MarioGiorgenisk
Rango6 Nivel 25 (826 ptos) | Novelista en prácticas
#1

Brillante mi escape del manicomio, no me pregunten como es que a la edad de 8 años ya habia ingresado a aquel asqueroso lugar, ni como me tomo tan solo 12 años... ¿12 años!?, desconozco mucho de mi vida antes de hospedarme en aquella aislada habitacion y brindarme abrigo con sus camisas de fuerza debi de ser un niño muy interesante ¿no creen?

Llevo corriendo horas sin mirar atras con mis pies sangrando descalzos este dolor que me sabe a libertad, hasta encontrar un coche que aparentemente se encuentra accidentado, he de cambiar mi ropa, no me queda de otra que robar al desafortunado de su propiedad.

Vaya moda la de hoy! como es que esta prenda solo recubre el pectoral dejando todo el estomago al descubierto y abrocharselo a la espalda ¿es que acaso el humano desarrollo brazos elasticos?

De pronto el grito de una chica estremece mis oidos, al mirarla pierdo el significado de lo que realmente la locura, pues en sus ojos azules y cabello oscuro me pierdo ante su imperfecta belleza, o quizas solo fue mi conciencia lo que perdi al aquella chica golpearme con un bate por la cabeza.

Hace casi 4 años Compartir:

0

16
#2

Al despertar tras aquel terrible y doloroso ataque veo que llevo puesta mi vieja camisa de fuerza, inmediatamente espabilo ante el pánico y me retuerzo con desespero, para caer en cuenta que estuvo atada de pésima forma y de un tirón ya estaba libre de ella, me toco la cabeza de donde proviene el dolor y veo que estoy manchado de sangre pero se nota que se intento curarme al voltear veo a aquella chica de ojos azules apuntándome con aquel maldito bate.

-Quien demonios eres y que hacías con mis cosas -Pregunta furiosa con el bate en sus manos.

-Yo... yo.. -Era primera vez en doce años que entablaba una conversación además de mandarme a tomar pastillas- Soy inspector de coches! si, Inspector de coches!..

- ¿Es que acaso eres enfermo? Llamare a la policía -y en efecto saco su celular del bolsillo con una mano aun apuntándome.

-Yo!.. Yo escapar de un lugar terrible -Consumido por el pánico de regresar a aquel lugar- Estoy perdido! y los ángeles me han bendecido con la mirada de tus ojos azules, la primera cosa más hermosa que he visto y la ultima si soy reportado así que.. Por favor déjame seguir admirando la belleza de tus ojos.

Entre_rizos
Rango6 Nivel 27
hace casi 4 años

Excelente historia espero poder seguir leyendo más de ella


#3

Ella me mira con una mirada fulminante llena de ira, hasta que poco a poco como que va convirtiéndose en una mirada de lastima y desprecio, bueno, me conformaba con la primera, pero finalmente accedió a no reportarme, me obligo a quedarme en la parte trasera del coche y ella arranco aun furiosa.

-¡Y dime! ¿Quién eres? ¿De dónde eres? ¿ Cuál es tu nombre? y ¿por qué demonios tienes una camisa de fuerza?

Vaya, son demasiadas preguntas, no puedo decirle de donde he escapado, pero creo que o es muy tonta o piensa que compre la camisa en alguna tienda de disfraces quizás deba decirle que trabajo fabricándolas en fin debo contestar rápido o sospechara.

-Me llamo Hassan, vengo de... demonios aun no pienso con claridad por aquel golpe que me has dado -Já y luego dicen que no soy un genio- y esta camisa creo que la he robado de alguna tienda de disfraces.

La miro sin pestañear esperando que crea mi pobre historia, pero tampoco es que estuvo tan mal ¿o sí?

-En fin, no tengo tiempo para esto, te llevare a una casa que tengo cerca para que puedas limpiarte y te marches.

#4

Habíamos llegado a la casa que ella había mencionado, estaba aislada por un pequeño bosque cerca de la ciudad, su casa se encontraba llena de cuadros y materiales artísticos, ¿es esto a lo que llaman arte?, un montón de manchas de pinturas en un lienzo, que mensaje o que sentimientos se consiguen implementados en algo como, quizás las mentes como aquellos lienzos están llenadas de manchas y salpicadas de emociones, dolor, felicidad, angustia, placer, los colores tienen un factor en los sentimientos también por lo cual jugarían un factor clave para activar el subconsciente de lo que sentimos por dentro.

Bueno es lo que opino no soy aquel Picasso, oh viejo compañero de cuarto espero que sigas haciendo tu arte, pero busca otro material, no quisiera que te desangres.

-Hey! que esperas ve a darte un baño buscare una muda de ropa para que vistas -Grito desde la cocina mientras revisaba en la nevera algo de comer.

-dígame chica del bate Por que tienes tantos cuadros ocultos acá? es que el arte no esta hecho para ser mostrado ante el mundo

-Estos cuadros no me sirven, son fallidas creaciones de lo que mi alma desea expresar, y me queda aun mucho por practicar, algún día empeñare en un lienzo el arte que el mundo entero admirara y tu? que seria lo que harías en mi caso y por cierto me llamo Stephany.

Yo.. pintaría cada mínimo detalle de sus ojos azules cristalinos, dibujaría su perfecta curva de su boca, y cada simetría de su refinado y delicado cuerpo, no se lo mostraría al mundo entero por que desearía ser de ti, tu mundo.

-Resulta que nunca se me dio esto del arte pero cuando alguien tiene atrapado la belleza perfecta ¿da algo de motivación no? -Dije en voz baja y sonrojado.

#5

Me dirijo al baño para darme una ducha, el agua era caliente y habían jabones de muchos olores a diferencia de mi residencia pasada, pase horas mirando el suelo, sentía como cada gota tardaba 1000 años en caer, de pronto siento un desenfreno de pensamientos en mi cabeza, mi corazón comienza a latir con fuerza y pierdo el sentido de todo lo que me rodea.

De pronto veo una chica de ojos azules me exalto al notar que me veía con semejante atención.

Me alejo bruscamente de ella, aun sin coordinar mis pensamientos y lograr calmarme por un momento, la pregunta que me inundaba la cabeza ante ella fue:

-¿Quién demonios eres?

#6

-Como que quien soy? soy yo! Stephany la que dibuja los cuadros, te traje hasta acá por que escapaste un supuesto terrible lugar ¡Por Dios! Hassan reacciona-me decía con voz alarmante mientras me daba palmadas en la cara.

Vaya fuerza que tiene aquella Stephany, me pregunto si será mi novia o hermana, dios no logro pensar con este dolor de cabeza... como si.. me hubieran pegado con... ¡Un bate!

-Stephany! eres quien casi me vuela los sesos con un bate!!, oh que alegría de verte de nuevo y que haces tú conmigo desnudo, sé que soy algo irresistible pero creo que deberíamos ir un poco más lento ¿no crees?-le dije en tono burlón.

La miro y rompo a reír a carcajadas y espero haberlo disfrutado lo suficiente ya que al instante arremete furiosa una bofetada tan fuerte que no se compara a ningún arma ante la ira de una chica.

#7

A medida que se me pasaba el dolor accedí a contarle que fue lo que me ocurrió y el por qué se me considera como alguien que padece de locura.

-Está bien, te contare, cada 24 horas sufro algún tipo bloqueo, todos mis recuerdos y memoria desaparecen es como si toda mi vida se rebobinara como una película desde cero, quedo como un lienzo en blanco, solo puedo recobrar mi memoria desde algún objeto o imagen que me sea familiar en este caso el azul de tus ojos.

-Espera, dices que recobras la memoria desde la imagen que se te presenta, es decir que en estos momentos no conoces a tu madre o lo sucedido hace 1 año?

-Exacto, puedo recordar perfectamente todo, cada una de las acciones e imágenes que he vivido solo al partir de la imagen clave que active mi cerebro.

Stephany comienza a hurgar en las ropas sucias que traía antes para buscar algo que pudiera ayudarme y es que ya no respetan la privacidad de uno ni fuera del manicomio eh?

-Hassan, ¿recuerdas esto?-Mostrándome una foto que había encontrado en el bolsillo derecho de mi pantalón.

Era una pequeña foto de una mujer sosteniendo con tanto afecto a un niño muy delgado de cabello negro apuntando a infinidades de direcciones desbordando una sonrisa que reconfortaba y al reverso de ello tenia escrita una nota.

"Aunque tus recuerdos sean efímeros, mi amor por ti será eterno, en mis últimos momentos te dejo este pequeño presente para que siempre que te consumas en la oscuridad, ser la pequeña luz que aclare tus pensamientos.

Para Hassan mi amado Hijo."

Al terminar de leer, rompo en llanto al no lograr recordar a quien tanto se ha preocupado por mi, la que en pocas palabras me ha hecho sentir amado y seguro, a quien aunque la este viendo no recuerdo el hecho de que sea mi difunta madre.