TONETE
Rango7 Nivel 30 (1487 ptos) | Autor novel
#1

Only Chapter
Su segundo nombre es Antonia, cuando lo supe al ver su C.I. Me causo gracia, pero no como para burlarme, más bien pensé "Si tuviéramos un hijo, se llamaría como yo, Anthony" No creí que fuese haber problemas con eso, sin embargo no era tiempo para tener hijos, sino para practicar como se hacían, de hecho esa fue la mañana después de nuestra primera noche juntos.
Nos habíamos visto solo un par de veces, cuando di con su número a través de un amigo, me sentí nervioso, no pensé que también le gustaría a esa chica, blanca, cabello liso, de sonrisa radiante y con ojos hermosos, su cuerpo me había cautivado pero no de la manera que lo hizo cuando la vi desnuda.
Empezamos a escribirnos durante días, nos fuimos conociendo y al darme cuenta ya teníamos un relación exclusiva, para mi era perfecto, ¡Era lo que quería!
La primera vez que besé sus labios, sentí lo dulce que era, ahí lo supe, supe que ella sería Exclusivamente para mi.
Al día siguiente lo re-confirmaría, Cuando la hice mía, nos divertimos toda la noche. La llevé a una posada frente al mar, aunque no era linda la vista de la hab.

Hace alrededor de 4 años Compartir:

0

20
#2

Cuando nos encontrábamos al fin solos, mi timidez estaba presente, pero me armé de valor después de haber dejado el bolso y la cava que llevé con hielo, una botella de vino, y otra de agua, me despoje de la ropa para sentirme más cómodo, quedé en short y guarda camisa, me acerqué a la cama para estar a su lado, hablar y olvidar los percances que habíamos tenido esa tarde para encontrarnos, y para poder registrarnos en la posada, ella había olvidado su cédula y así no podían hacernos entrega de la habitación que ya tenía reservada, entonces ella un poco molesta consigo se regresó a buscarla, y yo aproveché comprar hielo, mientras la esperaba llene el cuaderno de ingreso para ganar tiempo, cuando por fin regresó me dijo -Me debes la vida. Haciendo entrega de la C.I. La cual yo guardé en mi bolsillo izquierdo después de cancelar, la señora (Dueña de la posada) me hizo entrega de la llave de la habitación número 2, a la que por fin entramos.

Después de besarnos me incorporé y preparé un vaso con hielo y vino, al mismo tiempo ella se detuvo frente al Tv para encenderlo, le ofrecí la bebida, ambos tomamos pero yo no resistía las ganas, entonces coloqué el vaso al lado del tv, y abrazándola por detrás y besando su cuello desabroché su pantalón, me agaché para quitárselo y ahí estaba ella con un hilo blanco, mostrando sus pronunciadas nalgas, la tentación me llevó a darle un mordisco, luego me incorporé y al ponerse frente a mí, le incité a quitarse la camisa, acto seguido yo la despoje de su brasier y lo arrojé al suelo o por ahí quizá, nuestros besos se intensificaban, la abracé y cargue para llevarla a la cama, con mucho cuidado la acosté y mis ojos observaron un cuerpo hermoso, era una chica rellenita con senos grandes y redondos.
En su hermoso cuerpo solo había una pequeña parte que cubría su tez blanca, era un tatuaje ubicado debajo de su seno derecho, se podía visualizar una bella mariposa que me cautivo a hacerla volar entre besos apasionados, ella se deshizo de mi guarda camisa, yo apagué la luz y quedé desnudo con una erección muy justificada, ansioso me lancé ella para seguir besándola, entonces mis besos fueron bajando por su cuerpo, de sus labios a su cuello, luego a sus senos, y todo con la intención de excitarla más, al llegar a su entrepierna la mordí por toda la zona vaginal, mis dientes halaron súbitamente el hilo por sus piernas para poder besar su labio inferior.

Mi lengua estaba en su clítoris, ella estaba mojadita, y apenas estaba empezando.
Después de un rato de hacerle sexo oral, y escuchar como se expresaba con tono de satisfacción, yo me emocionaba cada segundo más, me hizo seña que subiera, me besó, agarró mi pene y lo frotó por su clítoris en forma circular y vertical, poco después se penetró ella misma y entre besos yo tomé el control al penetrarla suavecito hasta que le entró por completo y la cuestión cambió a modo erótico-salvaje-incontrolable.

Yo tenía la mejor vista del mundo en esa semi-oscuridad, ya que solo alumbraba el televisor, encima de ella podía ver como sus senos rebotaban horizontal, vertical, diagonal y circularmente, levanté su pierna derecha para penetrarla con mayor comodidad, así percibía sus gemidos que a mis oídos son la sensación de que la estoy satisfaciendo y me motivan a ser creativo, y dar más de mí.
Cuando pensé que no podía subir de nivel, esta chica hermosa de 20 años, me detiene en el frenesí del sexo, para darse la vuelta y cambiar de posición, entonces ella abierta con la cara en la almohada y su torso parcialmente apuntando hacía arriba sintió nuevamente como la penetraba, pero por unos instantes ella empezó a mover el bote por si sola, y cuando se detuvo empecé a moverme yo como si fuese un tren chucu chucu, la agarré por los brazos y la sostuve mientras le daba con fuerzas, ella mordía la almohada, y el frenesí de la pasión continuó y pude sentir como llegaba en mi pene, acción que realizó varias veces antes de mi primer polvo.

Las posiciones variaron en ocasiones y la magia de la excitación era más grande en cada movimiento, ella ahora estaba encima de mí, y después de hacerme sexo oral se volvió a subir hasta que se cansó, así que nuevamente yo la hice mía encima de ella, pero esta vez colocando ambas piernas hasta lo más que pudo estirarlas y cuando sentí que al fin iba a llegar por primera vez en la noche le comuniqué, entonces ella se introdujo mi pene en su boca y disfrutó del semen hasta la última gota.

Ahí estábamos, Exhaustos en la cama, de lo que había sido el primer asalto.

Hace alrededor de 4 años

0

5
#3

La sensación de felicidad y cansancio eran la prueba del principio de una jornada de trabajo sexual sin amor de por medio, pero quién puede adivinar que sucedería en su futuro.

Después de una corta ducha, nos encontrábamos hambrientos, entonces me vestí y salí a buscar algo de comer, dejándola desnuda en la cama, pensando durante todo el camino lo que me dijo "Si sabes lo que te conviene, no tardarás" Mi capacidad de respuesta erecta se activa con facilidad.

Al volver, la encontré desnuda como la había dejado en la cama, me puse cómodo y comimos unos deliciosos enrollados de pollo, mientras veíamos tv, a Antonia se le chorreaba la salsa por las sábanas como a una niña, reímos y estando llenos solo quedaba reposar.

Al sentir que ya habíamos reposado lo suficiente los besos iniciaron una rápida oleada de caricias, y cuando me percaté ya la penetraba nuevamente, la tenía encima de mi meneándose como fiera hambrienta de placer, se dio gusto y me gustaba, pero luego me incorpore y frente a frente sentados unidos por la pasión nos podíamos sentir, posterior a eso me recosté para que se diera gusto dándome placer con su lengua, me causaba cosquillas con sus dientes, y pasaba su lengua desde el comienzo del miembro hasta el glande y volvía a succionar, mordía y repetía, agitaba su mano con ganas de conseguir su objetivo. Entonces sugería una posición.

Nos acomodamos para empezar, yo podía sentir mi pene mojado por la saliva de su boca, estaba más caliente cada segundo, y de ella escuchaba como gemía al disfrutar el doble placer del 69, mi lengua estaba en su clítoris, era una sensación única, o al menos lo fue hasta que cometí un error.

TanHorses_RL
Rango12 Nivel 59
hace casi 4 años

¿Error, cuál error? jajaja no me dejes con la duda

TONETE
Rango7 Nivel 30
hace casi 4 años

Jajajajaja xD Eso si me dio mucha risa. Deberás esperar un poco porque aun no redacto esa parte jeje @TanHorses_JR

TanHorses_RL
Rango12 Nivel 59
hace casi 4 años

jajajaja pues la risa es la mejor medicina no? Esta bien @TONETE, no me queda más que esperar :3

TONETE
Rango7 Nivel 30
hace casi 4 años

Se acabó la espera @TanHorses_JR Espero la rapidez con que escribí esto a causa tuya por no dejarte con la duda no haya afectado tu expectativa jajaja xD

TanHorses_RL
Rango12 Nivel 59
hace casi 4 años

jajajaja pues eso lo sabrás pronto @TONETE, la leeré en este momento.


#4

No sé exactamente si fue la emoción o lo sabroso de su clítoris, pero si aprendí de mi error, ya que por poco arruine la noche por completo, admito que haber mordido su vagina no ha sido mi mejor movimiento.

Y ahí estaba yo, siendo regañado con dulzura. -Eso no es un chicle amor.
Además ahora tenía la erección más incontrolable y sin poder penetrarla porque se le hinchó y le dolía, esperemos un y era peor, se había contraído, y entre mi desespero y las ganas que ella tenía se me ocurrió una solución, causar algo más de dolor para luego obtener el placer.

Busqué hielo, me tomé un trago de vino y al verla acostada con tanto placer aguardando no esperé más y se lo coloqué en sus labios inferiores para que bajara la hinchazón, ella sentía muy frío y le dolía, pero funcionó, la penetré suavemente y nos reíamos, finalmente había enmendado mi estúpido error, o eso creí. La lujuria nos tenía a su merced, entre más besos y el rozar de nuestros cuerpos nos entendíamos mejor en cada movimiento, la giré y la coloqué con su cara hacía la almohada, la tomé por los brazos estirándolos hacía a mi y le hice sentir más fuerte mi erección, me excitaba más el sonido de sus gemidos y el golpeteo de sus nalgas contra mí, y entre movimientos más y más rápidos, tocaba sus senos para sentirlos, agarraba sus nalgas y las abría con morbo y perversión al compás de nuestros cuerpos, y cuando estuve cerca del clímax me detuve para acabar afuera.

Nuevamente la sensación de cansancio nos tenía acostados y abrazados en la cama, con ganas de más, y no paso mucho tiempo cuando yo tomé la iniciativa para continuar, pero su hinchazón ahora era más grande, y le dolía más, entonces la besé por todo su cuerpo para excitarla más, llegué hasta su vagina y esta vez no la mordí, hice bien el trabajo que recibí halagos, la estimule tanto que sentía como llegaba, y aun así no quería parar, no quería despegarme de ese delicioso clítoris, después de un buen rato subí a su boca con intenciones de perversidad, pero mi glande no pasaba, estaba más contraída e hinchada, entonces recurrí por más hielo, el Tv aun seguía encendido, en un canal de comedias, casi ni le parábamos a eso.

El hielo hizo su trabajo nuevamente, y en un cambio de posiciones, ella se bajó de la cama se puso de espalda encima de mi meneándose, con las manos en la puerta y yo recostado en la cama disfrutando cada movimiento, fue tan divertido hasta que solté una carcajada, ella instintivamente volteó para ver de que me reía y notó que era por el programa de tv, se enojó tanto que se acostó y arropó con la sábana. Yo rápidamente apagué el tv, y encendí la luz para buscar algo que le haría pasar el enojo, me acerqué a ella y le endulcé la rabia con un gran trozo de chocolate, al principio no quería pero ¿Quién se resiste a un Savoy grande? Le introduje el chocolate y la engolosiné, el chocolate me dio la oportunidad de reivindicarme, nos besamos como nunca antes lo habíamos hecho, con sabor a chocolate, nuestras lenguas disfrutaban de una exquisita combinación de sabores. Luego nos reímos de los que había pasado, ella decía: - ¿Quién carajos, se distrae cuando está tirando? ¡Solo a ti se te ocurre, reírte de otra cosa cuando estás cogiendo!
Yo me encontraba apenado y no sabía que decir, pero me defendí como pude, -Mi mente percibe tantas cosas al mismo tiempo, y la visión periférica hizo que notara también lo que estaba en el tv. Le dije, entonces se cuajó de la risa, respondiendo. -Ahora distraerse cuando se está cogiendo, se le dice "Visión periférica" Tu eres único, de verdad.

Así nació nuestro primer desacuerdo y reconciliación, fue tan divertido que cuando lo volvimos a intentar tenía más concentración de mi parte, no podía cagarla, no tenía más chocolate de reserva para esos casos de estupidez.
Luego de no poder más ella quedó rendida en mis brazos mientras yo la veía dormir. Claro no podía dormir con sus ronquidos, y mis pensamientos, pero todo estaba bien. Solo dormí un poco por lo exhausto que me encontraba y desperté antes que ella.
En la mañana lo volvimos a intentar pero seguía hinchada y esta vez no había hielo, por lo que decidimos ducharnos y dejar la posada, nos vestimos y ahí estaba yo en la cama, esa mañana de nuestra primera noche juntos, saqué su Cédula de mi bolsillo y antes de entregársela la examiné, y para hacerla enojar canté "Maria Antonia tu estás loca déjate de tonterías, métete en el manicomio para que se te quite esa manía" ...

Salimos contentos de ahí con la esperanza de no volver, el servicio era pésimo, así que la próxima vez sería en un hotel. ...

TanHorses_RL
Rango12 Nivel 59
hace casi 4 años

jajajajaja y más ¡ja! Buen trabajo @TONETE, no era precisamente lo que pensé al leer lo de "hasta que cometí un error", pero me gustó esta parte.

Sariet
Rango10 Nivel 45
hace casi 4 años

Fue muy divertido leer esto. Sí, sí. Me divertí. Genial hombre. Veré que más tienes por aquí.
Saludos y besos.

TONETE
Rango7 Nivel 30
hace casi 4 años

Jajaja esa es la idea, que sea divertido ;) @Sariet Saludos, y claro, puedes leer las historias que te llamen la atención, son para eso jeje