voz_sin_vos
Rango12 Nivel 58 (12202 ptos) | Ensayista de éxito
#1

Hola.

Me llamo Ezequiel. Tengo o tenía 26 años.
Más que eso no puedo decir en realidad, no tendría mucho sentido decir otras cosas sobre mí persona porque ya estoy muerto, si, estoy muerto, no lo digo poéticamente ni describo un estado de animo, estoy verdaderamente muerto y estos escritos vienen desde mí tumba.

Hace 4 meses Compartir:

5

38
Nahir
Rango11 Nivel 52
hace 4 meses

Hola señor muerto. Me encantó lo que escribió. Espero la próxima publicación del más allá con muchas ansias

Desdetusojos_9
Rango3 Nivel 11
hace alrededor de 2 meses

Hola hablo desde la tumba más cercana, venía a decir que me encanta lo que escribís. Adios y nos encontraremos siendo cenizas


#2

Veo el sol entre jazmines
veo el viento pasar.
Qué linda tarde de verano.
qué bueno es estar en soledad.
Qué lindo ver el cesped desde acá
Y ver el rocío caer sin cesar.
Dormir hasta mas no poder y volar.
Qué lindo es que me vengas a visitar
después de muerto, vos estás
con tus flores
con tu pelo al viento
con mis tibios recuerdos.
Qué lindo es saber qué estás después de todo
después de la vida, de este cajón que se cerró.
Cuando eso sucedió
fue el día que mí luz cambió.

¡Vaya! Veo que los malos versos no me dejan ni después de la vida!

#3

Desde acá veo la gente pasar
veo el sol arrodillado y la luna contemplándo la oscura ciudad.
Desde acá veo los días pasar
veo los arboles secar
aunque sus raíces mojadas están.
Tengo tiempo para pensar lo que no tengo
y fabular que soy un sueño.

Veo la gente pasar y al saludar les digo que pronto estarán conmigo y verán los días pasar, al sol arrodillado y a la luna saludando al mar.

Desde la tierra
desde este entierro
veo las flores crecer, veo el tiempo suspender
veo tanto que deseo volver.

De vez en cuando, vienes a saludar
a tu abuela. Ella te escribe y teje ropas que quisieras usar.

Te tengo cerca y no puedo decir ni "A"
Qué cosa rara, en vida tampoco lo podía hacer.

Qué lindo es verte pasar
y a las flores saludar
nunca cambies tu de mirar

#4

Sigo viendo hasta que el mundo se acabe.
Sigo estando
aunque no vivo, tampoco del todo muerto.
Encerrado en la tierra hecho polvo o vaya a saber qué.
tengo tiempo para pensar, para mirar.

Un caracol me vino a visitar
aunque me dejó su rastro, lo perdoné.
Me contó un cuento de dos chicharras
que no cantaban, sino que lloraban
porque un hombre les quemó su morada.
También me dijo que vió a un gato que se perdió y terminó como tantos otros en este lugar,
vagando por los pasillos, subiéndose en lápidas gastadas, maullando por amor o soledad.
Poco duró la visita
el caracol se fue y estoy solo otra vez.

#5

No me quejo, eso quedó en el pasado.
sólo espero con cuidado.
Duermo un poco y luego veo otras personas pasar que van a otros muertos visitar.
Ellos (los muertos)no hablan mucho
yo soy nuevo, y no se dan a conocer
salvo pocos; que por joder, me intentan asustar
les recuerdo que los miedos son de los vivos
que soy parte de ellos y lo entienden.
Sacan cartas y jugamos al chinchón.
Hablan poco, quizás ya nadie los visita y no saben ni quiénes son.
Todos son buenos pero no quieren ser molestados, ya bastante tuvieron al cruzar para este lado.
Yo ya no lloro tanto, aunque a veces se me escapa una lágrima al pasar.
En las noches cerradas donde nada se entrevera, estamos muy contentos
se siente la paz. Será por la cruz blanca que tenemos o porque la niebla nos acaricia, no sé
pero en esos días, es en donde mas disfrutamos.
En cambio, en días de verano, donde el sol quema la tierra, en donde se escucha los niños reír, ahí nos incomodamos y nos encerramos más.
Nos molesta la claridad, el calor y la felicidad
Nos molesta saber que la gente vive
no por malos muertos sino por envidia
y viejos recuerdos.

#6

En estos días aprendí a hablar con los gatos.
Hasta a los muertos les cuesta
entablar conversación con los felinos
son muy cautos y precavidos.
En vida ya sabia que ellos veían
a los que no tenían vida.
Hablan poco pero miran mucho
cuentan historias de amor y de traiciones
son muy sabios en sus cuentos
siempre dejan moraleja para el buen vivir
aunque yo siempre sospecho
que lo hacen con malicia
porque dan consejos a los muertos
de como debieron vivir.


#7

Por aquí hay algunos perros,
los pocos que se ven, viven buscando a sus amos
moviendo la cola, olfteandolo todo.
Sólo al verlos desde aquí, comprendí su fidelidad.

Me voy a dormir, me cansé de escribir
espero que mañana me venga a visitar mi tía
que siempre me trae lindos poemas de su juventud.

#8

Ser un muerto no es fácil
uno no tiene preocupaciones pero tampoco ocupaciones.
Extraña resolver ecuaciones y tener problemas a montones.
Aunque sólo tengamos que estar acostados
es dificil esperar que los días se terminen
es dificil entablar conversaciones con los del mas allá, perdón, quise decir, con los del mas acá.
Pero con paciencia todo se puede.
Pude hablar con una hormiga.
Creanme, es dificil hablar dos veces con la misma, son todas iguales, son todas hormigas.

#9

Es raro estar muerto
Nada más lejano a la sensación cuando me sentía morir.
Creanme, es todo lo contrario.
Si estás vivo y sentís morir,
Sentís el ahogo, sentis la enfermedad
Sentís los problemas que te oprimen
En fin, se desatan mil cosas
con mucha energía.
acá, si estas muerto, estas muerto.
Es dificil de explicar
nosotros pensamos y sentimos
pero con otra intensidad.
Ya no hay dolores ni depresiones
con el tiempo se van los recuerdos
y sólo queda nuestra voz en presente
observando la corriente.

#10

Qué bien se ve el mundo, lleno de luz
de electricidad.
Hablo de la llama
que tienen cada uno de ustedes
los vivos.
Cada uno brilla diferente pero igual.
Si se vieran como yo los veo
Vivirían mas.

#11

Ayer sentí algo que se parecía al miedo.
Un niño que vino con su madre a visitar al abuelo miró mi cruz y me dijo hola.
Me alteré, yo no tenía la certeza de que ciertas personas efectivamente podían contactarse con los muertos.
Dudé en saludarlo, hasta que me solté y fui amigable.
Él también se soltó pero de la mano de su madre.
Mientras ella quedó pensante junto a su padre, el niño empezó a hablar,primero con mi vecino Raúl, y luego conmigo.
Me dijo que me veía bien, que no parecía un muerto
Yo le respondí que es porque hace pocos días que estoy acá.
Me dijo también que no esté triste, que hay vivos que la pasan peor y eso me hizo reír.
Hace tanto que no me reía así.
Le pregunté si no tenía miedo de que le hablara, me dijo que al principio lo tenía
pero que más miedo le tiene a la gente mala que está muy viva.

Luego de un rato, la madre lo llamó para volver a casa, pero antes de irse me dijo que me quería contar un cuento que iba a ser muy corto.
Le dije que yo no tenía apuros y que no me pensaba mover de este lugar.
El sólo dijo "había una vez...Truz" y se fue corriendo.
El chiste es corto y resulta gracioso para los vivos como también para los muertos.

La risa siempre calma el alma.


#12

Puedo hablar con los otros difuntos, con los animales, insectos y con algunos vivos.
No es tan malo estar acá. No hay dolor, no hay esperanza, ni preocupaciones.
Entendí que, éste, es un lugar de paso.
Cuando duermo voy a un sitio en donde hay millones de almas esperando. El lugar tiene forma de caverna y cada alma es una luz.
Me hace acordar a las constelaciones.
No me pregunto que espero ni cuánto tiempo habrá que estar así, sólo estamos en serena calma.
Cuando despierto; despierto en mi ataúd.
A pesar que sólo hay oscuridad, simplemente tengo que cerrar los ojos para estar en otra dimensión, mis sentidos (si se puede llamar así) se activan y es ahí donde puedo contactarme con el mundo.

JaiverC
Rango4 Nivel 19
hace 3 meses

Interesante. Buenos escritos :)

Hiarbas
Rango11 Nivel 50
hace 3 meses

Seguimos disfrutando las crónicas del difunto y esperando nuevas "vivencias " @voz_sin_vos

voz_sin_vos
Rango12 Nivel 58
hace 3 meses

@JaiverC @Hiarbas gracias y disculpen que el texto está cortado (ya lo arreglo) la app suele hacer eso, de cortar los textos solo.


#13

Me conecto y pienso que los vivos no viven
que la vida es otra cosa.
Muchos gastan sus vidas haciendo cosas para poder vivir y nunca lo alcanzan
Mueren trabajando, viven para trabajar.

El terreno y los frutos se pudren sin habérselos comido.

#14

Hablando con mis vecinos( los difuntos) se nos ocurrió contar que haríamos si pudiéramos estar vivos un sólo día más.
La mayoría dijo que la pasaría con sus familias y amigos, que harían una gran comida y fiesta. Otros se irían a algún lugar paradisíaco y pasarían sus ultimas horas mirando el mar.

Yo los escucho y pienso que eso pudieron haber hecho cualquier día de sus vidas pero lo fueron postergando.

Hay que vivir simple y haciendo las cosas que nos llenan el alma...

Qué fácil es hablar desde acá.
Qué fácil es hablar cuando ya no se tiene ni se puede cambiar.

#15

Se acercó un cuervo y me contó una historia:
–Gente pobre y casas pobres, peleando por nada.
Gente rica y casas ricas, peleando por nada.
Los humanos se creen diferentes pero son simplemente materia en descomposición.–
También me dijo:
–Encerrado estamos aunque salgamos
Encerrado vivimos aunque muramos
La vida es una jaula, es un encierro
vivís y moris sin poder evitarlo.
Aunque corras o grites, nunca vas a salir.
Aunque te creas libre y no tengas cadenas
aunque seas rey o peón
nunca podrás eludir esta eterna prisión
Aunque estés muerto, no vas a escapar de tu conciencia.–
A las 12 se fue volando.
Él no estaba en una jaula y podía sentir el viento, pero también era rehén de sus pensamientos.

#16

Vuelvo a cerrar mis ojos, y tu rostro se vuelve claro.
Vuelvo abrir mis ojos, y tu rostro se vuelve claro.
Duermo, y cuando duermo; sueño, en el sueño,
te sueño. Y tu rostro se vuelve claro.

Hoy no te puedo sacar de mi mente
Sé que pasado el medio día vendrás
Me contarás lo dificil que se te hace seguir,
me contaras tus problemas y tu desesperación
Es como cuando vivía y nos recostabamos para hablar toda la tarde.
Te corría el pelo de tu rostro, te daba un beso en la frente y me sonreirás, y sabíamos que pasara lo que pasara, siempre íbamos a estar.

Quisiera contarte más cosas, muchas más.
Voy a esperar que estas cartas te lleguen antes de que empieces a olvidarme, antes que recuerde cómo olvidarte.

#17

Otro día más.
Antes contaba uno menos, ahora digo uno más. Llueve, nadie habla, ni los muertos. Siento frío y la humedad me atrapa, penetra mis huesos y el olor a tierra mojada se mete hasta en la mente.
Dormiré si es que puedo.
El consuelo que tengo es qué, aún muerto,
se puede seguir soñando.

#18

Me voy apagando cada día más, pienso que pronto me iré de este estado y seré otra clase de energía, mí cuerpo quedará separado de mí voz, de mí ser.
¿Dónde iré? Quizá, a esa caverna de los sueños. Quizá, al vientre de alguna mujer para volver a nacer. Quizá, solamente entre en un sueño eterno, no lo sé.

Me dejaste una carta, una rosa y tú beso en la cruz que transmitió una descarga directamente a mí cabeza.
Vi el blanco más blanco que jamás hubiese podido ver con los ojos, sentí la fuerza en su estado puro,
Infinitos colores se mezclaron y fui sol
Y fui mar y fui estrella y constelación
Fui tierra y fui más
Fui todo en un segundo.
Tuve que estar muerto para sentir la totalidad
Del amor.


Adiós mí amor.