Lusianokami
Rango4 Nivel 16 (245 ptos) | Promesa literaria
#1

En el siglo XXII se produjo la tercera guerra mundial. Esta nueva y cruel guerra llevo al mundo a la destrucción química , toda la atmosfera fue cubierta por radiación mutando a sus habitantes , con el paso de los años se descubrió los cambios genéticos que esta contaminación produjo en los supervivientes , los cuales desarrollaron mutaciones externas e internas.
Al principio la supervivencia era escasa, ya que la mayoría de las mujeres no podían llevar vidas en su interior por la alta radiación en sus entrañas que dejo estéril a 9 de cada 10 de las supervivientes - Por supervivencia el ser humano muto permitiendo que algunos hombre empezaron a quedar en cinta. Esto llevo a las tan adoradas jerarquías y etiquetas , ya que todos portaban un cromosoma especial dependiendo de a que jerarquía pertenecieran , estereotiparon dichas jerarquías y les condenaron . Lo cual a mi especie no les gustó mucho ya que creemos que todos pueden subir y bajar de rango.

Hace 14 días Compartir:

3

6
Lunnanegra
Rango8 Nivel 37
hace 14 días

Wuaaa promete, promete. Continuala


#2

Como os contaba las jerarquías se dividieron en los Alfas, los Betas y los Omegas. Los Alfas solían ocupar los puestos de poder por ser considerados más fuertes e inteligentes, los betas que seguían siendo gente común como la que antaño vivía sin cambios en sus cuerpos como alfas y su voz, además la posibilidad de que sea hombre o mujer podían dejar embarazados a los omegas, con su fuerza superior y esas mierdas. Por ultimo a los omegas los relegaban a las casas, a cuidar a sus hijos como seres indefensos que se pueden romper. Como seres inútiles que solo servían para engendrar niños para sus alfas, algunos por abusos y humillación tratándoles como basura. Nosotros no distinguimos por genero los roles que uno tiene , en mi verdadera casa el más fuerte y sabio gobierna y todos le obedecen, sea alfa, beta u omega, hombre o mujer o niño . Él se ganó su puesto , pero los ingenuos humanos siempre con la superioridad del que siembra la semilla sobre el que soporta traer la vida con dolor. Habían vuelto a los, hasta ese momento erradicados roles que durante siglos habían marcado a su especie. La cual tras uno de los tantos experimentos genéticos que los antaño científicos habían realizado en favor según ellos de la humanidad, los cuales solo eran científicos locos que usaron a los suyos como conejillos de indias y acabaron creando anormalidades genéticas al mezclar el genoma humano con el de algunos animales. Por ese motivo casi ya un siglo después la actual población humana desarrollo rasgos animales, por ese motivo nosotros no sobresalimos del resto de la humanidad por nuestras habilidades aun muy superiores a las suyas.
Ahora estamos en el siglo XXIII las civilizaciones se han concentrado en ciudades clave bajo el mandato de una familia poderosa que controla las mismas. Mis amigos, mi hermano y yo vivimos en Afla, la ciudad más grande de este país y la más poderosa, tato en comercio como en calidad de vida. Nosotros años atrás echamos a las alfas opresoras que la dirigían. Estos eran mis padres adoptivos los cuales abusaban de nosotros y nos usaban para satisfacer a sus amigos alfas , el único lugar en el que podíamos estar salvo y nos trataban bien en esa ciudad era la casa de uno de mis amigos en la cual su madre nos adoptó como parte de su familia , dos lindos zorros albinos . La felicidad no duro , ella murió y su padre se había hecho cargo de mi amor platónico y omega del cual abusaron y preñaron de una linda alfa , por eso mismo al no servirle mataron a Akari, su hija , lo más duro era no poder hacer nada pues aun éramos unos adolescentes con problemas de control, muchos problemas de autocontrol y tendencias homicidas.
Años después este desapareció oficialmente, pero extraoficialmente os contare lo que le sucedió. Mi manada se le llevo y dio un merecido castigo, pero shssss no le digáis a nadie o podría meterse en problemas y yo también si mi amado se entera. Tenemos mi hermano y yo un gran secreto el cual puede que nos deje de hablar y si eso pasara me moriría.
Es verdad aun no me presente me llamo Lusiam y soy un alfa, si puede sonar hipócrita que hable tan mal de los alfas siendo uno. Mis padres, mis auténticos padres me criaron bajo el lema de que todos somos iguales y no por ser alfa o no eres mejor o peor. Mi hermano gemelo idéntico Leandro, junto a nuestros amigos derrotamos a los antiguos alfas que oprimían la ciudad, la cual ahora dirigimos esperando mejore. Llevo enamorado desde la primera vez que le vi de Ryo, uno de mis amigos y al que no pude proteger por ser inestable. Jamás me podre perdonar el que le dañaran en mis narices y yo no poder hacer nada para ayudarle.
Cuando ese día me le confesé y fui correspondido no me lo podía creer ya que llevaba enamorado de él toda mi vida , literal mente, es una cosas de lobos . Es verdad que no os conté en profundidad sobre lo de que unos científicos locos decidieron mutar genéticamente a la humanidad con ADN animal para su supervivencia, también con los míos para crear seres más fuertes y rápidos, resistentes y duraderos. Por suerte los últimos no fueron como ellos esperaban y ninguno sobrevivió. Con el paso de las décadas la humanidad evoluciono de una extraña manera, pues la humanidad adquirió rasgos animales como garras, cola y orejas de animal, lo cual a mi nuevo novio el zorro más hermoso del mundo le quedaban genial y le hacía aún más apetecible y sexy, ya lo sé estoy colado hasta los huesos por él y no soy nada imparcial.
Tras nuestra primera vez y no poderme contener en marcarle, conocimos a Kei un huérfano gato negro que vendía galletas, las cuales Leandro, mi "gemelo”, compro todas las que tenía, que gracia me hizo el oler su reacción había encontrado a su sulmate o compañero de vida, el cual no era más que un gatito de nueve años, al menos nosotros eso creímos pero la vida da muchas vueltas y abecés las cosas no son como se nos presentan. Por ello y que ese gatito era tan adorable tras mandarle a bañar y prestarle ropa nueva fuimos al orfanato a adoptarle ya que mi amor se enamoró del que sería nuestro primer hijo. Costo un poco ya que esas mujeres eran unas esclavistas de huérfanos y un omega de nueve años tenía poco interés para las familias, pero perdían el resto cuando descubrían era un gato negro, por lo que me ofreció otros niños pero yo deseaba a ese y no otro. Tras comprar el orfanato entero todo resulto mucho más fácil, lo único de lo que no nos faltaba era el dinero .
Los primeros meses era huraño y se pegó cuan lapa a mi pareja pero lo acepte , con el paso del tiempo él se abrió a mí un poco lo cual calmo a mi lobo interior que solo quería sentir a mi pareja a cada instante pero con Kei , mi nuevo hijo impidiéndolo estaba perdiendo la paciencia y eso que le empezaba a querer , pero creo todo fue demasiado rápido al formar la familia.
Días después todos fuimos llamados a casa de mis mejores amigos los gemelos rusos. Hay conoció a Aleksis, su sobrino y el que hoy día es el novio de Kei y están muy enamorados. Aunque el lobo de leo muera por degollar al crio, en el fondo es un chico demasiado perfecto para ser real, lo que me huele que un divertido secreto que esconde; también conocimos a su padre de quince años. También estaba la sobrina de los que me criaron la cual pese a ser un ser despreciable consideraba mi amiga, la prima de los gemelos la cual había marcado sin intención en su celo volviéndola su pareja lo cual llevo a que estos quisieran matar a Renna, mi "prima". Tuve que meterme en medio para que no la matara aunque hoy no estoy tan seguro de mi decisión. Me interpuse sabiendo que pese a pelearnos muchas veces ni Dai ni yo mismo llegaría a matar al otro. Pero ella era mucho más débil que nosotros y no era por ser mujer , pese a también ser una alfa , no que va era porque no tenía nada que la impulsara , algo a lo que proteger , algo que valore sobre sí misma y aunque no lo parezca Dai lo tenía . Esa reunión era porque ellos, mis supuestos padres habían regresado y la idiota de Renna había empeorado la situación, todos nos habíamos preparado, estamos dispuestos a luchar por nuestro territorio y ella aún no se daba cuenta que para ellos no valía más que una mota de polvo en su estantería que solo nos deseaban a nosotros ya que sabían nuestro secreto y deseaban seguir jugando y experimentando con nosotros pero no se lo permitiríamos. Como siempre la idiota de mi "prima" lo fastidio, nos hizo beber acónito o mata lobos a leo y a mí, el único veneno que es mortal para nosotros, pero igual mente mortal para el resto. Casi morimos, para demostrar que no tenía veneno, en esos momentos ambos moribundos llegamos con mi pareja que era médico y consiguió sacar ese dichoso veneno de nuestro organismo. La venda había caído y ya nada de amor quedaba en mi corazón viendo la zorra, y no me refiero a su animal, que es un zorro, sino al otro sentido denigrante de la palabra. Veía que nunca quiso a Hina como pareja no era más que un juguete para satisfacerse , que pese a decir que lo hizo por nosotros fue tan idiota de no ver la realidad , que la muy falsa empezó a criar a un niño que odiaba, ya que sus padres mataron a su "amor" pues ya no creo que jamás sintiera algo tan profundo como ese sentimiento por nadie que no fuera si misma , la cual arriesgo la vida de una débil Hina, que así se llamaba la omega con la que se emparejo , dándosela a sus hombres y haciendo que ella se odiara a sí misma y no supiera de quien sería el feto que en su vientre se hallaba. Me daba tanta pena esa pobre y linda chica que tan bien me caía, me daba pena ese beta salvaje que crio creyendo ser su hijo y esta la quería con toda su alma y sobre todo me daba pena ese crio que nacería , pues si salía como ella seria odiable y asqueroso.

Lunnanegra
Rango8 Nivel 37
hace 13 días

Wooo vaya pt la Rena. Continua, espero Hina tenga mas suerte.


#3

Varios meses después Hina había venido a quedarse unos días en nuestra casa, ya que Rúa, la mano derecha de Renna , la misma que mando violar a los hombres de la segunda a la pobre Hina . Pues Rúa, una cuervo enamorada de su señora y que envidiaba a Hina ya que había sido marcada por su señora y aun sabiendo que solo era el juguete sexual de esta, moría de celos al ella quererse meterse en la cama de la fría zorro. Apenas aún se notaba su embarazo pero yo lo podía oler a la perfección a ese zorro que crecía en su interior. También hoy se quedaría el educado Alexis que había venido de visita y como otras veces tras Ryo curar las heridas de quemaduras de su cuello se había ido a jugar con mi hijo. Se veía lo unidos que ellos dos estaban y que tarde o temprano despertaría algo más que amistad en ellos, como siempre que el menor se quedaba a dormir mi "gemelo" se había ido, a traes de nuestro vinculo le sentía descargar su ira en alguna persona inocente o no tanto quien sabe, pues en ese estado en el que él se hallaba, cegado por los celos y su lobo a flor de piel cualquier persona que le ofenda puede llegar a ser su saco de boxeo.

Hina estaba devastada su supuesta pareja había creído antes a la cuervo que a ella y la había llamado cosas muy denigrantes para la pobre chica que además de ser violada fue humillada por la que supuestamente debía amarla llamándola puta y ofrecida; nuestra sangre hervía de rabia e ira por ambas pero sobretodo teníamos claro que esa odiosa cuervo que al fin había conseguido meterse bajo las sabanas de su señora debía morir. Yo mismo deseaba matarla pero como siempre caí a los pies de mí amado dejándole ser el quien la matara. Quien sospecharía de un "inocente " y hermoso omega. Yo no tenía problemas con que el fuera tan sanguinario y fuerte como yo, mi problema era que quería participar en la matanza para luego poder hacer el amor sobre su descuartizado cadáver como a mi amado Ryo tanto le excitaba.
Los pequeños niños dormían junto a la devastada Hina , la cual necesitaba mucho cariño y cuidados para que se pudiera recuperar tanto física como mentalmente de lo que su pareja permitió que le hicieran , pero para mí desconsuelo sé que en cuanto Rúa no este ira corriendo de nuevo a los brazos de Renna . Yo me encuentro en el sofá viendo la tele cuando horas después bajo mi hijo saludándome al verme cuando iba al baño , continuo haciendo zaping por los canales sin hallar nada de interés, cuando oigo la puerta principal abrirse salgo al " jardín", el cual era un bosque entero de enormes arboles ahora ocultos por las sombras de la noche fría. Mi hijo se encontraba subido en el columpio dando leves balanceos sobre el arropado por las manos de la fría noche con su vista perdida en el firmamento comenzando a tararear una canción infantil, la misma que se les cantaba a todos los niños betas y omegas, esta no me gustaba nada ya que era otro modo para que se sometieran bajo el yugo de los alfas.
Me acerque hasta el enternecido por mi pequeño hijo por mucho que el resto del mundo pudiera pensar diferente, a mí me daba igual mi hijo era uno de los omegas más tiernos y bellos que he conocido, Nuestro mimado gatito, por el que iríamos al fin del mundo si hace falta porque aunque la sangre no compartamos era, es y será siempre nuestro pequeño hijo aun cuando tenga sesenta años y treinta nietos. Le coloque un abrigo encima ya que la noche era demasiado fría para estar desabrigado sin constiparse.
- Póntela ya refresco – le sonrió con cariño al colocar la chaqueta encima de sus hombros-No quiero que mi lindo hijo se enferme por estar fuera con este frio.
-Gracias papa, ya volveré adentró. Solo quería tomar un poco de aire- susurro tiritando y poniéndosela mientras con su mirada me agradeció el gesto, creo aun piensa que no le quiero.
-¿No puedes dormir?- le pregunte con una sonrisa tierna sentándome junto al columpio con la cazadora desabrochada dejando parte de mi pecho al aire, ya que solo atine a coger ambos abrigos y salir tras el sin preocuparme de cerrarla o ponerme una camiseta - ¿Algo te preocupa?- pregunto lleno de preocupado por mi niño.
- No es preocupación... Es que Hina es un lobo y Aleksis es un zorro, ambos irradian calor... la cama está muy calurosa. Y sobre mami pues no sé dónde está pero si tu no fuiste debe ser algo que él pueda manejar- me comenta preocupado
- El puede apañárselas sólo es una persona muy fuerte .Y sobre lo otro si quieres duerme en la habitación de Leo , el salió y no volverá en varios días.-le aconsejo con dulzura ya que ver cuánto se preocupaba por Ryo me enternecía tanto que le asfixiaría de un abrazo , ya que el pobre era tan pequeñito y delgado que nosotros le abarcábamos demasiado a su alrededor cuando le mimábamos.
- Pues supongo que iré, tú deberías estar en la puerta esperando a mami. Seguro querrá verte y yo entraré por la ventana al cuarto del tío para no ver nada que me asuste después- dijo asiéndome reír divertido por las ideas para nada desencaminadas de nuestra cría, pues lo más seguro es que Ryo regresara bañado en sangre y eso nos ponía a los dos mucho, pero no tanto como para que lo hiciéramos frente a Kei.
-Vale, vale, descansa mi niño- beso su cabeza y vuelvo a entrar no sin antes girarme de nuevo alzando la voz- Entra ya o te pillaras un resfriado si continuas aquí con el frio que hace- le veo asentir y sonrió feliz. Yo no puedo enfermarme por mucho que quiera, pero mi adorable gatito si y soy un padre al fin y al cabo; deseo lo mejor para él.
No me preocupa que este fuera de casa más que por el frio ya que nadie sería tan estúpido de entrar en nuestro territorio, ni siquiera los animales lo hacían más que por despiste. Sabía que nada le pasaría malo por tomar el aire un rato en soledad, más que resfriarse.
Me había quedado dormido en el sofá tras continuar con la aburrida programación que a esas horas ponían, sin darme cuenta de cuando lo hice. Sabía que leo me había robado mi energía por lo cansado que me hallaba y no poder oler a Hina, la cual fue quien me despertó, situada a mi lado. Ella no hacía más que decirme que no encontraba a Kei.
-Durmiendo espero, ¿miraste en la habitación de Leo? Sabe que puede usarla- susurro muy cansado
-Es mi primera noche en esta casa Luciam, no sé cuál es ese cuarto- me dice apenada haciéndome recordar que era nueva en la casa- Kei dijo que iría al baño pero no ha vuelto, ¿le viste entrar a ese cuarto? ¿Dime dónde está?- me gritaba oyéndose tan lejana su voz
-Uff- me levante entre suspiros fatigados y tambaleos usando todas mis energías en el sentido del olfato logro peinar toda la casa. Huelo a mi pareja en la puerta bañado en sangre, Alek en la planta de arriba y a Hina a mi lado, pero el de mi pequeño era muy débil y no oía su corazón -Hina sube con Ale y encerrados en la habitación –ordeno autoritario lleno de preocupación usando sin querer “la voz”. Veo como tiembla y me siento mal por usarla pero no había sido algo intencionado.
-Está bien, velare por Ale ... Pero no me agrada que Kei duerma en cuarto de leo... creo que no debí dejarle ir al baño...ahh subiré... mn... ¿sangre?-olfatea la sangre que cubre a Ryo tras la puerta, encerrándose en el cuarto con Aleksis cerrando la ventana para que este otro crio no se escapara
-Al fin- me gruñe serio empezando a subir las escaleras
- Tenemos problemas-digo a Ryo al abrir la puerta y verle subir
-me voy a dar un baño- se giró mirándome preocupado-¿Donde esta Kei?
-Te acabo de decir que hay problemas y ahora te das cuenta, se suponía estaba arriba con Hina pero la tonta no le encontró, revise la casa y no está tenemos que buscarle y no me reproches que Leo se llevó toda nuestra energía y no estaba a plena potencia-digo saliendo aun en pantalón solo sin preocuparme de nada mas mi niño no estaba con nosotros. Esperando aun siguiera en el columpio pero no se encontraba.
-Llevo rato esperando que me abran, lo único que tenían que hacer era vigilar a dos niños, tres si contamos a Leo – suspiro con tristeza- Fuera hay un rastro de un hombre, voy a lavarme un poco y salgo – Subió a quitarse la sangre, como habríamos disfrutado si no se hubiera dado esta situación, pienso resignado marcando a leo para que plante su pulgoso culo aquí. En cuanto se enteró de que su adorada pareja había desaparecido voló por el asfalto y tierra para llegar.
- ¿Cómo no se dieron cuenta del olor de un extraño? – me gruñe enfadado-Mierda tengo sangre en la nariz y ni me llega bien el aroma- dice fastidiado, yo solo me tambaleo aun un poco sujetándome en el árbol
-Leo está muy cabreado -solo digo” ¿Cómo le explicó que Leo se quedó con todo mi ser para estar más atento y para pagar la frustración con una desconocida ; que en este mismo momento no podía ni oler a Ale ya que estaba por caerme en redondo al suelo?”
-Cuando venga ese lobo ya me encargare yo de él – Me ayudo a sentarme en la base del tronco sacando sus armas de repuesto que aun llevaba encima.
Al cabo de un par de segundos el BMV rojo de Leo frena a un par de metros entre una nube de polvo recibiendo un tiro por cortesía de mi pareja en el pie, que apenas le importo más que por la molestia del escozor y tener que sacar el plomo de él antes de que cierre la herida.
- ¡A la próxima te dejo cojo de por vida! ¡¿Cómo te se ocurre llevarte toda la energía!? ¡Mira cómo has dejado a tu hermano! ¡Y por tu culpa se han llevado a Kei! – Le gritaba a un Leo con las orejas pegadas al cuero cabelludo y el rabo entre las patas, se que se aguantaba las ganas de pegarse un tiro de nuevo -Más te vale tener energía suficiente para seguir su rastro o te arranco los cojones y te juro que como a mi gatito le pase algo, a ti te pasara multiplicado por diez y de eso ya me encargare yo –al fin enfundo el arma.