VioletGnomes_69
Rango8 Nivel 39 (2944 ptos) | Poeta maldito
#1

No era él, lo sabía, la imagen que le devolvía el espejo no era la suya, había algo dentro de él, alguien. O quizás era él el que estaba dentro de otra persona. Pasaba días enteros tratando de entender quién era, quién estaba invadiendo su cuerpo, quién quería ocupar su lugar. Tal vez era solo un sueño o una pesadilla de la cual nunca podía despertar.
Trataba de recordar que es lo que había pasado el día en que ya no era él, pero parecía que hasta le habían invadido la mente.
Movía sus manos pero no las sentía, miraba sus piernas pero no las reconocía, su cuerpo estaba totalmente poseído por algo, por alguien. Quería encontrar respuestas o alguien que pueda brindárselas, pero parecía que estaba solo en el mundo.
Buscaba pasos nuevos que seguir, otro camino que andar o alguna señal que le indicará que iba bien, que la soledad no lo estaba invadiendo. Quizás buscaba vida, esperanza, o algún milagro. Algo que le demostrará que no predominaba la desolación.
No entendía como seguía sobreviviendo si no había ingerido alimento alguno en semanas ¿quizás buscaba vida por alguna otra razón?

Hace alrededor de 4 años Compartir:

10

55
Ras_Samu
Rango7 Nivel 34
hace alrededor de 4 años

¿Qué buscaba al final? ¡Buen texto! :)

KatePB
Rango5 Nivel 24
hace alrededor de 4 años

¡Fue fantastico! Me intriga saber que es lo que le sucede.. Oh! las posibilidades... Mucha suerte, espero poder leer pronto la proxima parte :*

HJPilgrim
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 4 años

Interesante comienzo pero corrige el párrafo final @VioletGnomes_69. Ese sino va separado. Mucha suerte!

argonautamike
Rango6 Nivel 28
hace alrededor de 4 años

A mi me ocurre la misma estampa de desolación que al personaje cuando me pongo la ropa de trabajo a la vuelta de las vacaciones.
Descubriremos de quien se trata en próximas entregas.

Yuki_Rose
Rango12 Nivel 56
hace alrededor de 4 años

Me encanta, es `profundo


#2

Pasaban los días y su cuerpo parecía inmune a cualquier enfermedad, se mantenía en pie sin razón alguna.
Pensaba en que habría largos caminos que andar o tal vez ya habría recorrido todos, no encontraba propósito posible en su estadía. ¿En verdad estaría en un sueño? Como puede ser posible que una persona no se pueda reconocer en su propia vida. Quizás la familia estaría esperando su llegada, lo deberían estar extrañando, pero ¿su familia? no recordaba tener una. Quería desarmarse en llanto, pero las lagrimas nunca salían.
Ahora lo único que le quedaba era su andar, sus pensamientos sin sentido y él. Era lo suficiente para seguir su camino, para redescubrir que es lo que hacía ahí, quién era verdaderamente.
Su vestimenta era bastante confusa, podría ser militar, un viajero, un piloto, un guardia, hasta incluso un profesor. No tenía absolutamente nada en sus bolsillos para identificar algo, para encontrar pistas. Lo único que tenía grabado era ISIS en sus zapatos, podrían ser iniciales, una marca o alguna empresa para la que trabajaría. Pero por lo pronto eso era lo más próximo a su identidad.
La naturaleza estaría enojada con él que lo hacía sobrevivir sin nada a cambio, ni siquiera se sentía sin fuerzas.
Sintió ruido cerca, por fin sentía algo, entonces decidió dirigirse hacía el. Supone que corrió con todas sus fuerzas, pero su paso era el mismo de siempre. Quizás la desesperación lo hacía sentir de otra manera. No encontraba el destino de donde provenía el sonido pero presentía que estaba cerca. De repente vio una fogata, una mochila y latas de comida. Buscaba a personas pero no había señal alguna. Entonces decidió quedarse ahí.
Trato de estirar sus manos pero algo lo detuvo, ya no estaba en la fogata. Por primera vez se había dormido en todo su viaje.
No podía ver nada, la oscuridad del lugar lo invadía. Quiso pararse y algo lo detuvo. Capaz lo habrían puesto en una caja. Su cuerpo seguía inmune, quién podría entender que seguía vivo. Sintió un pinchazo en el cuerpo y se volvió a dormir.
Ahora si que estaba en un lugar raro. Había personas, miles, todas vestidas de naranja como si fueran prisioneros, incluso él. Tenía la necesidad de saber en donde estaba, pero nadie hablaba, todos iban con la cabeza gacha haciendo fila ¿a donde? no lo sabía, pero él decidió seguir a la manada. Lo raro es que todos actuaban como si respondieran a alguien, pero no había ni siquiera guardias.
De repente me desvían a una habitación, donde solo había una pantalla gigante y una silla. Me senté, esperando ver un espectáculo, pensando que podría ser todo parte de una bienvenida al lugar. Empiezan a recorrer imágenes de distintas personas, luego me veo yo con esas personas y de repente un vídeo. Un vídeo que mostraba el momento exacto donde me habían instalado un chip, un chip para seguir mi rastro y mantenerme con vida ¿para que? trabajaba para el gobierno y eso hizo que me secuestraran, las imágenes eran de mi familia y de donde ellos se encontraban. La desolación del principio fue todo a causa de ellos, me habían borrado la memoria por unas semanas, ellos tienen todo preparado para la gente que trabaja de lo mismo o gente que los pueda perjudicar. Empece a preguntarme que querían de mi, que esperaban que hiciera, que querían de mi familia. Creí que jamás podría tener problemas por mi trabajo.
Ahora me daba cuenta porque estaba de naranja, querían un espectáculo y se los di.

Hace alrededor de 4 años

6

23
Dolly
Rango9 Nivel 40
hace alrededor de 4 años

es intrigante, como nos manejan. Buena trama

Soul_Outsider
Rango10 Nivel 48
hace alrededor de 4 años

Misterio e intriga. Deseo seguir leyéndote en la siguiente ronda.

Mariano
Rango9 Nivel 44
hace alrededor de 4 años

Te metiste en una trama complicada. De este puede salir algo muy bueno o bueno... arrancaste bien y eso es bueno. Va el me gusta para enterarme como sigue. Éxitos!

CharlesGraves
Rango10 Nivel 47
hace casi 4 años

Muy extraño e intrigante tu cuento,me ha gustado mucho


#3

¿Era un castigo o un premio estar ahí? ¿Por qué nadie podía explicar eso? ¿Por qué nadie hablaba ni preguntaba nada si seguro todos tenían las mismas dudas? ¿Qué nos hacía tan diferentes que nos vestían iguales? Quizás están esperando que les responda alguno de estos interrogantes, pero son míos así que ustedes tendrían que darme respuestas. No sé porque elegí este camino, porque según lo que escuche todos elegimos esto, quizás ya me sentía tan solo que no me importaba encontrarme acá, nuevamente en solitario con gente extraña. Pero ¿Tan solo para abandonar a mi familia? ¿Tan solo para fingir mi muerte ante ellos? ¿Que diferencia hay entre sentirme solo en familia que sentirme solo con más extraños? ¿De verdad vale la pena elegir una nueva experiencia de soledad?
Mientras pienso esto nos van enseñando las normas de convivencia de este nuevo lugar, como debemos comportarnos, en qué horario debemos levantarnos, desayunar, almorzar, merendar, cenar y dormir. Cuáles son nuestras actividades diarias, cuáles son las ofertas que tenemos en nuestros tiempos libres.. y cuando escucho esto pienso ¿Acaso quería una soledad controlada? ¿Tanto tiempo habré vivido la soledad en libertad que eso estuvo tan mal? ¿Qué sentido tiene ahora el control? ¿Habré pensado que podía conseguir una mejor visión de mi? ¿Para qué? Si mi familia cree que ya no existo, ¿Para quién busco ser así? ¿Será para mí mismo? Pero ¿Que ganó con esto?