Baltazar_Ruiz154
Rango4 Nivel 17 (283 ptos) | Promesa literaria
#1

PRIMER CORTE
El cuchillo no encontró obstáculo alguno al hundirse en la carne, para ser mi primer corte, no estuvo nada mal. Pero la sangre, pese a que en mi mente estaba seguro de lo que hacía, todo ese líquido rojo me causaba náuseas. Continué, no obstante, debía terminar lo que había comenzado, los comensales esperaban y los de la morgue necesitaban con urgencia el resto del cuerpo...

Hace 6 meses Compartir:

1

8

#2

LA DUDA
Llegas a tu apartamento luego del trabajo, abres el refrigerador y bebes una cerveza, ahí mismo, con la puerta de la nevera abierta. De pronto, notas que el frasco grande de mayonesa no está. El sudor llena tu rostro, empiezas a sacar todos los demás frascos y recipientes herméticos. Nada. Tu corazón late tan fuerte que lo sientes en la garganta; asqueado, decides dejarlo para mañana. Vas a la cama y piensas, ¿dónde estará el frasco grande de mayonesa con el corazón de mi vecina en él?


#3

DUALIDAD
Al abrir los ojos pude verme a mí mismo parado a un lado de lo que después advertí que era una especie de mesa de autopsias. El otro yo permanecía inmóvil, viéndome con mis ojos, pero de una manera fría, como nunca antes habré visto a nadie. Luego de un rato, entró a la sala un hombre vestido de blanco y comenzó a realizar cortes en mi cuerpo. El otro yo observaba, con una sonrisa espeluznante en el rostro mientras era diseccionado. Nunca fui tan consciente de lo mucho que me odiaba.

orlando
Rango6 Nivel 28
hace 6 meses

Me gusta, pero me pierdo un poco... ¿es el mismo personaje todo el tiempo, o cambia en cada caja?


#4

AUTOPSIA
Muchas veces los cadáveres suelen realizar ciertos movimientos debido a los procesos químicos durante la descomposición, movimientos tal vez sutiles, no obstante, hoy sucedió algo sin precedentes. No solo se sentó sobre la mesa, sino que además se acercó a la orilla y me pidió el cigarrillo que fumaba. Ahora está ahí, confundido pero consciente. Estoy en silencio, no sé por donde comenzar a explicarle lo sucedido y, sobre todo, no sé cómo decirle que ya removí todos sus órganos internos.

cuentaeliminada
Rango3 Nivel 13
hace 6 meses

"Viejo no estabas muerto" jajaja quisiera saber su expresión jajaja XD

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace 6 meses

Macabros y recurrentes con la muerte de fondo y forma.
Me gustan estas piezas.
Más...

Saludos.


#5

ROOMMATE
Tu compañero de piso es de pocas palabras. Cada día que sales al trabajo lo encuentras en la sala, en silencio. Te marchas, regresas pasada las siete de la noche y encuentras todo limpio y la cena sobre la mesa. Cada día pasa lo mismo y, día a día, tu compañero se descompone más y más, como lo haría cualquier cadáver. Fue un accidente, no era tu intención lanzarlo por las escaleras, pero ¿por qué sigue actuando como si estuviera vivo? ¿de dónde saca la deliciosa carne que devoras cada noche?

#6

FANTASÍAS
Sus manos gruesas y firmes apretaban mi cuello, había en ellas una fuerza acogedora y una tibieza que, por alguna razón, me conmovía. Antes de hacerme perder el conocimiento detuvo el acto de estrangularme. Nuestras fantasías, aunque parecidas, no eran iguales. Él encontraba placer en la lucha, la resistencia de su víctima. Yo solo quería entrar en esa oscura habitación y tener un orgasmo en medio de una hipoxia. Nos vestimos en silencioso y terminamos tomando un café en la sala

SARACEN
Rango15 Nivel 74
hace 6 meses

Seductor y terrorífico


#7

MATILDE
La casa contigua a la de mi abuela tenía un corredor muy largo, con una puerta de madera negra al centro y dos ventanas pintadas de azul. A diario observa a una anciana que pasaba sus días en una silla mecedora. Sus ojos eran negros y sus manos eran delgadas y frías; lo sé porque muchas veces tomé de ellas dulces artesanales que me ofrecía al pasar. Hoy me enteré que esa anciana, Matilde, murió hace ya quince años. Recién esta mañana comí de sus dulces y sé que mañana regresaré por más...

#8

MARCA
Hace una semana el abuelo se levantó de repente y señaló uno a uno a varios presentes, familiares la mayoría. Al hacerlo, una marca roja se les grabó en la frente, una herida que parecía la letra de algún idioma antiguo. Fui el último en ser marcado, luego regresó al ataúd, sin que nadie más se percatara de ello. Hoy murió uno de mis tíos, el primero de los señalados. No sé cuánto tardará en llegar hasta mí. Creo que debimos hacerle caso cuando dijo que no lo lleváramos al asilo...

Romahou
Rango18 Nivel 89
hace 6 meses

Sigue bien la cosa...

SARACEN
Rango15 Nivel 74
hace 6 meses

Esta caja da para una historia de terror! Me encanta!!!