Don_Diego
Rango12 Nivel 58 (12837 ptos) | Ensayista de éxito
#1
    Partes:
  • #2

Aprecié un cambio drástico al poner un pie dentro, fue una sensación casi palpable de impaciencia, agitación y peligro, en cuanto más me adentraba más fuerte se hacía, eso y un ligero desagradable olor flotando en el aire, no podría yo decir con exactitud de qué tipo de olor es, pero tiene una fetidez muy similar a la de carne en descomposición.

Una vez me adentre lo suficiente logre dislumbrar lo que más temia.

Ahí, al fondo, está la abominable dama de hierro. Ese de la derecha es el potro, más allá, hay una silla de metal pegada al piso; en su respaldo varias tiras de cuero cuelgan, perfectamente utiles para inmovilizar. Y justo delante, muchas más estructuras raras y maquiavélicas, pero simplemente no tengo el más minimo interes en saber para qué son o como es que se utilizan.

Hace 4 meses Compartir:

9

13
justo
Rango4 Nivel 19
hace 4 meses

Conoces wattpad? Me gustaría que escribieran ahí con migo noce!

Don_Diego
Rango12 Nivel 58
hace 4 meses

Llegue a escribir ahí pero nadie me leia. Aun tengo mi cuenta funcionando pero no subo ya nada.

Hiarbas
Rango11 Nivel 52
hace 4 meses

Esto promete, ahora a esperar la siguiente dosis impaciente.

Don_Diego
Rango12 Nivel 58
hace 4 meses

@Hiarbas pues hay material para varias cajas ya. Espero, sino es mucho pedir, me acompañes a verlas 😁.

Kobbe
Rango9 Nivel 40
hace 4 meses

Mmm que hambre

CozyRabbyt
Rango6 Nivel 28
hace 4 meses

¿Empezamos con una tortura? Veré cómo sigue

RedWerewolves_97
Rango9 Nivel 41
hace 4 meses

Una dama de hierro promete muchooo 😍 jajaja ojala les castigue a todos ñ.ñ ggg
@Don_Diego me gusto mucho el comienzo seguire jajaj


#2

Cadenas largas y gruesas cuelgan del techo y en el final de ellas un grueso gancho se balancea tenuemente, cada una de estas cadenas posee su respectivo juego de poleas, así que imaginarme para que se pueden usar, me causa un molesto vacío en el estómago. En el centro del cuarto se encuentra una enorme mesa de madera, sobre esta hay un gran conjunto de perturbadoras herramientas, tijeras enormes, cuchillos de carnicero, pinzas rudimentarias, cierras de enormes dientes; todas estas, y más herramientas inconcebibles, estan alineadas, de la más pequeña a la más grande, y puedo afirmar con toda seguridad, que cada una es peor a la anterior. Incluso hay algunas que no sé cómo rayos llamarlas, pero que da la sensación de infligir un dolor inimaginable si son usadas. Tome una de ellas que me pareció bastante singular, la cogi y la trate de manipularla para identificarla, solo que, me di un terrible susto segundo después.

—Esta maldita cosa, creo que es la llamada... ¿Cascanueces?

La devolví tan rápido como la tome de la mesa, pues sentí un fuerte pellizco recorrer mi parte baja. No quiero tocar nada más.

He revisado con cuidado este enorme cuarto solo para descubrir más instrumentos de tortura con manchas de sangre seca. Realmente traumatizante. Por fortuna no hay nadie aquí, así que decido continuar mi camino.

Hallé un par de escaleras al fondo, similares a las anteriores. Pienso en seguir avanzando, ya después regresare a notificarles la situación a mis compañeros. Primero debo comprobar que más hay, allá arriba.

Hago que mis pasos sean lo más silenciosos posibles. Cada vez que subo un escalón lo hago tan suave y lento como puedo. No debo hacer ningun ruido innecesario. Antes de subirlos todos, una parpadeante luz llega del frente. Aquí hay más antorchas encendidas que en el nivel anterior; todas ellas pegadas al muro. Parece ser que por fin eh llegado al siguiente nivel. Entre más subo más cuidadoso me vuelvo. Llegando al final de las escaleras me encuentro con un pasillo que dobla a la derecha y no muy lejos, al asomarme, a unos 4 o 5 metros máximo, diviso un guardia sentado en una silla y detrás de él, una gran puerta de madera remachada.

Él aparente guardia tiene los ojos cerrados, los brazos cruzados y las piernas extendidas. ¿Dormido o descansando? No lo sé con exactitud, pero por su respiración deduzco que duerme.
Pero... ¿Pero que es eso que tiene sobre la cabeza? No es un objeto ni mucho menos una criatura viva, pero se mueve... Es como una pequeña nube traslucida de gas. Si entrecierro los ojos, me es un poco más distinguible, pero aun así no descifro que es. Permaneci por un momento pensativo, hasta que reacciono, al ver al guardia mover un poco su pie. Enseguida doy un paso a hacia atrás para evitar ser notado.

-Joder eso me asusto. Digo en voz baja.

por fortuna fue solo un movimiento involuntario de cuando uno duerme.

Rayos ¿qué debería de hacer en este momento? Que podría yo hacer... Llamar a mi compañero y pedir que lo mate él personalmente... No, él está muy débil, además es posible que con su carácter, solo me insulte y me diga que lo haga yo mismo... humm, hago muecas de desagrado de solo pensarlo… ¿Qué hacer? ¿Qué hacer? Tal vez deberia acercarme lentamente, y someterlo ¿Noquearlo? ¿O desarmarlo? Si las cosas salen mal ¿tendría yo que dtener una confrontación cara a cara? No sé qué tan fuerte sea ni que tan hábil es con o sin armas. Yo tengo conocimiento basico en defensa personal y una insignificante noción en artes marciales, nada de que alegrarse, solo soy un simple amateur, pero estoy muy orgulloso de lo poco que se y de lo bien que puedo realizarlo, aunque este no es el momento adecuado para poner a prueba esas habilidades, sin embargo, las usare si me es necesario, no me importa contra que o quien sea, siempre y cuando mi vida esté en peligro actuare sin dudar, ya he determinado eso, aunque yo sea una persona que siempre ha estado en contra de la violencia...

—hhmmm. Ooaahmm.

Mierda, él bosteza. El guardia entre abre los ojos y ve de un lado a otro sin interés alguno, posteriormente de no encontrar nada extraño, se acomoda en su silla para volver a dormir.

-Ufff. Sude frio. Susurre.

Maldita sea. He estado pensando por varios minutos y no llego a una solución lo suficientemente buena como para llevarla a cabo. Pero... En realidad no es del todo cierto. sé que hacer, aunque no estoy muy seguro de ello.

Solo le sigo dando vueltas al asunto. Si sigo perdiendo el tiempo, mi oportunidad de escapar se disipará. Pero mi subconsciente me sigue gritando hasta el punto de reventarme el timpano que, lo que pienso hacer no es lo correcto... Pero. Joder. Si continúo dudando y dudando nada bueno resultara de ello.

—......

Maldición esto es exasperante, solamente me encuentro con contradicciones e interrogantes. Sé muy bien que mi propia decidía podría causarme la muerte.
Venga vamos se mas decidido.
Después de rascarme la cabeza fuertemente por debajo del casco debido a la frustración, y usar mis manos en mi rostro para quitarme el sudor ya acumulado, digo con rabia en mi mente: maldita sea, ya basta, a la mierda todo, ¿porque vacilo tanto? es mi vida de la que debo preocuparme, es mi pellejo el que más importa. Si ponemos en una balanza tu vida y la mía pesaran igual, pero aun así la mía valdrá más, al menos para mí....

Para olvidar mis precarias dudas golpeo mis mejillas con ambas manos. Vamos valor, animo, se fuerte, concéntrate. Respiro hondo y me enfoco. Despues de un instante me digo a mi mismo: Ya es hora.

Siento escalofríos desde la nuca hasta mi espalda baja, pero ya he tomado la decisión. Pongo la antorcha a un costado en la pared. Saco la gran navaja que fue usada para intentar cortarme los dedos anteriormente y con suma cautela me acerco lentamente al guardia. Tengo el cuerpo encorvado, las rodillas flexionadas y la navaja en la mano bien sujeta. Cada paso que doy, siento como una pesada carga, invisible e incómoda va haciendo cada vez más presión en mis hombros, pues se perfectamente que no estoy haciendo lo correcto, pero tampoco pienso desaprovechar la gran oportunidad que tengo enfrente de mí. Mientras avanzo digo estas palabras para usarlas de consuelo: Estos hombres no muestran ninguna empatía a nadie, sea hombre o mujer, así que ¿Porque tendría que tener yo una hacia ellos?

Paso a paso puedo sentir como mi frente se llena de pequeñas gotas de sudor. Y al estar a solo a un par pasos del guardia, endurezco mi corazón y me concentro en lo que debo hacer. Sigilosamente me pongo detrás de él. Y... tan veloz como un rayo coloco mi mano sobre su boca para silenciarlo y con otra le corto el cuello con la afilada navaja. El abrió los ojos abruptamente justo en el momento del corte. Desesperadamente intenta usar sus manos para sujetar la mía, en un vehemente intento por liberarse, pero lo tengo muy bien afianzado, no pienso liberarlo por nada en el mundo. Gime y convulsiona intensamente mientras su sangre fluye estrepitosamente fuera del enorme corte en su cuello.

La trepidante escena parecía durar una eternidad cuando apenas habia iniciado. Sus enormes ojos redondos se clavaron en mi, como preguntado ¿Quién? ¿Como? ¿Por qué? Mientras su vida se le escapaba. Con el tiempo volví a ajustarme a la realidad. Entre espasmos y gritos contenidos por mí mano. Las ultimas fuerzas del hombre llegaban a su fin. Lo sé, sé que se halla en sus ultimas, así que yo solo desvió la mirada. Me hago de oídos sordos y deposito mi vista en la lejanía, sin prestar atención a nada en concreto, quiero evitar ver sus ojos perder el ultimo brillo de vida. No quiero verlo morir. Digo en mi mente: solo muere rápido por favor.

RedWerewolves_97
Rango9 Nivel 41
hace 4 meses

🤤🤤🤤🤤 pensaba que con su poca experiencia en artes y el guardia al tener tantas armas ganaría el guardia
Y pum le corta el cuello.... se llevará el chico las armas y huira?
Quién es el amigo ?
Muy buena cajita @Don_Diego como todas las que tienes me gustan mucho, y leerte es el mayor placer que encuentro en mis ratos libres 😍😍😍🖤🖤🖤