Eled
Rango10 Nivel 48 (5496 ptos) | Fichaje editorial
#1

1.- Bala Pérdida

Sospeche en el momento que cayó que lo habían alcanzado. Irónicamente tropecé con el y en mis pies sentí su tragedia pasiva. El humo trabajaba en arder mis heridas. Caí a no mas de un metro y medio de el. Quizás más diagonal que horizontal, más al concreto que al asfalto. El siguiente impacto llego justo al borde de la acera y las esquirlas de concreto impactaron en mi, impulsandome a cambiar mi postura. Una tos plagada de saliva y sangre cortaba mi garganta junto aquél terrible zumbido en la parte interna de los oídos. Intenté poner mi cuerpo en pie, pero al verle algo se rompió. Trate de hablarle pero mi cuerpo no respondió como debía y en vez de articular alguna palabra comencé a llorar, ese llanto era un lío fragmentado. Allí estaba el. Con espasmos en su cuerpo, con sangre en su boca y en sus ojos miedo, mucho miedo realmente me siento cobarde al recordar lo que paso. Algún tiempo después, entendí que sus convulsiones solo eran reflejos de algo que ya no estaba. Que llore por sus ojos apagados y que mi madre sufriría al no colocar su plato en nuestra mesa.

Hace más de 3 años Compartir:

2

19
Ulises
Rango10 Nivel 45
hace más de 3 años

Bonito relato, pero ojo a las tildes diacríticas, y te has confundido, no es "en ves de", es "en vez de". Las faltas de ortografía restan valor a los relatos, y es una pena que eso le ocurra al tuyo. Revísalo y sigue escribiendo.

Eled
Rango10 Nivel 48
hace más de 3 años

Gracias, con mucho humildad acepto las correcciones. Es mi meta mejorar. Me alegra que te gustara. Y gracias por leerlo, saludos! @Ulises


#2

2.- Penas Silenciosas

Le penetra y su cara dibuja el gozo, el se entusiasma y le azota una fuerte nalgada. Ella muerde su labio mientras voltea los ojos dejando escapar en su aliento destellos de placer. El esta por venirse y ella lo sabe bien. Incrementa sus gemidos para depositarle más placer, mientras el se aferra a su cadera listo para dejarse caer, en los momentáneos y calientes brazos de aquel orgasmo programado. Escapa un quejido y deja salir una parte multiplicada de su ser, parte que cae en trampa de látex que aniquila las posibilidades de ceder. Ella mueve su cadera como degustando de su placer. El respira jadeante cuando se deja caer. Una mecánica se enciende, sin palabras, sin prisa pero sin retraso ambos visten a la vez. Salen de la habitación y detrás de ellos la 502 queda en el pasado. El le extiende dinero y ella lo toma sin pensar. Nadie dice nada cuando el elevador echa andar. Placer fingido, romance comprado y luego ganas de correr. Y así se dejan ir el uno al otro. Ella con un niño de dos años que la espera en un apartamento con el arriendo por vencer. El a una casa fría y vacía llena de fotos con recuerdos de su esposa e hija a quienes la vida se llevó antes de ser.

Hace más de 3 años

0

4
#3

3.- Golpes a Mamá

Lo ví moverse, lo ví levantar el puño. Escuché el golpe seco, juraría que un crujido lo acompañaba. Así como juro que me dolió verla caer. El mundo en momentos se torna oscuro, se convierte en algo árido y sin sabor, o tal vez si. Algo de sabor a metal oxidado, justo como el que creo sentir en mi boca agrietada. También nos sumerge en algo espeso y viscoso. Que nubla la vista y ahoga el oído. Escucho a lo lejos gritos de perdón junto a una maldición acompañada en exclamación. Y no lo entiendo, mis manos tiemblan al igual que mis pies. No se a donde moverme o si quiera se si moverse esta bien. No lo se de verdad no lo se. Solo se que estoy llorando, solo se que el la esta golpeando.

Hace más de 3 años

0

4
#4

4.- Corazón Fragmentado

Cálido, sutil y silenciosos caen pecados fragmentados. Así va él, así siente la lluvia. De los momentos perdidos, jamás llegamos a pensar que serán los amargos que nos dejarán días taciturnos y nublados. Pero allí está la verdad. Sus pies van sin rumbo, casi arrastrados. Sus manos tiemblan y quiere creer que es por la lluvia y el frío. Pero sabe que son los recuerdos jodiendo en su ser. Las luces de los postes y semáforos contemplan su agonía. El sonido de la lluvia en los tejados disimulan su llanto. Que maravilla sería filtrar el dolor acuñado en las venas. Que grato sería encontrar sentido en la traición, para pensar que no se tiene la culpa, para subyugar el recuerdo de sus besos en otra boca. Que el dolor sentidos por toda la humanidad, simplemente fuese algo más que una leyenda urbana. Pero la verdad es como la lluvia que lo golpea y su dolor es como la acera por donde camina.

Hace más de 3 años

0

2
#5

5.- Última Soledad

La silla cruje mientras se mese, han pasado ya muchos veranos desde que la compró. Piensa que mejor se verá un poco más a la orilla de la ventana. Pero en sus años cargados ya le cuesta andar.

- Quizás mañana lo haga.
Se dice a si mismo. En un intento de ánimo, auto cargado y flagelado en el porvenir.

Y que mas da ya lo que vendrá. No sabe como compartir en sus ojos muertos en vida, los relatos de su vida estrangulada en el ayer. Sus ochenta y dos ya avanzan más rápido que antier y su voz remota, hace ecos en paredes vacías. Nada está, nada quedo y nada hallará en el fin de la vida que el mismo decidió tener.

- Quizás si no...

Queda su frase sin terminar. Sabiendo que nada cambiará. Un vicio, una adicción, una sonata sin terminar. Así logró su vejez, así logró su final. En el tormento de la soledad que los tragos viejos de ron no supieron apagar.

Hace más de 3 años

0

3
#6

6.- Detrás de la Puerta

Se escuchan los gritos detrás de mi puerta. No hay manera jovial o descuidada, en donde mi sonrisa, colocada por hablar con mi mejor amiga sobre su nuevo novio, no desaparezca. Comienza mi respiración a elevarse y se planta la necesidad de mi inhalador para el asma que me aqueja. Relaciono la palabra puta que llega a través de la puerta, con una necesidad de él, por algo, no se que conseguido. Dejo ya mi celular de lado y solo pienso en lo que se aproxima. Como una tormenta caminando con pasos de rayos y relámpagos. Como el unísono de muchos dolientes. Así llega el momento cuando de nuevo mis padres comienzan a pelear. Dejando en cóncavo el mundo de años atrás. Donde mi risa proveniente de ellos alcanzaba para todo un día. No había infidelidades, no había cansancio. Era lo que hoy ya no es. ¿Y que pasa conmigo, cuando el mundo de mi niñez se desploma detrás de mi puerta? Solo el miedo me responde con certeza un melancólico y ahogado, no lo se.

Hace más de 3 años

0

2
#7

7.- Mal Hijo

Tu allí, en cama de cuatro paredes y techo de madera. Yo aquí, donde el barro creado por el aguacero hace resbalar un poco mis pies. Tu inerte desde hace ya unas veinte horas. Yo sufriendo desde hace un poco menos de seis. Las cosas hoy son lo que parecen. El lugar que busque por mundo, en el que me endeude de domingos a tu lado. Hoy trae recuerdos lejanos de brazos amorosos y bendiciones tuyas al salir por aquella puerta. Todo era menos complicado, cuando hacías de mi infancia una labor por amor. En cual resultado de tus besos incontrolados, de tus regaños justificados y de tu amor de madre desbordado. Que llegue a crear un mundo donde no estabas ya. Las noticias de ti me llegaban taciturnas, como llego la de tu muerte. Ahora aquí de pie, el arrepentimiento surca los mares de mi corazón, donde quedó solo, aquél niño que jugaba hacer tu chef de comidas quemadas. Y mi desesperada alma, ruega por las sonrisas de escarcha con las que me amabas. Triste historia a la cual coloque el título de mal hijo, perdiendo los tiempos que corrieron sin parar. Ahogado en el mundo que decidí formar. Perdón madre. Tu hijo a casa tarde vuelve a llegar.

Hace más de 3 años

0

2
#8

8.- Se llama Alzhéimer

Me miras, en tu mirada pérdida ya no me encuentro. En tu voz, ya no está ese amor maternal por tu hija. En bóveda celestial, quedo encerrado tu amor de mamá. Divagar es tu tarea actual, pausas pensando en un ayer roto que ya no está. A veces te sorprende la vejez de papá. Y lloras al no entender donde éstas. Otra pausa y tu voz, se extiende a súplicas con un simple "ya no más". No hay sentido, no hay razón, no hay más que dolor al verte sufrir mamá. Alguien vino por tu memoria y como si fuera de grafito comenzó a borrar tu vida entera. El dolor es agudo, y aun no sufro yo el tuyo propio. ¿Que hacer cuando, no soy mas que un extraño para ti? Busco excusas que te reconforten es tus minutos de lucidez. No podrás recordar a tus hijos. No sabrás quien fue tu esposo. Pero al menos, no nos extrañaras mamá.

Hace más de 3 años

0

1