Gala_Sanchez_Montero
Rango10 Nivel 47 (5025 ptos) | Fichaje editorial
#1

¡Oh Capitán, mi Capitán!

Te preguntarás qué es eso que hay encima de la Cubierta , si es que no lo has abierto ya…

Sea como sea, supongo que he de explicarme; es lo que precisamente quiero hacer con esta mierda, aunque aún no estoy muy convencido, y eso que la idea ha sido mía... ¿por qué tendría que hacerlo? yo no le debo una explicación a nadie, mucho menos a ti, que eso te quede bien claro, joder…

Venga ábrelo, que sé que tienes ganas, de lo contrario no podrás concentrarte en lo que tengo que decirte.

Te espero.

Hace alrededor de 2 meses Compartir:

1

2
Gala_Sanchez_Montero
Rango10 Nivel 47
hace alrededor de 2 meses

N.A.: esta carta se la deja Alan a Hades (junto a su manuscrito RÉQUIEM POR EL MAESTRO TITIRITERO) antes de irse al Tíbet con Manish (a un "retiro espiritual").
-La Cubierta es la sala donde todos se reúnen para tomar las decisiones del Barco (el local epicentro de sus actividades y propuestas culturales).
-Alan y el Rojo acaban de iniciar su relación (flechazo), llevan "juntos" apenas unas semanas; pero Alan se marcha al Tíbet con Manish para tratar de solucionar sus mierdas, no se cree digno del Rojo.
-El Rojo y Hades se quedan en el Barco: ambos temen en el fondo que no vuelvan.


#2

¿Ya? Bien, ahora que lo tienes delante lo entenderás mejor... ¡no!, ¡no abras la portada todavía!... sé que tienes ganas pero aguanta un poquito, que el minino soy yo, no tú.

Lo que vas a leer fue como una especie de terapia, ya sabes, sentarte delante de un folio en blanco y vomitar todo lo que se te pase por la cabeza… se supone que luego te sientes bien, o eso dice la gente: que “te vacías por dentro”, que “fluyes sin límite como un río hasta desembocar en el subconsciente”, que “te transporta a lo más profundo de tu psique como en un viaje astral”…

Pues a mi no me pasó nada de todo eso.

Al menos no de forma inmediata.

Tardé años, ¿sabes? Tardé años en escribir un párrafo medio decente; y por supuesto que me he parado a analizar por qué, y por supuesto que he llegado también a una respuesta bastante convincente, pero…. como comprenderás, no te la voy a revelar por tu cara bonita solo porque te hayas parado por curiosidad a abrir esta carta y leer lo que vomitado dentro.

Porque lo he vomitado, esta vez sí que no hay duda; y lo siento tío, pero es así… todo lo que tiene que ver contigo se me atora de forma irremediable. Es como una bola de pelo y, ya sabes que yo soy un lindo, lindo gatito … pues tú para mi eres eso: una puta bola de pelo que de vez en cuando se me atraganta y tengo que vomitar para no asfixiarme.

Lo siento, tío… esta es la metáfora más sincera que puedo ofrecerte en estos momentos; y la verdad es que tengo algo de prisa, mañana nos vamos al Tíbet y aún no he organizado todo como es debido.

Hace alrededor de 2 meses

0

0
#3

¡Oh! Y no te ralles por eso, ¿va? Tranquilo que no la voy a secuestrar ni nada parecido, he de reconocer que se me ha pasado por la cabeza… vale, vale, he de reconocer que he contemplado seriamente esa idea, PERO (eso es lo importante) al final cambié de parecer y... no vayas a pensar que ha sido por ti, ¡siempre tan narcisista!, luego me dices a mi… no, tío, no ha sido por ti, ha sido por ella, ¿por quién va a ser? Si es que pareces nuevo…

Ella sin ti se apaga, no sé, es un fenómeno extraño al que aún no he encontrado una explicación razonable; en mi opinión no la tiene y eso inevitablemente me ciega y condiciona mi juicio, así que me limito a convivir con dicho inconveniente. Aunque he de reconocer que tengo que aclarar un poco mi… visión… sobre el asunto.

No por ella ni por ti, no te me vengas arriba; por mi y porque no me resulte tan irritante.

En resumen: no la voy a raptar ni la voy a secuestrar ni nos vamos a esconder en un recóndito lugar del planeta ni la voy a apartar para siempre de tu lado huyendo juntos eternamente hasta el horizonte al atardecer. No te preocupes. Puedes dormir tranquilo, tío. Te la devolveré sana y salva en dos meses… tal vez cuatro… pero eso no íbamos a decírtelo allí para que nos cortaras la cabeza, ¿no?

¡Sorpresa!!!

¡Eh, eh, eh, tío! ¡Que fue idea de ella!, como siempre. Conmigo no te enfades ni me insultes ni me llames comepollas de mierda... que será el primer vocativo despreciativo que se te habrá pasado por la cabeza, dada tu grandísima preocupación por el bienestar del piccolo bambino…

Sí tío, ya nos hemos presentado siento decírtelo… y ha sido… ¡joder ha sido exquisito! justo como me lo imaginaba… no, miento para no incomodarte… ¡en realidad ha sido mucho mejor de lo que me imaginaba!, ¡una experiencia sublime!, casi catártica, ¡todo un descubrimiento sin duda!, de los que marcan un antes y un después… tu mejor amigo sabe muy bien, es una auténtica delicia… aunque... en realidad no debería haber pasado antes de ir al Tíbet, eso ha sido… un pequeño error de cálculo... y pago las consecuencias, es lo que hay, por culpa de lo mal que se me dan los números ahora no ansío otra cosa...

¡En fin!

Dejemos el tema, que sé que te pone incómodo y susceptible, y volvamos a lo que teníamos entre manos… ¿por qué coño estaba escribiendo yo todo esto?... ¡oh sí!...

Lo cierto es que he de reconocer que me siento en deuda contigo… no sé, es una sensación extraña para mi porque suelo evitar precisamente eso: deberle nada a nadie; pero, cómo no, tú siempre haces lo que te da la gana e irrumpes en la vida de los demás como si todo te importara una mierda ahogándoles la fiesta… se te da de puta madre hacer eso, tío, y una vez más te has coronado…

Mi enhorabuena.

¿Que a qué me refiero? Al rollo ese del rito y la promesa con el puñal de los cojones ; tú te abriste a mi en cierto modo, con ese discursito tan bien elaborado que te marcaste, así que ahora me siento en deuda por ello.

A eso se debe toda esta parafernalia, lo anterior eran solo pajas mentales para romper el hielo, supongo, ya sabes que se me da bastante mal si no es con el objetivo de follar justo después.

Lo importante viene ahora.
Abre el libro y lee el título:
........................................................

Hace alrededor de 2 meses

0

0
#4

¿Ya?

Ese se supone que soy yo.
Yo soy el Maestro Titiritero.

Y este libro es mi Réquiem porque… en realidad el título se lo puse al poco de conocer a Manish, ¿sabes?, antes de ella no tenía ninguno… sí tío, en mi vida hay un antes y un después de ella, supongo que como en la tuya, ella es así de intensa y especial…

Pues este libro lo escribí antes de ella y retomé su escritura cuando le puse por fin el título, Manish me hizo ver que estaba equivocado y tuve que rectificar el final; pero está también el que se supone que no vale, soy un poco Diógenes con la escritura, me cuesta tirar o desechar las cosas, a veces es interesante volver a leerlas, y esta es una de esas veces.

No esperes encontrarte gran cosa… mi idea era convertirme en el Schopenhauer, el Camus o el Cioran del siglo XXI, pero mi habilidad juntando palabras no es tan extraordinaria me temo…

Lo mío es la música, ese es mi lenguaje, y no sé comunicarme de otra manera.

Hace tiempo que los demás dejaron de percibir mi voz ¿sabes?, es como si hablara en otro idioma, y lo único que siento que traspasa esa barrera ruidosa que al parecer hay entre ellos y yo es la música.

… ¿Por qué eres tan celoso con ella entonces? Te preguntarás…

Pues te pregunto lo mismo: ¿por qué eres tú tan celoso con Manish?
Sabes la respuesta, ¿no?: en mi caso con la música es la misma.

Con las personas no soy posesivo, eso lo sabes bien; pero con la música ya es otra cosa… es muy puta, eso lo sabes también bien, hay que atarla en corto o se te descoca y se va con otro…

Joder, vaya metáfora más machista, ¿ves?, hoy no es un buen día y mucho menos para escribir...
Lo siento.

Odio las despedidas, nunca sé qué decir o hacer… y el Rojo… ya sabes cómo es, te mira con esos ojitos de cachorrillo abandonado ¿y quién va a tener cojones para irse?, ¿eh?... pfffff… no sé cómo voy a poder aguantar en el Tíbet sin ver su sonrisa.

... ya soy adicto, ¡qué sorpresa! ¿no?...

Eres el hombre más afortunado sobre la tierra y ni siquiera sabes apreciarlo, has tenido la suerte de compartir casi toda tu vida con ellos y ellos te aman y te respetan por encima de todas las cosas… ¿eres consciente de lo privilegiado que eres?... Las dos personas más especiales del planeta te han colocado en un pedestal y te dan todo lo que tienen y mucho más sin ningún tipo de reserva, y tú eres tan idiota que solo te preocupa que no te quieran lo suficiente…

¿Qué más quieres, tío? Si ya lo tienes absolutamente todo.

No sé cómo lo has hecho, pero te envidio… tanto… por ello, que por eso te estoy escribiendo esto, supongo: soy definitivamente incapaz de comunicarme oralmente contigo Hades, lo siento, y he pensado que tal vez así sería más fácil… ya ves que la carta es una puta mierda sin sentido, pero el libro no lo es, te lo prometo…

Hace alrededor de 2 meses

0

0
#5

Lo escribí para mi, solo para mi, y ahora te lo estoy entregando para que lo leas, ¿entiendes lo que supone eso?, ¿lo que significa?... no pienso dejarlo por escrito y mucho menos decirlo en voz alta… pero tenlo en cuenta ¿vale? Esto será lo más cerca que estés de escucharlo en toda tu vida, siento decírtelo; no le pidas peras al olmo.

Espero que te sirva para entenderme un poco mejor … nosotros no vamos a tirarnos hablando hasta las tantas de la madrugada bebiendo bourbon y fumando opio, para qué vamos a engañarnos… tú y yo nunca vamos a ser esos tíos… así que esta es la solución que se me ocurre. Y no vayas a pensar que ha resultado fácil para mi decidirme a hacerlo… pero supongo que te lo debo, por lo del discursito, la promesa y por todo lo que ha pasado con el Rojo…

Quiero que entiendas que no es por joderte, no eres tan importante, ostia, ni el mundo gira a tu alrededor por mucho que a veces te dé por pensarlo. Lo del Rojo ha sido… inesperado... para qué negarlo, y no lo iba buscando en absoluto, de hecho nunca creí que la vida pudiera ofrecerme esta oportunidad precisamente a mi, pero…

Manish me ha enseñado a no huir, a no dar un paso atrás y es lo que pienso hacer con este asunto.

El Rojo me importa, Hades, ya daría la vida por él sin pensármelo dos veces … él lo vale todo, ¿no va a valer mi vida que no sirve para nada?...

Es un puto crío, pero un crío que ha arrasado con todas mis defensas… él… él es excepcional, tiene un corazón tan grande que ese es su puto problema, ama tanto que no lo puede soportar y yo… yo odio tanto, que por eso destruyo todo lo que hay a mi alrededor… pero con él no podría hacer eso ni aunque quisiera ni aunque me lo propusiera con todas mis fuerzas.

Él es indomable.
Irreductible.
Inquebrantable.

Lo sabes bien, lo sabes mejor que nadie: él nunca se dejaría dominar por mi y, cuando acabes de leer el libro, entenderás por qué eso es tan importante para alguien como yo; entenderás que es algo a lo que no puedo renunciar, no ahora que sé que existe, que podría ser posible… ya lo entenderás, lo entenderás, te lo prometo…

Como también te prometo que conmigo siempre, siempre estará a salvo.

Yo le protegeré de todo, sea lo que sea… no le tengo miedo a nada, el dolor y la muerte son mis únicos amigos, así que… no tienes de qué preocuparte. No dejaré que le pase nada malo, no dejaré que le borren la sonrisa de la cara ni la inocencia de los ojos, lo prometo.

Y si no te lo crees, lo prometo por Manish…

Él tiene que sonreír siempre, esa sonrisa es la que cambiará el mundo, ¿no crees? Lo supe en cuanto alzó el puño, bellaco y fiero, a mi lado: él es la Revolución.

Y tranquilo Capi: la Revolución conmigo está a salvo.

Yo soy quien mejor la puede proteger y lo sabes, la oscuridad a la que el Rojo se enfrenta todos los días no tiene ningún misterio para mi… me necesita a su lado para seguir adelante y ahí es justo donde voy a estar, porque me importa, porque me necesita, porque le necesito…

Porque ya le respeto y le admiro.

Porque ya no deseo estar en otro puto sitio.

Hace alrededor de 2 meses

0

0
#6

Su corazón y su mente no dejan de sorprenderme, ¿sabes? Cada cosa que hace o dice me fascina porque no creía posible que existiera sobre la faz de la tierra alguien tan inocente… cosa que aún no me explico, sabiendo la mierda de vida que ha tenido… eso lo hace si cabe todavía más extraordinario, ¿no crees?

Entiende que no pueda apartar la mirada.

Encontrar a alguien capaz de seguir percibiendo al mundo y a las personas con sus ojos de niño durante toda la vida es algo… extraordinario y excepcional… para mi lo es.

Él es así: un niño, pero también un gigante, un hombre... por mucho que te cueste verlo como tal.

Yo solo quiero volver a mirar el mundo como lo hace él.

Yo solo soy un viejo deforme y decrépito…

Por eso ya no puedo apartarme de su lado; él me presta sus ojos y su inocencia y yo le presto los míos y mi experiencia para que entienda mejor lo que le ocurre… ¿cómo puede ser tan genio para unas cosas y tan idiota para otras?... Seguro que tú también lo has pensado.

Lo que tenemos, para que lo entiendas, es como una especie de simbiosis, al menos de momento…

Él sería capaz de iluminar la vida de cualquiera con esa sonrisa, ¿por qué no iba a poder espantar mis tinieblas?

Dice que he nacido para brillar… pero yo no lo tengo muy claro, la verdad, supongo que por eso me voy al Tíbet, para tratar de dilucidarlo… Él parece estar muy seguro de ello, pero yo nunca he tenido esa necesidad, ¿sabes?: ¿para quién iba a brillar?, ¿para un público que al parecer no escucha mi voz ni entiende mi idioma?

Pero cuando estoy a su lado, él… él solo refleja luz y yo no quiero engullirla, así que le prometí que lo intentaría.

Cuando vuelva del Tíbet espero estar preparado para hacerlo. Y, ya te lo adelanto: si decido brillar… joder… ¡pienso hacerlo con todos los putos colores del arco iris!, ya me conoces… espero que tanto tu tripulación como tú estéis a mi altura.

No me decepciones Hades.

Afectuosamente y sin rencores:
el Maestro Titiritero.

PD: también cuidaré de Manish como es debido en tu ausencia, no temas. Espero poder despeñar al Hombre de Vitrubio Himalaya abajo . Deséame suerte, no seas vengativo, los dos sabemos que la voy a necesitar.

Hace alrededor de 2 meses

0

0