Eva
Rango3 Nivel 11 (115 ptos) | Cuentacuentos freelance
#1
    Partes:
  • #2

LUZ.

Nuestra unión surgió tras un orgasmo, probablemente uno de los mejores que he tenido. Al principio era una situación extraña, algo que no había experimentado nunca. Pero desde el segundo uno supe que serías lo mejor que me iba a pasar en la vida. Durante un tiempo fuimos uno.
Mi apariencia cambió, pero contigo en mi vida yo siempre me veía guapa, porque la felicidad que sentía desde que supe de tu existencia era mucho más importante que todo lo demás. Me encantaba dormir juntos, escuchar música juntos, bailar juntos.
De repente, algo raro sucedió. Me hacías daño. Lloré porque me daba miedo lo que estaba pasando. Me sentía muy pequeña ante tanto dolor.
Me hacías daño. Pero juré que nunca me iba a separar de ti y así será siempre. Gritaba. Lloré aún más.
El dolor era insoportable, sabía que era posible que esto me dejara secuelas. Deseé morirme por un momento.
La gente me decía que estuviera tranquila, que pronto pasaría lo peor.
Llegó el último golpe, el más doloroso, por el que grité con una fuerza que ni yo misma sabía que tenía.

Y, entonces, naciste.

FIN.

Hace más de 4 años Compartir:

0

7
#2

HUMO.

Desprecintar el paquete. Sacar un cigarro. Prenderlo con la llama tintineante de un mechero que dice “recuerdo de Gibraltar”.

Primer calada.

Noto como la densa nube entra en mi cuerpo hasta llegar a los pulmones. Pero la primera a penas se disfruta.

Humo.

Segunda calada.

Esta sí, esta es la mejor bocanada. El nerviosismo empieza a desaparecer. Sólo el hecho de sostener el pitillo en mi mano izquierda con esa técnica, que tanto me ha costado depurar, me resulta placentero.

Humo.

Tercera calada.

En este preciso instante rozo el Nirvana. Noto como cada poro de mi piel está siendo intoxicado. Y lo disfruto.

Humo.

Cuarta calada.

Ahora sí, noto como se acorta mi vida. Como se pudren mis alvéolos. La eterna excusa: “de algo hay que morir”. Me gusta esta calada, se acerca el principio del final.

Humo.

Quinta calada.

Sexta calada.

Séptima calada.

Humo.

Última calada.

La más agridulce. Veo como aquel esbelto cigarro inicial se ha convertido en una colilla sucia y enclenque. Que acaba su existencia muriendo acompañada de sus otras compañeras, sucia de ceniza y ahogando lentamente sus últimos suspiros.

Humo.

FIN.

Hace más de 4 años

0

3