Raiquen
Rango9 Nivel 42 (3552 ptos) | Escritor autopublicado
#1

Hizo un bollo con el pañuelo de papel, y tomó otro. Se sonó la nariz, pero dejó que las lágrimas permanecieran en sus mejillas. Se las secaría cuando pasara todo.
Contempló de nuevo el libro que tenía frente a sí. Las hojas amarillentas y desgastadas, con los bordes raídos, formaban un compendio abultado de garabatos y marcas ininteligibles hechos con tinta. O al menos parecía tinta.
Pasó las páginas con cuidado, aunque previendo que sus dedos no tocaran ninguna de las runas dibujadas con precisión obsesiva.
Se detuvo cuando encontró lo que andaba buscando. Leyó la descripción de nuevo, y de su garganta se escapó un gorgoteo. Había una parte de él que se resistía, que pensaba que lo que estaba por hacer era excesivo, pero estaba harto.
Recorrió con el dedo todo el trazo de la marca del hechizo, que se iluminaba tenuemente conforme la yema de su dedo lo despertaba del letargo en el que se hallaba. Él comenzó a sentir una punzada en el extremo de su índice, pero ya no podía detenerse.
Cuando la runa estuvo completamente iluminada, se desvaneció. Ahora, sólo se detendría hasta que quedara uno.

Hace casi 4 años Compartir:

0

6