Julian_Reva
Rango12 Nivel 56 (10246 ptos) | Ensayista de éxito
#1

.

Todo empieza con un punto, a veces es suspenso, otras es un sólo continuará. Qué triste es cuando se trata de un final; se nos desprecia el arranque, la bala del arma que nos indica que ya podemos correr, y toda nuestra maravillosa historia cesa, se pudre y quema y cae lenta, hasta que de ella sólo queda una ceniza...el punto final

.

Hace casi 4 años Compartir:

0

19
#2

La vi, tan apacible y calmada, tan perfecta y divina. Tan apacible y calmada la vi que no pensé siquiera en molestarla para despedirme, pero sin duda quería llevarme una parte de ella. Pensé en un brazo o la lengua (obviamente en retórica y figurada, ya que nunca me atrevería a tocarla ni siquiera para penetrar en su templo, en su apaciguado sacro templo).

Así que tomé una cámara robada y disparé. Después tomé la foto y me retiré del apartamento.


#3

Por alguna extraña razón mi corazón latía más de lo normal y aquello no me gustaba para nada. Golpeaba tan fuerte que por momentos creía que iba a salir e impactarse en alguien, entonces fue cuando me vi rodeado de gente en la calle y me empecé a preguntar "¿qué he hecho?".

No me importa nada, pues sólo su foto llevo conmigo, manchada mas plasmada para siempre entre mis memorias con aquella imagen. No sé quién es o fue, ni por qué está conmigo pero he notado que se halla muerta y tal vez tenga que volver.

Sí, "¿qué he hecho?" es lo mejor que podría preguntarme.


#4

No me había agitado tanto desde hace tiempo, inclusive podría decirse que el aire se me había fugado para siempre de los pulmones y me estaba ahogando en ese preciso momento. Intentaba contener la calma dentro de mí, pero era inevitable querer gritar al verla muerta, por lo que me volteé y grité al hombre frente a mí.

Lo maldije tanto que la garganta se me secó y los ojos por poco me estallan. La rabia era tal que de un sólo golpe lo maté; cayó en miles de pedazos desplomado ante mí. Sí, en verdad gané mas aun así me dejó la mano ensangrentada.

Debo dejar de romper espejos o dejaré de tener la suerte que he llevado hasta ahora con cadáveres y mujeres.

#5

Vagaba por las calles como un ciego, a tientas y queriendo que la tierra me tragara. Quería reír, quería llorar, quería gritarle al mundo el monstruo que soy; que vieran lo asombroso que soy y huyeran de mí despavoridos. Pero no podía.

Me limitaba a ver todo a través de los cristales de mis lentes, a través de cristales que me protegían, detrás de la ventana, a salvo del mundo y el mundo a salvo de mí. Traje conmigo las fotos al sótano y me encerré toda la noche en mi ritual personal: revelé todas y las colgué en pasarela, las aprecié por largo rato mientras escurrían las gotas de vida de aquella mujer.

Era una foto muy bella. Estaba húmeda, caliente y bien retratada. Inclusive ante las luces aquellas que hacían ver todo negro se veía perfecta y calmada. La besé y decidí colgarla en la pared del sótano; luego volví a ver las fotos y me alejé de ella. Su cuerpo es mi obra maestra.

Hace más de 3 años

0

1
#6

No podía continuar pensando en ella; tenerla retratada y encerrada allá abajo, muerta y llena de tinta me palidecía y a su vez me excitaba. Tenía que volver a las calles y ocupar mi mente de algo más, de algo que me hiciera recordar qué es ser humano.

Tomé mi abrigo y me dispuse a salir, pero lo que hizo que me quedará un poco más fue no hallar las llaves que siempre guardo en el abrigo. No podía dejar la puerta abierta y sin seguro. ¿Y si alguien entra? ¿Y si alguien me roba? ¡¿Si alguien descubre mi macabro secreto?! Sería el fin, pensé, así que por ello tuve que quedarme a vigilar la puerta toda la noche. A la mañana siguiente estaba tan somnoliento que a duras penas podía mantenerme en pie.

Olvidé toda preocupación y bajé de nueva cuenta, me acurruqué a su lado y dejé que mi vaho se impregnara con su perfume bajo su piel y dormí como nunca. Lo hice por tanto tiempo que inclusive las cucarachas empezaron a comernos, pero nos comieron juntos. Hasta que desperté y vi que ella ya no estaba junto a mí, fue entonces que empecé a preocuparme si estaba cuerdo o había sido sólo un sueño.

Hace más de 3 años

0

1