Gato_Blusero
Rango5 Nivel 21 (484 ptos) | Escritor en ciernes
#1

- Negro insolente, no oses hablar al amo de la casa ni dirigirle mirada, seguramente ni entiende las palabras que usamos- dijo la señora María.
- ¿Es verdad que no entiendes palabra, Martín?
- Puede que no sepa alguna palabras, pero seguro que si las vivo y las haya sentido. Y por sentir, muy de pronto, las entenderé mejor que nadie.
El amo Simón rió. Sería la risa que más recordaría Martín del amo antes de que los años le pasaran factura y sería lo que en su vida consideraría como el comentario más inteligente que hubiere hecho.
Era su responsabilidad por entonces ir por el agua de la cocina hasta el arroyo. A los 10 años había dejado de jugar en el arroyo entre viajes, uno por haber sido castigado por ello y otro por no gustarle ver sus cicatrices cuando estaba desnudo. Mientras crecía era el esclavo obediente y puesto como ejemplo ante los demás, cumplidos que resultaban absurdos dada la naturaleza de su labor. Por otro lado, los demás esclavos le comparaban con los perros del amo, comparaciones absurdas dada la naturaleza de las elecciones que podían permitirse.

Hace alrededor de 1 mes Compartir:

1

2
Don_Diego
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 1 mes

Empieza bien.animo!