SONTRAC
Rango8 Nivel 39 (3098 ptos) | Poeta maldito
#1
    Partes:
  • #2

Ya no sabes cuanto tiempo llevas vagando por la Ruta 66, solo recuerdas que escuchaste que California todavía seguía en pie, y que era de las pocas ciudades de lo que en un tiempo se llamo América. Aun recuerda tu niñez, y esa mañana en la que ocurrió todo.

Nacido en el 2035, hijo de unos padre millennial, como ellos se hacían llamar cuando contaban historias con los amigos, pudiste ver le cambio. Esa mañana mientras tu padre observaba las noticias llamo a tu madre, los polos glaciales ya se habían extinguido oficialmente, lo que muchos quisieron ignorar sobre el calentamiento global, se había convertido en algo inevitable.

Los cambios fueron inmediatos, migración y extinción de especies, inundaciones, la gran ola desapareció La Florida, parte Centroamérica, Puerto Rico, y parte de Cuba y República Dominicana, nunca se supo cuantos murieron. El calor comenzó a subir Canadá se convirtió en país tropical en un semana, en un mes ya era un páramo, las personas tuvieron que ir al sur. La radiación era insoportable.

Entre esas personas estas tu...

Hace 5 meses Compartir:

0

3
#2

Tu ultimo recuerdo importante es que tuviste que enterrar a tu madre por cáncer de piel, tu padre salio por provisiones un día y nunca volvió, no sabes si lo asaltaron o escapo y en realidad ya no te importa tanto. En cualquier momento serias el siguiente.

Encuentras a unos metros de la carretera una cabaña, algo maltrecha pero útil para pasar el día y protegerte de los rayos del sol, con suerte encontrarás algo de comida o alguna rata que sirva de desayuno.

Entras, esta vacía, con polvo pero algo ordenada... como si quien estuviera hubiera salido hace mucho. Te sientas en una especie de colchón, con suerte encontraste una lata de frutas en almíbar, que buenos recuerdos te trajo. En la mesa de noche se ve una especie de nota, la tomas y lees:

-Por si alguien pasa por acá, dejo esta nota antes de irme. Creo que eso es lo que los viejos llamamos querer dejar huella o algo así.

Después del caos del norte, las personas comenzaron a migrar hacia acá, muchos hicieron parada aquí huyendo de los rayos del sol. Pero eso no es lo interesante, lo peor de todo esto es que sabíamos que iba a pasar. Cada basura en la calle, cada árbol talado, cada río que se secaba, cada especie que desaparecía, nos estaba diciendo algo. Quisimos ignorarlo y creer que porque no estaba en frente nuestro nos afectaba.

Soy de los noventa, y vi como las generaciones siguientes se desconectaron de los problemas reales, para discutir problemas virtuales. Quizás por eso me alegre cuando cayo el Internet. En ese momento fue que muchos se dieron cuenta de que lo que posteaban era real.

Lo peor de todo fue el día del Gran Temblor, la falla de San Andrés estallo por la acumulación de energía térmica. California, la cual era la esperanza de muchos que pasaban por aquí, no sobrevivió. Seguro se contará como una leyenda, así como la Atlantis. Pobres aquellos que fueron a su muerte, aun recuerdo muchas caras.

La radiación pronto alcanzará aquí también, intentare llegar a México antes de que eso pase.

-Se despide: Juan Pérez, un viejo duro de roer.

Sueltas la carta algo turbado, no sabes si sentirte alegre por haberte ahorrado viaje o preocupado por tu siguiente destino. Ese sentimiento es común entre las personas que sobreviven. Duermes todo el día y sales en la noche, ahora, rumbo a México.