ToneTTi
Rango2 Nivel 5 (28 ptos) | Copista no remunerado
#1
    Partes:
  • #2

Algunas cosas suelen ocurrir aunque nunca imaginamos que nos puedan suceder a nosotros.
Otras sin embargo no ocurren nunca, salvo que todas las variables del universo encajen aunque sea por una pequeña fracción de tiempo en la ecuación. Yo fui una de esas variables del universo, y por una maldita fracción de tiempo, encajé para mi desgracia, junto con el resto, en la diabólica ecuación.
De qué forma me vi implicado en todo este asunto es algo difícil de explicar. La mayoría de historias no tienen ni principio ni final. Ésta no es una excepción, por lo que fijemos un punto de partida conveniente para todos que dé inicio a los hechos que se van a relatar.
Un día cualquiera de finales de invierno; el sol empieza a recoger sus últimos rayos y la noche gana terreno sobre nuestra pequeña urbanización situada en la falda de una montaña. Es la hora del paseo vespertino con mi adorable mascota: una perrita cuya raza no aporta nada a la historia. O tal vez sí; eso ya se verá…

Hace más de 4 años Compartir:

0

5
#2

El recorrido de nuestro paseo suele ser siempre el mismo: llegamos a un camino de tierra que asciende y que nunca he comprobado adónde conduce; caminamos hasta que el animal satisface sus necesidades e inmediatamente iniciamos el mismo trayecto de vuelta a casa.
Ese día, inmerso en mis pensamientos y descubriendo un nuevo paisaje a medida que avanzaba, caminé como si no tuviera intención de volver. Y así fue que no volví.

Hace más de 4 años

2

1
CondeNadie
Rango6 Nivel 26
hace más de 4 años

Umm podrías aprovechar mejor el espacio de caracteres que nos ofrece la página. La historia empieza bien pero la segunda parte no aporta mucho. Muy buena sintaxis por cierto.