Hiarbas
Rango11 Nivel 52 (7772 ptos) | Artista reconocido
#1
    Partes:
  • #2

La miro con desprecio, solo veía veneno en ella. El terciopelo de su piel se le antojaba una trampa mortal en la que, día a día, caía sin esperanza de salir con su vida intacta.

Llevaba demasiado tiempo enganchado al tormento de placer que le producía su cuerpo, pero ahora había descubierto que en ella también habitaba la traición, el engaño y la infamia. Aun así su terrible dicotomía seguía siendo su fervorosa pasión por ella y su terrible repulsión por sus actos, por su esencia.

En su lucha interior ninguno de los dos bandos conseguía avanzar sobre el campo de batalla, solo había perdidas en ambos lados, sin avances significativos, sin terreno recuperado.

Hace 7 meses Compartir:

1

12

#2

Creía amarla pero día a día dudaba de que realmente lo que sentía fuera amor, dudaba, creía saber lo que sentía, a la vez que se le nublaba el pensamiento y desaparecían sus certezas. La relación de ambos llevaba tiempo siendo tan fructífera en pasión como destructiva en sentimientos. Quería huir, poner tierra de por medio entre los dos para dejar de sufrir por sus golpes, por su dañina y continua profusión de dagas lanzadas contra su corazón. Pero también día a día regresaba desde la puerta para refugiarse en la calidez de su cuerpo, en el tacto aterciopelado de su piel, en la turgencia de sus volúmenes, en la morbosidad de su negra alma.

Sabía que todo llegaría a un terrible final. El odio, los celos, el exceso de pasión, ese amor mal entendido constituían un terrible cóctel del que nada bueno podía salir. Tenía esa sensación, casi esa certeza, sabía que solo algo definitivo, algo drástico podía acabar con lo que los unía, aunque constantemente lo apartaba de él, lanzaba lejos la idea para no atormentarse aún más de lo que a diario lo hacía con ella.

Hoy la miraba con desprecio, veía el veneno en ella que le había consumido, pero seguía sintiendo esa terrible atracción por el terciopelo de su piel, por el calor de su cuerpo y en ese momento por fin comprendió que ni el manto carmesí que ahora manaba de su cuello y que alejaba la vida y el calor de ella, sería suficiente para alejarla de él, para huir de ella, para olvidar su esencia.

Se acercó a la ventana y miro la paz que le producía el vació que a sus pies se extendía, dejo caer su cuerpo y supo que todo por fin terminaba y la paz ya le alcanzaba.

FIN

Cara
Rango11 Nivel 51
hace 7 meses

Corto pero letal, toxicidad, un elemento que amo en las historias. No sé si continúa @Hiarbas pero al menos hasta aquí me ha encantado.

Hiarbas
Rango11 Nivel 52
hace 7 meses

Termina asi @Cara creo que la ultima frase lo aclara.

Cara
Rango11 Nivel 51
hace 7 meses

podrás crerme si te digo que pasó por el lado de mi ojo que no ve... jajajaja lo siento, a veces ando despistada.