Valeria_Sanz
Rango2 Nivel 7 (54 ptos) | Copista no remunerado
#1
    Partes:
  • #2

¿Alguna vez saboreaste un color? ¿Oliste una palabra? ¿Palpaste un sonido?...
El rojo, sabe como dulce, azucarado, empalagoso...nunca llevo ropa con ese sabor, lo he intentado pero, acabo mareándome siempre que lo hago. Sin embargo el verde, aunque es un pelín agrio, es más fresco, me recuerda a unas flores que comía en el patio de mi abuela cuando íbamos a visitarla cada tarde...
Esa mañana, me desperté por el hedor que desprendían los gritos que mi vecino lanzaba a los obreros; aquellos que estaban arreglando la carretera que cruza la calle donde vivo. Esos gritos de aquel señor del que no sabía ni su nombre, sólo que vivía ahí, eran tan apestosos, que el hedor se coló por mi ventana y desperté...tengo el olfato muy fino...dicen... Seguí escuchando y entre el revoloteo de máquinas, taladros y algún que otro pajarillo piando saludando al nuevo día, pude comprobar que aunque al olfato esas palabras resultaban desagradables, al tacto sin embargo resultaban como una especie de lluvia fina entre los dedos. Me hacían cosquillas. He llegado a pensar que estoy loca, pero no, os contaré mi historia.

Hace alrededor de 5 años Compartir:

2

10
F_Ferrer
Rango3 Nivel 11
hace alrededor de 5 años

Me gusta mucho tu estilo, Valeria.

Valeria_Sanz
Rango2 Nivel 7
hace alrededor de 5 años

Muchas gracias F_Ferrer, yo también estoy leyendo tu historia, y me encantaría saber cómo continúa. Un saludo :)


#2

...estaba allí parada, muerta de miedo, y mis malditos sentidos no hacían otra cosa que confundirme. Estaba allí, frente a él. Mi cuerpo temblaba, se me escapaban las lágrimas, los suspiros, los gritos...se me escapaban los días que no habían pasado. En aquella habitación lo único real era el sabor a hinojo. El aire que salía de su boca al sonreír por última vez, sabía al aroma que desprende el hinojo. Lo único real era el sabor y el miedo...mi miedo se convertía poco a poco en granitos de arena resbalando por la piel y su risa en el sabor de un aroma...
Me llamo Candela, y soy sinestésica , algunos quizás lo habéis imaginado, otros quizás no habéis escuchado esta palabra jamás... Antes de poner nombre a lo que hoy llamo sinestesia, tenía por costumbre nombrarme a mi misma como la maga de los sentidos. En realidad él fue el primero en llamarme así...me hacía sentir tan especial...No sé si me atreveré a contarlo algún día.
Me llamo Candela y soy la maga de los sentidos, la maga del mundo al revés, la maga de la "no magia". Soy la verdad a medias, la verdad verdadera y la mentira al mismo tiempo.

Los gritos de aquel hombre seguían inundando mi cuarto, y aunque las cosquillas eran agradables, decidí levantarme y bajar a desayunar. Era mi día libre, podía dormir hasta que me doliera la espalda, sin embargo decidí levantarme y después de desayunar iría a la perrera municipal. El día antes había leído un anuncio en el que decían que iban a sacrificar a Dony, si no encontraba dueño. Dony era un chucho callejero sin raza definida, feo para el gusto de muchos y raquítico para el gusto de otros. Sin embargo lo único que me llamó la atención fue el olor de su mirada en aquella foto, no sabría describirlo, sería algo así como sentir una corriente suave de aguas submarinas en el olfato, algo como el sabor de las primeras gotas de lluvia de un otoño muy esperado... Decidí que Dony vendría conmigo. Desayuné, me di una ducha rápida, me vestí y salí al encuentro de mi nuevo compañero de viaje, él no lo sabía pero yo estaba convencida de que en cuanto nos viéramos, Dony olería mi mirada y nos reconoceríamos de inmediato...

Hace alrededor de 5 años

0

3