Desdetusojos_9
Rango3 Nivel 11 (109 ptos) | Cuentacuentos freelance
#1
    Partes:
  • #2

1ERA PARTE

Habia una vez en una pequeña ciudad alejada del ruido, un hombre que aparentaba ser de clase alta por el elegante traje que llevaba puesto. Se encontraba en lo que sería el comedor de la casa realizando los últimos preparativos para lo que sería una gran noche.
De repente se escucha que alguien toca la puerta de madera que se ubicaba a su derecha, va hacia alli a abrir y al hacerlo se encuentra con diez personas detras del marco de la puerta esperando ansiosas por probar la deliciosa comida. El hombre amablemente, los invita a pasar y asi se da por comenzada la historia...
Los invitados tambien vestían elegantemente, los hombres tenian traje con corbata y zapatos y las mujeres tapados de piel adornados por unas joyas en manos, cuello y orejas.
En cuanto a la comida ya estaba todo listo para degustar, un silencio rotundo dejando escuchar sólo el sonido de los cubiertos retumba por toda la habitación las muecas de placer por la magnifica cena estaban a la vista, cuando de pronto, el sonido de una silla arrastrarse hizo que todos los comensales se dieran vuelta a ver lo que pasaba.

Hace 6 días Compartir:

0

2
#2

El dueño de casa se paró y camino unos pasos para ir a buscar su mejor vino a la bodega, cuando volvió con la botella en su mano y un detapador en la otra y ya sentado nuevamente, el muchacho ojos miel sirvió un poco a todos los invitados y también como no, se sirvió un poco.
Al cabo de unos minutos algo extraño sucedía, todos comenzaron a mirarse entre sí, aunque nadie sabia lo que pasaba hasta que se escuchó la primera explosión y todos corrieron aterrorizados hacia la puerta pero ésta estaba cerrada ¡pum! Se escuchó una segunda explosión y asi hasta la decima (lo curioso es que con cada una de ellas caian miles de billetes por doquier). Con una risa suave el hombre tomó su copa y revolvio su vino dulce para posteriormente digerirlo hasta que se quedó tendido en la mesa sin poder despertar nunca de su pesadilla