Eled
Rango10 Nivel 48 (5496 ptos) | Fichaje editorial
#1

La vida se compone de luces y sombras. Dicen también que la vida se define en verdad por los momentos que nos dejan sin aliento, dicen que el universo está constituido por facciones de nosotros mismos en dimensiones paralelas. No es que esta historia esté basada en estos términos. Pero podría ser que se apliquen a las razones de ellos, pues que sería mejor para ella que vivir; vivir en un mundo donde existieran los momentos que la dejen sin aliento, un mundo que robara sus alientos mientras es conducida por algo más que las oscuras formas de la muerte. Esa que era su vida, robar la vida de aquellos que estaban en un recado. Sin pensamientos de compasión. Él, el se sentiría mejor al saber que algún otro él, en un mundo de esos lejanos paralelos, fuera sí mismo y no lo que el mundo hubiera decidido que seria, seria libre del odio que lo llenaba más que el alcohol, más que las mujeres en su cama, tal vez y sólo tal vez, se sentiría seguro de confiar y se quitaría esa máscara para poder llorar como nunca antes había podido.

Hace más de 3 años Compartir:

6

16
CamilleAnnais
Rango12 Nivel 55
hace más de 3 años

Eso de quitarse la mascara para poder llorar, vaya orgullo que se nos presenta como humanos en ese aspecto y mas común en hombres. Me resulta intrigante, sabes? Me gustaría leer mas de ella, ya que de por si escribís muy bien, le da un buen toque a una historia que como esta es de seguirla leyendo para saber propiamente de que se trata. Felicidades! muy buena!

Eled
Rango10 Nivel 48
hace más de 3 años

Epa, gracias por tus palabras. Para mi un aficionado, son agua a garganta seca. Tengo mucha tela de esta historia. Espero poder seguirnos degustando mutuamente. Tu diversidad es como un Chanel N° 5 trabajaré en las expectativas y esperare al 30 ah saber de que manera continuaré. Gracias muchas gracias @CamilleAnnais

CamilleAnnais
Rango12 Nivel 55
hace más de 3 años

Y pase lo que pase la podes seguir por aparte, no? Eso pienso de la mía. Si no quedo, la seguire. Y nada que agradecer. Mira que yo soy algo complicada para decir "esto me gusta mucho", jajaja, asi que ya vez que lo tuyo si me gusta mucho. Mucha suerte @Eled !

Eled
Rango10 Nivel 48
hace más de 3 años

@CamtilleAnnais seguiremos! Y si, pase lo que pase. Por eso estamos acá no? Pasión. Estaremos al pendiente. Y por cierto, no dar las gracias... Es falta de respeto a tu tiempo. Saludos!

CamilleAnnais
Rango12 Nivel 55
hace más de 3 años

No, para nada a mi me gusta dar las gracias hahaha a veces hasta demasiado. Y esa es la actitud, saludos!

Eled
Rango10 Nivel 48
hace más de 3 años

Jajajajajajajaja esa esta buena @TheStrangeGrayBoy y tal vez sea un poco de todo. Quizás me sorprendió el echo de querer llegar mas allá y me atragante con lo desconocido. Pero bueno, no está mal aprender de las caídas por codicia jejeje. Saludos a ti también y full buena vibra!!!


#2

Digan lo que digan, no habrá amor que pueda terminar bien, porque el respaldo de las palabras, de los actos de las simples enseñanzas siempre será puesto a prueba por el mundo, y siempre el mundo gana. Cuando la sombra del lienzo comienza a dibujar lo que de verdad es el mundo, ellos se encontrarán para dibujar su camino real, aunque estemos seguros que no será un camino de felicidad.

El cielo se reventó por el estruendo de un rayo y las tenues gotas de lluvia que comenzaban a caer temerosas, de un cielo tan gris como el alma de muchos en este mundo, el callejón que era compartido por infinidad de alimañas, esta vez sostenía la mirada de dos personas, una con los brazos en los bolsillos de su chaqueta, sosteniendo inmóvil un cigarrillo mordido entre sus dientes marfilados, y otra de una belleza casi maliciosa con su fino y delgado cabello corto cayendo ante sus ojos, apuntándole al primero con un, Accuracy Warfare* .Sus miradas cruzadas lo decían todo y nada. Quién era ella, quién era él. Solo esos pensamientos llenaban junto a aquel callejón, pues hasta allí llegaba el cruce de que existía en sus mentes. El ámbar de los ojos de ella reflejaba un encanto maldito; de ese encanto al que no sabemos que podemos llegar sucumbir, pero que insistimos en sumergirnos sin que nada nos detenga.

Ella estaba agitada con el pulso acelerado, pero no por lo que estaba a punto de hacer, si no porque había perdido la noción de cuándo o quién había conseguido que se esforzara tanto por hacer algo que para ella, era como respirar… Respirar un aire envenenado sí, pero al fin y al cabo respirar. Él, su mirada, como la de un niño, pero no un niño temeroso y asustado, si no de uno de esos que pregunta y quiere saber todo. Sus ojos negros como la noche le daban un aspecto sombrío y triste pero también encantador, en verdad podría ser más joven de lo que se veía pero nada era seguro en estos momentos, nada salvo una cosa, ese hombre con cigarrillo en la boca, manos en los bolsillos y mirada interesada, estaba a punto de morir... Aunque parecía despreocupado al parecer…Un rayo partió al cielo, capto la atención de el inmediatamente. Solo en un susurro se le escucho decir

- Hermoso…

Acto seguido, comenzó a correr hacia ella quien ni se inmuto, un segundo a cámara lenta mostraban el agarre del rifle y de cómo iba presionando el gatillo, tan lenta y delicadamente que solo fue dispersa por un el estallido de el disparo. Que en un ademan que podría decirse irreal este esquivo solo con mover su cabeza de lado, y ya no había tiempo de un segundo pues el ya estaba peligrosamente cerca de ella… entonces ella se preparo para el combate e imagino sacar un cuchillo de campaña de su muslo izquierdo solo que nada de lo calculado sucedió pues el de un salto se alió de una escalera la cual pendía solo a unos pocos pasos de ella y la cual subió cual gato queriendo huir, rápido y con elegancia hasta llegar a una ventana próxima al segundo piso. Justo antes de que entrara sintió como algo le quemaba la cara, un disparo de aquella mujer lo había alcanzado. Por la fuerza de empuje consiguió atravesar la ventana.

Cuando ella consiguió llegar al lugar por donde el solo había pasado hace apenas un minuto, ya no estaba y no había rastro ni de sangre ni de huellas… Sonrió y se dijo así misma en voz alta

- Lograste mi atención y ahora tienes mi interés… Pero ya estás muerto, lo quieras o no, te encontrare. Tú has sido el único que ah podido ver mi cara. Dijo mirando el umbral de la puerta por donde él segura mente había pasado.

- "Vestri nex in verto pro e animus" Dijo más para sí misma.
Y una media sonrisa de muerte se marco en sus labios.

N.A: Accuracy Warfare* (Rifle Francotirador, usado por las fuerzas especiales Británicas )

Hace más de 3 años

0

4
#3

4 de Julio de 20014 Ocean Avenue, Brooklyn Nueva York 1:27 Pm

Hace frio y las ultimas hojas café de los arboles caen al suelo sin levantar sospechas, que hermoso resulta si te das un segundo para pensarlo, pero eso no ocurre y menos en esta ciudad y mucho menos este día, las personas caminan en un ritmo frenético y desordenado, se mueve en la banca donde se encuentra sentado desde hacía más de una hora llevaba puesto un jersy gris de capucha y una chaqueta de cuero negra, solo unos jeens algo desgastados y zapatos simples de estilo juvenil, casi podría pasar por un lugareño mas, salvo por sus rasgos exóticos y ajenos, pues era de tez trigueña y mentón cuadrado, la capucha que cubría su rostro solo dejaba ver unos mechones de cabellos negros como la noche, y una barba de 3 días, aunque estaba sentado se podía distinguir qué era lo bastante alto como para no ser considerado pequeño, solo de estatura promedio. Parecía incomodo aunque pensativo, observaba como esperando ah alguien, su pierna derecha rebotaba en un sinfín de movimientos que lo mostraban ansioso

- Estúpido frio, odio el frio, odio esperar… ¿porque me metí en esto justo cuando está por comenzar el invierno? Pensó.

La sirena de una patrulla de policía resonó lo bastante cerca de el

- Oh al fin, pensé que se me congelarían las pelotas en este lugar, dijo en casi para sí mismo, al tiempo que saco una botella de alcohol barato le dio un buen trago y luego se la aventó a la patrulla.

El chirrido de los frenos detuvieron a la patrulla en seco, solo basto unos cuantos segundos para que los dos policías ambos con bastones en las manos le cayeran encima levantándolo de la banca mientras le propinaban una buena cantidad de alaridos y maldiciones también uno que otro golpe!

- Malditos! Suéltenme! Ella los envió seguro, esa maldita perra también se los tiro? Bastardos suéltenme!!!

- Hombre, este está más que borracho

- Llevémoslo a la comisaria para que aprenda modales.

Lo lanzaron a la parte de atrás de la patrulla lo esposaron a la barra de metal de enfrente y ambos policías subieron, en unos 15 minutos ya estaba siendo procesado.

- Tráelo por acá

- Ya escuchaste bestia! Mueve los pies.

- Cuál es su nombre?

- Cabron!

Un golpe en la mandíbula le saco la capucha de la cara, su cabello negro y liso caía desordenado sobre su rostro, tenía los ojos negros muy negros casi fuera de este mundo, y de hecho era así como se veía con la mirada perdida como buscando un objeto fijo que ver mientras se tambaleaba de un lado a otro más por la borrachera que por el golpe

- Dime tu maldito nombre.

- Cabron!

Otro golpe, esta vez en el estomago que lo hizo caer al suelo, aunque fue rápidamente levantado por los policías que lo acompañaban a los lados.

- Jefe. Se aventuro a decir el policía de la derecha. - Creo que esta diciendo que su nombre es cabron. Cuando lo cogimos hablo de una mujer que le monto los cuernos.

- Es cierto jefe.

- Que perdedor mas grande, tráiganme sus documentos, Ya!

Le sacaron la billetera del bolsillo de la chaqueta junto a una caja de cigarrillos y un encendedor a bencina. El jefe a cargo los tomo desecho los cigarrillos admiro el encendedor que era plateado y con las iníciales M. L. S en él lo coloco de lado y continuo con la billetera esta solo tenía en su interior una licencia de conducir ya expirada y 10$.

- Thomas S. Theron Cruz… Bien Sr. Theron queda ud bajo arresto por 24horas. Por Daños a una unidad pública, desacato a la autoridad, consumo negligente de alcohol y resistencia al arresto. Chicos, tómenle sus huellas y procésenlo y ya sáquenlo de mi vista quieren?
Entre los dos policías lo arrastraron al lugar donde se le tomarían las huellas, luego fue fichado y puesto en una celda pequeña donde solo había una cama y una letrina. Lo dejaron hay derrumbado y dormido casi hasta babeándose en su propia saliva
- Apuesto que mañana no se acordara de nada, deseara irse y nunca haber estado aquí.
- Pobre estúpido. Bien, vayamos por un café y unas rosquillas

Cuando las voces de los policías se hubieron alejado lo suficiente nuestro joven borracho abrió los ojos y una mueca dibujo sus labios
- Estoy justo donde debería estar. Dijo en un pensamiento.
- Bien supongo que dormir un rato no me caería mal, aun tengo bastante tiempo.
Dio un giro para recostarse de lado y uso su brazo izquierdo de almohada. Cerro sus ojo y durmió como si no importara donde estaba. Y no importaba en lo absoluto, jamás se ah dado ese lujo.

Hace más de 3 años

1

4
Eled
Rango10 Nivel 48
hace más de 3 años

Gracias por la corrección @TheStrangeGrayBoy cuando este en la pc voy a corregirlo. Es duro escribir algo extenso, pero la práctica hace al maestro jejeje seré constante para mejorar. Gracias por el apoyo viejo. Hace falta de ves en cuando que no le den un like y mejor me digan donde fallo.


#4

11:22 Pm 63rd estación de policía 1844 Brooklyn Ocean Ave, área parque marino

Hace más de 30 minutos que mira el mismo punto en la pared de la celda… no tiene expresión alguna en el rostro, es como si estuviera sumido en un letargo donde solo él conoce paradero o incluso motivo, y si que conoce el motivo, aun puede oír los gritos como si fuera ayer… en la sombra de ese mismo punto aun recuerda todo lo que paso… todo de lo que fue despojado. Un sonido de pies andando hace que suavemente cierre los ojos, su respiración profunda comparada al de un siseo, clara señal a otros de que está profundamente dormido.

La luz da de lleno en su cara, pero este no se mueve, una linterna alumbrándole es todo lo que, se desvanece la luz y los pasos se alejan en un minuto, calculado, no hay nadie más por allí. Se encuentra solo justo como quería.

Se incorpora lentamente no hace ruido, y no le sorprende por mucho que la cama donde esta sea viaja y oxidada. Es su estilo no hacer ruido alguno, es su vida no hacerlo… eso es lo que es.

- El miedo nos hace actuar como animales. Pensó.

Llevo su mano izquierda hasta alcanzar la bota de su jeens desgastado. Doblo el ruedo y extrajo una serie de alambres de lo que parecía ser un bolsillo oculto, tres para ser exactos. De no más de seis cm de largo y delgados como in alfiler. Uno lo llevo a su boca y lo sostuvo con sus labios, tomo el segundo eh hizo un dobles en forma de L lo dejo a un lado de la cama y continuo con el siguiente que transformo en algo parecido a uno de esos sujeta papeles de oficina salvo que este tenía unas curvas mas desprolijas al igual de una de sus puntas estaban alargadas, tomo el que había dejado en la cama. Se levanto y acerco a la cerradura de su celada. Instintivamente agudizo sus finos oídos y tranquilizo aun mas su respiración, si antes parecía una respiración totalmente normal ahora procura ser una totalmente diferente, respirando solo cada cierto tiempo y exhalando cada cierto tiempo también. Introdujo el alambre en forma de L por la parte interna de la cerradura por un orificio que esta poseía luego saco la mano derecha de la celda donde llevaba consigo el otro alambre en forma de sujeta papeles alargado y este lo introdujo por el ojo del frente de la cerradura. Cerró los ojos y comenzó a dejarse llevar por lo que sus dedos sentían, engancho algo dentro de la cerradura y en ese momento empujo en el orificio interno al tiempo que la reja que lo privaba de libertad hizo un sonido similar a un “click”.

Dejo que la puerta se abriera sola por su peso aun conteniendo la respiración relajada y sus ojos cerrados. El silencio de la puerta detenida y de que no había nadie alrededor fue su motivo de sonrisa. Salió de su trance y su mirada estaba cambiada, ya no reía y no tenia expresión de estar a gusto, estaba totalmente concentrado se aventuro a seguir el corredor que lo llevaría a salir del área de celdas con sigilo cuan de un gato se tratase, teniendo los planos de la estación de policía sabia a donde ir.

Ayudado por la oscuridad y el hecho que fura día feriado en el país y todos en la estación estuviesen patrullando o celebrando llego al pasillo contiguo al corredor las celdas y en la pared es su parte inferior vio justamente lo que necesitaba, una ventilación. Se agacho rápidamente pues recordaba cada cámara de vigilancia y su punto de ubicación, se hecho para atrás la capucha del jerssy comenzó a estrujarla con ambas manos, siguió así unos segundos hasta que dio con lo que buscaba, un pequeño audífono negro no más grande que un botón de camisa unido a un finísimo cable que salía de dentro del jerssy, lo coloco en su oído izquierdo. Miro aun agachado la cámara que se movía en intervalos de tiempo. Aparto su chaqueta y subió el jerssy para luego desabrochar su pantalón que estaba holgado gracias a que antes cuando lo procesaron le quitaron este pues es ilegal que un preso tenga uno consigo. En la parte interna donde debería estar el broche del botón presiono y las cámaras de toda la estación se congelaron. Abrocho el pantalón dejo caer el jerssy se lanzo a la rejilla de ventilación la separo con mucho cuidado de no hacer ruidos innecesarios, luego la desmonto la coloco ah un lado y se deslizo por dentro del ducto ingresando primero sus pies después el torso antes de meter brazos y cabeza tomo la rejilla se metió aun mas dentro y luego la coloco desde adentro con el mismo cuidado y silencio.
Debió tomarle unos 8 minutos recorrer en silencio todo el ducto hasta su destino, y no era la estación si no el edificio contiguo un edificio militar. Las estructuras estaban unidas por vestigios de una construcción antigua de esas que a los políticos les encanta modernizar para ganar votos y una de esas remodelaciones le había ayudado, pues en la tacañería la contratista para abaratar costos había usado los viejos ductos para transportar el aire acondicionado a los dos edificios. Bajo la última sección del ducto y llego ah otra rejilla

- Bien. Aquí es donde el asunto se pone excitante. Y una luz destello en sus ojos y es que la adrenalina comenzaba a llenar todo su ser.

Aunque esto no hizo que descuidara sus labores ante todo era muy profesional, se aseguro de no tener invitados a los alrededores y saco la rejilla con cuidado la dejo al costado y salió en forma inversa como entro en la anterior, primero la cabeza y brazos luego el resto. Era un pasillo de dimensiones alargadas y a su vez angosto. Tal vez solo de metro y medio. Poco a poco fue deslizándose con cuidado con su oído alerta, sin cometer ni ser partícipe de ningún sonido llego a la primera sala ovalada y llena de sillas de estar con una mesa en el centro repleta de panfletos militares. Aquí se hallaba su primer obstáculo serio para su misión. Dos guardias estaban apostados de pie en plena sala junto a una puerta de metal de esas que parecen de hospital pero que de hecho no son nada parecidas pues tienen un sistema digital para poder ingresar en ella.

Regulo su respiración nueva mente sabia que después de lo que iba hacer solo tendría 3 minutos para sacar el archivo por el que estaba allí.

Inhalo y conto mental mente 1…
Exhalo, 2…
Inhalo, 3…!

Salió de las sombras tan rápido y sin hacer ruido que solo fue advertido cuando estaba pasando al lado de la mesa de estar, uno de los guardias el de la derecha llevo sus manos a su cintura cuando el guardia hizo este movimiento automáticamente se convirtió en el primer objetivo. Aumento la velocidad justo cuando estaba a menos de dos metros el guardia rugió un alto y disparo… Se dejo caer esquivando así la bala con su nombre paso a escasos centímetros de su cráneo. El movimiento junto a la velocidad inicial que llevaba cuando cayó sobre sus rodillas, lo llevo a deslizarse lo suficiente para llegar justo a la cintura del guardia que disparo, a quien propino un golpe monstruoso en su ingle eh hizo que perdiera el control sobre si y bajara su guardia acto seguido volteo su mano para dejar el agarre en el cinturón de aquel guardia aun distraído por el dolor levanto su rodilla derecha y la uso como palanca junto a su agarre para lanzar de lleno al guardia de seguridad y darse de bruces en la cara con el frio piso. Uno menos. El otro guardia justo como inconscientemente se delato era un novato no más que un niño sus actos de no saber qué hacer o como apoyar a su compañero fueron ese acto reflejo que necesito para decidir a quién atacar primero. Estaba debajo de él y cuando se miraron a los ojos el guardia hizo un ademan como preguntándose si también a él le rompería las pelotas una nota mental que le causo gracia y dibujo una mueca en sus labios, pero no. Lo tomo de una pierna con ambas manos y tiro tan fuerte de él que cayó de rodillas justamente en frente…

- No te hagas ilusiones, no te besare chico. Le dijo cuando estuvieron a la misma altura viéndose a los ojos.

Y llevo su cabeza hacia atrás en un movimiento agresivo y término estampando su cráneo en la nariz del segundo guardia que quedo k.o de inmediato.

Se acomodo la capucha y se levanto tecleo una contraseña en el mando de la puerta y esta se abrió. No había más guardias hasta llegar al archivo. Camino de prisa pero sin hacer ruido antes de llegar a la sala de los archivos se detuvo… no había guardias. O si los había pero no vivos. Un tiro en la frente limpio y rápido la sangre aun estaba fresca el olor a pólvora en el aire, no se mostro sorprendido. Calculo la situación, las cámaras de esa área estaban apagadas lo sabía por el infrarrojo de las mismas, se agacho para detallar al cadáver de aquel militar, solo llevaba muerto no más de 10 minutos. Y no era el único pues descubrió las botas de otro militar tumbado detrás de un escritorio, sigilosamente camino hasta el, este tenía abierto el cuello. Una escena bastante sórdida pensó. Se percato de que la herida que le dio muerte al fulano ya estaba coagulando lo que quería decir que había muerto primero y ya sabía cómo.
Esta persona había entrado por los ductos al igual que él, solo que desde otra posición del edificio y justo detrás del oficial degollado estaba el ducto por donde había salido.

Pobre hombre con tan mala suerte, pero quien quiera que allá hecho esto, es realmente bueno, no solo paso desapercibido por unos ductos que yo no quise utilizar porque son más blandos que los viejos por donde entre, sino que debe ser increíblemente flexible. Y rápido, pensó esto último mirando el primer cadáver encontrado. A ese ni tiempo le dio de sacar su arma

- Bueno, solo tengo dos opciones. O me voy de aquí y realmente me aburro en el hotel. O vamos a ver que más hay allá.
Además que no me pagaran si no llevo lo que vine a buscar. Pensó

- Oh no, eso sí que no. Debes ser siempre profesional Allen, el trabajo y la diversión por encima de la monotonía
Hablar consigo mismo y responderse a sí mismo, para otros era una locura, pero para él. Simplemente era algo natural. Tan natural como respirar.

Hace más de 3 años

0

2