Toni_Marco
Rango3 Nivel 11 (110 ptos) | Cuentacuentos freelance
#1

Lo primero que hice nada más despertar fue mover los dedos de la mano derecha. No, no me había quedado paralítico, lo cual ya podía considerarse un milagro. Pero me dolía absolutamente todo el cuerpo, incluso los párpados, que parecían cosidos el uno al otro.

(-Mamá, ¡se ha movido!
-No digas tonterías...)

Recuerdo perfectamente la secuencia: primero fue una luz cegadora, luego oí un estruendo enorme, más tarde noté como mi cuerpo se elevaba ligero como una pluma y terminé impactando contra la pared de los palcos. Ocurrió en apenas unos segundos, pero en mi memoria parecen horas.

Lo último que recuerdo del teatro es el olor, ese indescriptible hedor a carne chamuscada, a madera y sobre todo a sangre. Había caído sentado contra la pared, así que pude ver durante unos segundos aquél espectáculo dantesco antes de desmayarme.

Ni siquiera sé con certeza cuanto tiempo ha pasado desde entonces, quizás fuese ayer, o hace apenas unas horas. No...Era de noche. Y ayer llovió, estoy seguro. Aún noto mi ropa empapada y parece agua. Y la máscara...Antes de la luz había una máscara...

Hace alrededor de 5 años Compartir:

0

2