Don_Diego
Rango11 Nivel 52 (7301 ptos) | Artista reconocido
#1

A diferencia de mi hermana Índigo, yo nunca hago un trabajo sin antes recibir mi pago.

Y si no hay ningún encargo, prefiero usar mi tiempo para escribir historias de intriga y de aventura, que tener que estar recogiendo huérfanas de la calle para enseñarles el arte del engaño y el asesinato, y que con ello puedan aprendan a vivir por su cuenta. Debe ser un trabajo agotador, de solo pensarlo me canso.

—Ah… Digo abrumada por la inexistente fatiga.

—Sin duda deber ser muy difícil ser la maestra de un falso monasterio… Me pregunto ¿cómo le estará yendo a ahora? Bueno, dejémoslo de momento, ya le daré una visita el mes siguiente.

Por ahora debo ir a hacer una pequeña, pero muy molesta faena.

Hace 5 días Compartir:

5

10

#2

Los turbios nubarrones en el cielo nocturno producían opacos y parpadeantes destellos en su interior. Los estrepitosos retumbos de trueno en lo alto, se sobreponían y se extendían pronunciadamente sobre la faz de la tierra, un reverbero terminante que pasaba de impotente a insignificante gradualmente. En las empinadas, retorcidas y mal conservadas callejas de los barrios bajos la vieja cuidad de Tetis, un olor nauseabundo emanaba del suelo, un olor penetrante de orina rancia, de mierda de perro muerto, de sangre de pescado podrido y de pecado recientemente hecho; la usual suciedad húmeda de un lugar abandonado a su fortuna tras una fuerte lluvia. La última gota de la pronunciada lluvia se precipitó sobre una capucha negra; humedeciéndola apenas. Al portador poco o nada le importaba que el clima mejorase o empeorase, así fuera a salir el sol de improviso o fuese a llover de pronto un fuerte aguacero, un diluvio de 40 días y 40 noches le daba igual. El trabajo no debía de ser pospuesto ni retrasado.

Un repentino fuerte destello hiso que la sombra de alguien fuese proyectada temblorosamente, por décimas de segundo, sobre los viejos muros externos de la Antigua Mansión de los Greyhand. En nada, un nuevo destello siguió al anterior, pero esta vez no hubo nada que proyectar...

Dentro de la residencia. Las enormes ratas que habitan el lugar, habían salido de su agujero, y se movían de un lado a otro con cautela, siempre pegadas a la esquina del muro, temerosas de cualquier cosa. De repente todas se detuvieron en seco ante un par de macizos e inesperados estruendos. De súbito los roedores salieron disparados a su madriguera. Un nuevo escándalo acompañado por un deslúmbrate resplandor titilante hacia aparecer dentro de la vieja mansión la figura anterior. Se deshizo de la estorbosa ropa y la arrojo lejos, luego desenfundo sus dos magnificas dagas gemelas; ambas idénticas, tanto en tamaño, peso y forma, y además ambas poseían un intenso color jade fosforescente, esto se debía a que fueron hechas a partir de un extraño y muy duro vidrio volcánico. La Obsidiana verde puro esmeralda o mejor conocida tambien como Malaquita Emperador, una roca preciosa que solo puede ser encontrada en las profundidades del gigantesco abismo volcánico; La Llaga del Dragon Maldito. Los nombres de estas bellezas y únicas en su tipo son, La Sin Razón y La Porque Quiero, ambas poseedoras de un temible filo, que dejarían en ridículo, y con demasía, al bisturí más afilado del mundo.

La experta en dividir corazones y en abrir gargantas, se puso manos a la obra. La presa no se iba matar ella sola… O tal vez si…

En lo profundo de la residencia en ruinas. Un hombre sentado, con los brazos cruzados y apoyado sobre un muro lentamente abría su ojo derecho, y levantaba la mirada al techo. El viejo polvo incrustado entre las ranuras de las apolilladas tablas de madera, que en otrora tiempo servían de piso, caía en intervalos considerablemente pausados y en distancias cortamente separadas, revelando con ello, que quien fuese que estuviera arriba en la superficie, caminaba con reserva.

—Ya veo. Por fin han enviado a alguien a por mí… ¡Mph! Bufo tenuemente y con desprecio el hombre.
—No se los dejare fácil. Impíos elfos.

El hombre se levantó, cogió sus armas y se fundió en las sombras.

Poco después... Una furiosa lluvia se desencadeno. Relámpagos, truenos y centellas bombardeaban sin clemencia la vieja ciudad de Tetis. Sobre la azotea de una vieja mansión… En medio de la torrencial lluvia, a cada relámpago furioso que caía sobre la Tierra, se veía el vehemente danzar de dos figuras armadas. El frio acero de Adamasco y el durísimo vidrio de Obsidiana chocaban rabiosos y sin clemencia, las chipas volaban locas, el salvaje viento de tormenta golpeaba con ira el cuerpo y rostro de ambos asesinos, pero ninguno de ellos se molestaba por ello, incluso el querer parpadear fue omitido, ya que, de hacerlo, suponía una muerte segura para alguno de ellos. De entre veloces estocadas, astutas fintas, esquives precisos y fulminantes miradas, el cansancio de cada uno se hacía cada vez más evidente, solo que, para el hombre, la fatiga se le iba acentuando con mayor rapidez. Ambos sicarios estaban a la misma altura, hablando literal y figuradamente, sus habilidades y destrezas, así como reflejos y fuerza; solo que, para infortunio de uno de ellos, una diminuta diferencia haría la gran diferencia. En efecto, la Asesina poseía más resistencia. Ante el menor error del hombre, la inmisericorde elfale haría pagar un precio mayúsculo. Al ver que la brecha entre ambos se había vuelto insuperable, el hombre hablo, no se pudo contener más, abrió su distancia y ladró.

—Si me matas, te estas condenado a ti misma. Estúpida ¿No lo comprendes? La hermandad esta corrupta. Yo, y solo yo puedo detenerla. Déjame en ir y… ¡No! Mejor ayúdame, juntos podremos liberarla del mal que la está consumiendo por dentro.

—¿A quién engañas? Imbécil. La hermanda no está corrupta. Aquí tú eres el corrupto. Maldito traidor, robaste el medallón, Corazón de Oro Oscuro, del Maestro de Filos y por ello vas a pagar caro. Entiende, aun cuando te corte la cabeza y la lleve a nuestro gremio, no será suficiente, tendré que ir a por tu familia después de que te mate.

Al escuchar esto ultimo, al hombre se escurrió hacia abajo la sangre de la cara y un nudo en la garganta se atoro en ella. Sus acciones y repercusiones no las había advertido con detenimiento. Sabe sobre mi familia, pensó el sicario. Sin pensarlo mucho, bajo sus armas en signo de perdida y fracaso.

—Admito mi derrota. Se que eventualmente vencerás y que mi vida acabara. Pero dime antes de rendirme ¿hay alguna forma para salvar a mi familia?

—solo una. Dijo la elfa sin dudar.

—¿Cual?

—Quítate tú mismo la vida.

Las palabras dichas por la elfa cayeron en los oídos del hombre con la misma fuerza que con la que cayó el rayo en las cercanías. Pasaron varios segundos antes de que el hombre hablara.

—Acepto. Dijo abatido.
—Pero necesito que me des tu palabra, de que no les harás nada a ellos.

—La tienes. No les tocare ni un solo cabello suyo.

El hombre asintió con la cabeza y posteriormente dirigió la punta de su propia arma a su pecho, suspiro profundo y luego la hundió. El puñal sin reparo alguno se abrió paso a su palpitante corazón. Sus pupilas se achicaron, su aliento se cortó, y perdió la fuerza en las piernas cuando del arma entro de lleno hasta el mango. Desde lo alto de la mansión se veía un hombre derrumbarse y caer hacia abajo a el piso, chocando entre escombros y ramas de arbustos. La elfa se acerco al moribundo hombre, y antes de que la luz de sus ojos se esfumara le dijo.

—Como dije antes, no faltare a mi promesa. No tocare a ninguno de tus seres queridos. Pero la hermandad piensa diferente. Ahora, si me disculpas, me llevare tu cabeza.

Al hombre, los ojos se le volvieron enormes, quiso decir algo, pero la muerte ya se lo había llevado.

Hiarbas
Rango10 Nivel 45
hace 1 día

Cada vez son mas duras y crueles. Buen relato @Don_Diego, otro para tu salon de la comunidad.

escritoraatiempoparcial
Rango8 Nivel 38
hace 1 día

ala, que buena y mala es mi personaje jajaja, muy bueno @Don_Diego gracias por esta historia, espero que los personajes continúen evolucionando. =)


#3

Completo el quinto relato.
5 completos, 1 pendientes.

1.-Sarym la matagigantes
2.-Hiarbas el segador de almas
3.- Novachek el sacro caballero errante
4.- Índigo Dolphins La elfa maestra Filosangriento
5.- Escritora a tiempo parcial asesina a sueldo de tiempo completo.
6.-¿?

Hace alrededor de 16 horas

2

2