ¿Nos dejarían pasar? Como caballeros de la corona del Sur tenemos el derecho de inspecciónar los alrededores y sus sitios internos.

—Sí... Pasen, sean bienvenidos...—, puro desconfío tenía Miller ante los caballeros de Hollyns.

—General, mire allí arriba.—, le decía un soldado apuntando hacia las banderas.

El general mira las banderas.

—¡Esta gente son pacifistas, a pesar de estar armados. Tienen sus propias milicias para la defensa de su hogar, volvamos a la ciudadela e informemos al rey de que no tenemos del porqué precuparnos!

El soldado da el informe — ¡¡Volvamos a casa!!.—, no había del porqué preocuparse.

Al caer la noche un grupo de mercenarios llegaron hasta la aldea y lograron infiltrarse sin que llamaran la atención de nadie.

Mark estába tomando vino con su mejor amigo Bladfer hasta que notaron una sombra moverse entre las antorchas y los las cabañas de almacenamiento.

En silencio se movieron para ver que es lo que ocurría.

—¡Por las barbas de Ajaxs!—, exclamó Mark en voz baja.
—¡¡Nos están robando Blad!! Ve y avisales a los demás, ¡Rapido!.

Mark se acerca desefunda su espada y toma por las espalda a uno de ellos tirandolo al suelo.
—¿¡Que es lo que intentan hacer malditos perros salvajes!?—, levanta su espada hacia arriba para bloquear un ataque directo desde uno de los ladrones.

—¡Já, cinco hombres contra un viejo! ¿No les parece injusto esta pelea?

Tres de ellos dan sus primeros golpes, el viejo Mark esquiva con mucha habilidad hasta que uno lo toma por sorpresa, pero el no se da por vencido, con el mango de su espada lo golpea en la cabeza.
El sujeto lo suelta Mark se retrae, para ponerse de nuevo en guardia.

—¡Ya me las pagaras maldito viejo!—, exclamó uno de los ladrones. Y así fue como todos al mismo tiempo se retiraron del lugar. Un segundo despues llegan los guardias junto con Miller.

—Mark ya los traje, oh... No, no amigo no puede ser ¡Mark! ¡Mark! Mirame.— lo toma de la cabeza.

Miller se acerca se fija en él detenidamente, — Tranquilo chico, aún respira... seguro se desmayó. ¡Traigan a una enfermera! Pronto se pondrá bién.

RedWerewolves_97
Rango9 Nivel 42
hace 9 meses

@NOVACHEK 👌 perfecto
Me atrapo, mucha adrenalina
Me encanta el personaje Marck es muy audaz y puede vencerlos !
Es genial tu cajita sigue asi ..

aquiles
Rango2 Nivel 7
hace 9 meses

Que buen desenlace. ¿Así que Mark también es espadachín?


#14

Mark es llevado hasta una tienda donde le dieron agua y cobijo para descansar.

— ¡Oh, esta demasiado cómodo jajaja!—, afirmó mark estando recostado en la cama.

— Aquí tienes agua amigo.

— ¿Que, esto es enserio Blad? Sabes que no me gusta el agua ¡dame vino, quiero vino!

— jajaja ¿¡siempre fuiste un borracho no es así!?—, entraba Miller mientras servía vino en un un jarrón de madera. Para servile a Mark

— ¡Ooh... Mira quién apareció! Miller el grande. Ah y gracias de en verdad lo mecesitaba—. Da un trago profundo.

— Un apodo que me queda muy grande para mí al-parecer.

— sí tienes razón ese apodo me quedaría mejor hacia mí persona... jajajaja.

— jajaja podría ser un buen apodo para tí.

— ¿Que es lo qué buscas Miller?

— Quiero que me digas como eran los sujetos que intentaron robarnos.

Bladfer busca un asiento para Miller.

— Bueno... Algo más de tener las manos blancas y mascaras en sus rostros, no pude notar bien sus caras.

— Gracias bladfer—, se sienta en la banca,—¿recuerdas como eran las mascarillas?

— Hmm... Sí, eran de animales... Un leon, un ave, dos lobos, y un jabalí.

— Bién, ¿eran buenos en el combate?

— já definitivamente no, solo se colaron para robar y escapar. Y tengo que admitir que son buenos en algo, escalar y escabullirse como ratas. Já para la próxima intentaré no beber tanto antes de tener un combate.

— De todas formas luchó bien Mark, gracias por su colaboración. Mañana al amanecer saldremos a buscar información. Pero mientras tanto tendré que pedirle un favor a tú amigo Bladfer.

— Sí, como no por ahí lo tienes.
Bladfer se acerca y se para firme.— ¡Mí señor!

— Mañana te necesito a primera hora, apenas sale el sol.

#15

Al día siguiente los gallos cacareaban apenas salía el sol.

Miller se prepara y sale hacia afuera, al parecer antes en la aldea tenían cinco caballos bien cuidados cuatro de ellos eran marrones con sus pelos negros y lacios y uno que le decían la Perla Negra era el mas salvaje, difícil de montar. Apenas era usado por los aldeanos.

Brand se le acerca a Miller.

— Es un lindo caballo ¿verdad?

— Sí, lo és...

— Ella es casí indomable, no se deja facil. Pero es la más rapida.

— Es un buen caballo entonces—. Se le queda mirando, luego toma la montura para colocarse-la.

— Valla, pensé que irías con otro del establo.

— Me adaptaré a ella.

— Buenos días Miller—, Se aparecía desde la entrada al establo Bladfer.

— ¿Estas preparado para partir?

— Este, sí...

— Bien, elije a uno. Iremos hasta el sur.

— Está bién...

Brand le da un pequeño palimpsesto donde le indicaba con líneas y puntos los sectores por la cual tomar y guiarse durante el viaje.

Luego de que hallan pasado díez minutos Miller sale de la aldea con cuatro acompañantes. Todos hiban a caballo para llegar mucho más rapido al lugar donde querían ir.

—¿Hacia donde nos dirigimos Miller?—, le preguntó Blandfer.

— hacia el Sur Blad, allí encontraremos un pueblo. En la cual conoceremos a un viejo amigo que vive por allí.


#16

Al cruzar los grandes prados desérticos. Combinados con pequeñas capas de nieve en la superficie. Dejando dos grandes y maravillosos colores, al Sur se podía apreciar un pequeña colina acompañada por grandes y viejos arboles verdes. Que por debajo de aquellas sombras que dajan aquellos gigantes antiguos dominaba un pastizal verde y Virgen.
Aún así más allá se encuentra un pequeño pueblo. Con sus casas de madera y techos de paja, defendidas por pequeñas murallas de madera que estaban algo deterioradas.

— Bueno al fin... hemos llegado señores. Esto es el pueblo de las Aguas del Fin—, exclamó Miller mientras miraba detenidamente las puertas del pueblo.

— ¿Las Aguas del Fin?—. Respondió Bladfer.

— Sí, así es. Las aguas del Fin un nombre unico y coherente ¿Sabes él porqué?

— Hmm... Será porque es el ultimo en éste lugar.

— ¡Así és! Es el ultimo lugar donde podemos ver a varias personas vivendo en un mismos lugar, chico y cerrado. Aunque antes no lo estaba...

Miller y sus acompañantes llegan hasta las puerta del pueblo.
El porton de madera estaba cerrado y tampoco había nadie para que lo abriesen o eso era lo que pensaban ellos.

Un niño se asoma en lo alto de las almenas.

— ¿¡Que bandera portan ustedes!?—, gritó el joven.

Miller volteba hacía atras y luego mira rápidamente al niño.

— ¡No somos de por aquí, pero... Diles a tus superiores de que soy Miller de Aragh! ¡Ah, y que solicito pasar!

El niño se les queda mirando unos segundos para luego desparecer.

— ¿Entonces?—, preguntó Bladfer.

— ¿Entonces? já, tendriamos que esperar a que nos abrieran las puertas, supongo...

El crujir de la madera sonó y las puertas se abrieron.

— ¡Bien, entremos! Ya era hora...

#17

Al entrar dejaron los caballos dentro de un establo, allí les esperaba varias personas. Muchos de ellos eran gente importante del pueblo.

— ¡¡No lo puedo creer, miren quien está aquí!!—, se acercó un hombre alto, corpulento. Con una edad de treinta aproximadamente.

Miller baja de su caballo y lo amarra rápidamente al Palenque para saludarlo.

Ambos se dan un abrazo fuerte y duradero.

— ¡Mi viejo amigo! No pensé que nos volveríamos ver. ¿Que haces aquí?—, con una gran sonrisa en su rostro.

Mientras ríe.— Jajajaja sí, y si me ves aquí... Es una larga historia, pronto te contare todo.

— Bién, y si estas aquí. De seguro no te irás pronto así que tenemos tiempo para charlar.

— Así es, aunque no tendré un tiempo límitado como la última vez, ahora viviré por esta zona durante mucho tiempo. Pero mientras tanto te presento a mis compañeros. ¡Muchachos él es Dilan, un viejo amigo. Dilan ellos son Dani, Larry, Durll y Bladfer, todos son buenos hombres.

— Me parece perfecto, Seán bienvenidos. Aquí no les trataremos con ningún desprecio. Al parecer estos muchachos te siguen, ¿hay más?

— Sí, pero me gustaría hablarlo con más detalles de lo que ocurrió.

— Oh, está bien entremos en la taberna. Yo invito los tragos. Siéntase como en su casa. Esta noche festejamos tú llegada.

Mientras entraban a la taberna, las meseras miraban con algo de encanto curioso por los recientemente llegados al pueblo.

Entre charlas y charlas cayó la noche. Él Ron y las cervezas iniciaron una junta importante.

— Bueno, ahora... Dime Miller ¿Que és lo que los trajo por aquí, tan lejos de casa?

— ... Bueno, los Brazzells tomaron todo el Norte, por ende también se quedaron con nuestro hogar. No nos quedamos por el simple motivo de qué irían solamente a exlavisar a nuestra gente sino que querían erradicar-nos. Todo los hombres que estuvieron dispuestos a luchar y retener los ataques del enemigo, sabiendo de ante mano que no ganariamos la guerra ofrecieron sus vidas por las nuestras. Viajando con nuestros barcos por todo el mar de Maraan hasta llegar aquí, ahora estamos buscando un nuevo hogar, donde podamos volver a florecer y algún día... Vengar a aquellos caidos.

— Oh... Eso malditos Bralienzes, ya recibirán su castigo. Cuando prepares algun evento importante, no me olvídes. Yo también pondre a mi gente para ayudarte. Aunque seamos muy pocos en algo aportaremos.

— Gracias Dilan, te tendré en cuenta... Ahora ¿Quisiera saber el porqué de estas murallas que rodean al pueblo? Antes no estaban...

#18

Dilan toma su jarra y bebe hasta dejarla vacía.

— Hace dos años atrás, dos dias después de que te hayas ido al Norte. Los salvajes vinieron hasta aquí con sus barcos, y con sus cientos de guerreros. Mujeres y hombres por iguales... Todos eran y son salvajes ante los ojos de nuestra gente. Muchos de nuestros hombres y ancianos del pueblo, dieron sus vidas por las nuestras. Ellos con sus espadas y hachas de hierro, y nosotros con nuestras hozes y orquillos de bronce. Já, todas herramientas para los cultivos, ya te imaginas cómo terminó esto.

— Oh... Lo siento tanto, y si hubiera quedado de seguro hubiera muerto allí en combate por ustedes.

— Conociendote Miller, de seguro habrías estado allí afuera peleando como un León contra todos esos lobos. En cambio yo... Bueno yo solo utilicé mi arco vaciando por completo mí aljaba que-dándome sin flechas por lanzar. Bueno y luego de un año entre todos. Nos pusimos de acuerdo en levanatar una muralla pequeña y de madera algo facil y poco costoso de hacer. Almenos para que nos de algo defensa y seguridad. El año pasado enviaron un barco con cuarenta de sus hombres. Por suerte teníamos a los caballeros de Hollyns cerca. Como verás, si sales hacía afuera podras notar que los muros estan dañados y deteriorados.

— Sí, pude notarlo cuando apenas había llegado aquí.

— Miller esos malditos salvajes suelen venir siempre en la primavera. Y ahora estamos en plena primavera, seguro vendran de nuevo con sus barcos para saquear una vez más este lugar.

— ¿Dilan, y que pasó con Rouss?
El rostro de Dilan cambió a por uno triste.

Miller cambia también su cara, pues se dio cuenta de lo que sucedió con ella por intuición.

— Oh... Ya veo.

Se torna un silencio incomodo y triste. Rouss era la mujer de Dilan. En la cual la había conocido desde que eran muy jóvenes.

— Lo lamento mucho Dilan...

—Hmmm... Sí, bueno fue mi falta se sabiduría y voluntad. Y sí hubiese tenido todo eso en ese maldito momento, de seguro la habría salvado.

— Mañana yo me iré a la aldea. Y traere a cien de nuestros hombres. Nos quedaremos aquí hasta que termine la primavera. Cuando lleguen eso salavajes, les daremos una lección que jamas olvidaran, te aseguro.

escritoraatiempoparcial
Rango11 Nivel 52
hace 7 meses

Dilan toma su jarra y bebe hasta dejarla vacía. Jajajaj me da la sensación de que es como: espera dejó agarro fuerzas para contarte


#19

Al pasar unas cuantas horas. Llegó un momento en la cual cada uno se fue a una habitación para descansar y mañana irse de regreso a la aldea.

Al día siguiente ya se habían preparado para volver, los caballos ya estaban listos.

— Gracias por la inesperada visita mi amigo, y gracias por el apoyo que nos das—, hablaba Dilan mientras se acerba hacía Miller, antes de que se suba a su caballo negro.

— No, no mí amigo te merecés mi ayuda, así como tú me la has dado cuando yo más la necesitaba.

— Lo de aquella vez solo fue, algo pequeño... Pero lo que tú haces amigo y no solo por mí sinó por toda esta gente que vive aquí en este lugar. Estoy muy agradecido.

—... No hay de qué, mañana regresaré con mis mejores soldados, ayudaremos a qué no logren pasar estas costas. Bajarán de sus barcos, para dejarlas aquí... No volverán.

Miller sube a su caballo y salen del pueblo en dirección hacia el norte. Tomando el camino real.

Al pasar de unos diez minutos, Bladfer se acerca con su caballo hasta donde esta Miller.

— No sabes lo que era aquella chica. Aahh... Una hermosa mujer.

— jajajaja ¿fue tú primera vez?

— Sii...—, sonríe mirando al cielo con su mirada perdida.

— Es bueno, te felicito por ser tu primera vez novato. Ah, y por si acaso intenta cerrar tu boca o sinó atraparas a una mosca si sigues así.

Todos se reían.

— ¿Sabes Miller... Yo creo que ya deberíamos dejar de decir aldea de las lagunas, y comenzar a decirle el pueblo. Es que yá no loveo como una simple aldea, desde que llegamos nosotros ese lugar mejoró mucho, y bastante rápido.

— Si tú lo dices... Ya podriamos decirle Pueblo. El Pueblo de las lagunas Verdes.
Me parece una buena idea.


#20

Al entrar en las puertas les esperaban varias personas. Una de ellas era Mark y otro era el viejo Richard, también estaban varios soldados y el lider del lugar, Brand.

— ¿ Entonces dime, que dijeron al respecto? ¿Viste algo, han hablado de algo?

— Sí Richard, pero tranquilo... Hemos hablado de todo un poco, Pasarón muchas cosas en aquel lugar. Y me dí cuenta de que para tomar ese lugar se necesitará tener la confianza y el apoyo de su gente—, respondio Miller mientras bajaba de su caballo.

Richard no dice nada al respecto, pero brand se cruza de brasos y observa detenidamente al caballo.

— ¿Que raro?...¡¡Lograste cabalgar en él con mucha facilidad Miller!!

— Sí, creo que le caigo bien...—, acaricia el cuello del caballo.

— ¡La aldea se lo regala. Le obsequeamos el caballo como forma de gratitud, gracias por ayudarnos a crecer!

— Primero, ya no más aldea. Sinó que ahora es Pueblo, así lo empezaremos a decir. Y gracias por el obsequio, cuidaré bien del él.

Brand sonríe — jajaja está bien... Pueblo entonces, y sobre el animal se que lo harás Bién.

Mientras tanto Mark habla con su pequeño amigo Bladfer.

— ¡Ooh muchacho! ¿Que tal estuvo en aquel pueblo?

— Oh si ubieras estado allí... Anoche me encontré con una joven muy hermosa, no sabes lo que era, buaa...

—¡Jajaja esa chica te enamoró muchacho! Procura de controlar lo que llevas ahí dentro niño... ¡¡Digamos que no estamos en una buena epoca para ir tras mujeres. Es solo un pequeño consejo, pero aún así te felicito jajaja!!

— Hmm... Sí, lose...

Miller da una órden, y era que todos tenian que estar en la tienda principal. Y así poder informase de las nuevas decisiones por la cual acechar.
Una vez que estaban todos dentro de la tienda de Miller. Comenzaron a soltar las nuevas estrategias por tomar.

— Moveremos cien hombres al pueblo, y dejaré cincuenta aquí. Los que se quedarán a cargo de este pueblo serán Brand y Bladfer. Ellos estarán a cargo de proteger este pueblo hasta que yo regrese en victoria. ¡Mañana partiremos hacia el Sur!! En la marcha me acompañaran Mark como mí primera escolta, Verne se ocupara de ir al frente con un caballo y por último Richard se encargara de calbagar por detrás. Protegerá nuestras retaguardia. Al llegar tomaremos otras estrategias sobre la marcha ¡¡Entendido!!

Todos los que estaban presentes afirmaron lo que debían hacer.

Al día siguiente ciento y veinte hombres salieron hacía él pueblo del Fin.

Allí les esperaría Dilan con el llamado de la guardia Hollyenses o era lo que se esperaba.

#21

Salvajes y no tan Salvajes

Novela: Soberanos

Parte: 3

NOVACHEK
Rango11 Nivel 52
hace 8 meses

Jajaja @RedWerewolves_97 quédate tranquila que eres mi fanatica preferida xD, jajaja yo cuando comience a leer tus cajas también seré un fan más.


#22

Salvajes y no tan Salvajes.

Parte: N°3

Final del El "Comienzo de un nuevo pueblo"

Cuando las tropas de Miller habían llegado al Pueblo del Fin, la gente en sus principios demostraban desconfianza e inseguridad ante los hombres de Aragh. Algo normal, pero después con el tiempo qué se habían establecido allí. La gente tomo cariño con los jovenes y demás.
Durante una semana estuvieron reforzando las murallas y construyendo piquetes de madera en las costas.

Miller y el general Richard fueron los encargados de levantar una torre de vigilancia hecha con madera. Para poder avisar y dar señales de fuego, en el caso de que llegaran los barcos enemigos por las costas.

Tambien añadieron un foso profundo que rodeaba al pequeño pueblo por completo, decorandolos con punteagudos troncos y filosas ramas.

De esa forma la defensa del pueblo ya estaba Lista. Habían pasado tres semanas y los tan esperados salvajes no aparecían. Pero cada día se usaba de forma eficiente, mayormente desde que Miller se estableció militarmente en el lugar. Los hombres más jóvenes del pueblo, pidieron para que sean entrenados y así algún dia poder defender su hogar sin la necesidad de aclamar a un ejército. Por lo que muchos de ellos habían aprendido a usar la espada de hierro y también a usar el arco de flechas.

Un día en pleno amanecer.

La torre de vigilancia que estaba situada en el muelle del pueblo, comenzó a dar su señal de fuego.

No obstante los soldados comenzaron a formarce en las afueras del pueblo estando por delante de las murallas, pero por detrás de los fosos.

Las tropas de Miller estaban compuestas por lanzeros e infantería de primera clase, hombres con escudos pequeños de madera y espadas largas que colgaban de sus cinturas. Reforzados por armaduras de bronce y cuero. Rodilleras de bronce, petos de bronce y cuero decoradas por un sol amarillo en el centro, y por ultimo sus cascos eran de hierro reforzados con cuero por la parte de dentro.
Los soldados se habian posicionado de la siguiente manera.
Cincuentas hombres por el flanco izquierdo del pueblo. Comandados por el viejo Espadachín de Mark.

Los otros cincuentas estaban situados por el flanco derecho. Siendo comandados por Miller.

Los otros veinte y otros veinte más que aportaba el pueblo. Dando un total de cuarenta soldados, fueron colocados en la cima de las murallas. Estos aportarían en la batalla como arqueros, siendo comandados por Dilan y Richard como segunda mano.

Tras la formación el vigía que había dado la alerta corría como alma perdida en dirección hacia las puertas del pueblo.
Asustado y exhausto regresaba aquel pobre hombre diciendo.

— ¡¡Allí... Por allí viene!!.

— ¡Cuantos barcos eran!—, exclamó Miller estando formado con sus hombres.

— ... Tr... ¡tres señor!

—¿Pudiste ver cuantos eran los que desembarcaron?

— ¡Nosé con exactitud... Pero... Podrían ser mas de cien o más aproximadamente!

— Bien... Gracias, puedes tomar un puesto tras esas murallas.

El joven cruza el muro para tomar su arco y flechas colocándose en las almenas con los demas arqueros.

Miller logra ver desde la distancia varios cascos de hombres, cascos adornados con pelajes de animales, cuernos y filosos dientes de sables. Marchaban con furia e ira, sus marchas eran desordenadas. Hasta que se detienen al ver semejante defensa.

De por sí, pueden que sean salvajes pero no idiotas. Sabian que para cruzar y adentrarse en el pueblo no sería facil.

Un foso atrincherado por pinchos, filas de soldados Guardificando el porton de entrada. Y apoyados por arqueros en la cima de los muros de madera que fueron recientemente reforzados.

El lider de los salvajes, desesperado y sin saber que hacer. Decide acercase poco a poco hasta los fosos de trinchera.

Miller ya podia ver desde cerca los ojos de sus enemigos. De lider a lider podían hablarse tras las miradas.

Lo que se decían entre ellos mutuamente. No era pero para nada algo Pacífico.

El general enemigo, un hombre gigante con una altura de aproximadamente dos o tres metros de alto. Gira mirando a sus guerreros, este alza su hacha y da un grito de guerra. Para luego darse media vuelta y observar a Miller y retirarse con una carcajada de odio y diversión al mismo tiempo.

Richar desde lo alto observa bien a donde se dirigían.
— Já podran ser salvajes pero no tanto... ¡Se retiran señores, tienen miedo! Jajaja.

Miller desde abajo lo mira de forma enojada e intentando dar un mensaje de que se cerrara su maldita boca.

El gigante hombre se detuvo, y tras el fuerte viento que venía desde el éste.
El sujeto preciona con fuerza su hacha poniendo una cara odio y furia

— ¿Ahh jævla og dumme, de tror de er sterkere enn oss? ¡¡¡Jajaja, la oss gå gutta til valhalla!!!—, exclamó el gigante hombre con mucha furia mientras marchaba con fuerza hacia las líneas defensivas.

NOVACHEK
Rango11 Nivel 52
hace 8 meses

Mi gente hasta aquí puedo dejar el famoso

CUANTINUARA...

Hiarbas
Rango11 Nivel 52
hace 8 meses

Nos dejas en lo mejor en el principio de la batalla, a esperar toca.

NOVACHEK
Rango11 Nivel 52
hace 8 meses

@Hiarbas jajajaja mi Amigo, me gusta dejar lo mejor para el final. Siempre fuí así xD

NOVACHEK
Rango11 Nivel 52
hace 7 meses

@escritoraatiempoparcial estuve leyendo tus comentarios, por lo que te doy las gracias por seguir leyendo mis cajitas. Espero que esta novela sea una buena, nos estamos leyendo pronto genia de la escritura 😉😊 tienes la continuación en la Caja de Soberanos. Un saludooo.

Don_Diego
Rango13 Nivel 62
hace 5 meses

Te ha quedado muy bien. la verdad. Lo del portón, los flancos, el grito del salvaje, haciendo referencia a los nórdicos, con ese tal; valhalla!! fue estupendo. bien hecho. Admito que tu historia me hizo idear varias cosas, especialmente sobre el tema de la guerra. :D. Nos seguimos leyendo @NOVACHEK


#23

Continúa en la historia (SOBERANOS) ya publicadas

¶0¶ historias paralelas a esta:
∆ Las dos lanzas(Cronología: Pasado)

∆ Cánticos de Guerra (Cronología: presente)

∆ La primera batalla(Cronología: pasado)

∆ Soberanos (Cronología: Presente)

∆ La doncella de Rojo (Próximamente)

Gracias por todo... 😊