Le_treando
Rango6 Nivel 25 (782 ptos) | Novelista en prácticas
#1

"No me condiciones", dijo el hombre de las mil reglas, alegando su derecho de superioridad. Luchando contra los suyos como si fueran enemigos. Recriminandole a su entorno y anunciando superioridad entre los suyos, quienes nunca lo fueron.

Tal parece que nadie le ha avisado que el poder de decisión se gana, no se proclama. Terco y sin ganas de escuchar, piensa que encontrará reconocimiento en su voz y no en sus acciones. De aquellos que piensan que levantar la voz es tener la razón...

Oh querido, las fuerzas del absurdo claman tu reinado, alegando que a ellos los has llamado. Siendo tú el rey del absurdo, permíteme destruirte con argumentos lógicos. La practicidad de la palabra, contra tú labia infinita. Trofeos van y vienen, el pueblo no siempre se queda quieto. No se trata de ti, se trata de ellos. ¿De qué sirve un reino sin pueblo?

Hace 7 meses Compartir:

2

8
Don_Diego
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 1 mes

Muy buen arranque.


#2

¡Bendito sea el rey del absurdo! No necesita de doncellas para ser feliz. Valientes aquellas que decidieron darle libertad a un hombre encadenado al poder. Por ti, ellas no regresarán en busca de un delantal y no olvidarán cómo las hiciste sentir.

Mientras tu solo priorizas tu voz, ellas encuentran una voz en sus acciones. Maldita sea tu autoridad que no deja de cegarte. Espero que algún día le cuentes a los tuyos tus mayores derrotas, pues tus únicas hazañas se están alejando de ti.

Dichosas las doncellas que ya no te necesitan, tu reino no pudo darles la libertad que necesitaban. Acuerdate de ellas cuando no tengas a quien gobernar... Querido rey, ¿qué se siente gobernar un reino sin pueblo?

Hace alrededor de 2 meses

0

2
#3

Estimado rey,
No intente cambiar mi opinion, pues no lo va a conseguir. No porque levante la voz tendrá más razón que yo y no porque sea hombre su voz valdrá más que la mia. ¿Se da cuenta? La corona no vale en un reino lleno de valientes y su poder ya no hará efecto en pueblo lleno de independientes, pueblo, que se niega creer una más de sus mentiras.

¡Alabado sea el rey!
Benditas sean sus normas
¡Alabado sea el rey!
Bendita sea su misericordia
¡Alabado sea el rey!
Benditas sean sus mentiras,
que no hacen más que engañar a justos,
convirtiéndolos en pecadores.

Hace alrededor de 2 meses

1

2

#4

Recuerdo aquellas épocas en las que mis pensamientos eran suyos y mis decisiones necesitan de un permiso o de una firma. Nunca olvidaré, querido rey, el peso de los barrotes sobre mis hombros cada vez que faltaba a su palabra. ¿Qué se sentía gobernar un pueblo lleno de súbditos? Porque eso éramos para usted, ¿verdad?

Benditos sean los valientes que se atrevieron a seguir su propio destino y no el que estaba prescrito por usted. Sin embargo, aún escucho los lamentos desesperados de aquellos soldados que no pudieron faltar a su palabra. No se trata de valentía, sino de compromiso. Déjeme decirle, estimado rey, que la libertad es un derecho y usted, por más poder que se haya concedido, no logrará eliminarla.

Hace alrededor de 1 mes

1

1
Don_Diego
Rango12 Nivel 57
hace alrededor de 1 mes

Estupendo. Muy buenas cajas. 👏


#5

Querido e incrédulo rey, qué pena que siga creyendo que haciéndose el rudo va a lograr marcar tu territorio. Déjeme decirle que está haciendo todo lo contrario, alejando aún más a los suyos y reafirmando su autoridad sobre Sus sentimientos. ¡Qué necio, rey! Qué necio al no entender que las batallas no se ganan atentando contra su propio ejército.

Déjeme decirle que el maltrato solo se paga con más maltrato, así que, por favor, cuando todos y cada uno de ellos se aleje de sus filas y sean parte del "enemigo", no llore su partida o ruegue su retorno. Ninguno volverá y, tal vez, ninguno pierda la oportunidad de hacerle sentir lo mismo que usted a ellos. ¡Valientes soldados! Tal vez esa sea la única manera de recuperar su honradez y de elevar en alto la voz de aquellos oprimidos que no tuvieron la misma suerte.

Yo que usted, tendría mucho cuidado.