NeoReina
Rango13 Nivel 60 (14083 ptos) | Premio de la crítica
#1

La mayoría de mis amigos le tienen miedo a los monstruos que viven debajo de la cama y por eso sus mamás les dejan la luz prendida del velador.
Yo le tengo miedo al monstruo que me visita todas las noche cuando llega de trabajar, mi mamá apaga la luz para que no me vea pero él entra en mi pieza, la enciende y aun que me oculte bajo las colchas, él siempre logra atraparme.

Hace más de 3 años Compartir:

3

52
MxMiel
Rango9 Nivel 41
hace más de 3 años

Excelente!! me encantó!!

JessicaHG11
Rango3 Nivel 11
hace más de 2 años

Ay 😨 y eso es pura realidad...

teff_pg
Rango16 Nivel 76
hace alrededor de 2 años

O.O
no sé que me asustó más: si el gif o el relato.


#2

Durante el día exhibe una hermosa sonrisa, me abraza y besa con mucha dulzura, incluso cuando anda con buen humor suele traerme rosas de regalo; pero durante la noche deja de ser dulce, el semblante le cambia y tengo rotundamente prohibido irme a dormir sin cumplir mis obligaciones maritales.
Desearía que alguien me hubiera advertido que el matrimonio era así.

#3

La gran mancha roja se expande cada vez más y nada puedo hacer para que se detenga, duele mucho pero más me duele saber que te estoy perdiendo, mis piernas están adormecidas y no alcanzo el teléfono.
Discúlpame hijo, hice que papá se enojara con nosotros por quererte conmigo; Creí que teniéndote dentro mio nada iba a poder dañarte ni siquiera papá.
La cara me arde y la vista se me nubla, si tu te vas hijo mio, yo me voy con vos.

#4

Mamá siempre me enseño que debo obedecer a mis mayores.
Un día vino a casa un hombre que yo no conocía y le dio a mi mamá mucha plata y luego ella me dijo que tenia que hacerle caso sin protestar, el hombre me agarro del brazo y me llevo a la pieza.
Ese día deje de tenerle miedo al monstruo debajo de la cama y empece a tenerle miedo al que - con distintos rostros - se aparece sobre mi cama.

YCSocarras
Rango12 Nivel 57
hace más de 3 años

uy que fuerte, esta mas de terror parece como de tristeza :(

carlos1983
Rango9 Nivel 40
hace 10 meses

Que dura situación. Sigo leyendo...


#5

Al remover el ultimo candado y finalmente poder abrir aquella puerta, el hedor nauseabundo nos golpeo fuertemente sin previo aviso, lo que provoco que mis compañeros vomitaran en respuesta inmediata, yo reprimí mis arcadas lo mejor que pude y me arme de valor con un pañuelo tapando mi boca y nariz con una mano y con la otra alumbrando con la linterna. Camine despacio, pateando y pisando cosas que no alcanzaba a distinguir debido a la magnitud de la oscuridad de aquella habitación.
Me concentre en buscar la ventana, ventilar ese lugar y dejar entrar la luz del día era la mejor opción para poder descubrir el origen del hedor.
En cierto momento - tal vez a mitad de camino - un repentino tintinar y un gemido me aceleraron el corazón; Abrí mis ojos y gire en dirección de donde creí escuchar ésos ruidos, pero fue inútil, no alcance a distinguir nada.
La maldita ventana también estaba cerrada con candado pero la segunda vez que volví a entrar en la habitación con el hacha para derribar - de ser necesario - toda la ventana, lo hice con más rapidez.
Cuando al fin lo logre y abrí de par en par ventana y persianas, saque la mitad de mi cuerpo por ahí y aspire una gran bocanada de aire fresco.
Gire en redondo y vi a una de mis compañeras blanca como una sabana, con los ojos desorbitados y una mano tapándose la boca en una expresión de horror absoluto, seguí el hilo de su mirada y encontré respuesta para todas las preguntas que nos habíamos formulado desde que llegamos.
Sobre una cama pequeña, encadenada de la cintura y los tobillos, se encontraba - mirándonos - la figura de una persona hecha piel y huesos que nos sonreía. Miro hacia la ventana, respiro hondo y con su ultimo aliento dijo - Gracias.

Hace más de 3 años

1

9
Z634
Rango10 Nivel 48
hace más de 3 años

Una historia muy fuerte


#6

Miedo, ésa es la única palabra que puede describir lo que sentí esa noche cuando salí a buscar hielo de la nevera que mi amiga Anni tenia en la cochera de la casa, lo hice sin preguntarle, lo hice mientras ella estaba sacando la tarta del horno, fui a buscar hielo para nuestras bebidas.
Jamas en toda mi vida me hubiera imaginado que iba a encontrar esos cuerpecitos envueltos en bolsas herméticas, eran cuatro en total, cuidadosamente puestos uno al lado de otro; No recuerdo cuanto tiempo estuve ahí, mortificada viéndolos, fue la voz repentina de Anni detrás mio lo que me saco de aquel horroroso trance.
- Jamás me han gustado los niños ¿sabes? pero estar embarazada es mágico.

Hace más de 3 años

0

7
#7

Llegó a casa, muy tarde y con ese horrendo olor a alcohol en el cuerpo, cerré los ojos y pretendí estar dormida - no le importo - y sin darme cuenta me asesto un duro golpe en la cara, quede atontada por un momento. Saco sus esposas y me ato a la cama, me amordazo para luego desvestirse tranquilamente mientras repetía una y otra vez - esto es tú culpa - ¿culpa de que?, me preguntaba nuevamente por dentro mientras lo veía con mis ojos hechos cristal en lagrimas - éso lo enfurecía más.
Guardo su placa y pistola en la cajonera y de un salto subió encima de mi - ahora vas a ver como lo hacen los hombres de verdad - me susurro al oído.

Hace más de 3 años

0

6
#8

Había llegado el día, sentía fuertes contracciones y él trato de calmarme acariciándome la cabeza. Yo estaba en mi cama retorciéndome hasta que por fin salio mi primer bebé y me apure a limpiarlo para que pudiera respirar, inmediatamente lo siguieron tres bebés más; el alivio y el cansancio que sentía en ese momento fue inmenso pero yo seguía limpiando a mis niños y revisándolos para cerciorarme que estuvieran bien, él se acerco me miro y con una sonrisa me acaricio dulcemente para luego agarrar uno por uno a mis niños y llevárselos sin mi consentimiento, en ese momento me invadió un terrible miedo - ¿a donde se los llevaba? ¿por que se los llevaba? - intente seguirlo pero mis pobres piernas estaba exhaustas y no pude levantarme. Los ojos se me llenaron de lagrimas al escuchar a mis bebes llorar cada vez mas fuerte y yo sin poder ayudarlos.
Grite y grite, suplicante para que me los devolviera pero fue en vano, reuní mis ultimas fuerzas y medio caminando, medio arrastrándome seguí el llanto de mis niños que uno a uno se iban apagando y yo sentía que se me iba el alma.
Al fin los encontré, metidos en un balde, flotando sin vida - ¿por que lo hizo? ¿por que el humano ahogo a mis bebes?

Hace más de 3 años

1

5
carlos1983
Rango9 Nivel 40
hace 10 meses

Joder, que dura es tú historia. Pero la realidad no es muy diferente.


#9

Aquel hombre me enamoro,
Aquel hombre me cuido,
Aquel hombre me beso y amo,
Aquel hombre me celó,
Aquel hombre me propuso matrimonio,
Aquel hombre me prohibió trabajar,
Aquel hombre es el padre de mis hijas,
Aquel hombre me llevo a vivir lejos de mis familia,
Aquel hombre me prohibió usar faldas,
Aquel hombre me revisa el celular,
Aquel hombre me grita sino le tengo la comida lista,
Aquel hombre me amenaza con quitarme a mis niñas sino le obedezco,
Aquel hombre me hace llorar todos los días,
Aquel hombre me obliga todas las noches,
Aquel hombre me golpea cuando está de mal humor,
Aquel hombre me dice que ya no sirvo para nada,
Aquel hombre me trae flores para disculparse,
Aquel hombre empezó a maltratar a mis niñas,
Aquel hombre golpeo a una y le grito a la otra,
Aquel Monstruo tiene que morir.

Hace más de 3 años

0

5
#10

El llamado a la policía llego en medio de una torrencial tormenta y aún que estábamos a siete cuadras del lugar, mis superiores no me dejaron salir con ningún móvil debido al granizo.
Pasaron tres horas y por más que seguía lloviendo en medio de la madrugada el granizo había cesado - no pude seguir aguantando - en cuanto nadie me vio, salí por la cochera y tome un patrullero para atender la denuncia - había algo que me tenia intranquila y no podía ignorarlo.
Al llegar al domicilio denunciado golpeé la puerta varias veces y no obtuve respuesta alguna, la casa solo permaneció en oscuras y en silencio, casi paresia vacía pero note algo dentro - no sabría decir bien que fue - y decidí intentar entrar por el patio - la lluvia ahora era llovizna - por suerte la pared que cerraba el terreno resulto relativamente baja y pude saltarla con poca dificultad. El patio no era grande y el hecho de que guardaran chatarra lo empequeñecía más, camine con cuidado pero ni aun así pude evitar tropezar - maldita llovizna que me impedía ver mejor - mire hacia abajo y vi la causa de mi tropiezo, una cadena gruesa que atravesaba el patio - ¿un perro, tal vez? - lo creí improbable debido a que ladran ni bien se acerca cualquier extraño, ¿que seria entonces? - diez pasos me dieron una respuesta.
Allí estaba, el por qué de la denuncia, de mi mal presentimiento, de mi caída con aquella gruesa cadena; La mire horrorizada sin poder creer lo que veía, no debía de tener más de cuatro años, desnuda, desnutrida y con un collar de perros al cuello que la unía a la cadena, cadena que se había enredado entre la chatarra y no le permitió llegar a donde pudiera refugiarse de la tormenta, de la piedra que estuvo cayendo por más de dos horas.
El agua ya había lavado su sangre dejándola blanca, en la misma posición en la que se gesto por nueve meses, en ésa posición la encontré, sin vida aquella tormentosa madrugada.

Hace más de 3 años

0

4
#11

Amo las noches de tormenta, por que esas noche duermo sin miedo.
Esas son las noches en las que no escucho llegar a papá - por que muchas veces no llega.
Esas son las noches en las que mamá no llora, ni grita y así como yo, cuando papá no llega a casa por culpa de la lluvia, mamá también duerme sin miedo.
Son las noches en las que no tengo que cerrar mi puerta con llave, ni esconderme debajo de la cama por miedo a papá.
Mañana mamá va a sonreír y esperarme con el desayuno listo, quizás hasta me despierte con un beso sí esta noche llueve y papá no llega a casa.
Ojala lloviera todos los días.

Hace más de 3 años

0

3
#12

La semana pasada mi padre me preguntó que deseo como regalo de 15 y no pude evitar gritar en mi cabeza:
¡Quiero morir, abandonar éste cuerpo y dejar de existir!
Creo que estoy embarazada, el periodo no me a bajado en dos meses y tengo miedo, tengo hambre y no tengo la plata.
Hoy me espera otra ronda de golpes por parte de Jorge - mi padre - ¿sera de él éste niño o de alguno de los clientes?

Hace más de 2 años

0

4
#13

Era un día peculiarmente caluroso y todo mundo estaba irritado, las puteadas y bocinas completaban el ambiente. La frontera en esta época del año es tediosa de cruzar y a nadie le gusta pasar por los controles, incluso Sansón ladraba fastidiado por tanto ruido. Eramos pocos policías y demasiados autos en filas a simple vista interminables.
De repente como si se tratase de un espejismo, veo a lo lejos a una mujer correr entre los autos hacia nosotros ¿que habría pasado?¿otra descompensanción? el día se volvía aún más pesado.
Con sus ultimas fuerzas llegó hasta dónde nosotros y sin aliento, nos recibió un sorbo de agua y muy desesperada con ojos rojos por lagrimas nos pidió ayuda.
Su hijo había sido secuestrado en plena vía pública hacia un poco más de una hora y la camioneta que se lo había llevado se venia acercando por el tercer carril, ella misma había confirmado a su pequeño dormido en el asiento del pasajero.
La camioneta se volvió nuestra prioridad y junto a 2 de mis compañeros y Sansón nos dirigimos directo a ella, el conductor al vernos tan cerca intento huir pero no lo logro, Sansón ladraba insistentemente al niño aparentemente dormido pero que no se movía - su cuerpo estaba helado - llamamos a una ambulancia.
Todos nos horrorizamos cuando nos enteramos que el cuerpo del pobre niño de apenas cuatro años estaba siendo usado como mula, sus órganos habían sido quitados y en su lugar lo llenaron con paquetes de cocaína. Sansón lo sabia.

Hace más de 2 años

0

4
#14

Joseph Stalin Gobernaba la unión soviética con mano dura y la hambruna devastaba al pueblo ucraniano, había mucha escasez de comida en ucrania en parte por los estragos de la guerra y también por las políticas agrarias impuestas por Stalin.
Llevó a cabo la colectivización de las explotaciones ucranianas requisando todas las tierras y el ganado privados, bajo el estandarte del colectivismos, Stalin obligo a los pequeños productores mediante un aumento en las cuotas de producción de comida, a entregar sus cosechas al estado para ser distribuidas a nivel nacional, aumento ésta cuota en varias ocasiones hasta que no quedó comida para los ucranianos.
La policía secreta aterrorizó a la población haciendo inspecciones aleatorias de las pertenencias personales y requisando toda la comida que encontraran, ahora considerada sagrada propiedad del Estado. Cualquier ladrón de comida del Estado o bien era ajusticiado inmediatamente o era enviado por lo menos por diez años a los Gulag.
Hubo brotes de canibalismo por el solo hecho de que la gente se moría de hambre, las noticias sobre el canibalismo se volvieron tan frecuentes que pasaron a ser parte de la cultura popular.
Una historia típica de canibalismo familiar era "han arrestado a mi tía por que invito a cenar a un amigo y encontró yemas de dedos en la sopa"
La madre de Andre le contaba un macabro cuento sobre algo horrible que ocurrió antes de que naciera, a menudo le decía que a su hermano mayor lo habían comido en los tiempos de hambruna y seguido a esto le decía - no salgas a jugar de noche por que te van a comer como a tu hermano.

Hace más de 2 años

2

3

#15

La mañana de verano prometía mucho calor y la cansada abuela, se despertó temprano, ya incomoda de tanto estar en la cama y prefirió encargarse del desayuno antes que el resto de los nietos a su cuidado se despertaran también.
Al dirigirse al baño, noto la habitación de la mayor - una adolescente de 16 años - vacía y con la cama intacta. mientras que la de cuatro y el de ocho dormían sin interrupción.
Al momento de la pava silbaba avisando que el agua en su interior estaba lista, la más pequeña caminaba medio dormida, frotándose los ojos en busca de su abuela, el hambre la había levantado.
La abuela entrego a la niña una mamadera lista y en su espera, mientras tanto ella se preparaba unas tostadas y su café matutino pero no pudo terminar antes que la pequeña, que ya, satisfecha y bien despierta fue directo a pedir permiso para salir a jugar al patio.
Aquel pedido solo le dio a la abuela menos de cinco minutos para terminar su café, debido a que la pequeña muy entusiasmada volvió corriendo pidiéndole a su abuela que le bajara la gran muñeca que estaba colgada del árbol para poder jugar con ella, lentamente la mujer se levanto y salio al patio tironeada por la pequeña que gritaba
- ¡Ahí abuela, ahí!
La anciana miraba el árbol en busca de la muñeca pero para su horror luego de estar fijando la vista desde la puerta, logro ver un cuerpo colgando de unas de las ramas con una soga atada al cuello, trago saliva y pidió a la pequeña la esperara ahí para ver la muñeca de cerca, con cada paso que daba la anciana aumentaba su preocupación, por suerte colgaba de espaldas a la casa - pensó para ella - y al rodear el cuerpo, vio un rostro morado casi negro, hinchado y con la lengua colgándole hasta el hombro pero aún así con toda ésa desfiguración para su pesar se trataba de su nieta mayo.
Entre sus ropas se encontró una carta donde se despedía y disculpaba de su madre, abuela y hermanos, por tomar esa decisión pero ya no aguantaba estar cerca de su padre después de todo lo que le había hecho por tantos años.

Hace alrededor de 2 años

0

1
#16

La noche muy calurosa se acercaba al amanecer, La ingesta excesiva de alcohol en un estomago vacío la habían hecho vomitar dos veces, mareada y perdida, sus amigos de jerga con mucho más aguante prefirieron despacharla rumbo a su casa para no tener que cuidarla y que les arruinara la fiesta after, pues a nadie le gusta andar cuidando borrachos.
-¡La noche es joven! - grito su mejor amiga y saco una selfie juntas, mañana serviría para burlarse de su mal estado y de lo poco que había aguantado.
Alzo la mano, un auto freno y entre tres subieron a la desorientada chica al auto, entre risas y gritos le dieron la dirección y dinero al conductor, sonrió complacido y desde su seguro cerro las puertas de todo el auto, antes de arrancar la chica miro a sus amigos desde dentro con mirada suplicante, el ruido del auto cerrándose la asusto, pero carecía de fuerzas para hacer algo al respecto.
Sus amigos simplemente la saludaron al verla por la ventana, pero en realidad no la estaban mirando, nadie reparo pues en su mirada de miedo y la suplica evidente en ellos, nadie reparo que el auto no llevaba placa de remisero, solo una pegatina al costado que decía taxi, nadie reparo que el auto tomo en dirección opuesta a la dirección señalada y nadie quiso acompañar a su "amiga" hasta casa.
Los únicos ojos que la veían con atención eran los que se reflejaban en el espejo retrovisor, y fueron los últimos ojos que ella volvería a ver.