OliviaWarlocks_91
Rango10 Nivel 46 (4669 ptos) | Fichaje editorial
#1

Se dice que durante la creación, Dios lanzó un poderoso rayo para separar al hombre de los animales, pero en el instante en que se abría el abismo, el perro tomó carrera y empujado por una enigmática fuerza interior, dio un tremendo salto para atravesar el abismo y quedar al lado del hombre para siempre.

Hace alrededor de 4 años Compartir:

8

53
casandra
Rango13 Nivel 64
hace alrededor de 4 años

qué bonito!!

OliviaWarlocks_91
Rango10 Nivel 46
hace alrededor de 4 años

Muchas Gracias @TheStrangeGrayBoy !!. Que el texto te haya recordado a tu perra, es una palmadita en el hombro para continuar escribiendo, gracias!!

AngelMagat
Rango18 Nivel 85
hace alrededor de 4 años

Me recordó tu escrito un poco a Monterroso.
Enhorabuena, tienes mucha imaginación.

Manvel
Rango5 Nivel 20
hace casi 4 años

Muchas gracias por dejarnos leerte!


#2

También dice la Antigua Leyenda del Norte, que Dios, al momento de la creación, llamó a la Naturaleza para que se hiciera cargo de algunas cuestiones.
Es por eso que, según esta leyenda, desde el amanecer del mundo, la Naturaleza viva mezclada en todas las cosas.
Entonces, ahora sí tiene sentido que el amor nazca como nace la cría del panda: ciego y de color rosa.

Hace alrededor de 4 años

0

14
#3

Esta milenaria leyenda también sostiene que antes de la creación del hombre, la Naturaleza llamó a repartir las tareas de sus integrantes.
El encargado de hacerlo era el Búho, eterno sabio, que en su primer entrevista llamó al gato.
Le dijo que iba ser el encargado de acompañar las almas de sus dueños una vez que mueran. Por eso tendría la capacidad de saltar los abismo que separan los mundos del más acá con el del más allá.
-¡¿Cómo?!
-Ya oíste. Tu trabajo será saltar de mundo en mundo.
-Pero no me alcanzará la vida para hacer semejante tarea.
-Por eso tendrás siete.

Hace alrededor de 4 años

0

6
#4

El segundo animal en pasar con el búho fue una larva.
El caballo se enojó un poco porque dijo que a él le correspondía pasar. El perro le ladró de atrás, él también se consideraba apto para ser segundo. La vaca, el tucán y el cerdo también pegaron el grito en el cielo.
Pero fue una diminuta, lenta y desagradable larva la que se entrevistó en segundo lugar.
Tú serás de vital importancia - le dijo el búho.
-¿Eh? ¿Que podré hacer yo, tan pequeña e insignificante?
-Querida larva, tú no siempre serás así. Tendrás la capacidad de transformarte. De cambiar de forma. De mejorarte. De superarte.
-¿Como dices?
-Serás ejemplo para muchas personas, ya que se fijarán como haces para luego de varias mutaciones convertirte en un bello y maravilloso insecto.
Tu metamorfosis resultará de abrigarte en un capullo y explotar de la vida de larva a la vida de mariposa. Te vestirás con exquisitos y brillantes colores. Además podrás volar hacía donde tus alas te lleven.
-¿Me dices que tendré alas? ¿Que seré bella? ¿Que renaceré?
-Sí mi querida amiga, pero no sin antes esforzarte para hacerlo.