JanciBogar
Rango3 Nivel 11 (105 ptos) | Cuentacuentos freelance
#1

No sabía si por sus gafas o la distancia, pero intuía que su curiosidad no iba a quedar satisfecha.
Como siempre en aquel local, el ambiente era agradable. Temperatura justa, ruido apagado y tenue iluminación. Esa noche todo el mundo se había dado cita allí.
Lo separaban apenas cuatro mesas de la de ella y hacía rato que jugaba a observar, como solía. Esta vez parecía que estuviera observando a través de un vidrio translúcido. Volvió a intentarlo y cerró los ojos concentrándose en la risa, que era de lo poco que alcanzaba su mesa de manera diáfana. Nada. Las palabras que le llegaban, dichas con aquella tenue vocecilla, no daban para seguir su conversar. Frunció el ceño y entornó los ojos para aferrarse a la luz de los suyos, a su imagen, a la expresión de su rostro,… De nuevo nada. Más allá de cuestiones formales que tenían que ver con la silueta, el vestido, la compañía… solo veía en blanco. Solo tenía la frugalidad de su plato, la liviandad de su cuerpo y el eco de su risa abierta.
Limpió sus gafas dispuesto a seguir con su juego, no conformándose con perderse en meras especulaciones.

Hace más de 4 años Compartir:

0

3