macyo
Rango4 Nivel 16 (270 ptos) | Promesa literaria
#1
    Partes:
  • #2

En cuanto vi aquella foto en la que estaba desnuda, saliendo de una bañera, decidí comprarla. Varios anuncios saltaron a mi pantalla mientras se cargaba la pasarela de pago. Era la primera vez que usaba mi tarjeta de crédito en el ordenador y estaba nervioso. Envié un correo a la compañía que comerciaba con aquellas imágenes eróticas para que el paquete fuera discreto.
Estuve nervioso hasta que llegó. Nunca olvidaré el día que el cartero dejó caer aquel prisma envuelto en papel de estraza a través de la dorada rendija de mi buzón; le vi alejarse antes de bajar a por él.
Desgarré el envoltorio con cuidado, no quería que la foto tuviera ningún desperfecto.
La miré y lloré: aquel incendio que me había dejado huérfano también había borrado del mapa todas las fotos de mi madre; por fin tendría una que guardar en mi álbum, una imagen a la que llorar cuando pensara en ella.

Hace más de 4 años Compartir:

6

19
elchicodeltren
Rango8 Nivel 39
hace más de 4 años

¡ESTÁ GENIAL! El final es increíble, te felicito

Montse
Rango4 Nivel 18
hace más de 4 años

Me gusta. Lo que pasa es que creo que está acabado. Para mí es un microcuento. De todas formas mi voto y mucha suerte.

Charlies27
Rango13 Nivel 62
hace más de 4 años

Me encanta Macyo. Coincido con Bulldozzzer buen gancho de derecha! y con Montse también, perfectamente podría terminar ahí.


#2

Nunca hablo con nadie de aquel fuego porque su comienzo fue confuso, porque aquella noche en casa todo era tensión y un océano de reproches.

Desde entonces viví en un rosario de hogares de acogida, en los que se alternaron familias con moral pareja a la de Gandhi y la Madre Teresa de Calcuta con seres más propios de la novela picaresca española que de los archivos de Servicios Sociales.

Siempre me acuerdo de los López porque fueron los que más cariño me dieron, porque fueron los últimos, porque fueron los que me acabaron adoptando.

Pero tampoco puedo olvidar a aquella familia del Barrio de los Remedios de Sevilla. Pese a la riqueza que adornaba las paredes la podredumbre reinaba en aquella relación.

Hace más de 4 años

0

6