Maya_HL24
Rango4 Nivel 18 (320 ptos) | Promesa literaria
#1

Cuando era niña solía rezarle a Dios para que el mundo no se acabara esa noche. Creía que recordandole que aún existían buenas cosas en el,nos daría más tiempo; que de mencionarle todos aquellos que necesitaban de él,los horrores pararían. Era joven e ingenua.Los horrores no pararon,de hecho...se volvieron más evidentes.Tenía ocho,tal vez nueve...e incluso entonces sentía que era mi responsabilidad disculparme por alguien más.Durante aquellas noches me disculpaba por la humanidad.Pasaba horas imaginándome como sería el final,estaba convencida de que sucedería durante mi sueño.La imagen más vivida que tengo de esos recuerdos es la de un cielo nocturno iluminándose poco a poco,al principio parece no ser nada, pero, minutos después,si prestas la debida atención, comprendes que el cielo no debería de lucir de esa manera,que gigantes figuras envueltas en llamas caen del cielo,y durante todo el caos en tu cabeza y a tu alrededor,hay un ligero momento de consciencia y comprendes que todo ha acabado
¿Cómo puede vivir un niño con tanta presión en su mente? o lo que es más importante ¿quién la puso ahí?

Hace 7 meses Compartir:

1

4
Carlos_59
Rango14 Nivel 67
hace 7 meses

No hubo lágrimas suficientes que ahogasen la codicia.

Un estruendo aterrador
silenció la vida,
un resplandor cegador
apago las pupilas,
y un calor abrasador
todo lo aniquila.

Esto son unos versos de mi poema "APOCALIPSIS" creo que reflejan lo que has querido decir en tu microrelato.

Muy buen comienzo. Un saludo y bienvenid@Maya_HL24