50Shades
Rango3 Nivel 11 (102 ptos) | Cuentacuentos freelance
#1

Llevaba horas sentada en la misma posición, apoyada contra aquel sauce que tantos recuerdos le traía. Le dolían ya las rodillas pero no le importó. Posó su mano en el árbol y acarició la corteza. Observó la creciente similitud entre su mano y ésta: rugosa y de alguna manera bella en su imperfección. ¡Ahí está!, pensó al detectar sus nombres tallados. Sus labios finos se curvaron dibujando una tenue sonrisa pero sus ojos destellaron dolor.
Giró la cabeza intentando olvidar y enterrar los sentimientos que tanto tiempo llevaban ocultos. Evitaba recordar para apaciguar el punzante dolor que sentía en el pecho al recordarle pero debajo de aquel árbol volvía a sentirse joven y se permitió derramar una lágrima.
Fijó su mirada cansada en el horizonte, dejando su pelo canoso volar con el susurro del viento. Finalmente posó sus ojos verdes sobre el tarro. ¡Ya es hora mi amor!, dijo con un suspiro. Se incorporó como pudo y sin pensarlo más, arrojó las cenizas de aquel que le había enseñado el significado de la palabra amor. Y el viento se llevó lo que quedaba de él y la liberó de su dolor

Hace alrededor de 5 años Compartir:

1

5
Javi
Rango13 Nivel 61
hace alrededor de 5 años

"...aquel que le había enseñado el significado de la palabra amor. Y el viento se llevó lo que quedaba de él y la liberó de su dolor", gran frase :)