CozyRabbyt
Rango6 Nivel 28 (1129 ptos) | Novelista en prácticas
#1

Esta historia era para el reto 26 pero me emocioné escribiendo y lo alargue demasiado jejeje.
Si logro entrar en el reto estaría bien, pero si no, no importa.
Solamente espero que disfruten esta historia :D

Hace 4 meses Compartir:

1

5
Don_Diego
Rango12 Nivel 59
hace 4 meses

En cuanto pueda lo subo y lo leo 😉


#2

Hola, ¿Cómo están?
Yo me encuentro en el peor lugar de la tierra, un lugar en donde solamente los más fuertes pueden sobrevivir, y yo soy el más fuerte.
Mí nombre es……

— ¡¡¡Maldición Saúl, deja ya ese diario y agarra tu arma, esos malditos nos estan tomando la delantera!!!

— Si sargento Jalisco.

Saúl y el sargento se encontraban en unos matorrales, escondidos, viendo como el enemigo pasa por adelante matando a todos sus amigos que no pudieron escapar ni esconderse.

— ¿Qué vamos a ser sargento? Todo el pelotón ha sido fusilado, apenas si quedamos 7 o 8.

— Mire Saúl, ya está oscureciendo, es el momento indicado para intentar escapar.

— ¿Intentar? ¿Acaso cree que no lo lograremos?

— Sea realista maldición, muchos soldados están heridos y no creo que tengan la posiblidad de escapar.

— Eso lo sé, entonces…… ¿Cuál es el plan?

— Déjeme pensar, valla a ver cómo están los demás.

— De acuerdo.

Saúl se alejó a rastras hasta los arbustos en donde se encontraban Taylor y Luther.

— Hola Taylor, ¿Te encuentras bien?

— Si…. Estoy bien.

— Y qué tal tu Luther, ¿Cómo estás?

— Estoy con los pantalones cagados, pero estoy bien jajaja

— Jajajajajaja

Saúl los llevo a donde se encontraba el sargento, todos los soldados restantes estaban también.
Ellos se encontraba reunidos debajo de un árbol, apartados de la vista del enemigo.

CozyRabbyt
Rango6 Nivel 28
hace 4 meses

@NOVACHEK
@Don_Diego
@Hiarbas
Los invitó a leer esta historia, es un poco presuntuoso el llamarlos, pero como subo historias una vez por mes opte por avísarles jajaja


#3

— Acá estamos sargento — dijo Saúl.

— Bien, acérquese a escuchar el plan para salir de este infierno.

— Cómo sabrán el enemigo acabo con la gran mayoría de nuestro pelotón, además estamos rodeados por tres campamentos enemigos.
Se me ocurrió atacar un campamento para agarrar unos de esos camiones militares que tienen y conducir lo más lejos posible antes que la brigada de aviones bombarde la zona.

— ¡¡¡ESO ES UNA LOCURA!!!
¿Acaso piensa que lo lograremos? ¡¡¡Pues no!!!
Apenas somos 6, en cuanto nos vean llegar nos harán tragar metralla. — La cara del soldado Tommy se encontraba pálida tras decir esto

— ¿Solo somos 6? ¿Que pasó con Figins y Chad?

— Chad se murió desangrado por culpa de una bala que le impacto en el pulmón y Figins se suicidó disparándose en la cabeza.

— No hay remedio, pero si nos quedamos aquí moriremos todos, ¿Acaso no quiere volver a ver su familia?

— Si pero…..

— ¡¡¡PERO NADA!!! todos nosotros vamos a salir de aquí con vida.
¡¡¡¿Están conmigo soldados?!!!

Todos en un fuerte pero suave alarido gritaron

— ¡¡¡SI MI SARGENTO!!!

Acto seguido salieron a gachas de los arbustos, con la oscuridad de la noche en la espalda, todos con la seguridad de que iban a morir pero con una pequeña chispa de esperanza.

A medida que se iban acercando al campamento enemigo decidieron esconderse atrás de unos árboles.

— Miren camaradas, hay 3 tiendas de campaña, en la del medio se encuentra el jefe de esos malnacidos.
En las demás tiendas hay soldados, creo que habrá mínimo 100.
Y también hay 5 vigilante, debemos encargarnos de esos primero.
Ahora escuchen bien, Tommy y Rony vallan por esos arbustos de la izquierda, Taylor y Luther ustedes vallan por la derecha.
Saúl y yo vamos a ir por el centro y crearemos una distracción, en ese momento deben asegurarse de acabar con los vigías.

Cada uno tomo la posición que había dicho el sargento, todos preparados para atacar.
Tommy y Rony tenían cada uno una M-16 con pocas balas, además se encontraban a unos metros de los 2 vigías de la derecha, preparados para matar en cuanto den la señal.

Taylor y Luther estaban escondidos detrás de un árbol, apuntando a los vigías de la izquierda, Taylor tenía una M-16 y Luther tenía una AK-47 que había logrado quitarle al enemigo tiempo atrás.

#4

El sargento y Saúl fueron por el centro, el sargento fue caminando hacia el vigía del medio, con las manos arriba, como si se estuviera rindiendo.
Al verlo el vigía intenta avisarle a los demás pero de repente una bala que viene de detrás del sargento impacta en el cuello del vigía.

En ese momento el sargento grita

— ¡¡¡AHORA!!!

Todos casi al mismo tiempo disparan y matan a los vigilantes.

— ¡¡¡Lo logramos!!! — gritan todos.

— ¡¡¡Rápido, no hay tiempo para celebrar!!! — el sargento estaba feliz pero a la vez nervioso para que todo salga bien.

Por desgracia los disparos alertaron a los soldados que estaban en la tienda, así que rápidamente el sargento y los demás se dirigieron al primer camión militar que vieron.

— ¡¡¡Tommy dele su arma a Saúl y valla a encender ese camión!!!

— ¡¡¡Si señor!!!

Saúl recoje el arma y todos a la vez que suben al camión disparan a los soldados que salían de las tiendas de campaña.
En los segundos que tardaron en encender el motor los enemigos ya se encontraban apuntando sus armas.

En la cabina de adelante se encontraba Tommy y Luther, mientras que en la parte de atrás se encontraba Saúl, el sargento y Taylor.
Mientras que el camión avanzaba con los disparos por la espalda Rony corría detrás, el era el único que faltaba en subir.

— ¡¡¡Rápido Rony!!! ¡¡¡Vamos sube!!! — Taylor grito con todas sus fuerzas pero eso no servía para nada.
Rony había recibido un disparo, todos se quedaron helados viendo cómo poco a poco Rony corría más lento y caía lentamente en el suelo.

— ¡¡¡Maldición Rony!!! ¡¡¡Corre, tu puedes!!! Sargento no podemos dejarlo, haga que detenga el camión — Saúl no quería dejarlo, le insistió a el sargento que pararan el camión, pero con la lluvia de balas que estaban recibiendo era imposible el frenar.

— No podemos hacer eso, si frenamos el enemigo aprovechará para acercarse y ninguno de nosotros logrará salir con vida.

#5

En esta situación lo más lógico sería seguir adelante y recordar a Rony como un héroe de guerra.
Pero no, Saúl esta decidido en no abandonar a nadie, desde que comenzó el plan el ya sabía que iba a morir.

— tengo una idea sargento, ¿Le quedan granadas de humo?

— Si Saúl, me quedan 2.

— Perfecto, deme todas y ordene que detengan el camión.

— ¿Que pretende hacer?

— ¿Acaso no es obvio? Voy a salvar a Rony.

— Pero…..

— ¡¡¡ES AHORA O NUNCA!!!

Saúl se bajó del camión, lanzó las 2 granadas de humo y corrió hasta donde se encontraba Rony.
Rápidamente lo agarro entre hombros y lo llevo hasta el camión, el sargento se bajó para ayudarlo a subir a Rony.
Cuando por fin lo subieron Saúl se encontraba corriendo detrás del camión, preparado para
escapar con sus amigos.
Pero tan gracioso es el destino que mientras agarraba la mano del sargento para subir una bala le impacta en la parte derecha de la cintura, haciéndolo caer.

Saúl cae, queda tirado en el suelo boca arriba, lentamente gira la cabeza para ver como el camión se aleja, puede notar como el sargento le grita mientras que Taylor lo detiene para que no salté.

El respira hondo, todos los sonidos se desvanecen, mira el hermoso cielo nocturno y sonríe.
Curiosamente está feliz, con un movimiento lento saca su diario y termina de escribir.

"No me olviden amigos, ya nos volveremos a ver, cuando eso suceda yo invito los tragos jejeje…….."

NOVACHEK
Rango11 Nivel 52
hace 4 meses

Una historia bién hecha. Es épica y bastante emocionante, lograste que este personaje se convierta en héroe un final agridulce.
9/10.

Aventador_SVJ
Rango6 Nivel 27
hace 4 meses

Sacrificar un hombre por otro hombre. Un soldado puede ceder fácilmente sus puestos de lucha, cuando hay sangre en medio, dar la vida por otro no solo es un acto heroico, también puedes morir con honor y por una causa inolvidable para aquellos quienes fueron espectadores.