Ensambrunao
Rango5 Nivel 20 (440 ptos) | Escritor en ciernes
#1
    Partes:
  • #2

Cada vez que pasaban por el festival se acercaban para observar las figuras, pero sobre todo, a lo que ellos habían denominado, el “gran misterio”. Hoy llegó la prima Elsa y la llevaron a verlo, a sabiendas que ayer terminó el festival y que dejaron de regar y humedecer todo el recinto. Corrieron apresurados tirando de ella con el fuerte viento de poniente en contra. Intentan explicarle todo lo que había, porque ya se notan en las figuras los efectos del viento, del calor y de la falta de humedad. La mayor parte de ellas se han convertido en cúmulos de bultos de arena. Se adivinan a la perfección las pezuñas de la manada de elefantes, pero nada de sus trompas, colmillos y orejas. Algunas colas perfiladas en los montículos que eran sus cuerpos y un gran ojo que ha sobrevivido al impacto desde lo alto, los mira. Los felinos se distinguen unos de otros por sus envergaduras y poses. Cebras, ñus, gacelas, antílopes y búfalos, todos juntos, son ahora una cordillera monticulosa y a sus pies está igual que estaba, como sumergido, un cocodrilo que muestra perfectos su hocico, sus ojos y las escamas de su dorso. No así el segundo “gran misterio” del festival, la jirafa y como se mantenía tan erguida, tan esbelta, ahora derrumbada por completo.

Hace alrededor de 4 años Compartir:

0

10
#2

El primer “gran misterio” del festival se está salvando. Sigue intacto junto al cartel que dice “Humano decúbito supino”, gracias a que el hipopótamo y el rinoceronte hacen de parapeto. Le indican a Elsa que el montículo barrigudo era Hipo y el otro Rino, y el pequeño que está al lado de la figura bien definida del humano era la hiena, la cual no quedó al abrigo del viento. Un pequeño remolino proveniente del mar se introduce en la arena seca, haciéndose más nítido y visible, atravesando el recinto rematando lo que toca a su paso. Pasa sobre la figura del humano y después sobre los niños, que cierran los ojos para protegerlos y los abren para ver como el remolino se difumina poco a poco sobre el asfalto. Cuando vuelven la mirada al recinto, nada queda en pie exceptuando una figura que, ahora en pie y sofocada, se apoya en el cartel donde sólo se puede leer “Humano…”

Hace alrededor de 4 años

0

2