Jezabel
Rango7 Nivel 31 (1671 ptos) | Autor novel
#1

La doncella despertó sobre el tejado de una antigua torre ridículamente alta, el crepúsculo ya se había apoderado del mundo, de repente las nubes dieron paso a la luz de luna y un joven de rasgos afeminados se hizo visible, su larga cabellera plateada ondeaba brevemente a causa del viento, portaba un sombrero de copa que hacia juego con sus anacrónicas prendas del siglo XIX -señorita, ¿bailaría conmigo la canción de la noche?- pregunto el y antes de que ella pudiera pensar siquiera en negarse ya le habían sometido, sus manos se entrelazaron mientras los cuerpos se movían acorde a una silenciosa canción, cada vez mas íntimos, sus finos dedos descubrieron el suave cuello de la damisela haciendo a un lado aquel collar de oro en tanto que su sensual boca besaba sobre la pálida piel femenina, esta fina capa pronto fue deshecha y emano el embriagante néctar carmesí, tras calmar su sed con varios sorbos del mismo, la joven deseo conocer la identidad del extraño junto al motivo del ataque, mas este solo respondió -Alicia, en mis no cumpleaños solo bebo te, es justo que hoy me deleite un poco mas ¿no?

Hace alrededor de 4 años Compartir:

2

18
Turquoise_Vixen
Rango7 Nivel 33
hace casi 4 años

Sácame de una duda, cuando escribes: "emano el embriagante néctar carmesí", te refieres a la sangre, ¿Cierto? En pocas palabras, ¿Bebió sangre del cuello de la joven?


#2

Las calles de Moskov se encontraban azotadas por el sol, el joven de piel morena que cargaba un estuche de guitarra se abrió paso a través de la ciudad hasta ingresar en un extraño bar sin nombre.
El encargado de la barra hizo un ademan de saludo mientras el sujeto procedió a sentarse en una de las muchas sillas vacías, -"veo que esta tan lleno como siempre, debo felicitarte por mantener el grandioso numero de UN cliente habitual"- fue lo que dijo el muchacho mientras encendía un cigarro, -"es usted el que me espanta la clientela, nadie quiere estar cerca de un delincuente... "- luego de estas palabras del barman, el joven le lanzo una gélida mirada que duro solo un segundo, sin embargo pronto esbozo una sonrisa amable -"¿que tiene de malo?, hasta donde se en esta ciudad se acostumbraba a recibir narcotraficantes con honores, sabes muy bien que ellos eran artífices de actos mucho peores que los míos y si lo ves desde cierto punto de vista... le hago un favor a este mundo, ahora trae algo de beber, estoy muerto de sed..."- sin atreverse a responder, el cantinero puso un vaso de sidra sobre la mesa, este a través de la tarde se convirtió en diez, el crepúsculo se arrastro por encima de la ciudad y aquel par de individuos continuaron solos en el establecimiento, -"ya se hace tarde y no ha venido nadie, pobre hombre, de no ser por mi estaría en la ruina total" dijo el muchacho para si mismo mientras continuaba bebiendo, dejo dinero sobre la mesa, era mas del que demandaba su consumo y se marcho, mientras caminaba por la calles se percato de la presencia de un individuo con ropas elegantes, de manera ansiosa se dispuso a seguirle de cerca y adivino que se dirigía hacia el callejón, a cada paso se sentía excitado y no podía comprender el por que de tal estado, presuroso desenfundo su cuchillo lanzando un feroz tajo a su presa, lo que sucedió fue totalmente inesperado, el filo de una navaja estaba contra su propio cuello, se percato al instante... no había querido detener su tajo, el extraño le ataco con intención de matarlo pero se detuvo cuando noto su arma, por la velocidad de su ataque intuyo que no podría asesinarlo en una pelea, el miedo se apodero de el hasta que el sujeto de traje elegante abrió la boca "vaya, hola señor asesino, no debería intentar cortar a las personas, aunque a decir verdad no tengo derecho a juzgarlo, que tal si vamos por una copa, ¿no le parece?", ambos enfundaron sus cuchillos y salieron caminando de regreso al bar, el muchacho de piel morena examino a quien intento asesinar hace unos minutos, vestido negro con un largo sombrero de copa, su largo cabello plateado se movía con la leve brisa moskovita, "¿como te llamas señor asesino?" dijo el del sombrero, "no hay necesidad de responder, no le daría mi nombre a quien tenia un cuchillo contra mi cuello hace poco", respondió el del estuche de guitarra "es verdad, tampoco debería darte mi nombre pero si gustas puedes llamarme SOMBRERERO LOCO y tu seguirás siendo el SEÑOR ASESINO" dijo dulcemente mientras abría la puerta del bar, el barman se mostró sorprendido al ver entrar a su habitual cliente con un acompañante, tomaron lugar en una apartada mesa, se acerco preguntando si deseaban algo de beber "tráeme una botella de sidra" dijo el de piel morena, cuando el dueño del bar pregunto al otro joven, este respondió "hoy no es mi cumpleaños, por favor algo de te", el cantinero estuvo a punto de contestar que eso era un bar y por lo tanto no tenia existencias de su pedido, sin embargo la fría mirada de su habitual cliente le hizo saber que se trataba de alguien peligroso "muy bien, espere un poco" rápidamente se lanzo a la ciudad en busca de te, aun así no pudo encontrar tal producto en la ciudad, cuando abandono toda esperanza una mujer se detuvo junto a el dejando ver una caja cuya etiqueta delataba contener el objeto de aquella búsqueda nocturna, -"necesitas esto cierto, adelante tómalo, es mejor no hacerlo esperar... por cierto, en la cajita hay algo mas que te, dale lo que encuentres a aquel chico moreno, lamento no poder darte explicaciones pero no tienes mucho tiempo, cuídate" luego de estas palabras ella se esfumo, sin tiempo de pensar el cantinero volvió a su local sin pasar por el lugar donde se encontraban sus clientes y preparo el esperado pedido, lo sirvió y se dispuso a llevarlo hacia sus silenciosos clientes, extrañamente el del cabello de plata se había marchado, al mirar al joven de la guitarra se dio cuenta de que este estaba temblando y con la mirada perdida, el cantinero pregunto que había sucedido y escucho la respuesta del muchacho.. "el diablo, ese hombre es el diablo".

#3

El estudiante de letras se hallaba distraído sobre su mesa, la misma sobre la que descansaba aquel viejo libro de poemas obsequiado por su hermano mayor hace tiempo y cuyo autor no era otro que Arthur Rimbaud, ahí se encontraba subrayada la frase "YO ES OTRO" y el estudiante la miraba estupefacto como si intentase definirse a si mismo a través de la misma, -si yo soy otro, ¿quien es yo?, no, incluso si yo fuera yo, el otro no dejaría de serlo y si ese es el caso, ¿hay algún otro que no sea yo?, incluso es posible decir que yo necesito ser el otro para poder existir, yo necesito percibir a un otro para que este exista y a la vez yo necesito ser percibido por el otro con el objeto de probar mi existencia, el "observador" y el "observado" es a fin de cuentas una relación simbiotica en la que se basa el hecho mismo de la existencia, tanto así que si yo o el otro desaparece se anula la existencia del superviviente, incorrecto, jamas habría existido un superviviente, una muerte perfecta, desaparecer de la memoria del mundo no es dejar de existir, es nunca haberlo hecho- su profunda meditación fue interrumpida por el ruido de una conversación ajena, dos chicas jóvenes mantenían el radio encendido y se oía la noticia del asesinato de una joven y la detención de un par de hombres sospechosos del mismo, al parecer la victima era una mujer joven que fue desangrada en la noche del 29 de febrero y su cuerpo ha sido encontrado en el bloque de apartamentos que lleva por nombre "una torre ridículamente alta", los acusados fueron descritos como un joven de piel morena de unos 20 años de edad, el otro era un hombre maduro que regentaba un bar en la ciudad de Moskov, la policía los encentro en la propiedad del segundo acusado y un collar dorado manchado de sangre fue hallado en una caja de te, atónito observo lo sucedido y se percato de que en aquella noche maldita el mismo había caminado hacia el infierno y había visto de cara al demonio.

#4

El asqueroso café se deslizo por la boca del abogado mientras revisaba los archivos referentes a su nuevo caso, -¡aquí no hay nada!- dijo en voz alta para si mismo en tanto se abrigaba y dejaba su despacho.
En el centro de detención habían reunido a un considerable numero de sospechosos, el inspector acariciaba su bigote mientras observaba los expedientes de cada uno de los reos, estaba algo confuso respecto a los testimonios de unos cuantos detenidos, escucho el sonido de pasos acercándose hacia la puerta la cual finalmente se abrió dejando ver a un par de hombres, uno de estos era un joven moreno de rasgos joviales en tanto el otro tenia un semblante mas maduro y serio, se trataba de un guardia mas joven y el abogado que se haría cargo de aquel caso que tanto revuelo había despertado a las autoridades ganándose el sobrenombre de "el beso carmesí", el joven guardia pronto les dejo solos, -por favor tome asiento y dígame que opina al respecto- decía el inspector mientras ponía el expediente sobre la mesa, el abogado sin detenerse a responder leía cada palabra del texto.
*En la noche del 29 de febrero del 20xx una mujer anónima fue encontrada muerta a las 03:00 horas en "el laberinto de las rosas rojas" un club frecuentado por la acomodada clase moskovita, según la autopsia realizada, la causa de la muerte se produjo por un veneno desconocido y restos del mismo fueron hallados en sus labios, según los testimonios de otros clientes, un joven fue visto acompañando a la victima y en ultimas instancias aseguran haber presenciado un beso entre este sujeto y la fallecida justo antes de que el primero abandonase el establecimiento, basándonos en los interrogatorios, los testigos declararon que el sospechosos portaba un sombrero de copa negro, un corbatín antiguo que hacia juego con su gabán carmesí, de momento es toda la información de la que disponemos.*. El abogado dirigió una mirada que exigía respuestas hacia el inspector y este le respondió con un gesto de satisfacción, era obvio que ambos se habían dado cuenta de algo, mientras acariciaba su bigote, veía al abogado extraer un par de documentos de su maletín, -este informe encaja perfectamente con la declaración de mis clientes, el joven alto de cabello blanco que llevaba un sombrero de copa, pero... como es posible-... dijo aquel hombre de leyes mientras el anciano inspector continuo la frase -aquellos homicidios fueron cometidos al mismo tiempo, por la misma persona en dos lugares totalmente distantes, aun si realmente son culpables ellos deben saber algo sobre ese enigmático personaje, hice bien en pedirte que llevaras el caso, hijo mio-.

#5

La luna floreció de entre el jardín nocturno y la ciudad de Moskov acogió su brillo reminicente, la vieja torre de radio emitía sin parar el estruendoso concierto de una orquesta sin nombre y en la punta de esta bailaba aquel joven de blancos cabellos, -ah, si tan solo la nostalgia tuviera sentido de la ocasión ¿cuantas lagrimas no se habrían derramado en vano? ,ah, ahí estas mi amado príncipe de ojos negros, muy pronto haré que tu existencia tenga sentido una vez mas...- declamaba el sombrerero loco de manera teatral sin preocuparse de caer en el olvido.
Una triste dama nocturna se deleitaba a si misma escuchando aquellas melodías que inundaron la ciudad, sus rojos cabellos atraían a su presa, la fría noche Moskovita era agradable si estabas acompañado de una mujer como aquella y ella lo sabia, oh, lo sabia muy bien, pero por desgracia sus clientes no, y es que aquella hermosa meretriz también buscaba el calor de otro ser. Sin mas abrigo que las sensuales prendas que portaba su espíritu se enfrió y así, cansada dejo caer su infantil cuerpo en medio de la calle, su voluntad acabo por apagarse, su pálida piel se torno azul mientras aquellos ojos pardos se despedían de este mundo -¡morir cobijada por la luna en el frió crepúsculo de marzo mientras la ciudad te canta su réquiem!, debo admitirlo, si es la muerte a quien esperas esta te profesa un cariño singular al querer llevarte de manera tan sublime...- dijo un misterioso joven que deambulaba por allí, este se desprendió de su cálido abrigo y arropándola con el, acaricio sus mejillas, la miro, y ella solo vio aquellos profundos ojos tan oscuros como el azabache mas puro, luego fue atrapada por los brazos de Morfeo quien dejo aquella belleza a merced de un extraño.


#6

La dama de rojizos cabellos despertó en medio de un teatro, ocupando un asiento en la tercera fila observo a su alrededor, el lugar se encontraría vació si ella no se estuviese allí, sorpresivamente el telón se abrió descubriendo a un grupo de marionetas de madera que se encontraban inertes evidenciando hilos que eran demasiado gruesos, sin embargo una nube de niebla se extendió por el escenario, esta empezó a disiparse poco a poco y una figura emergió del borroso cuadro, una melodía inquietante se esparció por el ambiente mientras la extraña forma empezaba a danzar al ritmo de los acordes cada vez mas siniestros, la silueta se descubre paulatinamente hasta que la señorita advierte que se trata de una marioneta... sin hilos. El cascanueces se paro en seco y una voz inundo la sala -mi querida princesa, permitidme presentaros al grandioso amo del teatro, rey de las marionetas, el insigne... ¡PRÍNCIPE TITIRITERO!- tras esto el muñeco cayo de rodillas a la vez que el resto de la niebla se retira haciendo visible a un elegante trono ocupado por un andrino joven de un cabello tan negro como sus ojos, -oh, chambelán no son necesarios tantos halagos, solo soy director de la obra, no su protagonista- mirando con una maliciosa sonrisa al único publico presente, se puso de pie y avanzo unos cuantos pasos al frente posándose en el centro de la tarima, tomo a una de las muñecas mejor elaboradas, la levanto y la abrazo diciendo a su compañera de madera -oh, Gretta, ¿no es maravilloso?, por fin ha llegado la actriz principal- dejo caer la muñeca y tomo a otra en su lugar -Catalina, por fin podrás lucirte, estoy seguro que te veras hermosa, no se lo digas a Diego, ya sabes cuan celoso es- se acerco a otra marioneta sin soltar la anterior -Diego, Catalina cree que lucirás muy bien en la obra, yo también lo creo viejo amigo-, aquella meretriz se sintió asustada y aprovechando la distracción dispuso alejarse del extraño sujeto que le hablaba a sus piezas de madera inerte, no llego muy lejos, tras dar unos cuantos pasos noto que varios hilos sujetaban su pierna izquierda, el se acerco y le susurro dulcemente -perdona mi descuido, Gretta no suele limpiar demasiado, pero no importa convertiré este teatro en tu castillo, al fin y al cabo tu interpretaras a la princesa que asesinara al monstruo en que me he convertido- tras estas palabras diligentemente libero la pierna que la "princesa" tenia prisionera, la levanto y la llevo a la puerta enseñándole el camino hacia las calles de la ciudad monárquica de Arbirae -he puesto algo de tu fortuna en el abrigo que ahora llevas, pero ven a ensayar, eres la estrella después de todo y debes brillar, no lo olvides- luego de estas palabras el titiritero le dedico una amplia sonrisa a su estrella y se dio media vuelta, mientras ella se apresuro hacia la extraña ciudad en que había despertado, hubiera preguntado el por que se encontraba tan lejos de Moskov si el terror (o el encanto) de su anfitrión no le hubiesen paralizado el habla... de hecho noto que no había dicho una sola palabra desde que despertó, inexplicablemente... su voz se habia esfumando como la niebla que anteriormente oculto a ese enigmatico principe.

Jezabel
Rango7 Nivel 31
hace casi 4 años

Cuando tenga tiempo, muchas gracias por prestar atención al escrito

Turquoise_Vixen
Rango7 Nivel 33
hace casi 4 años

¿Donde queda Arbirae? Ya investigue pero no encontré nada. Y solo una sugerencia, creo que tu historia es muy buena. Quizá debas cambiar la imagen, así con seguridad conseguirías que muchos más la leyesen. Suerte.

Jezabel
Rango7 Nivel 31
hace casi 4 años

Es complicado, el cuento se desarrolla en la secada de 2080, y la globalización ha caído, las ciudades son estados independientes y dos de estas son Moskov y Arbirae, planeo escribir la historia introductoria prono y muchísimas gracias por tu apoyo.

Turquoise_Vixen
Rango7 Nivel 33
hace casi 4 años

Pensé que existían, ya que Moskov para cualquiera es Moscú. Esperaré con ansias el nuevo capítulo o nueva caja. ;)

Jezabel
Rango7 Nivel 31
hace casi 4 años

de hecho el nombre Moskov lo tome por un tipo de suelo bastante frágil, la moskovita y eso simboliza Moskov, algo "frágil"


#7

"Un dios ebrio salio a dar un paseo, en su paseo encontró una bella flor, el dios ebrio arranco la flor y paso diez años contemplándola... hasta que se dio cuenta que esta se había marchitado, entonces la lanzo a las llamas y siguió con su camino... mientras la marchita flor se consume gracias a su belleza maldita, esa querido lector es la historia de Moskov".
El estudiante de letras se hallaba ensimismado a causa de este texto, sin pronunciar palabra se dirigió a la biblioteca que su academia había abierto recientemente, allí busco de manera un tanto obsesiva datos sobre la fundación de la ciudad, a decir verdad nunca se había preguntado mucho por la historia del lugar en el que vivía, los colegios y universidades no daban demasiada importancia a este tema y la versión "oficial" para los curiosos contaba como tras una gran guerra que redujo la población humana drastícamente muchos supervivientes se asentaron en el hemisferio norte del globo, tras construir pequeñas aldeas que mas tarde se unieron bajo una bandera que en el año de 2065 dio lugar a la ciudad estado de Moskov, este nombre fue decidido por que la placa superior de tierra en que fue fundada consistía en moscovita, esta frágil capa de tierra pronto fue reemplazada por sólidos cimientos dejando solo el centro de la ciudad como una reserva aislada del cambio, conservando así el extraño suelo y en mitad de este apartado se hallaba desde entonces una flor de piedra esculpida con una leyenda que el estudiante de letras llegaría a conocer y cuyo propósito nunca fue esclarecido.
Decidido a profundizar mas, repaso los documentos que la biblioteca pudo ofrecerle, inesperadamente hallo algo útil en un pedazo carcomido de pergamino, vio por fin algo diferente a la usual historia de la ciudad, "cuando el mundo ardió por culpa del hombre, un dios de blancos cabellos y ojos tan negros como la noche levanto un lugar para los olvidados, para quienes no tenían nada mas que el deseo de vivir, mas al ver la decadencia humana que corrompía su creación despaparecio, su obra fue entonces devorada por las llamas de la ambición y su único legado es la promesa de un mañana hecho de piedra", el estudiante de letras tomo aquel pedazo de papel y con pasos firmes se dirigió hacia la ciudad vecina de Arbirae, pues sabia claramente que algo terrible estaba a punto de ocurrir.

#8

"Muchas personas dicen querer el bien del pueblo pero ¿realmente el pueblo merece misericordia?, siendo francos la gente esta compuesta de malas personas, hombres que maltratan a sus esposas e hijas se consideran buenos cristianos, mujeres que apenas presta atención en sus hogares aun cuando están allí todo el día... no son casos aislados, no somos "los buenos", quizá los malos gobiernos son solo el resultado de nuestra hipocresía y son el castigo perfecto, es natural que un mal pueblo tenga malos dirigentes... ¿realmente merecemos un mundo mejor?" escribió un joven de plateado cabello que se hallaba en su vagón privado, el tren hacia Arbirae avanzaba a través de un hermoso valle y un hombre alto vestido con un elegante traje marrón se paro detrás de el -señor... pronto conseguiremos reunirnos con su hermano... ¿cree usted que no apuntara un arma hacia usted en cuanto lo vea?- menciono el hombre alto, el joven lo miro con dulzura y respondió -¿sabes por que se que mi hermano me ayudara a lanzar Arbirae hacia las llamas al igual que padre lo hizo con Moskov hace tanto, tanto tiempo?- el hombre de marrón negó con la cabeza -es por que tanto el como yo, queremos besar los labios de una mujer en particular, ¿no sabes que solo son dignos de amor aquellos capaces de romper el mundo por ver la sonrisa de a quien aman?-.

Turquoise_Vixen
Rango7 Nivel 33
hace casi 4 años

¿Destruirán Arbirae solo por el amor de una mujer o mejor dicho solo por un beso?

Jezabel
Rango7 Nivel 31
hace casi 4 años

por supuesto, ¿si la persona que amas te pide destruir una ciudad por un beso te negarías?

Jezabel
Rango7 Nivel 31
hace casi 4 años

no es necesario venderse por tan poco, destruir una ciudad toma tiempo y es complicado, eso vale un beso al menos

Jezabel
Rango7 Nivel 31
hace casi 4 años

es como un beso robado, no sabes si es correspondido pero quieres hacerlo por que el amor que sientes es tuyo y quieres que la otra persona sea consciente de eso


#9

El joven de piel morena se encontraba en su celda aparentando dormir, la puerta se abrió y el abogado dio un paso dentro -el "diablo" te espera en Arbirae" fue lo único que pronuncio antes de volver a salir dejando la puerta abierta, como si nada se abrió paso por la estación en la que se hallaba recluido, un automóvil negro lo esperaba en la entrada, un hombre anciano diligentemente abrió la puerta trasera invitándole a entrar y una vez en el vehículo, allí una extraña mujer que jamas había visto le entrego un anticuado revolver de percusión cargado, antes de poder formular una pregunta la extraña le dijo -te dejaremos en la estación de trenes, te llevan varios días de ventaja, si quieres evitar algo verdaderamente terrible asesina a los vástagos del demonio que pronto van a reunirse en un antiguo teatro abandonado... pregunta por Gretta-, en silencio el joven de piel oscura guardo aquel instrumento de muerte y a pesar de tener muchas preguntas sabia que ese tipo de gente no era de las que las contestaría, solo sabia que esa gente le había liberado otorgándole la oportunidad de asesinar a la serpiente que conoció en aquella noche cerca de un bar...
Un hombre anciano en algún lugar de Arbirae sonreía con melancolía, miro la flor que tenia en la mano y tras observarla un poco opto por lanzarla hacia la fogata que un vagabundo había encendido, hecho esto se dispuso a dejar la ciudad consciente del horror que se avecinaba.

#10

-Un viejo teatro, una noche carente de luna y mucha sangre por derramar- fue lo que dijo el joven de cabellos negros, una mujer de cabello rojizo le abrazo por la espalda fuertemente, ella suspiro y conteniendo la vergüenza por fin hablo hablo -¿la amabas demasiado verdad? ¿no tienes miedo de lo que te haga tu hermano?- el se giro y la miro cariñosamente, con un leve gesto de cabeza asintió y le dio un beso lleno de ternura, tras separar sus labios finalmente dijo -la ame demasiado, pero ten presente que los únicos labios que busco ahora son los tuyos, ¿crees que me doblegaría ante alguien incapaz de aceptar que los ángeles mueren? es irónico que los hijos del demonio se enamoren de los celestiales, pero hace poco estaba posando mis labios en los tuyos, así que soy tan culpable como el, en fin, deberías marcharte, dos cabezas y un cuerno de la bestia se reunirán hoy aquí... te amo... Julieta- dicho esto ella aparto la mirada y salio del teatro sin mirarle, pues sabia que aquel demente se convirtió en el dueño de su alma y de mirarle una vez mas, no podría abandonarlo, posteriormente abandono la ciudad con la esperanza de volverla a ver y recordar como fue sometida... aunque esa historia es para otro momento.
Ambas agujas señalaban la media noche en el reloj del estudiante de letras, el teatro abrió sus puertas y tres personas entraron simultáneamente, un muchacho que miraba su reloj el cual fue elogiado por el ensombrerado de cabello plateado que portaba un bastón y tenia una mirada de alegría en sus ojos, por ultimo apareció un sujeto de piel morena el cual poso el cañón de un viejo revolver de percusión en la nuca del sombrerero. el anfitrión del teatro se poso en el escenario e iluminado por un reflector se dispuso a charlar -Bienvenido Caín, hermano mio, hace tiempo que tu presencia no me era concedida... ¿Loki?, cuanto tiempo, veo que aun continuas con tu pasión por las letras, has venido a saludar a tu tío, que considerado de tu parte, ah! y como olvidar a nuestro invitado, Leonardo ¿verdad?, has venido a cortar las cabezas de la bestia... muy bien, que empiece la función...

#11

El primero de abril un joven de dorados cabellos con un cigarro en la boca se paro frente a un teatro en llamas, el fuego atrajo a la tormenta que descargo su llanto sobre el ruinoso edificio, un hombre de piel morena emergió de este, mostrando quemaduras en su piel junto a manchas de sangre, se paro frente al fumador el cual le pregunto sobre los sucesos ocurridos en el teatro ,a lo que el herido solo respondió -de sus siete cabezas dos han sido arrancadas, pero ese pequeño cuerno ha de devorar el mundo- luego de esto, tomo su revolver de percusión y apuntándose a la frente tiro del gatillo, pero las cámaras estaban vacías, así que el joven rubio desenfundo su propia arma y se la dio -toma, esta esta cargada- diciendo esto se marcho mientras el sonido de un disparo adorno la noche.

#12

Un joven de piel morena llamado Leonardo despertó en una blanca habitación, un hombre de bata que tenia apariencia de medico le pregunto como se sentía, tras comprobar que podía moverse y estaba fuera de peligro el hombre de bata hizo pasar a una mujer con lentes, fue guiado por ella a una habitación en la que un joven de negros cabellos permanecía sedado, Leonardo cambio rápidamente su expresión y con una mueca de odio busco en vano aquel revolver de percusión...
-Tranquilo, lo necesitamos vivo, es hora de saber que esta ocurriendo realmente en Moskov y Arbirae-
Leonardo soltó un suspiro y solo respondió -como quiera-.
Un muchacho abrió sus negros ojos entreviendo una habitación cerrada, intento moverse pero noto las cadenas que le mantenían atado, allí un alto hombre rubio que había encendido un cigarrillo puso la punta ardiente del mismo en el cuello del muchacho para asegurarse de que estaba consciente. -perdón perdón, solo era un juego- dijo mientras miraba la leve herida que instantáneamente se había ido.
-es hora de que nos cuentes sobre el sombrerero loco, ¿no es así señor Fausto?-
tras estas palabras el prisionero miro al vació y declaro
-esta bien pero tengo varias condiciones, quiero que el asesino de mi hermano escuche mi historia, pues visto lo visto en el teatro... tiene mucho que ver con ella-

#13

-La verdad es ... que al igual que ustedes, no estoy enterado de todo lo que ocurre... solo soy el propietario de un viejo teatro, allí presento mis espectáculos de marionetas para mi mismo, esa cosa de cabellos incoloros es mi hermano mayor...- un sonido irrumpió el ambiente, el hombre de piel morena lanzo un grito lleno de odio -¡ERA! ya le he dado muerte- el recluso relator lanzo una sonrisa compasiva -es, a pesar de ver como descargaste un viejo revolver en su pecho, te puedo asegurar que continua con vida en alguna parte- la sala se ensombreció ante la declaración que el presidiario realizo.
-Caín es especial... no, algo que podría describir nuestra sangre seria la palabra... insana o diabólica, lo sabes verdad, has sido criado por ellos y te relataron la historia del dios malévolo que surgió tras el armagedón fundando una ciudad de demonios... , el rey pecador que tuvo siete hijos y nueve nietos afirmando que el décimo de estos traería la ruina eterna y bla bla bla...- un puño se estrello en el rostro del muchacho de negros cabellos, pues el muchacho de piel aceitunada respondió a la ofensa que le fue lanzada, -si me permites, continuare diciendo lo que quieren oír, se supone que soy uno de los hijos de aquel mítico ser, aquella historia tan fantástica es obra de los estados fundamentalistas controlados por los mesianos ya que en lo personal me considero escéptico frente a este tipo de cosas, al ser el menor de siete hermanos no conocí mucho al bastardo que tuve por padre, mi familia al parecer posee ciertas "cualidades" que, a mi modo de ver han de ser resultado de la evolución o algo así, nunca me he interesado mucho por mi pasado, sin embargo mi hermano mayor... es otra historia, es el típico sujeto que no supera a su primer amor, en fin he dicho todo lo que se, ahora me temo que debo marcharme...-
Un estridente sonido envolvió la sala, la puerta metálica fue derribada por un ejercito de soldados mecánicos vestidos como cascanueces, estos inmovilizaron a través de hilos a todos los presentes con excepciona del titiritero que escapo con la ayuda de sus fieles siervos y partiendo en busca de su princesa carmesí.

Hace más de 3 años

0

0