Roberto_sonBp
Rango3 Nivel 11 (113 ptos) | Cuentacuentos freelance
#1
    Partes:
  • #2

Ellipsism es una novela literaria ambientada en el año 2017, la misma que narra la vida de un joven escritor hundido en una falta de inspiración constante, la cual se debe a sus situación y forma de vida. El joven vivirá un serie de acontecimientos junto con varios colegas y personajes, todo narrado desde su punto de vista. Esta obra es una parte de un conjunto de libros que se titula "Alma", de la cual sus personajes se relacionan de una manera importante con la vida de nuestro personaje principal.

Hace 9 días Compartir:

0

4
#2

Luz Eterna [Capítulo 1]

Nunca nadie olvida la primera vez, hablando en cualquier sentido. Nunca se olvida esa sensación de misterio, de duda y desconcierto con la cual realizamos todo. Nunca nadie olvida la primera vez que un alago subió nuestro ego e hizo que nuestra autoestima subiera tanto que olvidáramos todo el resto del mundo. Nunca se olvida cuando nuestro trabajo es remunerado, y cambiamos una pequeña o gran porción de nuestro cuerpo y alma, por una mínima caricia, un alago fugaz o una vacía cartera llena.

Son las 6 de la mañana, es la hora habitual en la que comienza a sonar ese sonido que hace días me fascinaba, y hoy día odio porque acaba con ese pequeño momento de mi día donde me siento uno solo, y no varios pensamientos pelando en contra mía. Una melodía positivismo que irónicamente me hace recordar la larga jornada que me espera; Una melodía con un ritmo anticuado para muchos, y excelente para dar un contraste extremadamente diferente a mi momento emocional. Canción que escogí por ser mi favorita, tal vez por la voz que lo recita o porque quiero ser eso que cuenta.

-¡Al menos pegue los ojos más que ayer!- Murmuré mientras reía y sostenía el celular con la mano derecha.

Muchos hoy dicen que la vida nos suele poner donde merecemos, pero mi mente y mi cuerpo me juran que no e hecho nada malo, pues pese a todo soy un chico bueno que después de soñar abre los ojos para ver ese pequeño espacio que podríamos llamar habitación.

"Tal vez es el karma de mis vidas pasadas" Pues cualquiera que me conociera juraría que vivo escondido de algo, pero realmente de lo único que estoy escondido es de la luz del sol.

Se que aquel lugar no es tan malo, hay una cocina, una sala, comedor, baños, pero el problema es el justo espacio donde estoy, pues yo mismos juraría que ni una alma más podría entrar a ese pequeño espacio de 3 x 3 llamado alcoba.

Como es de costumbre me dirigí al baño a tomar una ducha, pero algo dentro de mi sabia que algo no estaba tan bien o que algo no está igual que los demás días. -El silencio es abrumador - mi mente comenzó a repetir una y otra vez, pues a diferencia de otros días, ahora solo alcanzaba a escuchar mis pausadas y profundas respiraciones, y el sonido del agua cayendo de la regadera la cual no sólo se encargaba de empeñar los pequeños ventanales y el espejo colgante sobre el lava manos, si no que también generaba un un un gran eco al chocar con las paredes forradas de varios azulejos ya un poco agrietados, los mismos que con el tiempo se habían empezado a caer y perder su tono original, y todo gracias a la extrema humedad encerrada en ese espacio.

Yo solo tomaba todo como si no pasará nada, pero esa sensación no desaparecía de mi cabeza. Esta pequeña situación ya comenzaba a molestar, como si se tratara d de una una pequeña espina clavada directamente en mi pensamiento.

Tras terminar de bañarme, arreglarme y recoger todo el desastre de mi habitación, me dirigí hacia la cocina del departamento, atravesando la sala de estar y la habitación de Al. Al es es un gran amigo de la infancia, hemos estudiado juntos por los últimos 10 años y ya hace unos pocos meses nosotros comenzamos a juntos, pues tanto su escuela y trabajo quedan en la misma zona que mi escuela. Nosotros dividimos los gastos a mitades, o bueno, es lo que intentamos, pues al final el termina poniendo más de lo que le toca al mes, pues pese que no trabaje una jornada completa, su padre , dueño de una cadena de restaurantes localizados en el centro de la ciudad, le manda una cierta cantidad de dinero cada mes, del cual ocupa para los gastos de la escuela, y también del cual pone casi la mitad para cubrir los gastos del departamento; Por estas razones podemos decir que goza de más privilegios en el hogar, por ejemplo, el tiene la alcoba más amplia y con mayor entrada de luz. Pese a que ninguna son tan grandes como alguien puede imaginar, no se necesita un esfuerzo extremo para notar la diferencia.

Entré a la cocina, y tomé una taza de la repisa y me serví un poco de agua para prepararme un café, cuando de la nada se escucho una voz proveniente del pequeño pasillo que separaba el cuarto de Al y en mío. Una voz extrañamente familiar, una voz tan dulce y delgada, como si la de un ángel se tratara.

-¿Que fue eso?- Me pregunte ya un poco desconcertado, pues al parecer yo era la única persona que estaba despierta en esos momentos, pues Al no suele despertarse tan temprano, y que yo supiera, nadie más había pasado la noche en este mísero lugar.

-Seguro solo fue mi imaginación - Me dije a mi mismo, haciendo como si nada, pero esa pequeña voz sembró incertidumbre y confusión en mi

Lleve mi plato y mi taza a la mesa con un extremo cuidado, todo mientras miraba el reloj de la pared para asumir que aún tengo tiempo suficiente para llegar a tiempo a clases.

-Es muy temprano todavía, para la siguiente me despertaré un poco más tarde -

Al igual que todas las mañanas , la mesa esta hecha un desastre, con vasos sucios y el mantel con una cuantas migajas de pan. 2 platos sucios, de los cuales aun tenían un poco de restos de la cena del día pasado.

¿Cómo llegue hasta aquí?

Ni yo se la respuesta, y ni aun se si realmente es la pregunta correcta que debo hacerme. Se que poco a poco las decisiones nos van marcando, pero comienzo a pensar que no e tomado las mejores o al menos las que mejor me hubieran ayudado.

Mil pensamientos llenaban mi cabeza, y yo solo mirando el reloj, sonriendo y llevando esa taza de café amargo a mis labios.