Jesght
Rango11 Nivel 53 (8008 ptos) | Artista reconocido
#1

La feria estaba repleta. Era el último día, después de todo. Mañana irían a otra ciudad, o quizás otro pueblo, y solo quedaría el recuerdo. Era una última oportunidad. Y yo estaba ahí, lamentando haber asistido.

Hace alrededor de 1 mes Compartir:

1

6
Flaneta
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 1 mes

Bah, anímese! No se le ocurra saltar.


#2

Hasta ahora, solo había perdido el tiempo dando vueltas. La mayoría de las carpas que quería visitar tenían filas que rodeaban toda la feria, y no quería estar parado por horas ante el sol asesino del verano. Hasta que la vi, una carpa de tela oscura, escondida en una esquina. No tenía fila. De hecho, parecía como si la gente la evitara. Pensé en hacer lo mismo, pero había pagado buen dinero por la entrada, y, ¡maldición!, no podía irme sin al menos haber visitado algo.

Hace alrededor de 1 mes

0

2
#3

Decidí entrar, tragándome mis miramientos. La carpa era oscura, y olía a algo dulce pero indistinguible, a nostalgia, tal vez, o a un recuerdo perdido. O simplemente a incienso. La adivina (o eso parecía) estaba sentada de piernas cruzadas ante una mesa cubierta por un mantel violeta, y rodeada de velas con múltiples diseños. Algunas eran altas, con estantes de cobre. Otras estaban colgadas del techo a través de cuerdas. Otras eran del estilo barroco, y tenían formas indistinguibles.

Hace alrededor de 1 mes

0

3
#4

Quizás algo intimidado por la luz, paré por un segundo. Ella me miró, una sonrisa marcada en sus labios. Su rostro era imposible de escrutar, y no estaba seguro si tenía veinte o sesenta años. Sus ojos, del mismo color del mantel, parecían los de una persona que había vivido muchísimo. Con tono bajo, casi como si fuera un susurro, me dijo “siéntate”.

Hace alrededor de 1 mes

1

2
Don_Diego
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 1 mes

Vamos. Yo también quiero saber mi futuro.


#5

En el suelo había varios cojines. Me senté en uno de ellos, lentamente. Ella sacó un mazo de cartas, y las puso sobre la mesa. En silenció, lo barajó, y el sonido de las cartas hizo eco en la carpa. Parecía como si ese fuera el único sonido, lo único que tenía que sonar. Luego, con gracia infinita, sacó cinco cartas del mazo en un orden que parecía al azar y las puso sobre la mesa.

“Elige una carta”

Hace alrededor de 1 mes

1

2

#6

Sentí que la que eligiera determinaría mi destino, como si cada una de ellas fuera una puerta hacía un futuro distinto. Mis manos se sentían pesadas, pero tomé una de ellas.

“No la mires, y entrégamela”

Cuando tuvo la carta en sus manos, la adivina cerró sus ojos, y devolvió las otras cartas al mazo. Luego, dejó la carta recibida en la mesa, y la dio vuelta.
“Hm… La torre”

Pausó sus movimientos por un momento, y pareció perder su calma, pero pronto volvió a sonreír.

“Ten cuidado con las ruedas de la fortuna. Te traerán algo que no quieres ver.”

Hace alrededor de 1 mes

0

2
#7

Mantuvo su sonrisa, pero había algo forzado en ella ahora, y sus ojos demostraban una profunda tristeza. Luego, se levantó rápidamente, y me dirigió a la salida.

“Está en tus manos ahora. Buena suerte”

Y con eso, ya estaba afuera.

Hace alrededor de 1 mes

5

2
Hiarbas
Rango11 Nivel 52
hace alrededor de 1 mes

Me gusta del ritmo que le das con cajas tan cortas.

Don_Diego
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 1 mes

Luego, con se levantó? No entiendo esta parte

Jesght
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 1 mes

@Don_Diego ¿Quizás no se entiende a quién se refiere? La adivina se levantó y me dirigió a la salida, antes estaba de piernas cruzadas.

Don_Diego
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 1 mes

Me refiero al: CON. Ese con, acaso no sale sobrando?

Jesght
Rango11 Nivel 53
hace alrededor de 1 mes

@Don_Diego Oops ni lo vi, tienes razón jajajaja. Lo arreglo, ¡gracias!


#8

Por alguna razón, mis ojos estaban cerrados. Cuando los abrí, estaba en frente de la carpa… o donde debería estar. Ahora no había nada. La feria seguía repleta, las carpas todavía tenían filas. Pero la de tela oscura, de la que había salido, no estaba.

Quizás solo lo había imaginado, empujado por el sol del verano. Quizás nunca hubo carpa. O quizás la realidad era distinta a lo que creía, y había entrado a algo oculto entremedio, que no vería de nuevo. ¡Ha! Pamplinas. Probablemente era el sol… no, ¡seguro que lo era! Y todavía no había aprovechado mi entrada.

Hace alrededor de 1 mes

0

3
#9

Las filas seguían, pero había una más corta. Y obviamente era la de la rueda de la fortuna. No pude evitar sonreír. ¿Debía seguir los consejos de una alucinación, de un espejismo? ¿Rendirme ante un destino predicho? No. No creo en el destino, lo forjamos nosotros mismos. Subiría a esa rueda, para demostrar que lo que había pasado era irreal, que todo iba a estar bien.

Al menos, eso me dije, pero empecé a sentir miedo cuando la fila comenzó a avanzar. Cada persona que pasaba, que paso que daba, aumentaba una sensación de caer en un abismo, un agujero infinito y oscuro. Cuando pude refrenar ese sentimiento, ya estaba en frente. Pronto sería mi turno. Sentí que, a pesar de todo, ya no podía volver.

Hace alrededor de 1 mes

0

2
#10

Me costó dar el primer paso, pero lo hice. Cuando estaba por entrar, el guía me paró con un gesto y me preguntó si estaba dispuesto a entrar con otra persona. Si no, tendría que esperar. Ya había ido demasiado lejos, así que acepté. Y me encontré con él.

Hace alrededor de 1 mes

0

2
#11

“Ten cuidado con las ruedas de la fortuna”, me dijeron “te traerán algo que no quieres ver”, me advirtieron. Pero no esperaba encontrarlo a él. No después de tantos años. Honestamente, prefería un accidente que compartir la cabina con él, con sus ojos cansados, con su cara antipática, que ponía sin querer. Su sorpresa al verme me indicó que el tampoco esperaba encontrarse conmigo. Entre ambos, solo compartimos silencio.

Algo que no quiero ver. Está en mis manos ahora.

Con el abismo invadiendo mi corazón y mi alma, rompí el silencio con la primera palabra. Quizás hay más que oscuridad al final del abismo. Y para entrar en él, es necesario saltar.

Hace alrededor de 1 mes

1

2
Don_Diego
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 1 mes

En esta caja hay mucho contenido. Buen trabajo.


#12

NOTAS FINALES

1. En Tarot, la torre simboliza un cambio repentino, caos, revelaciones, y el despertar a algo nuevo. Por eso el protagonista recibe esta carta y no la muerte, por ejemplo.

2. Si la historia parece incompleta, les pido disculpas. El final es bastante abierto y deja mucho en manos del lector, pero creo que es la mejor manera de cerrarla. Pensé en hacerla más directa, terminarla más fríamente, pero sonaba mal en mi cabeza.

3. Por alguna razón, me costó mucho terminar esta historia. Espero que les haya gustado, estoy feliz de al fin haberla finalizado.

Hace alrededor de 1 mes

1

1
Hiarbas
Rango11 Nivel 52
hace alrededor de 1 mes

A mí me gustó el final abierto, es bueno dejar al lector participar poniendo de su parte algo a la historia, dejar que la diga o termine a su capricho.