SARACEN
Rango15 Nivel 74 (34701 ptos) | Estrella de la editorial
#1

Cuenta la leyenda, que cuando un pájaro cae de su nido, se convertirá en el ser mas despreciable y temido por todos...
El viento soplaba con fuerza ese día, nada podía quedar en un solo lugar, en esa espesa jungla todo se movía al compás de ese viento violento.
En un pequeño nido, cuatro pequeños pajaritos intentaban mantenerse unidos hasta el regreso de su madre, pero el viento era tan fuerte que una de ellas se separo, y el viento la empujo hasta el precipicio de su hogar, ella no podía ver aun bien, pero sabia que algo andaba mal, ya no sentía el calor de sus hermanos, solo un viento helado que la empujaba a un desconocido lugar.
El viento dio un soplo fuerte.
Ella comenzó a caer.
Ni siquiera sus pequeñas alas podía extender, y se sentía rara, comenzaba a sentirse adolorida, entre mas cerca del suelo se encontraba, mas intenso era el dolor, cada hueso de su cuerpo crujía.
Cuando pensaba que nada podía ser peor, su pequeño cuerpo impacto contra el suelo húmedo, el dolor era intenso, y cuando abrió los ojos se dio cuenta que su mundo había cambiado, y ella también había cambiado. Y lo odió.

Hace casi 4 años Compartir:

4

10
Zaciel
Rango8 Nivel 38
hace casi 4 años

no soy muy fan del romance, pero me gusta el marco de la historia como una leyenda sobre todo si tiene un toque siniestro, es una preferencia personal pero por ese lado me agrada lo que esta hasta ahora.

P.D.Ortonazi: "odió." al final

SARACEN
Rango15 Nivel 74
hace casi 4 años

Muchas gracias por la oportunidad, espero te guste la continuación

P.D Pensaba en agregarle algo de suspenso pero al final, espero y te agrade.

KatePB
Rango5 Nivel 24
hace casi 4 años

Me gustó mucho esta caja. No me habia dado que la categoria era amor, me pareció mas de suspenso pero ya esperare a ver como continua. :*

SARACEN
Rango15 Nivel 74
hace casi 4 años

Gracias!! espero no defraudarte!!!


#2

Los días pasaron, y ella permanecía siempre bajo el mismo árbol que la vio nacer, y que ahora también había presenciado su transformación en la horrible criatura en la que se convirtió.
En el cielo, que ella no podía ver por el espeso follaje de los arboles, escuchaba el cantar de sus ahora adultos hermanos que volaban, alto, y que parecían burlarse de su pobre situación.
Como deseaba, desesperada mente volar, extender sus alas, sentir el viento, el sol, la lluvia y hasta el mismo latir de su desenfrenado corazón, dejarse llevar para lo que había nacido.
Pero ahora ella ya no era mas que algo injusto y no podía mas que solo con tristeza mirar y escuchar como sus hermanos volaban y aunque ella intentaba llamarlos, estos no la escuchaban.
Porque como la leyenda decía, "ni el mas pequeño e insignificante de los seres que habitan en la tierra se acercarían jamás a semejante criatura"
Lo peor para ella, era que su transformación no fue completada, ya que al caer de tan alto, se había lastimado gravemente, y eso termino dejándola aun peor.
Los días pasaban, y no comía y bebía mas que hojas y el roció de cada amanecer.
Pero ese día decidió moverse, y camino, camino hasta llegar a un pequeño charco de agua de alguna lluvia pasada, y por primera vez ella se vio.
Cayó de rodillas al suelo, a su rostro llevo lo que antes habían sido sus alas y se acaricio.
Ella estaba desconsolada. En un horrible monstruo se convirtió.
Las ramas a su alrededor crujieron, y ella con lagrimas en los ojos asustada y aun en el suelo observo.
Y fue ahí cuando lo vio.

#3

Pasaron semanas, y ella aun no se recuperaba, deseaba con todo el alma, quitarse de la cabeza la imagen que le había devuelto ese charco de agua. Escucho nuevamente el crujir de las ramas, y esta vez ya no se asusto, sabia de quien se trataba, era él, ese ser llamado humano, que no desistía en venir a ofrecerle un poco de pan y agua.
Ella era desconfiada, pero no podía negarse desde que lo conoció. Él era alto, con piernas y brazos como todo ser humano, sus facciones eran duras, pero en su mirada, en esos ojos verde, se notaba las ganas de ayudarla.
Él comenzó a llamarle Ela, y a ella no le importo.
Lentamente Ela confío en aquel humano, y de él fue aprendiendo a aceptar su nueva vida en el nuevo mundo a la cual ahora pertenecía.
Y así lentamente pasaron los días y ambos atesoraban cada una de ellas, conociéndose cada minuto un poco más, guardando en sus recuerdos cada feliz momento que pasaban juntos.
Gracias a él, Ela pudo aprender a hablar, y también a amar a cada pequeña planta y animal, de él se entero sobre la leyenda que ahora caía sobre ella, supo en que se había convertido.
En una mujer humana nacida del odio del dios de los vientos, en una bestia salvaje, así la llamaban los humanos. Y supo también que toda bestia nunca había sobrevivido mas de siete lunas. Ela era una excepción. Ya que su transformación no se había completado y por eso se veía de esa forma, como si fuera una mujer pájaro.
Con la nariz en forma de pico, los ojos rasgados y con plumas marrones a su alrededor, su pecho estaba descubierto, pero él le había traído un pedazo de tela para no pasar tanto frió en las puestas del sol, los brazos humanos que terminaban con plumas largas y sus uñas en forma de garras, sus piernas terminaban en escamas y nuevamente en garras, su cabello igual al de una humana lacio y castaño era lo único que no estaba tan alterado.
Ela con el tiempo, fue aprendiendo a quererse y a querer aun más a su compañero. Aunque no podía evitar mirar el cielo y suspirar con añoranza ha algo que jamás había tenido. La oportunidad de extender sus alas y volar.
Su compañero se daba cuenta de ese repentina tristeza cada vez que miraba el cielo o observaba a un ave volar. Él no deseaba verla triste, y aunque asía todo lo posible para hacerla feliz, parecía que nunca era suficiente cuando se trataba de volar.
Por lo que decidido, una noche fue hasta una de las chozas donde el gran hombre dormía, y aunque sabia que lo que estaba por hacer estaba prohibido en su aldea, no le importo.
Ya dentro del lugar se dio con la suerte de que el gran hombre yacía profundamente dormido. Entonces busco y busco, y cuando por fin encontró el libro sagrado, rápidamente lo hojeo, el sabia que en la leyenda había una parte donde decía la forma en la que un humano del viento era capaz de volver a su forma original.
Cuando lo encontró, sonrió lentamente, y una lagrima de su ojo derecho cayo.
Después todo se volvió negro y antes de sucumbir, en los ojos del gran hombre se perdió.

Zaciel
Rango8 Nivel 38
hace casi 4 años

"Los días se convirtieron en semanas, y las semanas en meses, y ellos, sin darse cuenta, unían sus almas hasta limites jamas antes explorados." Esa última parte acerca de las almas me pareció un poco apresurada. es como que te adelanta la conclusión y te corta un poco el hilo acerca de como surge su relación. lo siento un poco forzado. Suerte

SARACEN
Rango15 Nivel 74
hace casi 4 años

Gracias por tu opinión, enserio, solo de esta manera puedo aprender y mejorar, les daré unos retoques a esas lineas porque ciertamente tienes razón. Y gracias por seguir leyendo.

Zaciel
Rango8 Nivel 38
hace casi 4 años

la frase actual queda mejor que antes.
P.D.ortonazi:"Y así lentamente pasaron los días y ellos atesoraban cada una de ellas" aquí creo que serían 2 "ellos" dado que días es masculino, lo cual redunda un poco la frase, tal vez te serviría usar "ambos" para referirte a los dos personajes.

P.D^2:Sería útil que citaras mi nombre con una "@" para dar seguimiento a los cambios y los comments. :3

suerte.

SARACEN
Rango15 Nivel 74
hace casi 4 años

@Zaciel hola, me ha gustado como a quedado con la palabra "ambos" espero continuarla la mas pronto posible. ¡Nos leeremos pronto! ¡Gracias por tu ayuda!