artguim
Rango13 Nivel 63 (18378 ptos) | Premio de la crítica
#1
    Partes:
  • #2

Motivos por los que llamarte señora hay muchos, y entre ellos no incluyo la edad. Relegar un apelativo como el de señora, en el sentido en que ahora lo contemplo, a un aspecto tan objetivamente previsible como el paso del tiempo, que a nadie ni a nada deja de influir, sería insensato. A lo que me refiero es a algo que va mucho más allá de una cifra, tan alta o baja como se quiera ver. Se trata de un algo más, que te hace diferente a muchas otras, inconfundible. Me refiero a esa silueta delicada y fuerte a la par, a ese porte de dama alzándose entre la multitud, a ese fuero interno de incalculable valor.

Hace alrededor de 1 mes Compartir:

0

2
#2

Sabíamos que sufrías, que no era tu mejor momento, así que nos temimos lo peor. Pero una vez más nos demostraste que no hay que perder la fe. Ellas lo sabían y permanecieron toda la noche asomadas al balcón, contemplando la conmocionada ciudad con la misma templanza de siempre, seguras de que, a pesar del infierno desatado a sus espaldas, un nuevo día amanecería y ahí estarías tú para verlo. Por eso no prestaron atención a los ángeles de la guarda que acudieron a tu llamada de auxilio, pues confiaban en que cumplirían su misión mientras ellas te acompañaban y te velaban.

Y no eran las únicas. Estoy seguro de que, en tus horas más oscuras, el calor de los corazones, el sonido de las voces y el sabor de las lágrimas de los miles de almas reunidas a tus pies te dieron la fuerza necesaria para resistir una vez más, como ya lo habías hecho antes hasta el punto de inspirar obras de arte. También esta encomiable resistencia te convierte en señora: señora de París, señora de Francia y señora del Mundo. "Nuestra" y de todos. Porque cualquiera que te conozca, estoy convencido, ahora sufre contigo, y porque un importante pedazo de la historia no se entendería sin ti.

Dicen que, después de la tormenta, siempre llega la calma. Ese será tu momento, el momento de resurgir de entre las cenizas, de demostrar una vez más que una auténtica señora jamás será vencida. Por suerte, no estarás sola, habrá quien te ayude, a ti y a todos los que están contigo, y habrá un día en que podamos maravillarnos de nuevo con tu visión, máxime al tener grabada en nuestra retina la imagen de tu sufrimiento.

Así que, desde la impotencia que miles de kilómetros de distancia me generan, solo puedo esperar que, lo más pronto posible, llegue el día en que pueda volver a contemplar como te alzas con reconfortada grandeza hacia el cielo, como una auténtica SEÑORA.

Hace alrededor de 1 mes

3

1
artguim
Rango13 Nivel 63
hace 14 días

Muchas gracias, @escritoraatiempoparcial.

París (y, por supuesto, Nôtre-Dame) ha sido una fuente de inspiración y escenario de varias de mis historias (particularmente, de una novela publicada en parte aquí). Este texto es solo una traducción de lo que sentí aquel lunes cualquiera por la noche, viendo arder un pedazo de la ciudad, y que necesitaba compartir en ese momento. Tal vez ahora haya perdido parte de su sentido, pero me resisto a borrarla.

Gracias por la lectura y el comentario.

P. S: Espero poder sacar próximamente un momento para pasarme por tu perfil, que hoy mismo he descubierto gracias a @OmDuArt.