lantai
Rango6 Nivel 26 (972 ptos) | Novelista en prácticas
#1

Notas los pequeños golpes directos al hueso de tu cadera, pequeños empujoncitos lascivos que te llegan suavemente al centro de cerebro. Si caminas más rápido, más te golpea, llamándote desde su oscuro escondrijo. Intentas caminar más despacio, es posible que así deje de llamarte pero ahora te da unas suaves caricias cual amante deseando que vengas a devolvérselas. Deseas cogerlo, pero piensas que pronto llegarás a tu destino y te guardas las caricias para dentro de unas horas.Pasa una chica por tu lado que ya ha sucumbido a prontas horas de la mañana y piensas: "yo soy más fuerte" y ese olor llega a tus fosas nasales como un recuerdo de la última vez que lo saboreaste, "es demasiado pronto" te repites constantemente mientras notas la suavidad de sus plásticas curvas rozando las yemas de tus dedos, el primer paso ya está dado, solo tienes que cogerlo y ofrecerle tu cálida llamarada. Sigues acariciándolo mientras tu camino se alarga infinitamente y él como buen amante te las devuelve en forma de penetrante deseo directo a al fondo de tu ser.Sin pensar, te enciendes el primer piti de la mañana.

Hace más de 4 años Compartir:

2

6
David_escritor
Rango7 Nivel 30
hace más de 4 años

Jaja buenísimo (pensaba que era algo más fuerte lo que guardaba en el bolsillo). Un saludo :)