NinaCrucio
Rango8 Nivel 36 (2588 ptos) | Poeta maldito
#1

La vida se compone de luces y sombras. Y en ocasiones... esas sombras tienen forma.

La noche había caído hacía ya un buen rato sobre el Mirador de las Niñas, así que Camelia y Elena se apresuraron para volver a casa. Las bicicletas no podían ir más deprisa, y Camelia se encontraba terriblemente agotada.
―Un momento... No puedo más.
―Cami, es tarde. Hemos de seguir si queremos llegar a casa hoy.
―Es que no puedo más, te lo prometo... ―jadeó Camelia sintiendo que le ardían los pulmones. Se paró y bajó de la bicicleta.
―¡Fue idea tuya ir a ese condenado sitio! ¡Ahora podríamos estar en la fiesta de Halloween de mi hermano, pero no ―gritó exagerando la letra «o»―, la señorita quería ir hasta el Mirador para ver toda Córdoba iluminada!
―Maldita sea, Elena, está a punto de darme algo, ¿te puedes callar un momento?
―Vale, vale. Muy bien, ya me callo ―sentenció Elena con furia. Cerró los puños fuertemente alrededor del manillar de la bici―. Entonces me voy. Que te vaya bien.
―Oh, vamos, no seas así…
―Hasta mañana, Cami.
Y Elena se fue, dejando a su amiga sola en la inmensidad de la noche cerrada.

Hace casi 4 años Compartir:

17

72
sara_ishtar
Rango7 Nivel 30
hace casi 4 años

Tengo curiosidad acerca de cómo continuará.

Sam
Rango8 Nivel 36
hace casi 4 años

Buena redacción, si bien es cierto que me ha faltado algo al final del relato que me dejase expectante, confío en que en la segunda caja nos desveles lo interesante de tu título. Con todo, te felicito y espero la continuación, un saludo.

VioletExorcists_5
Rango1 Nivel 0
hace casi 4 años

espero que continue ! que me has dejado intrigada ♡
Ánimos mi futura escritora famosa ♡

KaliLot
Rango5 Nivel 23
hace casi 4 años

terror me gusta, el comienzo esta interesante, síguela

diana_dolea
Rango6 Nivel 26
hace casi 4 años

Opino lo mismo que Sam, en cuanto a que esperaba algo al final de esta primera parte. No obstante, tu narración me ha gustado muchísimo, así que te seguiré con gusto. *-*

NinaCrucio
Rango8 Nivel 36
hace casi 4 años

@Sam muchas gracias por la crítica constructiva 😊

Lily_Bell
Rango5 Nivel 20
hace casi 4 años

Me parece muy interesante! Creo que has arriesgado al hacer un prólogo con diálogo y no con "tochos" y te ha salido bien.
Que mala pécora esta Elena xD
¡Ánimo!

Esredi
Rango8 Nivel 36
hace casi 4 años

Excelente redacción, muy buen diálogo, muy buena forma de presentar a los personajes. Me parce una forma interesante de presentar la historia, como se haría en una película. Espero la continuación, un saludo =D

Pavlovich_Chejov
Rango5 Nivel 23
hace casi 4 años

Estupendo. Me dejas con ganas de más. Muy bien traídos los apartes. ¡Siempre es mejor hablar de acciones!

Ranacien
Rango9 Nivel 41
hace casi 4 años

Me encanta el pequeño diálogo! Muy buen comienzo! Buena suerte en la siguiente caja.

OrangePeople_89
Rango1 Nivel 0
hace casi 4 años

sigue así, lo estas haciendo genial, mucha suerte <3


#2

Camelia, maldiciendo enfadada, se montó de nuevo en su bicicleta. Siempre había tenido un miedo insoportable a la oscuridad, y ahora su mejor amiga la había abandonado en su peor pesadilla.
A pesar del cansancio, reanudó la marcha sabiendo que sus padres le iban a armar una buena cuando regresara a casa.
La carretera estaba desierta, oscura y en silencio a aquellas horas, y los pocos minutos que pasaban a Camelia le parecían horas.
Entonces algo llamó su atención; tras girar en una angulosa curva encontró un Toyota blanco destrozado, alguna que otra pequeña hoguera cerca y una camioneta ardiendo al lado. Dentro del coche había una mujer de unos veintitantos años... Parecía estar muerta.
«Oh, Dios mío», pensó Camelia sin saber qué hacer. Lo primero que le vino a la cabeza fue que quizá debía acercarse para cerciorarse de que la mujer no estaba viva, pero desechó esa idea cuando una potente llamarada salió del machacado motor del coche.
Entonces pensó en llamar a Emergencias; sacó su móvil con urgencia, las manos temblorosas. Era incapaz de apartar los ojos del desastre, de prestar total atención a su teléfono... y entonces sucedió.
En aquel instante algo hizo que sus dedos se detuvieran sobre la pantalla. Los ojos de Camelia abiertos de par en par, su rostro lívido. Se quedó totalmente petrificada.

RBN_mb
Rango5 Nivel 20
hace casi 4 años

Oh God... ¡Necesito más! 😱😱😱😱😱

IberEnrique
Rango1 Nivel 0
hace casi 4 años

¡Fantástico!. Es intrigante. Despierta el deseo de continuar.

SEXYLOVER122
Rango13 Nivel 60
hace casi 4 años

! Hay un gran labor de composición en este texto !. ! Fantástico !.

Esredi
Rango8 Nivel 36
hace casi 4 años

¡¡¡Me encanta!!! Sin duda la esperada segunda parte no decepciona. Ahora a esperar impaciente la tercera, que remedio. Sin duda un excelente dominio de los cliffhangers ;) ¡Un saludo!

Andres_Fernando_Saumeth
Rango10 Nivel 48
hace casi 4 años

Tremendo relato. Al principio, me salí un poco y pensé que la historia se iba a centrar en la amiga, algo así como un thriller psicologico debido al abandono de Camelia en ese tenebroso lugar. Luego volví a Camelia. ¿Existe un lugar parecido en Córdoba? De ser así, ya quiero ir.

chimeradipraga
Rango7 Nivel 31
hace casi 4 años

Ohhh dios, es excelente!!! Me has dejado bastante interesada en la historia, necesito leer más, jaja!!! Te has ganado una nueva lectora, suerte ;)

Jinova
Rango8 Nivel 39
hace casi 4 años

Diferente a todo lo que he leído hasta hoy, muy bueno, compañera, tienes madera para esto.
psdt: bonita foto de perfil :'D

rllavero
Rango9 Nivel 41
hace casi 4 años

Un relato corto pero lleno de buenas sensaciones. Creo que tienes el pase asegurado a la siguiente ronda. ¡Suerte! ;)

leo1
Rango12 Nivel 57
hace casi 4 años

Has creado una muy buena atmósfera para el suspenso de la historia, quedo muy intrigada para lo que vendrá. Mucha suerte!!!

Ranacien
Rango9 Nivel 41
hace casi 4 años

Tengo el síndrome de la curiosidad. Muy buen relato, nada mejor que mantener el suspenso


#3

Al lado de la masacre había una lóbrega figura encapuchada. Camelia apenas podía vislumbrar los detalles, ya que un nuevo tipo de horror había empezado a aflorar y le paralizaba los sentidos.
La alta y oscura figura no se desplazó de su lugar en ningún momento, sino que observó a Camelia durante un larguísimo instante. Entonces hizo un movimiento que congeló la sangre de la chica: levantó un brazo y, salida de una enorme manga de color negro, una pálida mano llena de pústulas le enseñó su largo y delgado dedo índice.
«Me está exigiendo silencio», pensó Camelia completamente estupefacta. Aterrorizada, agarró la bicicleta a toda prisa y se marchó lo más rápido posible.
Apenas se dio cuenta de nada hasta que llegó a casa, ni del silencioso camino, ni de la sinuosa carretera, ni de la oscuridad que acechaba como su peor enemigo. Su mente estaba en blanco, salvo por una repugnante mano que movía sus largos y esqueléticos dedos solo para ella.
Cuando por fin llegó ante la puerta de su casa, se sintió pesada y agotada.
¿Qué demonios había en aquella curva?
No podía creer lo que había visto.

Esredi
Rango8 Nivel 36
hace casi 4 años

Eso me pregunto yo, ¿qué demonios había en esa curva? Que me tienes en ascuas, saborando poco a poco el relato aunque así lo disfruto/sufro más. Aquí tienes mi nuevo voto y espero la nueva caja =D ¡Suerte!

rllavero
Rango9 Nivel 41
hace casi 4 años

Muy bien descrito, echo en falta que sea más largo.

IberEnrique
Rango1 Nivel 0
hace casi 4 años

Ansioso me tienes por leer lo que sigue. ¡Ánimo! que tiene muy buena pinta.

Romahou
Rango18 Nivel 88
hace casi 4 años

Yo también hubiese profundizado un poco más en la atmósfera sin extenderme.
Suerte

Ranacien
Rango9 Nivel 41
hace casi 4 años

Ahh, pero hija de mi vida, ¿cómo nos dejas así? Muy buen relato. Va excelente.

HJPilgrim
Rango13 Nivel 60
hace casi 4 años

@NinaCrucio esta caja tan reducida me deja con ganas de más. Espero la siguiente ronda para poder seguir leyendo qué había en la curva. Mucha suerte!


#4

Cuando Camelia entró en la casa oyó vagamente las voces chillonas de sus padres echándole la bronca de su vida, pero ella no fue realmente consciente de nada de eso. Se dirigió directamente a su dormitorio y se tumbó en la cama sin quitarse la ropa siquiera. Llamó a la policía para contar que había habido un accidente de tráfico cerca del Mirador de las Niñas y una agente le aseguró que iban a ir al lugar de la tragedia.
Cuando colgó, solo podía pensar en lo que había ocurrido en la carretera, en esa sombra tenebrosa y ese dedo repulsivo que pedía silencio.
Las horas pasaron y ella era incapaz de conciliar el sueño, pues cada vez que cerraba los ojos veía la sombra con pústulas. A cada minuto que pasaba la imagen le parecía menos real. Y ese sentimiento de irrealidad se acrecentó cuando llegó el alba y el sol se coló sigilosamente a través de las cortinas. Finalmente, aunque ligeramente frustrada e insegura, Camelia llegó a la conclusión de que se lo había imaginado todo, por lo que por fin consiguió dormirse.
Se despertó sin haber pasado ni tres horas, su mente completamente confusa y los músculos entumecidos por el miedo que había pasado aquella noche. Cuando se levantó y se dirigió a la cocina, encontró a su furiosa a madre preparándose el desayuno. Entonces Camelia se fijó en el periódico local en la encimera.
―¿Es de hoy? ―preguntó, su voz chillona por la repentina emoción.
―Sí ―respondió su madre secamente y, malhumorada, salió de la estancia.
Camelia se abalanzó sobre el periódico como si fuera el último trozo de comida de la Tierra, lo leyó atentamente y, asombrada, descubrió que no decía nada sobre el desastre de la noche anterior. Se había afirmado a sí misma que la figura encapuchada había sido producto de su imaginación, pero estaba segura de que el accidente de tráfico había sido real.
Muy nerviosa, fue a por su teléfono y marcó el número de la policía otra vez. Tal como esperaba, le dijeron que no sabían nada de ningún accidente de tráfico en la zona y que parara de repetir la misma broma.
Camelia, horrorizada y creyéndose loca, trató de cerciorarse de que todo había sido fruto de su fantasiosa mente. Todo tenía que haber sido culpa de su miedo irracional a la oscuridad.
«No es real. No es real. No es real.»
«¿No es real?»

Esredi
Rango8 Nivel 36
hace casi 4 años

¡Por fin la nueva caja! Me encanta, me sigue encantando y ahora toca esperar a la siguiente (que angustia xD). La historia me tiene cautivada. ¿Qué es lo que vio Camelia? ¿Qué sucedió? ¡Me tienes en vilo! Suertee

SEXYLOVER122
Rango13 Nivel 60
hace casi 4 años

!Espectacular caja !. Y gracias por el apoyo, @ NinaCrucio !...

brianbrisco
Rango7 Nivel 34
hace casi 4 años

excelente parte nueva,,, interesante historia igual que @Esredi me intriga saber como continua por eso te dejo mi voto y espero q pases de ronda

IberEnrique
Rango1 Nivel 0
hace casi 4 años

Una lectura fascinante.
Ardo en deseos de saber quién y qué era ese ser pálido y con pústulas que le exigía silencio.
¡Ánimo y suerte!

AnaMaria_Sora
Rango1 Nivel 0
hace casi 4 años

Nevina eres tienes un talento increíble. Todo lo que escribes es arte.Explota al máximo esa capacidad que tienes para crear nuevas vidas y hacer que tus lectores se adentren en tus historias.Vas a llegar muy lejos mi escritora.

OliveFoes_82
Rango1 Nivel 0
hace casi 4 años

Tienes mucho talento, @NinaCrucio. No sé qué me gusta más, la historia o la forma de contarla. ¡Espero la próxima caja royéndome las uñas!

Aferjim
Rango7 Nivel 31
hace casi 4 años

¿Es real o no? Tendremos que esperar a la siguiente. Saludos

Pilita
Rango1 Nivel 0
hace casi 4 años

Muy interesante me gusta mucho voy a seguir leyéndote.

Ranacien
Rango9 Nivel 41
hace casi 4 años

Con ésta caja nos dejas con una incertidumbre extrema. Ya quiero ver el final. Buena suerte.


#5

Con el tiempo, Camelia decidió irse a vivir a Madrid y estudiar Psicología en la universidad. Los años habían pasado y la joven quiso volver a Córdoba para pasar un puente de Todos los Santos con sus padres.
Al atardecer del treinta y uno de octubre regresó al Mirador de las Niñas. Cuando llegó, todo parecía igual que la última vez que había ido. Sin embargo, para ella todo era diferente. Sabía lo que vio años atrás, lo había intentado comprender estudiando el funcionamiento de la mente humana, pero aún no sabía qué hacer con esa información. Aún recordaba aquella mano pustulosa como si estuviera justo a su lado.
―Mira que eres tonta ―se dijo a sí misma con una sonrisa nerviosa, y entonces miró a su alrededor para comprobar que nadie podía ver que estaba hablando sola. El lugar estaba desierto. La noche estaba acercándose silenciosamente y, con ella, el frío y la oscuridad.
Camelia quería quedarse a ver las luces de Córdoba, pero junto a ella se quedaba también su miedo a la penumbra, así que finalmente cedió y se dirigió a su coche. Podía oír el susurro del viento levantándose, lo cual hacía que todo fuese más espeluznante. Su vello erizado, sus ojos mirando obsesivamente en todas direcciones hasta que por fin llegó a su vehículo, un Toyota blanco precioso que le habían regalado sus padres el año anterior. Trató de disipar su temor a la noche conduciendo; le encantaba conducir, pero la carretera oscura y solitaria le provocaba escalofríos. Rezaba por que algún día ese terror irracional se esfumara.
Iba reflexionando sobre ese estúpido miedo… y entonces todo sucedió demasiado deprisa: una camioneta que zigzagueaba se cruzó en su camino y un segundo después todo se tornó negro.
Lo último que vio Camelia fue el accidente de la curva, el Toyota blanco ardiendo, la camioneta machacada, y ahora la figura encapuchada ofreciéndole una cenicienta mano llena de pústulas.
―Vivís para morir, y lo que llamabas vida solo era el camino hacia mí ―musitó la figura por debajo de la tela negra.
Y entonces, como la vieja enemiga que encontró años atrás, la lóbrega Muerte se llevó a Camelia.

AnaMaria_Sora
Rango1 Nivel 0
hace casi 4 años

"Lo que llamas vida solo era el camino hacia mi".La forma en la que has enlazado lo que vio Camelia con su trágico final es genial.La verdad que no me esperaba que fuese la muerte porque pensé naaa no puede ser,entonces eso me ha sorprendido. Sigue así preciosa.

Luminar
Rango7 Nivel 32
hace casi 4 años

No me esperaba ese final, pero es un gran desenlace. Me gustó tu historia.

PurpleSpiders_83
Rango1 Nivel 0
hace casi 4 años

Santi.
Me encanta!!!. Quiero mas relatos... tiene ese gusto de las leyendas de Becquer

Esredi
Rango8 Nivel 36
hace casi 4 años

¡Que bueno! Dios me ha encantado. Hasta ahora no se me había pasado que la historia siguiera este camino pero ha sido un broche muy redondo e interesante. Sin duda encantador y terrorífico. En parte me recordó al cuento de El gesto de la Muerte, como al final te encontrás con tu destino pero siendo diferentes las historias. Muy buena, ¡suerte!

IberEnrique
Rango1 Nivel 0
hace casi 4 años

¡Buenísimo!. Un trágico e inesperado desenlace que desvela el misterio.
Sigue así. Vas a triunfar.

Sttorybox
Rango4 Nivel 19
hace más de 3 años

¡Hola @NinaCrucio! Interesante la historia de terror en la que Camelia se ve envuelta, sin quererlo, a lo largo de toda su vida. Nos gusta como describes algunos detalles (la extraña presencia ante la visión del accidente, por ejemplo). No obstante, creemos que le falta un poco de desarrollo a la trama. El salto en el tiempo de la última caja es un tanto precipitado. Sigue trabajando, vas por buen camino.