Orkinus
Rango9 Nivel 43 (3883 ptos) | Escritor autopublicado
#1

La nube de polución que cubría la ciudad era visible a varias decenas de kilómetros de distancia y los transeúntes escrutaban el cielo con ojos suplicantes buscando alguna señal que anunciara la tan ansiada lluvia, aquella que traería consigo aire puro con el que llenar los pulmones.
Muchos confiaban ello, Emily no era uno de ellos. En su joven vida casi no había visto nunca el sol, solo aquella niebla ponzoñosa. Si había sobrevivido era porqué su familia había podido conseguirle mascarillas antigas hasta aquel día tan oscuro.
Cuando se despertó tuvo la certeza de que iba a morir, pero es cuando el mundo está a punto de acabarse es cuando piensas en lo que realmente te empuja a vivir.
Salió de su casa sabiendo que si respiraba demasiada de aquella niebla perecería. Pero antes de morir quería ver el sol.
Con un trapo como mascarilla recorrió una parte de la ciudad en busca de alguien desconocido. Alguien que encontró en una de las zonas menos densas.
-¿Eres Emily? -le dijo el desconocido con una voz femenina.
-¿Y tú eres la que llaman "La Nix"?

Hace alrededor de 4 años Compartir:

8

32
Sam
Rango8 Nivel 36
hace alrededor de 4 años

Intrigante final e historia interesante, aunque deberías revisar el texto, ya que hay algunas comas que deberías corregir. Te felicito, un saludo.

Godoycar_88
Rango4 Nivel 19
hace alrededor de 4 años

Empiezas bien. Debes detallar más la puntuación.

Sixto_GS
Rango10 Nivel 48
hace alrededor de 4 años

Hola @El_Elfo_Rosa. Lo de borrar comentarios lo hago a menudo —no sólo contigo— sobre todo cuando son avisos de erratas y cosas así. Entiendo que son mensajes sólo para el autor, y cuando los doy por leídos los borro (si me acuerdo). Pues eso, que muchas veces desearía que sólo lo leyese a quién va dirigido, y eso es lo más parecido. Un saludo Elfo!
PD: ¿Sabías que por referencias de tus textos creo que somos vecinos?

Orkinus
Rango9 Nivel 43
hace alrededor de 4 años

Pues no tenía ni idea @Sixto_GS, tengo tendencia a desplazarme bastante ¿A qué referencias te refieres?

Sixto_GS
Rango10 Nivel 48
hace alrededor de 4 años

Eh! Uno que lee atento!, venga, estos los borro que estamos contando mucho. Buenas noches! Un placer

Esredi
Rango8 Nivel 36
hace alrededor de 4 años

Me ha encantado, una descripción muy visual. Es verdad que hay que hacer algunas correcciones pero en cuanto a la historia es muy buena. ¡Suerte!

SEXYLOVER122
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 4 años

! Es un texto, sinceramente fabuloso !.


#2

–No hay una Nix. –replicó fríamente la extraña, mirando a Emily con desprecio.
–Me sirve con que haya “alguna” Nix –Emily se esforzó para que su voz no temblara, pero el aire tóxico comenzaba a envenenarle la garganta –. ¿Eres una de “las Nix”?
La mujer cerró los ojos y bajó la cabeza.
–Las otras Nix me llaman Hexia Nix –reconoció –. Pero ¿Cómo sé que eres la muchacha que nos pidió ayuda?
Los pulmones de Emily comenzaban a arder. Era demasiado joven para respirar aquella bruma ponzoñosa sin más defensa que un trapo. Varios de sus amigos habían comprobado aquello demasiado tarde y ella temía que ya no hubiera marcha atrás.
–Dicen que La Nix es una mercenaria –reconoció Emily –. Muchas personas os ofrecen dinero u objetos a cambio de la ayuda para escapar de esta ciudad venenosa. Parece que La Nix es poderosa, pero hay una cosa que desea y no consigue: saber por qué es tan difícil escapar de esta ciudad.
–Eso es correcto –reconoció La Nix – Esta ciudad está saturada de una niebla industrial que excede todos los niveles de seguridad en metales pesados, limos o dioxinas, pero las autoridades se niegan en redondo a reconocerlo o dejar salir a la gente. Incluso hay un grupo de mercenarios para impedir que la gente salga de la ciudad.
Emily quiso decir algo pero comenzó a toser. La Nix la agarró y presionó el pecho para que vaciara los pulmones. Cuando inspiró, el aire era menos venenoso.
–Esta máscara no es de las mejores, pero servirá. –dijo la Nix.
–Yo puedo deciros porqué las autoridades se emperran en negar lo que pasa y en impedir que la gente se marche –dijo Emily –. Mi familia no es rica pero mi padre trabaja como analista en el departamento de seguridad ciudadana y yo fui sirvienta en una mansión.
–Pero para decírmelo quieres que te saque de aquí. –comprendió la Nix.
–Por lo menos, quiero ver el sol antes de morir.
–Te conformas con poco –espetó la Nix –. Pero si lo que quieres es ver el sol has recurrido a la Nix adecuada.

Hace alrededor de 4 años

7

18
chimeradipraga
Rango7 Nivel 31
hace alrededor de 4 años

Esta es mucho mejor que la primer parte, excelente!!! Espero seguir leyendo, luce bastante interesante ;)

Orkinus
Rango9 Nivel 43
hace alrededor de 4 años

Confieso que no contaba con pasar la primera fase, así que no tenía muy claro como seguir. Pero ahora tengo en mente una distopía muy sicodélica. Gracias por el apoyo.

Paula_Treides
Rango12 Nivel 58
hace alrededor de 4 años

Buenas @El_Elfo_Rosa
Tu historia me intriga, y al hablar de distopía, aún más.
El contenido y desarrollos de los diálogos me parecen geniales, en cuanto a la forma, deberías revisarlo; cometes algunos fallos de puntuación y por estética te recomiendo el uso de los guiones largos.
¡Ah! se me olvidaba, feliz 2048?

Orkinus
Rango9 Nivel 43
hace alrededor de 4 años

Pues prepárate @PAULATREIDES porqué el secreto que guarda Emily es potente. Los guiones largos no se me notan al pasar de word a sttorybox.
Feliz año 10.016.

SEXYLOVER122
Rango13 Nivel 60
hace alrededor de 4 años

! Potente y fascinante relato !. Te dejo aquí, mi apoyo, y agradezco el tuyo. Suerte.

Esredi
Rango8 Nivel 36
hace alrededor de 4 años

Es que me encanta, espero que Emily pueda ver el sol. Quiero descubrir el engaño del gobierno. ¡Suerte en el concurso!

Esredi
Rango8 Nivel 36
hace alrededor de 4 años

Es que me encanta, espero que Emily pueda ver el sol. Quiero descubrir el engaño del gobierno. ¡Suerte en el concurso!


#3

La Nix guio a Emily por una avenida lateral llena de contenedores y papeleras. Era un lugar donde podían fácilmente encontrar unos recovecos para esconderse.
En ese lugar, la Nix arrebató a Emily su mascarilla. La pequeña saboreó la niebla hasta que encontró un respirador en su boca.
–Con esto aguantarás más tiempo la niebla –susurró –. Es necesario que resistas, este será un viaje largo.
–¿Un viaje hacia dónde?
–Esta ciudad está rodeada de un amplio perímetro, nunca se sabe dónde puede estar el punto flaco por el que podremos escapar.
Su siguiente movimiento fue dirigirse hacia el norte y, desde una azotea, contemplar la imagen del horizonte lleno de edificios. Entre esos edificios estaban los guardianes, supuestos agentes del orden público pero en realidad eran asesinos armados hasta los dientes encargados de asegurarse de que nadie hiciera nada que a las autoridades no les gustase.
–Hay muchas barreras –dijo la Nix –. Esos monstruos solo son una de ellas: hay murallas y trampas por todo el perímetro. Espero que estés preparada para el viaje de tu vida, nunca mejor dicho.

Hace más de 3 años

0

1
#4

A continuación, la Nix guio a Emily por una enorme avenida donde no se distinguía a mucha distancia salvo por las luces de los guardianes.
La gente recorría las aceras en grupos de hasta siete. Todo el mundo tenía máscaras deficientes, algunos mostraban irritaciones y pústulas otros parecían tener problemas para respirar.
Varios vehículos recorrían la calle velocidad de vértigo.
Y la Nix tenía a Emily bien agarrada por la mano. Con sus máscaras de calidad no llamaban la atención, quizá parecían dos señoritas de buena familia.
Hasta que Emily reconoció a uno de los hombres que caminaban con dificultad. Un obrero de una fábrica que conocía a su familia y parecía estar tremendamente fatigado.
–Conozco a ese hombre –susurró.
–Irrelevante –apostilló la Nix.
Pero el hombre también pareció reconocer a Emily, incluso se dirigió a ella.
–¡Pequeña! –dijo–. ¡Tienes una máscara mucho mejor!
Emily asintió, notó que la Nix se tensaba.
–¡Ya iba siendo hora! –rugió el obrero –¡Una niña como tú no debería de contaminarse! Esta ciudad es venenosa…
–Tenemos primas –intervino la Nix –, debo llevar a Emily hasta la plaza Rosetta lo antes posible.
–¡Pues cuide bien de ella! ¡No vaya a pasarle como a mi hijo que murió por inhalación de gases tóxicos la semana pasada!
Emily sintió que se le paraba el corazón, ella había conocido a aquel chico ¿Había muerto por lo mismo que podría matarlo a ella? Mientras el obrero continuaba hablando, la Nix agarró a Emily por el brazo y pujó hasta que las dos se hubieron apartando rodando.
Emily alzó la vista y vio al obrero atravesado por el brazo metálico de un guardián. Eran hombres monstruosos con implantes cibernéticos.
–Pobre hombre –susurró la Nix.

Hace más de 3 años

0

1
#5

–¿Sabías que eso iba a suceder? –preguntó Emily.
–No lo sabía –dijo la Nix –, pero era probable. Los guardianes están adiestrados para matar a cualquiera que ponga en duda el statu quo de la ciudad.
–¡Pero eso es…!
–Lo único que saben hacer, así que mejor no llamar su atención.
Parecía que aquella mujer sabía bastante sobre los guardianes, así que la siguió hasta la plaza Rosetta sin rechistar. Era uno de los pocos lugares relativamente despejados de la ciudad.
En ese lugar entraron en una especie de café donde pudieron sacarse las máscaras y limpiar los filtros. A continuación tomaron un pequeño refrigerio.
–¿Qué hacemos ahora? –preguntó Emily.
–Estamos a varios sectores de distancia de uno de los puntos ciegos de las barreras –dijo la Nix –. Debemos ser lo más discretas posible, así que llénate la barriga y ármate de paciencia.
En ese momento entró alguien en el café. Un hombre robusto con una armadura similar a la de los guardianes, aunque parecía que no tenía implantes.
La Nix lo miró de reojo con mucho desagrado.
–No me preguntes quien es. –dijo.

Hace más de 3 años

0

1