literaria_23
Rango1 Nivel 0 (0 ptos) | Redactor Becario
#1

tu recuerdo cuenta la historia de un joven que día tras día es perseguido por el espíritu de lucía su difunta novia que murió de formas extrañas,el no sabe por que lo persigue pero ella no lo dejara en paz...lucía quiere que toda la verdad salga a la luz, estas listo para conocer esa verdad ?

Hace 5 meses Compartir:

0

0
#2

prólogo

Una noche tormentosa una niña vagaba sin rumbo por las calle de la ciudad en busca de algo o alguien que la salvara de su tormento, iba de un lado a otro por las calle de buenos aires, estaba sucia, hambrienta, sedienta y en un estado deplorable, sola ya que la habían abandonado a su suerte. La madre era una drogadicta, el padre estaba preso, sus hermanos tuvieron más suerte que ellas ellos fueron adoptados, a ella no se la llevaron y cuando su madre se hartó de ella la dejó a su suerte.

La noche se hacía eterna bajo esa lluvia fría que se mezclaba con el calor de sus lágrimas al rozar su rostro, el viento la acompañaba de un lado a otro haciendo ligeros silbidos al pasar por ventanas y puertas. Moviendo las hojas de los árboles como si bailara con ellos, el viento lograba acallar los sonidos de la gran ciudad, en cada charco ella veía su pequeño rostro reflejados en ellos, pasados las horas la gran ciudad que siempre se encontraba tan llena de gente se fue vaciando, cada vez se veía más desolada, sin un solo ruidos más que el silbido del viento y las gotas de agua cayendo desde el cielo.

Cansada la niña se sienta en el asfalto mojado, rendida por fin, cuando ve los pies de otro niño, levanta a vista y lo ve, era morocho con ojos marrones y estaba junto a sus padres, los cuales tenían un paraguas que los resguardaba de la lluvia, el niño sacó el suyo y se puso al lado de ella y la resguardo a ella de la lluvia

-¿por que estas afuera con esta lluvia?- le preguntó el niño

-mamá me dejó y dijo que me vendría a buscar, pero no vino- le respondió

-hace cuanto te dejó tu mamá?- le preguntó la señora que ahora se encontraba en cuclillas frente a ella

- hace mucho, no se cuanto

-quieres venir con nosotros, debes tener hambre

La niña solo pudo asentir con la cabeza, miró a la mujer que tenía en frente, tenía una mirada que inspiraba amor, amabilidad y dulzura. Sus ojos eran color marrones, su pelo era rojo como el fuego, la mujer le acarició el pequeño rostro de la niña y le dijo

-ya estas a salvo, nosotros te cuidaremos- mientras le sonreía y la abrazaba para contener las lágrimas que brotaban de sus ojos al escuchar esas palabras.

Ella soltaba lágrimas de alegría por primera vez se sentía querida y sentía que tenía un hogar

#3

capítulo 1: confusión

se escucha la sirena de la ambulancia, el murmullo de los vecinos, llanto desconsolado, los paramédicos corriendo a la gente par poder llegar a la víctima, se puede ver un charco de sangre sobre la alfombra, unos vasos rotos con algunos residuos de la bebida que llevaban antes de ser tirados con brutalidad hacia la pared, una mujer morocha tirada en el charco de sangre con una gran herida en su cabeza causante de tanta sangre, junto a ella un hombre arrodillado llorando mientras se aferraba al cuerpo que yacía sin vida. "no, no te puede ir" decía el hombre desconsolado "tienes que vivir, lo prometiste" gritaba, pero era en vano la mujer ya se había ido y nada la traería de vuelta. los paramédicos sacaron al hombre y se llevaron el cuerpo, el se resistía a alejarse de ella pero con el tiempo lograron calmarlo y alejarlo del cuerpo.

luego de un tiempo los policías le preguntaron qué había pasado y el hombre afirmó no saber, decía que cuando había llegado ella ya estaba muerta, el no sabia que habia pasado, esto les pareció muy extraño a los policías pues en la escena había dos vasos rotos, y segun el no vio salir a nadie y los vecinos decían lo mismo, pero si nadie había entrado porque la muchacha serviria dos vasos?, quién los arrojaría?, y los mas importante quien la golpeó tan brutalmente como para matarla de tal forma?, era preguntas a las cuales no le encontraban respuestas, el caso era extraño, ni una sola pista, ni un indicio nada, vacío, era casi imposible saber con exactitud qué había pasado en esa sal, acaso el asesinato de esta joven quedaría sin resolver?.

pasaron los meses y nada el caso no avanzaba, era un pozo del cual no podían salir, con cada día que pasaba los detectives iban perdiendo las esperanzas de poder encontrar la justicia para esta joven que no tenia mas que a aquel hombre, sin padres, sin amigos, ni familia, nada. Al cabo de un año el caso fue cerrado, sin culpables, sin sospechosos, ni pistas. solo pasó a ser un acontecimiento trágico y extraño, del cual todos sacan conclusiones sin fundamentos, y con el tiempo sería solo un recuerdo más...

#4

capítulo 2: pesadilla

su voz se sigue oyendo en cada rincón de mi cabeza como un recordatorio de mis errores, cada vez que oía su voz sentia un escalofrío que recorría toda mi espalda, "está muerta" me recordaba como si mi mente se olvidara de ese pequeño detalle, aunque no, no se olvidaba de eso, por eso era más escalofriante escuchar su voz, las escenas de esa noche venían a mi como cachetadas, me gustaría decir que amarla era dejarla ir. pero no podía dejarla ir, no después de ser el responsable de su muerte... una mujer vestida de blanco me saca de mi trance y me dice "sus pastillas señor" era mi secretaria trayendome una pastilla que le pedí, para el dolor de cabeza " ah sí gracias dejala ahi" le dije , ella se va de la habitación. tomó el vaso para tomar la pastilla cuando escucho...

-no te parece que últimamente estas tomando muchas pastillas ?- dice una voz tras de mí, cuando volteo ella estaba ahi, lucia, mi difunta novia estaba ahí pero, no, no podía ser ella murió

-lucia?- pregunto desconcertado

-Quien mas podria ser? nicolas, soy yo, acaso no te acordas de mi?, o ya borraste tus recuerdos de mi?, asi tan facil despues de ser el culpable de mi muerte?- dice con un tono diferente al que siempre usaba sonaba llena de rencor, de odio, al verla y escucharla hablar tiró el vaso de vidrio al piso, este al caer hace un estruendo tan grande que retumba por todos lados, el vidrio se rompe y sale disparado por todo el cuarto, en ese instante salgo corriendo de la oficina, sin mirar atras solo corro lo mas rapido que puedo, sin saber donde ir.

solo puedo escuchar el ruido que hacen mis pies al golpearse contra el asfalto, estoy tan inmerso en ese ruido que no me doy cuenta que terminó en un callejón desolado, oscuro y silencioso, donde no hay nadie y en donde me encuentro encerrado

-uno... dos.. tres... cuatro..- empezó a decir de forma macabra- cinco... seis... siete.. ocho... nueve... diez... el que no se escondió se embroma.. -continuo para acto seguido soltar una carcajada muy siniestra, luego apareció frente a mí acercándose cada vez más rápido mientras decía - te encontre nicolás....- corrió hacia mi y en ese entonces mi cuerpo se estremeció.

me desperté en mi cama agitado había sido una pesadilla, solo una pesadilla... verdad?

#5

capítulo 3: tu silencio

me despierto sobresaltado en mi cama, "es solo un sueño" me repito una y otra vez, lucia murió y yo lo vi... esa que apareció en mi sueño no era ella no, lucia era esa nena dulce y fuerte que salvamos de la lluvia no esa mujer llena de odio y de rencor, que murió por confiar demasiado... los recuerdo de esa noche vienen a mi de nuevo... un grito de auxilio... pisadas fuertes y decididas... vasos rotos... silencio funebrero... miedo... culpa... confusión... voces... la presencia de alguien lleno de odio....
rápidamente me levanto de mi cama y me dirijo a la ducha, abro el agua fría, me meto dentro e intento olvidarme de esa noche... " esta muerta" escucho en mi cabeza "la matamos, no pienses mas en ella" se vuelve a escuchar...
- me olvidaré de esa noche- me digo mirándome al espejo, me miro a los ojos intentando descifrar quien era en ese momento, realmente no lo sabia. aunque pensándolo bien, tampoco importaba, era tarde para eso...
me pongo mi traje, la corbata, agarro mi maleta, las llave del auto y salgo a la calle.
manejo hasta mi oficina como todos los días, con la radio prendida, para que la música llene el silencio de mi auto, un silencio que se genero desde que ella no esta...
al llegar a la oficina prendo la computadora y me pongo a trabajar, intentando que el trabajo me haga olvidar a lucia pero, no, no la olvido, nunca la olvido, ella esta presente dia y noche en mi cabeza desde ese dia y nunca se ira de mi, ella era realmente inteligente como para enamorarse de mi. realmente no se como ocurrio... no se como pudo cometer ese gran error..
ella no sabia que yo era veneno, bueno, si sabia, solo que creia que podia cambiarme, como si el veneno se pudiera cambiar por algo positivo... lucia como fuiste a ser tan ingenua?...