AnnetteCM
Rango7 Nivel 33 (2088 ptos) | Autor novel
#1
    Partes:
  • #2

La vi marchar, corriendo bajo la lluvia, huyendo del monstruo en que me había convertido.
Unas manos inmóviles se percibían en la oficina del administrador…
Unos lirios con olor a paz sujetan los dedos de esas manos…
Y un hilillo de sangre coloreaba los apuntes de ella.
¡ESTAMOS AL AIRE! —decía Jenny con la misma algarabía de siempre seguida de estruendosas carcajadas.
Mientras las hojas se pintaban de ese rojo brillante, las gotas comenzaron a romper el silencio de una manera desconcertante. Jenny estaba sudorosa; y reía intentando mantener la calma, comenzaba a pensar que lo que veía solo era producto de sus amanecidas.
Olvidando las imágenes extrañas que veía, decidió seguir el programa:
Bienvenidos a Finisem, preparamos el concurso navideño este año gracias a la colaboración de todos ustedes y como estamos en promoción del sencillo de Lorena Brukil, serán covers de su tema “Tu mejor pesadilla”. El primer lugar ganará un pasaje a Japón con todos los gastos pagados para que pase la navidad con su familia, el boleto se retirará el 24 de diciembre… entonces, ¿están listos?

Hace casi 4 años Compartir:

2

13
SEXYLOVER122
Rango13 Nivel 60
hace casi 4 años

! No sé decir con precisión, qué me atrae del texto !. Así que rescataré dos cosas, la frescura y lo armonioso del escrito.


#2

¡A grabar los covers!
Finisem y la navidad hará de ustedes el mejor momento.
—Corten, —dijo Jenny. Me siento mal, así no puedo seguir.
Se dirigió a casa con la extraña visión que tenía, en el trayecto no dejó de tararear la melodía del nuevo sencillo de Brukil…
“Tu mejor pesadilla es la que vives,
La que sueñas…la que tienes…
Y no puedo decirte, que te amo…
Te amo… te amo…
Tu mejor pesadilla es eres tú.
Eres túúúúú.”
Entre pensamientos se sumergía todo, hasta que abrió su cartera al llegar a casa y encontró sus apuntes realmente manchados de sangre, ¡debe ser una mala broma!-exclamó furiosa.
Sin embargo al vaciar todo de su bolso, encontró un dedo pulgar y gritó tanto de la impresión que enseguida empezó a llorar…
Una bolsita de sangre se regaba en los cuadernos…
Otro lirio con olor paz estaba ahí, y este se manchaba de sangre.
Los hilillos de sangre se coagulaban.
¡DEBE SER UN MAL CHISTE! —No puede estar pasándome esto—, decía Jenny una y otra vez.

Jenny volvió el día siguiente a su trabajo, cansada de no poder dormir por todo lo vivido... y preguntó, ¿quién fue el chistoso que estuvo en mi bolso y manchó mis hojas con sangre?
Todos rieron a carcajadas y le decían que necesitaba descansar.
Ella enfadada nuevamente solo gritó.
¡ESTAMOS AL AIRE!
Bienvenidos a Finisem, hemos recibido muchos de sus covers y uno mejor que otro, tendremos pronto los resultados y el jurado está ansioso por dar los boletos para Japón.
Cuando el programa cesó, y seguía sonando música, se puso a revisar los covers, entre esos había uno de un tal Peter de flor.
¿Quién se pone Peter de flor como nombre artístico?
No más… estamos por elegir ganador.
Jenny iba a buscar su bolígrafo en la cartera y al sacarlo solo tenía las manos llenas de sangre, y una nota que decía “¿Ya es navidad?”
Al instante gritó y tiró todo…
¿Qué está pasando aquí?
Las lágrimas empezaban a brotar de sus ojos y su cuerpo en estado eufórico se desesperaba, las luces se apagan y el covers de Peter de la flor se encendió…
“Tu mejor pesadilla eres tú,
Donde cae la miles, y el sabor de tu piel….
Tu mejor… pesadilla…
Es la que me motiva…
Y eres tú, tú, tú… la pesadilla.”
¡BASTA! —gritó Jenny y todo volvió a la normalidad.
Comenzaba a parecer que todo era producto de su imaginación.
Días después el jurado seleccionó a Peter de la flor como ganador y su cover como el mejor.
Jenny era la encargada de dejar al ganador en el aeropuerto, y vio a Peter muy extraño, estaba solo, no traía consigo a su familia, y lo único que tenía en la mano era un lirio blanco y un collar de manos…
—¡Hola! ¿Eres Jenny verdad?
Tu voz me gusta mucho, escucho a diario la radio y quería preguntarte si te gustaría viajar conmigo.
No tengo a quién llevar, ¿vendrías?
Jenny estaba muy sorprendida y a pesar que sentía necesitar vacaciones se negó.
—No, Peter, solo tenía que dejarte en el aeropuerto.
—Entonces, déjame invitarte un café-dijo Peter en un tono coqueto.
—Está bien-suspiró Jenny.
Estando en la cafetería Peter le contaba a Jenny que su familia murió en un accidente y que desde ese entonces tiene un fetiche con las manos…
La tuyas son muy lindas-exclamó mientras tocaba sus manos y Jenny asustada las quitaba lentamente.
—Debo irme, lo siento, decía ella un tanto confundida.
—Jenny, espera… Todavía no es navidad, o ¿ya es navidad?
Esa frase, esa frase llenó a Jenny de intriga…
—Peter, ¿por qué cargas ese lirio blanco?
—Jenny, es la señal de la navidad. Calma… mucha calma.
Aunque las personas prefieren dejar que eso solo pase en navidad, ¿y los demás días?
A pesar que echo de menos las navidades de antes, y… me encariñé contigo y tu melodiosa voz… Fue lo último que escuché en el accidente donde murieron mis padres.
Y desde ese día solo quería tocar rus manos.
—¿Mis manos?
Creo que debo irme.
—No, Jenny… espera, pasa conmigo esta navidad o llévate este lirio.
—Ni lo uno, ni lo otro.
No me interesa tu historia, ni tus fetiches… ni tu viaje.
Ya estás en el aeropuerto, en breve será navidad y cada uno estará por su lado.
—Jenny, creo que a Finisem, no le hace falta a una loca como tú.
—¿Qué dices, imbécil?
En ese momento ambos se encontraban en un rincón del aeropuerto que estaba en construcción, él sopló y salió un pequeño polvo que adormeció a Jenny.
Y de inmediato cambió su forma ser.
Nos iremos juntos pequeña, mañana ya es navidad y tenemos muchas manos que buscar para empezar los rituales de cada año.
Jamás dejarás de ser quien eres, hermana. Te necesitamos en casa.
Donde la sangre y los lirios rojos son parte de la navidad.
Nuestra rutina de navidad.
¡La pequeña loca de visiones ha regresado!

///FIN///