escritoraatiempoparcial
Rango10 Nivel 45 (4555 ptos) | Fichaje editorial
#1

Comencemos dando por hecho que la teoría de los mundos paralelos es cierta, planteemos por un segundo que no solo existe una versión de nuestra vida, sino muchas más. Bajo este contexto, ahora vayamos más allá. ¿Y si dichos mundos pudiésemos conocerlos por medio de los sueños? Donde yo vería una versión distinta a la que conozco, y esa versión mía, al mismo tiempo, conociese otra.
¿Qué tan diferentes seríamos?
¿Cuántas aventuras más podríamos vivir?
¿Viviríamos felices en la vida que nos tocó?
¿Nos conformaríamos con ser simples espectadores de la vida de otros?
Te reto a suponer.

Hace 5 meses Compartir:

5

13
Nunder
Rango4 Nivel 17
hace 5 meses

partiendo del hecho en que asumimos la existencia del multiverso y suponer que los sueños son conexiónes, y siguiendo con la suposición de que los sueños no conectan con cualquier cosa si no con otra versión de nostros mismos. hablarías aun asi de unos pocos que sueñan cosas bajo algun ápice de razon y menos que recuerden sus sueños.
Desde mi perspectiva por ejemplo solo medio recuerdo unos como 2 sueños y pues no da pie a que haga una reflexión a multiversos conectados.
creo son esas cosas que fumado todo tiene sentido o que sueñes regularmente y bajo cierta lógica. Saludos
P D: no puedo dormir #NoPonganMusicaPorLaMadrugada que me ****

Nunder
Rango4 Nivel 17
hace 5 meses

Quiza era solo el sueño, por no poder dormir.
Es interesante reflexión pero pocos podran tomarla o pensar en profundidad sobre ello. Saludos!

Don_Diego
Rango12 Nivel 56
hace 5 meses

Yo veo a mis otros yo cuando echo a volar mi imaginacion.


#2

De ojos verdes

Me levanté de la cama tras un sueño curioso. Me vi rodeada de personas a las que conocía mas con las que no convivía, me vi envuelta entre los brazos de un hombre, que una vez quise, y sin embargo me dejó años atrás. Estaba dentro de una casa rural en la que alguna vez planeamos vivir y formar una familia. Las personas hablaban del éxito artístico que una vez anhelé tener, mas jamás conseguí. Era un sueño, un buen sueño, y sin embargo, ya no era mi sueño. Aquello ya no era mi vida, pues las decisiones que había tomado me habían llevado por un rumbo opuesto al mencionado.


#3

De ojos azules

El descubrimiento me levantó del golpe, había soñador con el hallazgo del año, algo magnífico, único. Estaba metida en un laboratorio, con mis dos aparentes compañeros y amigos de trabajo. Saltábamos de la emoción, interpretaba haber encontrado la cura a algo imposible, muy especial. Recordé mis momentos de universidad, cuando tomé la decisión de dejar de lado la ciencia por mi pasión a la escritura.
Ahora estaba frente al ordenador tras terminar, la noche anterior, con mi último libro. Thomas, mi marido, aún no había leído el final, mas estaba convencida de que le encantaría.
El sonido en la cocina me hizo levantarme del sitio y caminar hasta ella, donde me encontré con un atractivo hombre haciendo el desayuno.
-Bueno días- murmuré sentándome sobre la encimera de la cocina.
-Muy buenos- respondió con un beso. Envolví mis piernas alrededor de su cintura y puse a descansar mis brazos sobre sus hombros.
-¿Cómo has dormido?- me preguntó ofreciéndome una taza de café, mi mejor droga.
-Muy bien, he terminado el libro- le comenté aceptando la taza y bebiendo de ella.
-Lo sé, es un gran final- aseguró levantando las páginas del manuscrito frente a mi rostro.
-Se supone que debía dártelo yo a leer, no que tú lo tomaras sin mi consentimiento- reproché, sin embargo mi sonrisa me traicionaba.- ¿Te gustó?- cuestioné haciendo referencia a mi libro. Mi nuevo bebé, mi obra maestra.
-No pude esperar- confesó besándome con ternura,- es perfecto.
-Bien- cedí ante sus encantos y su buena opinión sobre mi posiblemente nuevo éxito.- ¿Cómo dormiste?- fue mi pregunta de regreso.
-Mal, a causa de tu ausencia, tuve una pesadilla-. Sonreí a sus pucheros, -pues yo tuve un sueño muy extraño- comenté jugando con sus cabellos.
-¿De qué trataba?- se interesó dejándose caer en una de las sillas de mecer de nuestra casa de campo.
-Pues... estaba en un laboratorio, y estaba feliz, tengo entendido que descubrí algo, pero antes estaba en un departamento, le daba de comer a una niña ...-en aquellos instantes estaba recordando otra parte del sueño que, hasta ese momento, me había pasado desapercibida. Al centrarme tanto en la idea del laboratorio, había olvidado por completo el fragmento previo. El pequeño piso, con pocos muebles, y sentada frente a una chiquilla de unos cinco años, le daba de comer, creo que en aquel sueño era mi hija, y vi mi reflejo en el cristal detrás de ella, yo no era totalmente yo. Sí eran mis gestos, pero la forma de mi pelo era distinto, incluso el color de mis ojos normalmente azules ahora eran miel. Me veía más cansada, y a la vez muy feliz, una felicidad distinta a la que compartía con Thomas ...
-Fue precioso- suspiré al recordar fragmentos sueltos y sin sentido aparente.

MrsNoboda
Rango7 Nivel 34
hace 19 días

Y pensar que la mayoría de veces, no le ponemos tanta atención a los sueños...


#4

De ojos miel

Llevaba días teniendo sueños extraños, locos y sin sentido. Flotaba entre nubes, envuelta en espuma morada, con alas en mi espalda. Libre y sola por el aire. Me divertía con gente que no conocía y a la vez que sentía amar e incluso respetar.
Volaba por cielos blancos y con tonos violeta, no azules como los de la tierra. Eran sueños agradables llenos de aventuras inimaginables.
Todos fragmentos sueltos, que si intentaba conectarlos y darles un sentido, se volvían cada vez más difusos.
-¡Mamá!- me gritó mi hija desde su cuarto. Me levanté de la cama y fui hasta su habitación. Al parecer ambas compartíamos sueños. Un hecho curioso, sin embargo, con ciertas anomalías, mientras que mi cielo eran violeta, el suyo eran negro y carmín. Aquellos colores le resultaban terroríficos. A veces al hablar de ellos, imagina pesadillas, claramente diferenciables a la tranquilidad que yo vivía en sueños.

Don_Diego
Rango12 Nivel 56
hace 5 meses

Quiero mas como estos. 😁👍


#5

De ojos rojos

Deseaba algo mejor, dejar de ver a gente tirada por el suelo, dejar de dormir junto a aquellos que comían de la basura, dejar de tener frío, miedo, rencor, dolor ...
Puede que incluso deseará morir, dejar de existir; estaba cansada de sentir que mi vida no me pertenecía, harta de autoconvencerme de que ALGO cambiaría si me esforzaba. Anhelaba tener el valor para rendirme y dejarme morir ...
Tirada en mitad de la acera de la calle miraba al cielo, negro y rojo. Alcé mis manos y sentí que entre mis dedos era sangre, el viento frío que oscilaba de un lado a otro amplificaban la sensación que el líquido carmín sería en mis brazos y manos. Cerré los ojos.
Agua empapaba mi rostro, sentía su frescor salado escurrirse, mojar mis oídos y hasta mis caireles. Vibraban mis labios, sangraban, tras las heridas de mis dientes al apretarlos contra la carne. Duras bolas en mi garganta, costaba tragar. Pecho reprimido, obligado a subir y bajar con la fuerza de cada larga y lejana respiración.
ESTA no debería ser mi vida.

Don_Diego
Rango12 Nivel 56
hace 4 meses

Wow. Te quedo impresionante. 👍


#6

De ojos violeta

ESTA no debería ser mi vida, mejor dicho, ASÍ no debería ser mi vida.
Odiaba a mis padres, controladores, entrometidos.
Me gustaban las fiestas, la bebida, el cigarro, las noches de sexo y pasión ...
Ellos no lo entendían, no era sencilla nuestra convivencia, siempre gritando, siempre diciéndome lo que debía hacer, LO CORRECTO.
Nadie comprendía que ya no era una niña.
Todos a mi alrededor vivían sus vidas felices, sonriendo, trabajando... una vida de en sueños bajo mis cielos violeta y mis nubes de algodón.
Mis únicos momentos de felicidad eran cuando salía a flotar por los cielos sin hacer nada, ventajas de mi familia adinerada, tenía el dinero para volar con total liberta. Tenía la vida asegurada, heredaría la empresa de mis padres. Sólo me quedaba esperar la muerte de los mismos o que ellos dejaran de creer que no podía hacerme responsable de mi vida.
Necesitaba un cambio, un cambio REAL en mi existencia, o me volvería loca a causa de mi familia metomentodo.