Hacchiko
Rango6 Nivel 26 (946 ptos) | Novelista en prácticas
#1

No era él, lo sabía, la imagen que le devolvía el espejo no era la suya, había algo dentro de él, alguien. O quizás era él el que estaba dentro de otra persona. No estaba seguro, ese rostro no era familiar. Llevó una mano indecisa a su rostro para tocarlo pero ni siquiera el tacto le era conocido. Inspiró profundo antes de cerrar sus ojos y mojarse el rostro. Lo último que recordaba era... No pudo terminar la idea. Brincó cuando alguien tocó la puerta y una voz femenina se escuchó del otro lado.

—Cariño, ¿estás bien?

¿Quién era ella? Tragó duro. Aguardó sin saber qué decir. Brincó de nuevo con la vibración en su bolsillo trasero. Extrañado, sacó el aparato y lo revisó.

"¿Hoy a las 6?" Arrugó su entrecejo aún más confundido. ¿Pero quién...? Una vez más, tocaron la puerta, solo que ahora alguien más habló con la primera.

—Dile a Julissa que si ocupa un té.

Su silencio fue suficiente respuesta. Luego de un "avísanos si ocupas algo", ambas se retiraron. Exhaló con su corazón a toda velocidad. Tenía tantas dudas, sin embargo, la mayor de sus preocupaciones era que su nombre era Lucas.

Hace más de 4 años Compartir:

22

41
Mandarina
Rango1 Nivel 0
hace más de 4 años

Ow, a mí también me encantó. Te quedó hermoso. Y te lo digo en serio. Que tengas mucha suerte, Hacchi~

P.D: Espero que tenga continuación. Necesito saber más. *A*

Raos_Caos
Rango3 Nivel 13
hace más de 4 años

Quedé con muchas dudas y con ganas de leer más XD Me gustó mucho, buen trabajo.

AzurePigs_17
Rango1 Nivel 0
hace más de 4 años

me agrada la narración. Es fácil recrear la escena en mi mente debido a la manera en la que esta explicado. Espero y pronto haya una segunda parte :D

BlueElves_28
Rango1 Nivel 0
hace más de 4 años

Es bastante bueno. Corto pero me gustó. Como siempre(?).

11Grey
Rango1 Nivel 4
hace más de 4 años

Realmente no soy buena dando criticas u opinando cosas, sorry. Hahahaha.

Pero algo que si te diré es que me gusta la manera como redactas, simple, con un toque de detalle, estético y claro.
Mucha suerte, hermosa!

FuchsiaBirds_33
Rango1 Nivel 0
hace más de 4 años

¡Wow! Me gustó mucho, pero... ¿seguirás, cierto? ;^; ¡Necesito saber qué más pasará! Por otro lado, tu ortografía es excelente (*_*)/ y redactas bien; lo suficiente para poder imaginarse todo con fluidez y sin problemas. ;^; <3 Besos y espero continuación.

erichan
Rango1 Nivel 0
hace más de 4 años

Me gusto, me quedé muy intrigada quiero saber que sucedió

Hacchiko
Rango6 Nivel 26
hace más de 4 años

@Mandarina , muchas gracias, baby ;O;♥! Espero poder continuar :')♥!

Hacchiko
Rango6 Nivel 26
hace más de 4 años

@Owen_Kund Muchas gracias, es mi primer intento aquí, espero poder continuar a la siguiente caja :)!

Hacchiko
Rango6 Nivel 26
hace más de 4 años

@Raos_Caos Hahah, espero poder resolverlas en el camino (?) Muchas gracias :D♥
AzurePigs_17 Yo espero lo mismo (?) Muchas gracias :D♥
FuchsiaBirds_33 Muchas gracias, si el concurso me lo permite, sí, hahah. Siempre trato de cuidar mi ortografía, así que muchas gracias por notarlo :)♥! Muchos besos♥♥!
BlueElves_28 11Grey Muchas gracias :'D♥

Hacchiko
Rango6 Nivel 26
hace más de 4 años

@-13b145e7-0436-426b-b698-59462b7e7f94 Muchas gracias, sweety, espero poder continuarla ;D♥

LimeChickens_10
Rango1 Nivel 0
hace más de 4 años

^3^ muy bonito!!! Me encanto!!!! Esperamos segunda parte;) como siempre me sorprendes♥♥♥♥♥ baby mucha suerte y tienes todo mi apoyo siempre

Bubulubu
Rango1 Nivel 0
hace más de 4 años

woorale, y que más y que más. Buena historia. Estoy seguro que pasaras al siguiente bloque.

LimeSpirits_93
Rango1 Nivel 0
hace más de 4 años

¡¡Me encanta la manera en que relatas!! ¡La redacción es fácil y comprensible, pude imaginar la escena! Me gustó mucho, ¡espero continuación pronto!

Rubens510
Rango6 Nivel 25
hace más de 4 años

Bastante bueno, suerte!! Espero continues

BlueTigers_30
Rango1 Nivel 0
hace más de 4 años

Me fascino , esto debe tener continuación , me encanta como escribes @Hacchiko , espero leer pronto mas historias tuyas .. Besos nena..


#2

Bien, no importaba cuanto tiempo dejara pasar, no iba a cambiar. Lucas estaba en el cuerpo de una chica. ¿Cómo o por qué? No tenía ni idea, de lo que sí estaba seguro era que la dueña original debía estar en las mismas condiciones que él: confundida. Sin nada planeado, salió del baño y caminó por el pasillo.

—¿Cómo te sientes, cariño?

Volteó hacia la mujer que acababa de hablarle. De cabello corto ondulado y grandes ojos castaños. Ella debía ser la madre de Julissa. Asintió sin decir nada.

—¿Cómo estuvo el concierto? —preguntó otra mujer de la misma edad y gran parecido a ella. No pudo meditar mucho sobre su relación cuando puso atención a la pregunta. Concierto. Miró sus muñecas y encontró la pulsera con el nombre de la banda. Antes de que pudiera responder, la madre de Julissa habló.

—Carla dijo que querías decirme algo, pero estabas tan borracha que no te entendió nada y mejor te dejó aquí.

Esperaba que no fuera nada importante porque dudaba que pudiera recordarlo. Instintivamente llevó un brazo a su cara para olerlo y arrugó su nariz. Cigarrillos y cerveza. Necesitaba un baño, pero también debía encontrar a la verdadera Julissa. Disculpándose, caminó revisando cada puerta hasta hallar una habitación de paredes rosas demasiado ordenada.

Sin disimular, buscó entre los cajones, el armario, debajo de la cama y cada objeto que pudiera decirle quién era Julissa o si la conocía, en dónde vivía y dónde podría encontrarla, pero no había nada reciente. Como si tuviera tiempo sin vivir ahí. Vació sus bolsillos, revisó cada papelito, leyó cada recibo, pero además de eso, solo encontró un par de monedas, una liga, un chicle, unas llaves, un celular y una identificación. Julissa, veinticinco años, vivía en la misma ciudad que él. Entonces podría tomar un taxi y buscarse… ¿pero dónde?

Tomó la primera ropa que encontró y unas botas (porque ni loco usaría zapatillas de tacón). Después del baño más incómodo de su vida, se dirigió a la salida para empezar a buscarse y se encontró con una mujer joven esperándolo. ¿Quién era y qué hacía allí?

—¡Ah, te acordaste! —exclamó con alegría antes de besar su mejilla—. ¡Vámonos! —se puso de pie agitando unas llaves.

Ambos (¿o ambas?) subieron a un auto viejo que se le hacía vagamente conocido, siendo conducido por la desconocida, y mientras ella conversaba su monólogo (al que no le ponía mucha atención porque no conocía a ninguna de las personas de las que hablaba) él trataba de imaginar a donde irían. Fue hasta diez minutos después de incansable parloteo (o por lo menos, para la conductora) que él decidió interrumpir.

—Oye, Marta… —la otra, extrañada, le dio un pequeño vistazo antes de reírse.

—¡Me llamo Carla! —le gritó divertida por su error—. ¡Creo que sigues dormida! —bromeó.

Lucas fingió reírse. Con ella había ido al concierto.

—¿Ayer tomé algo?

—Mucha cerveza. No podías ni caminar. —explicó y subió un poco el volumen del radio, al tiempo que recordaba algo—. Por cierto, ¿le dijiste a tu mamá?

—¿Qué cosa?

—Ayer dijiste que necesitabas decirle algo importante pero no entendí qué era y mejor te dejé en su casa.

—No, no lo recuerdo. —admitió, sintiendo curiosidad sobre qué era.

—Ah, y no te preocupes. —comentó alegre, cambiando de tema—. Llené el tanque de gasolina y cuidé muy bien de tu “bebé”. —comentó Carla dando unas palmadas rítmicas al volante, refiriéndose al viejo auto.

Oh, ese auto era de Julissa. Y le llamaba “bebé”. Irónico.

Media hora más tarde en el centro comercial, Lucas suspiraba lleno de aburrimiento entre montones de ropa femenina, siguiendo a Carla hasta que vio un vestido que llamó su atención. Era tan bonito y se miraba cómodo, sin embargo, casi al instante se quedó pensando. ¿Por qué estaba viendo este vestido? Espantado, lo soltó y se alejó lo más rápido posible, mientras rogaba encontrar pronto su cuerpo.

Concentrado pensando en los lugares donde pudiera estar Julissa o su cuerpo, chocó con alguien más. Cuando se fijó en quién era para insultarle, sintió que la esperanza despertaba en él al reconocer a su mejor amigo (cuando él era Lucas y no Julissa).

—¡André!

El joven que a comparación de ella era bastante alto, volteó y frunció el ceño, pensando de dónde la conocía. Ahí, Lucas comprendió su error, pero no tardó en intentar corregirlo.

—¿No te llamas así? —apenas iba a responder cuando él se apresuró—. Es que Lucas habla mucho de ti. —el otro le miró con duda.

—¿En serio? —ella con la sonrisa más encantadora que pudo hacer asintió y siguió.

—Y hablando de Lucas, ¿lo has visto? Necesito hablar con él.

El muchacho asintió, poniéndose nervioso. Ella hacía muchas preguntas. ¿Y si era una acosadora? Comenzó a arrepentirse de responder con tanta confianza, sin embargo cuando iba a preguntar de dónde conocía a Lucas, una muchacha de cabello corto y lacio se acercó a ellos.

—¡Juli! ¡Te fuiste sin mí! —regañó infantilmente mientras le daba un manotazo a la joven que le había hablado primero. Ella, ignorándola, volvió a preguntar.

—¿Sabes dónde está?

—¿Para qué lo necesitas?

—Para decirle algo importante. —dijo sin vacilar y André observó con atención. Ella tamborileaba el suelo con su pie derecho, como si le desesperara su silencio. Carla, luego de verlos, se percató de que lo que sea que necesitaran conversar debía ser privado.

—Voy a comprarme un refresco, ¿quieres algo, Juli? —ella negó rápido sin frenar su pie. Cuando por fin estuvieron solos, él rompió el silencio.

—¿Te llamas Juli?

No, en realidad se llamaba Lucas pero no podía decirle eso, ¿o sí?

—Julissa. —corrigió algo apurada antes de suspirar—. Entonces, sabes de Lucas, ¿sí o no? —presionó lento pero igual de ansiosa.

—Solo sé que salió de la ciudad.

No pudo esconder su reacción. Miedo, desesperación y sorpresa se apoderaron de él. ¿A dónde había ido y por qué? No podía recordar lo último que había hecho y no tenía ni idea de cómo empezar a buscar.

—Si me das tu número, puedo avisarte cuando llegue o hable con él.

No estaba seguro ni siquiera de cómo reaccionaría la verdadera Julissa, o si estaba en su cuerpo, sin embargo, podría servirle. Cabeceó poco convencido antes de intercambiar números.

—Gracias.

—No hay problema. —afirmó con una sonrisa.

Lucas quiso contarle todo, cada detalle. Explicarle cómo se sentía y lo asustado que en verdad estaba, sin embargo, guardó silencio. Por algo no contaban estas cosas en las películas, ¿no? Cuando Carla regresó, André se despidió y tras un “mucho gusto”, se fue, dejando a Lucas con un interrogatorio que duró todo el camino hasta su apartamento, aunque tardaron en entrar porque no se había dado cuenta de que era el suyo.

Una vez dentro, Carla se sentó en el sillón y encendió la televisión. Lucas, que estaba buscando un vaso, respingó al sentir la vibración en su bolsillo trasero. Era otro mensaje.

“Martes a las 3”.

Apenas iba a maldecir cuando una noticia le distrajo. Llevó su atención a la sala y dejó el teléfono en la mesa sin poder creer lo que escuchaba.

Ya no tenía que buscar a su cuerpo, la reportera anunciaba su localización, y por desgracia, los detalles de su estado.

Mandarina
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 4 años

¡Oh, por fin! Solo había entrado de casualidad y me di cuenta de que ya habías actualizado. Asdfg qué suerte la mía. .

Mandarina
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 4 años

En fin. ¿Qué decirte? Cada vez se me hace más interesante la historia y quiero saber aún más de ella. Me has dejado muy intrigada y ansiosa. Espero que obtengas los comentarios y likes suficientes para leer la continuación pronto. ¡Mucha suerte, Hacchi!

P.D.: No es por molestar, pero escribiste "cuando" al principio y no "cuanto".

Mandarina
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 4 años

En fin. ¿Qué decirte? Cada vez se me hace más interesante la historia y quiero saber aún más de ella. Me has dejado muy intrigada y ansiosa. Espero que obtengas los comentarios y likes suficientes para leer la continuación pronto. ¡Mucha suerte, Hacchi!

P.D.: No es por molestar, pero escribiste "cuando" al principio y no "cuanto".

Gerard
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 4 años

Sigue haciendo un buen trabajo como este ;)

itzelee
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 4 años

ohhhh!! la historia esta muy interesanteeee !

AzureBuffalo_32
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 4 años

Ahora si estoy intrigada, espero estarte leyendo pronto por aqui, realmente quiero saber como continua esto :D

LimeSpirits_93
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 4 años

Bien... ¿Cómo será físicamente Julissa? Me la puedo imaginar... ¿y qué fue lo que le sucedió a Lucas? ¡¡Espero con ansias la continuación de esta historia interesante, felicidades :D!!

Bubulubu
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 4 años

Me tienes enganchado a la historia, cada vez se pone mejor, te doy con todo gusto mi Like para que continúes, me gusta como estas llevando la trama, tienes ese no sé qué, que qué sé yo. :P Felicidades

AnIP
Rango4 Nivel 15
hace alrededor de 4 años

Ash, me dejas picada... te voy a dejar de seguir ;-;
Vale, no, me gusta mucho, sólo te mandaré insultitos por FB por hacerme morder las uñas uwu

PD: En serio me acabo de registrar~ afgfagfataf Esta comu es nueva pa mí:0

AzureSons_28
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 4 años

Oh por Dios! Esta historia esta muy interesante y captó toda mi atención en solo dos capítulos y ya estoy muy ansiosa por saber lo que sigue y el fondo de esta historia.
Espero sigas pronto y obtengas muchos likes y comentarios.
Suerte y Felicitaciones!

BlueElves_28
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 4 años

Santo padre.
Dios bendito, cúbreme con tu manto.
Esta re contra bueno esto pero ahora me asusté por Lucas. :o

SEXYLOVER122
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 4 años

! Magnífica historia, fantástica descripción !. Me gustó.

11Grey
Rango1 Nivel 4
hace alrededor de 4 años

Eso último de verdad fue... shockeante? hahahha idk. En verdad estuvo bueno. Espero y pronto saques la siguiente parte!

BlueTigers_30
Rango1 Nivel 0
hace alrededor de 4 años

Gracias por avisarme de la continuación de la historia , Sabes moria por ansias de seguir leyéndolo , gracias por actualizar .

Me he quedado intrigada y con ansias de seguir leyendo mas. ...

OliviaWarlocks_91
Rango10 Nivel 46
hace alrededor de 4 años

Que pena que no hayas colgado tu tercera caja, estaba queriendo leerla y al buscarte te encontré por estos escalones bajos del concurso. Igual, cuando puedas síguela, ahí te leeré!. Besos!


#3

Lucas estaba pasmado. Ni siquiera podía entender lo que decía la reportera que aparecía en televisión. ¿Por lo menos hablaba su idioma? Desvió su mirada hacia el techo, percatándose de que no podía respirar bien. Miró sus temblorosas y femeninas manos. ¿No estaba soñando?

—Cielos, estás pálida. Siéntate.

Giró asustado con la voz, había olvidado que Carla seguía en el apartamento de Julissa. Negó y apartó sus manos, no quería su ayuda. Necesitaba aire. Sin palabras, salió de la habitación, azotó la puerta y se recargó en el barandal. Su corazón latía demasiado rápido, todo se sentía muy lejano. ¿Por qué? Golpeó el barandal y maldijo.

¿Qué había hecho el día anterior? ¿A dónde fue? ¿Con quién estaba? ¿Por qué? ¿Dónde estaba Julissa?

El sonido del celular le distrajo y sin revisar, contestó.

—¿Qué? —gruñó. No estaba de humor.

—¿Te enteraste?

André. Su frustración bajó. ¿Qué debería decirle?

—Lo siento, yo… —exhaló sin saber cómo seguir—. Sí, lo vi.

—Lo lamento.

André lamentaba la pérdida de su amigo, y que ya no podría pasarle su mensaje. Ella sacudió su cabeza, quitándole relevancia.

—No te preocupes, en realidad, no era tan importante. —dijo refiriéndose al mensaje.

Al menos, ya no, pues ya sabía dónde estaba su cuerpo. Y en qué estado. Cerró los ojos, soportando las ganas de vomitar. La noticia le había sorprendido demasiado.

—Bien, cuídate. —se despidió él, sin embargo, en el último segundo, Lucas sintió un fuerte miedo a quedarse solo, a pesar de que Carla estaba adentro todavía.

—Espera. —respondió quizá demasiado alto.

—¿Qué pasa? —contestó tan amable como siempre, como si no quisiera asustarle más. No tardó mucho en hablar.

—¿Podrías avisarme cuando sea el funeral, por favor?

Hubo un largo silencio que le hizo dudar, tal vez no debió decir lo último.

—De acuerdo. Cuídate, adiós.

Sin más opción apretó el teléfono entre sus manos. En ese momento, Carla salió y se sentó a su izquierda en los escalones antes de darle un vaso de agua. Mientras Lucas lo bebía, Carla le dio un manotazo en la rodilla y juntó sus piernas con reproche, pues estaba sentado como acostumbraba hacer cuando estaba en su cuerpo masculino. A veces olvidaba que debía actuar como una chica.

El viernes, después de un servicio religioso con el ataúd abierto, asistió a la reunión de dolientes en casa de sus padres. Su corazón se oprimió al encontrar a su madre temblando mientras lloraba. Su padre, sentado a un lado de ella en el sillón, la abrazaba con fuerza, al tiempo que concentraba su mirada en el vacío. Aún podía notar sus ojos hinchados por el llanto reciente, no obstante, se notaba un poco más tranquilo.

Sentía un gran vacío en el estómago por ver a sus padres sufriendo. Tenía la fuerte necesidad de ir a abrazarlos y decirles que estaba bien. Su madre sacó un pañuelo y se secó los ojos, no podía parar. Su padre, en cambio, siguió acariciando su espalda para tranquilizarla.

Antes de darse cuenta, sus ojos se llenaron de lágrimas, y se regañó por eso, respiró profundo, y decidió mantenerse lejos, prometiéndose hablar con ellos en cuanto encontrara una buena excusa y resolviera sus asuntos pendientes. Con una última mirada, dio media vuelta y se sentó a un lado de André.

—Él no se mató. —dijo André en voz muy baja.

El cuerpo había sido encontrado en su auto, en una carretera a orillas de la ciudad, con una pistola en la mano y según la autopsia, había sido un suicidio, pero él no creía en eso.

—Demuéstralo. —él giró a verle, sin entender y Lucas se corrigió—. Tenemos que probar que no se suicidó.

Sin esperar a que respondiera, Lucas se adelantó sigilosamente por las escaleras de su antigua casa, procurando que nadie lo viera. Cuando estuvo arriba y encontró su ordenada habitación, empezó a buscar en los cajones. André lo siguió, y después de entrar, cerró la puerta.

—¿Estás loca? —murmuró con desesperación—. Vámonos antes de que sus padres suban.

—Cállate y busca.

Quizá era porque le molestaba el resultado de la autopsia, o porque Julissa daba miedo cuando se enojaba, pero no hizo más preguntas y obedeció.

Mientras Lucas revisaba las sudaderas y pantalones colgados en el armario que alguna vez le pertenecieron, él abría unas cajas con el nombre de su amigo. Por suerte, no tenían cinta adhesiva. Carteras, perfumes, desodorantes, más cosas personales y, ¡un teléfono!

Con el mayor silencio posible, volvieron a ordenar lo desacomodado y bajaron hasta salir al patio trasero. Cuando se aseguraron de que no había nadie cerca, ambos revisaron su hallazgo.

—Llamadas, mensajes, fotos, lo que sea, algo debe estar aquí. —afirmó Lucas con emoción.

—Solo hay un problema.

—¿Cuál?

—No sé la contraseña.

Una vez más, Lucas maldijo. Oprimió el botón de encendido y apareció un teclado táctil de números. Lo malo era que no importaba lo mucho que viera la pantalla, no podía recordar esos cuatro dígitos.

—¿Y si lo formateamos? —sugirió Lucas.

—Se borrará la información que necesitamos.

Cierto. La chica bajó su mirada con gran decepción. André puso su mano en su hombro.

—Oye, encontraremos una manera.

Lucas sonrió y cuando estuvo a punto de darle un abrazo, vio tras él a un señor que parecía conocer. No sabía de dónde, pero sabía que lo había visto antes. Eso sí, él no pareció muy contento de verle, la sorpresa fue evidente en su cara. Sin darle tiempo, el hombre se retiró. Bien, eso había sido muy raro.

Hace alrededor de 4 años

2

5
rosa_garciapalacio
Rango11 Nivel 50
hace alrededor de 4 años

Injusto sistema este!, aun así mis felicitaciones por esta tu historia, no dejes de escribir y mucho menos de soñar!
Suerte en tu trayectoria.

rllavero
Rango9 Nivel 41
hace alrededor de 4 años

Buena historia, debería haber pasado.