escritor_3180
Rango3 Nivel 10 (84 ptos) | Cuentacuentos freelance
#1

Conozco a Pedro desde hace unos siete años. Solía coincidir con él, a la hora del café, en el bar de la esquina. Le encantaba hablar, caminar y escuchar música de los años 60 y 70. Era un chico activo, entusiasta y siempre combativo contra su minusvalías física y psíquica.
Pero un día, de repente, sin que mediara nada aparente por el medio, Pedro se fue convirtiendo en un hombre parco en palabras, casi sin conversación. Sus tics nerviosos se vieron acrecentados. Paralelamente al crecimiento de sus problemas, su tamaño iba menguando y un día dejé de verlo.
Dos años más tarde vino a buscarme a la hora del café. Estaba desmejorado, más pequeño, tímido. Me relató su tiempo de ausencia, su internamiento en el psiquiátrico...
- Fue horrible. Ahora voy a un centro de día a tratarme. Me siento mejor...
Guardó silencio y buscó su café (descafeinado) con una mano temblorosa. Yo observé mi taza, ya vacia y pedí otro café. Pedro, frente a mí, continuaba en silencio, con la mirada perdida, rebuscando en un pasado muy cercano y doloroso. Yo lo veía cada vez más menguado, más encogido...

Hace más de 4 años Compartir:

0

3